Hace ya unos tres años que los libros electrónicos comenzaron a ser populares en los Estados Unidos, y desde entonces es un sector en continuo crecimiento. Los ebooks han liberado la literatura de la misma manera en que los reproductores de mp3 lo hicieron con la música. La posible descarga gratuita de los libros potencia la lectura, y la combinación de esto con los gadgets necesarios la hacen atractiva para los más jóvenes, que suelen estar más interesados en pantallas que en trozos de papel.

En España ha costado un poco más que llegaran pero ahora es muy común ver a gente con ellos. También ha ayudado mucho a su difusión el notable aumento de libros electrónicos en castellano, ya que hasta hace poco era bastante difícil encontrar libros para descarga en otro idioma que no fuera el inglés. Con este incremento en títulos han aparecido páginas que permiten la descarga gratuita o la compra de libros digitales, y cuando ayer pregunté por Twitter mis followers fueron muy amables y me proporcionaron muchas páginas de este tipo como el blog Todo Ebooks con packs de libros en inglés y en castellano; Bibliotheka, que también ofrece libros en varios idiomas y que además tiene una sección de links muy útil; Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, que tiene miles de títulos en castellano sobre las materias más diversas; Luarna, una editora digital que además de vender ebooks tiene algunos en descarga gratuita, o foros como Exvagos o Vagos que en sus secciones de ebooks tienen un enorme catálogo subido por usuarios.

Al igual que ocurrió con el cine y la música, la descarga de libros crea polémica. Los libros pueden tener o no derechos de autor. Ahora en el caso de los libros se dá un fenómeno inusual y es que es más común leer a autores que escribían hace décadas o siglos. En general cualquier libro escrito hace más de 50 a 70 años según las juridicciones los herederos pierden los derechos de autor. Así que hay muchísimos libros como los que están en el Proyecto Gutenberg, clásicos que no son libres de derechos. Cuando un libro tiene derechos de autor no se puede reproducir su contenido sin que el autor dé permiso, así que cuando alguien sube ese libro a Internet está infringiendo la ley (aunque en España sí es legal descargarlo para usarlo de manera estrictamente personal y sin ánimo de lucro). Estos son los derechos de autor más tradicionales, pero hoy en día hay organizaciones poco era bastante difícil encontrar libros para descarga en otro idioma que no fuera el inglés. Con este incremento en títulos hacomo Copyleft que promueven diferentes tipos de licencias de autor para que el creador tenga mayor control sobre sus obras sin que los usuarios se vean afectados negativamente por ello. Por último, también hay libros sin derechos de autor, que por lo general siempre han sido libros antiguos de los que no se conocía el autor, cuentos populares, libros de poesía…

Por supuesto, aparte de los diferentes tipos de derechos de autor también hay diferentes tipos de descarga. Lo más común es la “descarga directa”, que consiste en subir el libro a un servidor (Megaupload y Rapidshare son los más conocidos) de donde se puede bajar directamente. Otra manera es a través de torrents, una forma de descargar archivos que obliga al mismo tiempo a compartirlo con el resto de usuarios, de manera que a la vez que descargamos contenidos estamos ayudando a otros a hacerlo.

Y si hablamos de los libros electrónicos también hay que hablar de Libranda, una plataforma que para facilitar la expansión y la popularidad del libro electrónico actúa como operador logístico, prestando servicios de almacenamiento y  distribución digital a las tiendas online. Actualmente Libranda cuenta con el mayor catálogo de libros digitales en catalán y en castellano del mundo, y además está formada por 7 grupos editoriales entre los que se encuentran Santillana, SM, Planeta o Mondadori, lo que le asegura un catálogo casi interminable.

Todas estas iniciativas están consiguiendo que el libro electrónico sea cada vez más accesible, lo que a su vez significa un aumento forzoso en el número de títulos digitales. ¿Es esto un paso más hacia la desaparición del papel? Habrá que esperar un tiempo aún, pero por ahora se está reduciendo el consumo de papel y está bajando el precio de los libros, que ya es algo

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

kike en julio 14, 2010  · 

paco estevan en julio 14, 2010  · 

Jandro en julio 14, 2010  · 

Eduardo Lina en julio 15, 2010  · 

Ale en julio 16, 2010  · 

Ale en julio 17, 2010  · 

hhzorrilla en agosto 8, 2010  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets