Esta semana voy a participar de SIME 07, una conferencia organizada por mi buen amigo Ola Ahlvarsson. Estaba viendo los clips que SIME edita antes de la conferencia en SIME TV, y allí hay uno de Mahesh, de India, en el que hace una simple pregunta: ¿Cómo van a competir 9 millones de suecos perezosos contra más de mil millones de hindúes y sus millones de graduados universitarios que hacen toda la carrera en inglés? La idea de la pregunta es que sea graciosa, pero no por eso deja de ser interesante. Así que intentaré dar mi respuesta a continuación.

Muchos países se desarrollaron más y antes que otros. El primero de ellos –en la historia reciente– que se ha desarrollado y convertido en una potencia mundial fué el Reino Unido, cuya posta tomó Estados Unidos. Y, seguramente, el Reino Unido y Estados Unidos serán sucedidos en 25 años por China, y luego por India en unos 50 años.

Habiendo dicho esto, muchas personas en el mundo no se preocupan por si su país es el más poderoso del mundo, sino por cómo viven ellos en ese país, y el mundo es muy disparejo en este sentido, divido sobre todo en clases sociales más que en países. Solo basta argumentar para ver esto que el 2% de la población mundial acumula más de la mitad de la riqueza mundial. Esta distribución tan inequitativa de la riqueza es tan cierta en Suecia como en India. Suecia, siendo tan socialista como lo es, también tiene personas inmensamente ricas como Ingvar Kamprad, dueño de Ikea, que es la persona más rica de Europa y la cuarta más rica del mundo.

Teniendo en cuenta que soy un afortunado al pertencer a ese 2% de la población mundial, problamente suenen bastante  absurdo que yo critique a la economía global por estar dividida entre muy pocos ricos y muchos pobres que en nacionalidades. De alguna manera, los países que se desarrollan con éxito siguen el mismo camino: se globalizan, compiten y crecen muy rápido hasta que alcanzan el tope en su PIB (PBI). Luego de alcanzado ese punto, la carrera deja de ser entre naciones para pasar a ser de clases.

Así que mi respuesta a Mahesh sería algo así como preocúpate menos por tu nacionalidad y más por si tú podrás convertirte en un emprendedor y ser parte de ese 2% te encuentres en la parte del mundo que sea, ser pobre en un país pobre es quizás más normal que ser pobre en un país rico.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

ANA en noviembre 13, 2007  · 

mymaster_info en noviembre 13, 2007  · 

Nicolás en noviembre 13, 2007  · 

JJ en noviembre 13, 2007  · 

Fernando en noviembre 13, 2007  · 

danieloso en noviembre 13, 2007  · 

Alejandro Canepa en noviembre 13, 2007  · 

malena en noviembre 13, 2007  · 

Sebastian en noviembre 13, 2007  · 

Alejandro en noviembre 13, 2007  · 

Tristram en noviembre 13, 2007  · 

Patricia Campbell en noviembre 13, 2007  · 

La Dra. en noviembre 13, 2007  · 

ana en noviembre 13, 2007  · 

Maria del Mar en noviembre 13, 2007  · 

zahorin en noviembre 13, 2007  · 

Silvana en noviembre 16, 2007  · 

ana en noviembre 17, 2007  · 

malena en noviembre 18, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets