Hace ya décadas que cambiamos el dinero en efectivo por dinero de plástico. Ahora parece que es el dinero de plástico, el de las tarjetas de crédito, el que se está quedando obsoleto, especialmente si tienes un smartphone. Aunque aún le queda vida por delante, servicios como Hailo o Uber son dos ejemplos de transacciones donde prácticamente ya no es necesario ni siquiera tener tarjeta de crédito. Cada vez hay más intentos de dejar a un lado la tarjeta a favor del smartphone  y pagar todo desde allí. Pero aunque éstas desaparezcan, por desgracia la cartera va a quedarse ya que seguimos teniendo mucho que llevar encima siempre y a veces hasta por obligación. Por ello creo que lo más importante es conseguir deshacernos, en general, de la cartera (billetera): es incómoda y sobre todo peligrosa por la cantidad de casos de suplantación de identidad que se conocen.

lostwalletEn mi cartera por ejemplo, llevo mi DNI, el carnet de conducir español y  el americano, mi tarjeta sanitaria, mi licencia de piloto y la de navegar, y una copia del seguro del coche. Necesito llevarlos todos encima porque en diferentes situaciones cotidianas podrían exigírmelos. De hecho, en España como en otros países europeos, puedes hasta ser detenido por no llevar contigo tu DNI si un policía te lo exige.

Vale, ahora pensemos otra manera de hacer esto pero más fácil. Imaginemos una web que actúe como repositorio de tarjetas de identificación que estuviera regulada y/o certificada por el Gobierno. ¿No sería estupendo poder ir a una comisaría de policía, pagar una tasa (así el gobierno no perdería dinero), enseñar mi documentación, que escanearan y almacenaran todo y que luego tanto la Policía como las autoridades pertinentes pudieran acceder a ello? De esta manera mi compañía de seguros, la sanitaria, la DGT y todas las demás podrían avisar a la propia administración si debo algún recibo o si la póliza está caducada.

España intentó acercarse ligeramente a este modelo cuando en 2006 implantó el DNI electrónico. En principio iba a ser precisamente esto, un repositorio de identidades certificadas para poder aligerar el peso de la cartera. La realidad es que a pesar de haber invertido 300 millones de euros en el proyecto, en España nadie lo usa. El Gobierno, consciente del fracaso, trabaja ya en lo que será el DNI 3.0. que según la Policía se implantará antes de 2016 y que será más practico para los ciudadanos que su predecesor.

Un país del que se puede fijar el Gobierno español para su nuevo DNI es Estonia. En 2002 presentaron lo que actualmente es el sistema más desarrollado de identificación electrónica del mundo. El documento nacional de identidad de los estonios, además de ser la tarjeta de identificación obligatoria, sirve como acceso a todos los servicios electrónicos que el país pone a disposición de sus ciudadanos:

— Sistema nacional de sanidad: Estonia tiene un sistema nacional de salud que integra todas las aseguradoras médicas del país creando una base de datos con todos los registros de cada paciente. En situación de emergencia, los médicos pueden extraer del DNI información esencial como grupo sanguíneo, alergias, tratamientos recientes o medicación actual del paciente.

— Recetas médicas: En cualquier farmacia, con tan sólo presentar el DNI electrónico, los farmacéuticos de Estonia conocen lo que el médico ha recetado al paciente.

— Transporte público: El DNI estonio sirve como abono de transporte de prepago tanto en Tallinn, la capital, como en la ciudad de Tartu.

— Firmas digitales: Tanto administraciones públicas como empresas privadas pueden usar de manera gratuita el sistema de firma digital y actualmente está disponible en un gran número de servicios online.

— E incluso votar: en 2005, Estonia se convirtió en el primer país del mundo con elecciones generales con posibilidad de voto electrónico. Los estonios pudieron registrar sus votos desde cualquier dispositivo con Internet y con lector de tarjetas electrónicas.

La digitalización de la información ayuda a modernizar la burocracia que aún sigue siendo necesaria y a mejorar la seguridad de estos procesos. Imaginemos un mundo donde la Policía tuviera tablets o smartphones que mostraran, al teclear tu nombre, una buena foto tuya y toda la información “oficial” necesaria. Sin tarjetas. Haría bastante complicado el poder hacerse pasar por otro.

Creo que es paradójico que mientras algunas agencias internacionales espían y manejan todo tipo de información sobre ti, otras parecen no saber nada en absoluto de ti a no ser que les presentes un trozo de plástico con el que, ojo, si te roban, pueden hasta suplantar tu identidad. Necesitamos evolucionar hacia otro modelo, otro sistema en el que no necesitemos carteras y el mundo sea más seguro.

(Foto: Loyal Mark)

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets