Es difícil comprender el entusiasmo de los argentinos con el psicoanálisis, pero cabe decir que el psicoanálisis es tan común en Buenos Aires como la odontología en Madrid. Así como en España se opina que todo el que puede tiene que ir al dentista, en Argentina se cree lo mismo del psicoanálisis. Por lo menos es así en la Argentina a la que pertenecía yo y que veo cuando visito mi país natal. Y ¿qué es el psicoanálisis? Según el sitio de la Asociación Psicoanalítica Argentina el psicoanálisis es:

una disciplina científica que estudia, investiga y describe el alma humana : cómo se forma, cómo se desarrolla, cómo está estructurada y cómo funciona. Todo esto en sus aspectos así llamados “normales” o sanos. Y también cómo se enferma . . . y cómo se cura.

Es decir que cientos de miles de argentinos, digamos los más pudientes, ya que el psicoanálisis es muy caro, van a un doctor para que les cure el alma. Nada más y nada menos que el alma. Y a esta disciplina que cura el alma la llaman “científica”. La verdad que si yo me hubiera tomado el trabajo de leer cómo describían los psicoanalistas a su propia profesión no hubiera dedicado tantos años de mi vida a la terapia psicoanalítica. Pero creciendo judío en Argentina el psicoanálisis era como nuestra religión, especialmente para los no creyentes en la religión. Suena difícil de admitir, pero me llevó muchos años de acostarme en un diván y pagar 100 euros la hora y que me digan muy poco a cambio, para entender que el psicoanálisis es más cuestión de Fé que de ciencia. Y yo perdí la Fé. Aclaro en todo esto que me refiero al psicoanalisis tradicional, el de divan, el que hice yo, y no a la psicologia en general que puede ser muy util. Especialmente si combina medicación cuando es necesaria y las consultas son una por semana y no cuatro y son durante un año y no 10.

Aún estamos muy lejos de entender la relación entre el cerebro y la mente, pero dudo que las respuestas lleguen de la boca del psicoanálisis. Por lo que vi el psicoanálisis es un grupo de teorías incoherentes e incapaces hacer lo que la ciencia hace: predecir resultados. Es más, diría que las veces que el psicoanálisis hace bien, poco tiene que ver con la ciencia y mucho por ser un período de tiempo que el paciente le dedica a pensar sobre sus problemas. Especialmente si el psicoanalistas es capaz de desobedecer a Freud y ofrecer consejos concretos sobre lo que el paciente debería hacer, algo que nunca conseguí obtener en mis años de psicoanálisis.

El éxito del psicoanálisis, terapia casi inexistente en otros países (la Asociación Psicoanalítica de Madrid por ejemplo tiene solo 117 miembros), pero mayoritaria en Argentina, es difícil de comprender. El psicoanálisis es especialmente caro (tengo parientes que han gastado más de lo que cuesta una casa en su terapia), requiere un nivel de dedicación incompatible con la vida moderna y demora más que un título universitario. Sin embargo, en Argentina mis amigos acuden al psicoanalista con la pasión que otros dedican a los estudios universitarios. El resultado es inexplicable para los que no son argentinos. Por ejemplo, frecuentemente contarle un problema personal a un amigo argentino es inútil porque siempre se llega al “¿y hablaste de esto en terapia?”, y si uno dice que no tiene psicoanalista te miran con cara como de “¿hasta cuando vas a seguir negando tus problemas?”. Es como si la gente no quisiera meterse a darle un consejo a un ser querido, no sea cosa que “interfiera con su tratamiento psicoanalitico” algo que sin duda dificulta la amistad, las relaciones de pareja y las familiares. Pero si esto te estresa y terminas peleándote con tu hermana/pareja/padre al sentir que no te ayudan no te preocupes, que rápidamente ellos te propondrán una “terapia vincular”, o sea más terapia por encima del psicoanalisis, estas general tienen el misterioso titulo de psicoterapias psicoanaliticas, pero en grupo, para superar esta crisis. Porque creanlo o no el psicoanálisis no solo es la ciencia del alma, sino de cómo estas almas se relacionan y los psicoanalistas han encontrado otro nicho lucrativo en el tema de los “vínculos” que parece que requieren terapia aparte.

Así es como muchos amigos argentinos tienen más de un psicoanalista al mismo tiempo y terminan diciendo “esto lo tenés que ver en tu terapia” y así saltan de una a otra. La creencia que una buena charla entre amigos puede resolver diferencias parece tener tanto éxito como la de casarse sin consultar abogados en USA. Imposible. Quizás lo que distingue la Argentina de otros países es que en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y otros el psicoanálisis fue, pero en la Argentina, aún es y el resultado no es bueno.

Al psicoanalizado se lo reconoce por ser muy egocéntrico, capaz de decirle cualquier barbaridad al prójimo porque “descargarse es bueno”, y con un comportamiento similar al de las series de televisión cuando interrumpe una charla emocionante para decir que tal o cual tema “mejor lo trato en terapia”. Y te deja colgado. Quizás una ventaja de la terapia psicoanalítica es que en Argentina hay menos abuso de los psicofármacos, ya que los psicoanalistas parecen creer que la medicación es un fracaso personal. Supongo que porque el paciente medicado ya no quiere ir más a terapia, se siente bien. Y luego está el aburridísimo tema de los sueños. Los psicoanalistas parecen haber encontrado que la gente quiere contar sus sueños, pero nadie los quiere escuchar y se hacen pagar por ello. Y parece que no solo los psicoanalistas cobran por escuchar e “interpretar” sueños, sino que además se escuchan sueños entre ellos.

La Sociedad Psicoanalítica Argentina, publica hoy en su portada el primer sueño de la vida de su directivo Andres Rascovsky (a quien conozco porque le alquilaba su casa de Punta del Este).

Aquí va

Tendría 6 o 8 años
Yo provenía de otro mundo,
Estaba en éste pero tenía que encontrar a mis aliados,
Se parecían a la gente pero tenían algún signo que los diferenciaba y yo lo desconocía,
Aun así tenía que encontrarlos,
No sabía cómo
Teníamos una tarea,
Había que salvar el mundo,
seguramente era la elaboración de cierta individualidad o de cierta soledad
Tenia que salvar mi mundo
Pero era también esa tarea reparatoria de la conquista.

(bostezo)

Si, ya sé, los psicoanalisados me dirán que soy un desagradecido, que no tuve una buena terapia, que soy un negador, que la terapia es muy útil. Pero aunque si agradezco a mis terapeutas, la Dra Maria Luisa Muñoz, de Madrid, y el Dr Leon Chattah, de Nueva York, porque me daría vergüenza decir que perdí 13 años de mi vida en diversas terapias, mi opinión general es que si resulta que algunas de las cosas que “descubrió” Freud son verdad, será más casualidad que otra cosa. Las veces que leí a Freud sus escritos me parecieron mucho más una novela que un tratadio científico. Me parece absolutamente ridículo cuando la gente lo compara, por ejemplo, a Einstein como si estuviera al mismo nivel. Pero el oscurantismo psicoanalítico no ha logrado perforar una capa de objetividad y es la de las aseguradoras que nunca pagarían por un tratamiento psicoanalítico tradicional. Si por terapias cortas con objetivos concretos que sería el tipo de terapia a la que iré yo si tengo necesidad en el futuro sin ningún miedo a la medicación si algún día me la recetan.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Andrés Schuschny en diciembre 26, 2008  · 

Tengo un amigo que hace unos 10 años se fue a vivir a Rio de Janeiro y aun hoy sigue manteniendo a su terapeuta de Buenos Aires con la que mantiene una terapia psicoanalítica via telefónica . . . No se si él es muy feliz pero estoy convencido de que hizo y sigue haciendo feliz a su psicóloga. El problema que yo le encuentro al psicoanálisis es que apunta a trabajar sobre el ego, la mascara de lo que somos. Busca funcionalizarlo y adaptarlo al contexto de cada uno. Sin embargo, más allá del ego hay un substrato conciente que estas terapias no logran desentrañar. Basta con conocer los últimos avances del cognitivismo y las neurociencias. un abrazo
Andres

Alejandro Z. en diciembre 26, 2008  · 

Martín: Entiendo que no te sirva la terapia psicoanalítica, pero a algunos nos hace bien (por comentarios ajenos, no sólo percepción propia que podría ser pura sugestión). Ojo, he conocido psicoanalistas chantas, y hubo terapias que no me sirvieron. Y jamás sería esclavo de la terapia, ni tomar al pie de la letra lo que dice mi terapeuta de manera acrítica (a veces dicen huevadas enormes, hay que reconocerlo). Pero este año me sirvió muchísimo. Tal vez sea, como decís, el tiempo de introspección. Pero al fin y al cabo, hay gente que paga fortunas en gimnasios para correr sobre una cinta cuando podría correr en Palermo por menos plata (y con mejor vista).

(Ya que estamos, a mi la terapia me cuesta sólo 15 dólares por sesión, y hay psicoanalistas que SI trabajan con obras sociales y prepagas)

Dani Santi en diciembre 26, 2008  · 

El psicoanálisis consiste en pensar sobre ti mismo, y tomar decisiones que mejoren tu salud mental, ¿no?. Pues yo recomiendo correr, si correr, es mas barato, es sano para el cuerpo y el alma, y cuando consigues concentrarte en la carrera eres capaz de pensar sobre tu vida y tomar todas las decisiones mas acertadas de lo que una persona no corre puede pensar.
Para mi debe ser como mi psicoanálisis personal. Por cierto y también lo puedes hacer en grupo 😉
Merry Christmas

antroboy en diciembre 26, 2008  · 

Duro y contundente Martín, coincido con tus apreciaciones, y agrego que he visto varios casos en que la terapia incentiva nocivamente el egoísmo y el individualismo en los pacientes…
Hace algunos años el filósofo Mario Bunge dio una charla frente a un auditorio de psicólogos acá en Argentina y los dejó a todos helados cuando dijo que en su opinión el psicoanálisis era más o menos como la astrología!

Alejandro en diciembre 26, 2008  · 

El psicoanálisis es una pseudociencia, lo que pasa es que la mayoría de la gente lo confunde con la psicología.

El psicoanálisis es a la psicología como la atrología es a la astronomía, la alquimia a la química, el Creacionismo a la Teoría de la Evolución, etc.

Lean la entrada en Wikipedia sobre pseudociencia: http://es.wikipedia.org/wiki/Pseudociencia

Fernando P. en diciembre 26, 2008  · 

a Alejandro, del #5…. como que es una pseudociencia???? ojo que para hacer terapeuta psicoanalista hay que ser psicólogo eh…. sino informate un poco y pasa por la facultad de psicología de la UBA, después escribí con conocimiento de causa.

No leí todo el post de MV (me aburrí antes) pero te comento que la gran mayoría de las terapias breves que dan las obras sociales son con psicólogos que son analistas y una vez que cumplís las 30 a 40 sesiones iniciales pasas a privado, si queres. En las primeras sesiones tratan de enfocarse un poco en el problema que disparo que vayas a verlo, pero después surgen nuevas cosas, pero ojo, una plantea esas cosas no el psicólogo. Como siempre, uno decide ir 1 o 100 años, nadie te obliga!

No le echemos la culpa al otro, y menos cuando hablamos de una profesión con todas las letras, y no una pseudociencia como la parapsicología que eso si es un invento.

esteban en diciembre 26, 2008  · 

El psicoanálisis es una pseudociencia, con su arrogante afirmación de la existencia del alma en su propia definición ya me convenció de su estatus. Por otro lado…No me preocupa que se enseñe en la UBA, pues por lo que sé ahi hasta se enseña Homeopatía………………..

Alejandro Agostinelli en diciembre 26, 2008  · 

Felicito a Martín por el valeroso -y valioso- relato de su experiencia y me sumo para aportar el título de un libro que merece ser leído por todo aquel que haya pasado por el sillón (acostado o detrás): “El libro negro del psicoanálisis”. Se puede leer un anticipo aquí: http://tinyurl.com/9dld53
Saludos!
Alejandro

Johncross en diciembre 26, 2008  · 

@esteban
La UBA no es la mejor Universidad que exista (aunque muchos lo crean) pero tampoco es para ningunearla.
——
Interesante artículo, aunque los alumnos de psicología tienen más adeptos por Lacan que por Freud.
Según ellos Lacan es más profundo.
Personalmente muchas veces cuando me hablan de estos temas hay muchísimas cosas que no se comprenden.
Es como si les gustara hablar en un idioma ultracomplicado (cuando podrían hablar en un lengüaje claro)

Simon en diciembre 26, 2008  · 

si ese libro es muy bueno
“El libro negro del psicoanálisis”
habla del gran fraude que fue Freud, por ejemplo era capaz de secuestrar gente con tal que no contara que no servía de nada lo que hacía.
que sea pseudociencia da lo mismo, lo que importa es si sirve o no, y esto no sirve.
Hay métodos mucho más modernos que si sirven yo mismo he curado a varias personas de fobias, depresiones y cosas así con otras “técnicas”, que por supuesto son muy poco rentables por eso la masa ignorante prefiere seguir con lo mismo.
Lean mejor a bandler, jodorowsky, grinder, erhard etc.
si los mismos psicólogos se dan cuenta de que todo lo que estudian es un gran chanterio que los que son un poco honestos se meten a estudiar otros métodos y salen con su reiki, florcitas de bach, y cuanta cosa, pero por experiencia propia, cualquiera de esas técnicas alternativas es mejor que un psicólogo, y yo diría que estos son hasta perjudiciales lavando el cerebro a la gente con ideas que las limitaran por mucho tiempo.

Richar en diciembre 26, 2008  · 

La verdad es que el Psicoanalisis solo es un placebo, mejor es platicar con el techo y creo que nos dara mejores respuestas.
La verdad es que el psicoanalista ni siquiera cumple lo que un Maestro de Oriente podria hacer y sin cobrar tanto, creo que da mas confianza a los buscadores de si mismos.
Ir con un psicoanalista es ir a tirar tu dinero, mejor ir a correr un rato, tendra un efecto igual o mejor, excepcion hecha de aquellos casos que realmente necesitan medicacion.
Creo que falta decir que un psicoanalista abusa del fenomeno de transferencia, en el que el paciente forma una dependencia profunda del psicoanalista y asi puede tenerlo acudiendo por años con el y ganar pasta.

Simon en diciembre 26, 2008  · 

Fernando P
Estas confundiendo la parapsicología, esta es el uso de métodos científicos para estudiar fenómenos paranormales como telepatía, telequinesis y psicoquinesias en general, ósea es de carácter experimental.

Es increíble como cierta gente, bueno la mayoría, relaciona un cartón de empleado profesional (titulo) con su propia identidad, entonces al tocarle esa identidad salta jajajaja

Julián Rodriguez Orihuela en diciembre 26, 2008  · 

Jajaa… muy graciosa la definición… y eso que voy al psicoanalista.
 

Claro que es una pseudociencia, lo reconozco y acepto, me parecen un delirio muchas de las ideas de Freud, etc…
 

Creo que el psicoanálisis sirve para poder pensar sobre los problemas de uno en un ambiente íntimo y contenido, y que cambia radicalmente con el psicoanalista que te toque (ahí se nota la falta de ‘método’, ya que si hubiera una forma de hacer análisis correctamente, siempre se llegaría a buenos resultados sin importar el analista).
 

Tiene razón el que dice que corriendo pensás y resolvés tus problemas. Lo que aporta el analista es una perspectiva menos personal/subjetiva, le quita dimensión a cosas que uno cree importantísimas, y le agrega importancia a algo que uno pensaba que era intrascendente.
 

Expresé todo esto que expresé porque voy al psicoanalísta, ergo, soy extrovertido y digo lo que pienso…

Julián Rodriguez Orihuela en diciembre 26, 2008  · 

Para los que no entendieron lo de la pseudociencia… el psicoanálisis ES, al igual que la parapsicología, una PSEUDOCIENCIA.
Es decir que sus afirmaciones no pueden ser demostradas científicamente.
La psicología es una ciencia, y los psicoanalistas deben ser psicólogos para poder ejercer la terapia, pero eso no quita que el psicoanálisis sea imposible de demostrar (no hay forma de demostrar un Edipo, una envidia del pene, una necesidad de “matar al padre”, etc… o sea, los delirios fumones de Freud)

Yael en diciembre 26, 2008  · 

Me encantó el post, muy acertadas tus reflexiones Martín y la de muchos comentaristas.

Evidentemente la sociedad argentina se apoya sobre el psicoanalista, tal vez porque el país mismo vive bajo la ley del caos y la visita al terapeuta es lo único que aporta un poco de esperanza y estabilidad al argentino que anda permanentemente saltando de crisis en crisis.

En el pasado nuestros padres se reunian con los amigos alrededor del cafe, en el bar de la esquina, ahi hacian todos terapia. Parece que las crisis superaron las capacidades terapeúticas de esas reuniones y en los ultimos 30 años cada uno se busco una oreja especializada.

En New York Samantha, Carrie, Miranda y Charlotte se juntan en un bar, degustan un cosmopolitan y hacen terapia de grupo. En Bs. As. se juntan 4 amigas y comentan sobre lo que el terapeuta ha dicho respecto a sus respectivos problemas.

Los seguros internacionales no contemplan el pago de un psicoanalista porque lo colocan al mismo nivel de las cirugias cosméticas. En Argentina donde los vaivenes económicos han deteriorado el nivel de la medicina el pago de esas terapias constituye una carga demasiado pesada para el funcionamiento de las prepagas.

zahorin en diciembre 26, 2008  · 

Muy interesante Martín.
Sabía algo al respecto, pero no imaginaba el extremo al que habían llegado en Argentina. Yo creía que eso pasaba en USA, por lo de las películas.
Yo me psicoanalizo a mí mismo desde que tengo uso de razón y me va muy bien. 🙂
En contadas ocasiones pido su parecer a alguna persona en la que que confío, normalmente porque tenga un buen sentido común y sea “madura”.
Por cierto conozco a muchísimos psicólogos y psicólogas, algunos son muy buenos amigos, a los que les falta “una pechiná”, que se dice por aquí. Ya sé que no existe la “normalidad”, pero es que a ellos los veo menos “normales”. 😉
Muchas veces he pensado que los psicólogos eligen esa carrera con la confianza de curarse o comprenderse más a sí mismos.
Por otra parte creo que los psicólogos, y el eco exagerado que realizan los medios de comunicación, tienen buena parte de culpa de algunos problemas graves que aquejan a nuestra Sociedad.
A muchos se les olvida que no es una “ciencia exacta” y se lanzan alegremente a difundir teorías como hechos probados. Eso sí, sin estadísticas, o sin que sean fiables. Desgraciadamente existen muchas personas que creen a pies juntillas en esas teorías que leen en una revista, sin una criba mínima de sentido común, y las llevan a la práctica. Eso suele provocar resultados catastróficos.
Además, si pides informes psicológicos todos serán diferentes dependiendo del psicólogo. En los juicios suelen ser absolutamente contrarios.

Ojo de Pájaro en diciembre 26, 2008  · 

escuche una vez una cita muy divertida que decia: ” El mejor psicoanalista es un Barman dispuesto a escuchar ”

🙂

Eduardo en diciembre 26, 2008  · 

Yo os recomiendo la terapia online cognitivo-conductual. La puedes hacer desde casa por skype y es muy eficaz.

besanes en diciembre 26, 2008  · 

Ja ja ja…la verdad es que desde la cultura epañola suena alucinante, a peli de Woody allen, el ¨típico tópico¨ que resulta ser cierto. Seguro que en su justa medida, tiene su parte buena que no nos vendría mal importar.

Gustavo Celli en diciembre 26, 2008  · 

Personalmente, no conozco a nadie que, tras su paso por la consulta del psicoanalista haya quedado mejor. Por el contrario, se tornan más vulnerables, se enredan en complicados onanismos mentales y crean una enfermiza dependencia con el terapeuta.

Gustavo Celli en diciembre 26, 2008  · 

El mejor psicoanalista es el techo.

GreenGoblin en diciembre 26, 2008  · 

Psicoanálisis :).

Martin, yo no creo en los médicos. Hace bastante tiempo que no creo en los médicos, pero si creo en el funcionamiento de las medicinas, de la ciencia, etc. Pero los médicos dejan mucho que desear. Los médicos son algo así como la lotería. Si te toca un buen médico que tenga un buen día y al que le caigas simpático, entonces sales caminando. Si te toca un mal médico, o no tiene un buen día, o no le caes simpático, o llegas a fin de mes y están fastidiados de presupuesto, pues te cortan la pierna que va más rápido y sale más económico ;-). Y es que la teoría está muy bien pero luego…, la práctica es otra cosa.

Supongo que entonces puedes comprender lo que creo en el psicoanálisis. Primero la parte de ciencia que no tiene y luego la parte de médico en la que aún creo menos. Sin embargo me parece un buen negocio para el psicoanalista. Esto no quita para que la gente necesite desahogar. Antes la gente se confesaba con el cura, ahora con el psicoanalista ¿?. El problema es que si el psicoanalista es de izquierdas y le comentas que te gusta disfrazarte de mujer te dirá que eso es de lo más normal, que él también lo hace. Pero si el psicoanalista es de derechas, te dirá que estás muy grave y que vas a necesitar mucho tratamiento 🙂 🙂 :-). Alguno igual te quiere hacer una castración química.

Saludos.

pepe-1=JOSÉ LUIS LA (A) en diciembre 26, 2008  · 

Lo del psicoanálisis y curar el alma, es demasiado para mí, nunca he pensado tal cosa, pero bueno hay gente para todo.

Creo que lo elemental es el esfuerzo constante e individual de conocerse uno mismo, para ello no se necesita tumbarse en un diván y contarle a otro cosas y encima por plata.

Si se tiene “la suerte” de tener buenos amigos y familiares que estén en buena disposición es suficiente, el resto es de tus ganas de superar cualquier situación, siempre con sentido del humor, que no falte.

MV, por favor siempre le digo a quién lo dice, sustituir “nicho” por “hueco”, queda mejor y es más real que nicho=muerto.

Luli en diciembre 26, 2008  · 

Martín:
Creo que estás desactualizado en un único tema, ahora se han puesto casi ¨de moda¨ los panick attacks¨ (¿antes no existían?) y ahora los médicos argentinos te empastillan con Rivotril cual si fueran aspirinas. En vez de sugerir, por ejemplo, que hagas yoga o que busques una solución al origen de tu problema. El compuesto es el clonazepam y te deja medio tarado, lo que hace que no te preocupes de casi nada. Los laboratorios chochos siguen haciendo clink caja y se refriegan las manos como el manolito de mafalda.

Martin Hazan en diciembre 26, 2008  · 

Martin: Comparto tu nombre, tu nacionalidad primaria, tu religión aunque no tu punto de vista sobre el psicoanálisis.

Empiezo por descartar a todas las malas experiencias que la gente ha tenido con malos psicoanalistas, que los hay en proporciones similares a malos medicos, malos arquitectos, malos ingenieros, malos abogados y malos científicos, por lo que no alcanza a explicar una mala experiencia psicoanalítica como critica a esa disciplina científica.

Creo que el psicoanálisis es bueno y necesario, cuando uno tiene el control de la situación y no es el piscoanalista quien la controla. Que significa esto. Que cuando sabés por qué vas y a qué vas y qué estás buscando encontrar, entonces el psicoanálisis es una experiencia gratificante y maravillosa. Cuando vas a que un “médico judío que teme mirar la sangre” te diga lo que tenés que hacer de tu vida (o con tu alma), es una experiencia condenada al fracaso. Es cierto que muchos psicoanalistas no enfocan la terapia en esta dirección y mientras le pagues lo que cuesta la consulta van a tenerte acostado en el diván todo el tiempo que puedan.

Pero creo que nada reemplaza la profundidad de la experiencia de expresar tus problemas en voz alta frente a un profesional no involucrado emocionalmente con vos (esto es lo que excluye al hecho de hablar con un amigo) y quien puede ejercer una mirada crítica sobre tus problemas sin pensar en que te puedas llegar a enojar por lo que te dice.

Si te hablo de mi experiencia personal te puedo asegurar que descubro la mayoría de mis problemas al momento al que los verbalizo en voz alta frente al psicólogo (cosa que podría hacer frente al espejo una hora por semana). También me ayuda a organizar la ideas el hecho de tener que exponer mis problemas de manera coherente frente a un profesional cuya opinión respeto y valoro. Pero ojo, respetar y valorar no significa que tengo que creer en todo lo que me dice, sino que también tengo una mirada critica sobre sus comentarios. Es posible que el éxito de mi terapia (creo yo que es exitosa) reside en que se basa en que no voy a buscar soluciones, sino que busco un lugar y un momento de reflexión compartida sobre mis problemas. Y el hecho de que esto tenga una regularidad predefinida (una hora por semana en mi caso) también ayuda a que los problemas surjan espontáneamente.

Alguno ya estará diciendo “este habla de si mismo todo el tiempo, por lo tanto es otro argentino con un Ego muy grande”. Es posible, pero no esta mal encontrar en la terapia también ese espacio para entender qué puede hacer uno con su ego. Espero que mi experiencia pueda servirle a alguien.

Gracias

Martin Varsavsky en diciembre 26, 2008  · 

@ Martin Hazan:

Aclaro Martín que todos mis amigos argentinos y digo todos, piensan como vos. A mi no es que me sirvió, pero no creo para nada que soy quien soy gracias a los 13 años que me pasé con el Dr Chattah y la Dra Maria Luisa Muñoz. Creo que hay maneras mejores de emplear el tiempo ye l dinero que ir al psicoanalista. Y a nivel teórico creo que el psicoanálisis es directamente un engaño.

Carlos Paredes Leví en diciembre 26, 2008  · 

Mi abuelo, un sefardí que fue capataz en el puerto de Buenos Aires, decía que eso del psicoanálisis era cosa de rusos y que a él se le ocurrían mil maneras menos al pedo de tirar la plata…..

Otra visión del tema, supongo.

Javier en diciembre 26, 2008  · 

Martín, el psicoanálisis y la psicoterapia han avanzado en los últimos 50 años una barbaridad. Lo malo son los psicoanalistas y los terapeutas que se formaron en los 60 o 70 y que siguen aplicando sus ideas incorrectas. Tú que das clases en un máster… te imaginas hablando igual que lo hacían tus profesores? o adaptas tus clases a cómo ha cambiado el mundo? Lo malo es que los psicoanalistas formados en los 70 y en épocas anteriores han aprendido teorías de principios del siglo XX y han formado un estereotipo dañino para la profesión (apenas hay psicólogos en el Sistema Público de Salud español). Los que acabamos de salir de la carrera sufrimos las consecuencias de su mala praxis: tú has sufrido la barbaridad de ir a unas sesiones en la que los terapeutas pocas veces abrían la boca. Ahora mismo, esa situación es impensable, hay que intentar satisfacer el motivo de consulta del paciente, no “aparcarlo” en un diván mientras paga una pasta. Pero la idea de ir, pagar y salir igual que como has entrado persiste entre la mayoría de la gente.

rugby en diciembre 26, 2008  · 

Martín, creo que estás siendo muuuy exagerado, el psicoanálisis en Argentina no es tan usual como decís.
No conozco a nadie que haga terapia, a NADIE, y creo que las charlas con amigos para compartir problemas son bastante más comunes que es España, por ejemplo.

Un saludo y no exageres, que te quita credibilidad 🙂

Tadeo en diciembre 26, 2008  · 

el psicoanalisis medio que esta muerto, es de la edad media… hoy en día hay otro tipo de terapias mucho mas efectivas y directas que el psicoanalisis, el tema es que la mayoría de la gente no lo sabe y cree que “psicología = psicoanalisis”, y no es asi, hay muchas otras escuelas, el tema es que no son tan populares ni respetadas

el psicoanalisis siempre pregunta “por qué?” y esa es una pregunta *espiral*, siempre hay una causa anterior, siempre vamos a encontrar causas y causas y casuas y nunca cierra nada

las nuevas terapias cambian un poco la base, y en vez de preguntar “por qué?” preguntan “para qué?” que es una pregunta que al ser respondida cierra el círculo en vez de alimentar una espiral infinita

Sergio HOLTZBERG Zimerman en diciembre 26, 2008  · 

No se si cuando te referís al seguro medico es lo que llamamos cobertura medica prepaga ya sea particularmente o por el empleador, pero en mi caso y con OSDE como prestador cualquier miembro de mi grupo familiar tiene cubiertas alrededor de 30 sesiones año y con una ampliación de hasta el 50% de las mismas con un listado de profesionales (siquiatras y sicoanalistas) de la cartilla,

Si y absolutamente Si somos todos carne de diván en la Argentina, a mi particularmente me ayudo y acepto al que no cree en sus beneficios pero quisiera ver una estadística a fines del próximo año en EEUU y en Europa, creo que la crisis va a mandar a muchos a terapia, por lo menos aquí después del 2001 el incremento fue notorio aun con la cultura de psicoanálisis, la perdida de la seguridad económica degenero en miles de casos de ataques de pánico y de ansiedad,

como en todas las especialidades hay buenos y malos profesionales yo fui a varios y en algún caso fue contraproducente, por suerte el resto fue muy bueno, hoy hay terapias cortas enfocadas en resolver el conflicto actual y una vez resuelto es hasta la próxima,

saludos

Loro en diciembre 26, 2008  · 

No estoy para nada de acuerdo que este post Martin.

Luli en diciembre 26, 2008  · 

La terapia no es tan comùn en Argentina. Te recuerdo que los hombres argentinos son tan machistas que no aceptan que alguien pueda ayudarlos, ¨eso es para locos¨ le he escuchado decir a los hombres de estas pampas.

Fabian de Israel en diciembre 26, 2008  · 

Excelente artículo Martín. El psicoanálisis se cree ciencia pero no lo és. Es una pérdida de tiempo y un engaño. Da lo mismo que te tiren las cartas. Si tenés un problema y no lo podés charlar con un amigo, ahí mismo está tu problema: no tenés buenos amigos.

Y eso sin meterme en el mal que hizo Freud mismo en alguna de sus propias terapias (el caso de la mujer que soñaba con ratas). Freud le hizo ver (al parecer sin éxito porque la terapia no resultó) que ella tenía una resistencia contra su futuro marido, y que esa resistencia provenía de haber visto a su padre haciendo el amor con su madre cuando era pequeña (antes de hecho, de que ella pudiera recordar nada). La realidad era que la mina estaba en un matrimonio arreglado por sus padres, detestaba a la persona con la que la querían casar, pero en ese entonces la mujer no era tan libre como para hacer lo que quisiera. Freud se comportó como todo un talibán.

Saludos,
Fabián

GreenGoblin en diciembre 27, 2008  · 

Evidentemente la psicología y ¿el psicoanálisis?, sirven, pero una cosa es que sirvan y otra bien diferente es cuanto más o menos sirven y si la validez del método es mínima o es absoluta. En mi opinión, psicología, ¿psicoanálisis?, conversar con un amigo, confesarse con un cura, etc, evidentemente sirven para algo, sino no se harían, ¿pero hasta que punto sirven?. Si estás un poco bajo de moral y charlas con alguien pues a lo mejor te aclaras un poco las ideas y se te pasa, pero si estás enfermo o estás muy mal, ¿te curarás con eso?, lo dudo. Normalmente los problemas que se resuelven son los problemas externos, porque una vez resueltos, se acaba el problema. Pero cuando los problemas son internos es más complicado porque el problema quizás no tenga un origen o no se conozca el origen para poder ser solucionado.

Muchas veces los problemas mejor que los resuelvas por ti mismo y el consejo de un amigo, que es gratis, fijo que será probablemente mejor que el de alguien que vive de que le cuentes tus problemas, si te resuelve el problema se acabó el negocio. 😉

GreenGoblin en diciembre 27, 2008  · 

Aunque evidentemente se supone que un psicólogo o psicoanalista sabe más sobre los problemas psicológicos que un amigo. Primero habría que ver cual es el problema y todo lo que le ocurre a la persona. Porque es un tema bastante complejo. Hay multitud de personalidades y una persona débil sin voluntad, por mucho psicoanálisis…, lo que necesita es una persona con caracter fuerte que la lleve en la vida, etc, etc, etc,…

Ahora no creo que por hacer psicoanálisis a nadie se le vayan a solucionar todos sus problemas. Los problemas los solucionas tú por ti mismo, a lo mejor puede servir como ayuda, pero no más…

yomismito en diciembre 27, 2008  · 

Como dijo Galileo Galilei en su día, el lenguaje de las Ciencias son las Matemáticas. Por lo tanto, cualquier área de conocimiento cuyas bases no se puedan reducir en última instancia a una expresión matemática de validez universal y contrastable, simplemente no es una Ciencia. Por lo tanto, ni la Psicología, ni la Filosofía, ni la Historia, ni la Filología, ni la Sociología ni otras tantas áreas de conocimiento “de letras” son Ciencias.

Por otra parte, los seres vivos, entre ellos el ser humano, se fundamentan exclusivamente en reacciones y procesos físico-químicos reducibles a expresiones matemáticas, de ahí que la Biología sea una Ciencia. Sin embargo, el cerebro humano es aún una incógnita en muchos sentidos, no se entiende de forma plena su funcionamiento, pero ello no implica que finalmente (dentro de años) no se logre reducir su funcionamiento a una serie de ecuaciones matemáticas. Mientras tanto, ante nuestra ignorancia actual, remedios como la Psicología son sólo “parches”, ¿cómo es concebible que se pueda solucionar un desequilibrio físico-químico en base a hablar con una persona? Por frío que parezca, cuando en un futuro se logre comprender el cerebro lograremos crear medicamentos y sustancias que solucionen de raíz todos los desórdenes mentales.

Uno podría pensar que, en efecto, charlar con un psicólogo puede ayudar, porque cambia nuestor estado de ánimo y por ende influye en las reacciones físico-químicas del cerebro pero, ¿es que no se logra lo mismo hablando con un amigo? Desde esta perspectiva, un psicólogo no deja de ser un “contertulio informado”, que en base a estudiar cientos de casos similares al nuestro puede orientar una conversación de forma que el paciente se sienta mejor (o peor), pero no dista mucho de lo que pueden logran un par de amigos delante de unas cañas en un bar, siempre y cuando el psicólogo (o, mejor, el psiquiatra) no recurra a medicamentos, en cuyo caso estos son más efectivos, pero aquí entraríamos en el campo de la Neurología, una Ciencia de verdad que estudia el cerebro y que da origen a los fármacos que pueden recetar los psiquiatras, y que dentro de unos años logrará entender totalmente cómo funciona nuestro cerebro y dejará en el paro a psiquiatras y psicólogos.

Un saludo.

Marina en diciembre 27, 2008  · 

Cada vez que alguien comparte lo que pienso respecto al psicoanálisis me dan ganas de decir Gracias! no soy la única que piensa así.
Hoy justamente estaba leyendo un artìculo (http://www.psychomedia.it/jep/number7/keegan.htm) de un profesor de la UBA, Eduardo Keegan, en el que explica el porqué el psicoanálisis tiene tanto “éxito” en Argentina (único lugar en el mundo donde ocurre ésto).
Soy psicóloga, y pasé los años de mi carrera estudiando escritos de 1900, sobre casos de dudosa veracidad. Me la pasé escuchando que lo importante no es “levantar el síntoma, porque reaparecerá de otra manera”… es decir, que la cura no es un fin, o que la cura no existe. (Porque sentirse bien sería adaptarse, y eso está muy mal visto…. el psicoanálisis siempre está contra el “sistema” o lo que ellos llamen así).
Yo opino del psicoanálisis que no sólo es ineficaz, sino que hace daño. Que no puedo entender cómo sigue siendo una corriente dominante en hospitales y universidad argentinos, y que no alcancen los conocimientos y la preparación de magnificos profesores como Keegan, Lores Arnaiz, Wainstein para generar más psicólogos que aprecien la ciencia.
Será que ahora vivo en Madrid y no estoy al tanto que la cosa esté cambiando. Ojalá que sea así.

la bonaerense en diciembre 27, 2008  · 

Genial el post comparto 100%.

Creo que el psicoanálisis sirve tanto como creer que ir a rezarle San Cayetano va a ayudarme a encontrar trabajo.
Probé hacer terapia, incluso cambié de psicoanalista varias veces porque no me sentía cómoda, en el mejor de los casos me dijeron lo mismo que mis amigos y familia, pero me cobraron.
Sí, puedo resaltar que algunas sesiones fueron buenas, pero también puedo decir que una vez le recé a Dios y se cumplió mi pedido.
El psicoanálisis no es serio, no somete sus ideas a control empírico, es inconsistente.

Puede tomarse como un lujo; como hacer compras cuando uno está triste o irse de viaje.

anna en diciembre 27, 2008  · 

No tendrias ningun problema Martin, yo conozco gente que va por deporte a analisis o terapia, a mi el psicoanalisis me ayudo muchisimo, mi vida es antes y despues del psicoanalisis.
Mientras leia tu articulo, me acorde de una de mis primeras entrevistas con mi psicologa en la cual le dije, que ya sabia que cometia determinado error una y otra vez, que lo habia podido visualizar, (hacer conciente lo inconciente digamos) y me queje casi tan caprichosamente como veo que muchos se quejan de la psicologia o del psicoanalisis diciendo, ‘pero no puedo controlarlo” a lo cual mi analista respondio: “no sirve de nada si viene aca y ve las cosas y no hace un esfuerzo para cambiarlas, hay que hacer un esfuerzo CONCIENTE”
Osea , no es una formulita magica HAY QUE LABURAR

MAbeeTT en diciembre 28, 2008  · 

Martín: me parece que el problema está más en la actitud de los pacientes que de los profesionales (hablando en términos estadísticos, claro). La psicoterapia en sí mismo es como una especie de religión en el sentido que quien no cree verdaderamente en ella solo pierde tiempo.

El profesional no afecta la conducta del paciente de otra manera que no sean una que otra pregunta y alguna observación incisiva que no parece ser tal por la manera que tiene de decir las cosas. Es la voluntad del paciente la que afecta su propia conducta o percepción del mundo, pero insisto si uno no está dispuesto a ser otra persona después de esos 50 minutos hablando en voz alta (como debería ser con cualquier experiencia de vida) solo se pierde tiempo.

Y si bien, existen muchas personas que meditan sobre si mismos y lo que les acontece cuando salen a correr habemos otros que pretendemos una visión un tanto más objetiva, que no saldrá de otro lado que no sean las preguntas cuasi-retóricas.

En la sociedad cool de Argentina (y probablemente se acentúe en BsAs) existe una especie de necesidad de hacer públicas las conversaciones de diván en reuniones sociales, entonces es frecuente decir “porque mi psicoanalista dice….”, pero no existe la misma actitud, ni cercana, ni madura por reconocer que uno tiene problemas y no los puede resolver por sí solos (corriendo en el parque o armando un rompecabezas o whatever…).

No quiero dejar de mencionar que así como existen un montón de best sellers para los pobres que no tienen acceso a cobertura médica no-pública, tmabién existen un montón de hipócritas (probablemente con licencia) que no hacen otra cosa que mostrar un psicoanálisis romántico, cursi y con un perfume que apesta que como es de esperar. En otras palabras lo que trato de decir de decir es que si el psicoanálisis como es una religión y lo que uno busca es la verdad ese camino no es sencillo ni permanentemente placentero ni gozoso (porque sino uno no necesitaría de esas herramientas espontáneamente resolvería …), como en cualquier religión: el trabajo no es sencillo pero los frutos nah nah nah.

Por otro lado no me parece bien ser tan peyorativo de los psicólogos, bien sabemos que la industria de la publicidad, de los recursos humanos, se mueve con ellos (o con algún profesional de la misma rama).

Gracias por el espacio.

Verena en diciembre 28, 2008  · 

Creo q habría que precisar: la fascinación por el psicoanálisis se da en BsAs capital y ciertas partes de la provincia pero no en todo el país.
Tu descripción me hizo reir mucho. En entrelíneas se explican muchas cosas de los porteños y en general de los que viven en ciertas zonas cercanas a la capital. Esta fascinación se extiende a las charlas de café, los encuentros con amigos, los programas de tv, la radio, todo suele tener un tinte de psicología ¿o debemos llamarlo psicologismo?

Martin Varsavsky en diciembre 30, 2008  · 

@ Loro,

Que comentaristas argentinos como vos no estén de acuerdo con que el psicoanálisis no es una ciencia y en casi todos los países ha perdido relevancia menos en Argentina, es una prueba más que lo que digo es cierto.

Los argentinos representan el 15% de mis lectores, pero los únicos que salen a defender el psicoanálisis son comentaristas argentinos. Los demás simplemente no conocen el psicoanálisis porque en otros países casi no existe.

Esteban Cervi en diciembre 31, 2008  · 

Hago psicoanálisis hace varios años, estudio psicología en la universidad (hace 5) y estudio psicoanálisis hace 4.

Al margen, tengo 2 empresas de internet, con lo cual me sorprende leer sobre ambos temas aquí.. asique felizmente me toca comentar 😉

Simplemente quiero aclarar, que el psicoanálisis no es una terapia (porque una terapia es un proceso placentero, y hacer psicoanálisis no es placentero… porque una de las cuestiones pasa por hacer consciente lo que es inconsciente, y parte de lo inconsciente lo es, porque fue reprimido (porque era displacentero para la conciencia)). Con lo cual, desde la base hablar de psicología o de terapias no es lo mismo que hablar de psicoanalisis….

Hacer psicoanálisis no es como hacer otras terapias / psicoterapias, porque el psicoanalista no opina ni emite consejos (para eso ya tenemos a los amigos y familiares!)…. mientras que en otras terapias SI hay opiniones por parte del terapeuta, cosa que para mi, salvo en casos muy riesgosos o puntuales, no deberian hacerse porque en vez de pagar $100 una sesión, para eso me voy con amigos a tomar una cerveza y charlar y la paso mejor 😉

Con respecto a la religión.. creo que el psicoanálisis es lo más distinto a la religión que existe… Freud fue uno de los pocos profesionales (era médico, investigador y científico) que a medida que iba avanzando con su teoría y práctica psicoanalítica, y se daba cuenta de alguna inconsistencia, volvía, reformulaba, se criticaba, cambiaba, modificaba, y así cuantas veces fuera necesario, en una religión (que religión significa religar, es decir, ligarse a algo, sin cuestionarlo) eso no existe. Con lo cual, el que toma al psicoanálisis como a una religión, está considerando a algo de una manera que no es la más óptima (pero que de algún modo le beneficia verlo así, talvez porque no consiguió encontrar su verdadera religión todavía?).

Bueno, hay un MONTON para hablar y comentar sobre este tema, y sobre este post en particular, pero si vamos al punto central de la cuestión:

“¿por qué los seguros médicos argentinos no pagan por el psicoanálisis?”

Mi respuesta es: Algunos sí pagan.

Dependiendo del servicio médico que uno contrate, pueden derivarlo a uno a alguna clínica en la que hagan psicoanálisis, el tema con esto es que el seguro sólo cubre supongamos 2 meses de sesiones, y en 2 meses uno recién comienza a entender ciertas cuestiones que fue elaborando a lo largo de toda su vida… Sumado a esto el costo (además del anímico) en $$$ que implica una sesión de psicoanálisis, es más elevado, con lo cual el seguro médico que uno paga trabaja con menos margen enviando sus clientes a clinicas que hagan psicoanalisis, que a clinicas que hagan psicología guestáltica, transaccional, conductista, cognitiva, sistémica, etc….

En lo personal, creo que dado que una de las características del inconsciente es la atemporalidad, no estoy de acuerdo en que el psicoanálisis deba ser algo que dure decenas de años…porque en una interpretación por parte del analista en unos pocos segundos, puede resolver una conflictiva que talvez se formó durante varios años de vivencias….

Y con respecto a esto: “Al psicoanalizado se lo reconoce por ser muy egocéntrico, capaz de decirle cualquier barbaridad al prójimo porque “descargarse es bueno”,” me parece una opinión y una mirada completamente subjetiva, no veo correlación entre hacer psicoanálisis y no tener filtros para con los demás…de hecho creo que el único lugar donde uno puede realmente decir todo lo que le viene a la cabeza es en la sesión de psicoanálisis porque se trabaja con una escucha distinta (porque la lectura es sobre lo inconsciente), no la literal en la que nos manejamos diariamente… pero en el día a día si uno anda diciendo por la vida todo lo que realmente le viene a la mente, vive creo que de manera poco conveniente…..

Por otro lado, por más que uno quiera, no siempre se puede descargar, uno no controla eso.. sino que es a otro nivel…

El tema de la cantidad de gente que hace psicoanálisis en Argentina.. la verdad es que no tengo ni idea.. es interesante que en Francia también hay una gran movida… (hubo grandes psicoanalístas allí) en fin… creo que la cantidad no hace a la calidad…. pero habrá que investigar un poco más por qué sucede esto….

Saludos!

Esteban Cervi en diciembre 31, 2008  · 

Y una cosa más…. que creo que es relevante…. con respecto al uso de la palabra “alma”, cuando Freud comenzó a hablar de psicoanálisis, allá por 1890’s, todavía no existían los psicólogos, y en aquél momento lo “psíquico” no era tenido encuenta, tan solo se hablaba normalmente de “cuerpo y alma”, entonces, para poder adentrarse en la epistemología de aquél momento, era importante apuntar que “si solo existe cuerpo y alma, la medicina es para el cuerpo, el psicoanálisis es para el alma” entiendiendo como alma a lo que hoy conocemos como psique.

Freud luego lo llamaría aparato psíquico, y le daría una estructura, una tópica, dinámica y un factor económico…. pero bueno, con esto me refiero que indicó que el psicoanálisis servía para el alma porque era la manera en que la gente de aquél momento (inclusive científicos) lo entenderían, por eso también tomó conceptos de la química (condensación, desplazamiento, esquemas, aparatos, microscopio, etc) para explicar cuestiones psíquicas.

Freud fue digamos un conquistador, el primero en llegar a un nuevo continente y empezar a abrirse camino con un machete, le queda a quienes vienen atrás darle forma al nuevo descubrimiento, cortar el pasto, construir veredas, calles, y desarrollar la civilización (es una analogía, obviamente 😉 ).

Luciano en enero 4, 2009  · 

El hecho de que hayas hecho 15 años de psicoanálisis simplemente invalida todas tus críticas: tu mente es un mecanismo aceitadísimo en gran medida gracias a tu análisis. Está en tu historia, estás marcado por él. Deberías haber hecho autoanálisis con “el techo” para poder criticar… Lo siento. je.

Aldus Jaxly en marzo 25, 2009  · 

que vision reduccionista
celebra el cognitivismo y las neurociencias, tomate una pastilla por dia y haz de cuenta que “la vida es bella”

marcha un zombi mas…

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets