Recien me doy cuenta que este artículo lo había dejado sin publicar desde el 26 de abril, aquí va.

Luego de celebrar mi cumple de 50 con 50 amigos y familiares (bueno, ese era el objetivo al final fuimos 56) durante 4 días con 7 eventos diferentes llegó finalmente el verdadero día de mi cumple, el 26 de abril y ese día lo pasamos a la mañana en un largo desayuno en MaisonMK y luego recorriendo Marruecos con el coche hasta llegar a las cascadas de Ouzoud. Para conducir por Marruecos hay que tener mucha paciencia, la zona del Atlas es muy montañosa y los caminos son asfaltados pero están en mal estado. Mejor tener una 4×4 para poder salir al arcén (banquina) en caso de que venga un camión en la dirección contraria. En Marruecos, como en mi Argentina natal, impera la ley de la masa: es decir el vehículo con mas masa tiene derecho de paso. Dicho de otra manera el que terminaría más dañado en caso de choque se aparta. El resultado es que la media que hacíamos en la Audi Q7 era de 46km por hora y parando nos llevó 5 horas llegar de Marrakesh a Ouzoud. Pero como se ve en el video valió la pena. Es un sitio espectacular, además los monos esos le dieron un toque más africano aún.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets