Cuando empecé a ver el nombre Brin pensé en Sergey Brin, el co fundador de Google con quien mantengo una amistad (Google es inversora en Fon) y pensé enviarle un par de fotos para mostrarle que su familia (o gente con el mismo apellido porque su familia es rusa) había pasado por Saint Barths, una de las islas más atractivas del Caribe. Pero a medida que seguía caminando me econtré con muchos Brin…en el cementerio.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

willy en diciembre 27, 2009  · 

Martin al viajar , te gusta visitar los cementerios? o fuiste a proposito de algo. Es curioso que te metas en el de S Barth´s.
Algunos son bonitos , tipo Arlington, pero en estos lugares caribeños, suelen carecer de particular interés.

Una curiosidad.

Martin Varsavsky en diciembre 28, 2009  · 

no visito cementerios pero Saint Barths tiene tantos que es como que te visitan ellos 🙂

Fernando Spiluttini en diciembre 28, 2009  · 

Yo tengo esa mala costumbre, de visitar cementerios, no sé porque… además, siempre hago una especie de estadística, entre la cantidad de muerto, la cantidad de habitantes de la ciudad, incluso la antiguedad y trato de hacer una percepción del crecimiento que tuvo la ciudad a lo largo de su historia…

Martín, no te hagas problema, hay gente que esta mas “chapita” que vos.

Ivan 欧伊万 Ostrowicz en diciembre 29, 2009  · 

St. Barth tiene solo 25km2. Te aburriste y te fuiste a los cementerios Martin? 😉
Me imagino que dejaste de lado la idea de hacer bicicleta en la Isla…
Saludos desde Seul y buenas fiestas!

Kevin Carter en diciembre 29, 2009  · 

A mí también me gusta visitar los cementerios e imaginar las historias y los contextos de aquellas personas que “duermen” bajo las lápidas, a partir de lo que se inscriben en ellas. Igual tengo el síndrome de Tim Burton… Recomiendo el de San Miniato, ubicado sobre una de las colinas de Florencia (desde la que se ve toda la ciudad) y donde me “encontré”, casualmente, con el autor de Pinocho.

Saludos.

Facebook User en diciembre 29, 2009  · 

Cementerios por el mundo hay muchos y muy bonitos. Los arboles que suelen plantar son los cipreses, porque sus hojas crecen hacia arriba en señal de recogimiento. El otro dia hablando del tema con el marido de mi madre , una persona septuagenaria, me decia que a el le gustaba ir a visitarlos. Es más , iba a ver su panteón , donde el reposará.

Yo le dije que prefiero que me incineren, pero el respondió que solo se queman las visceras del cuerpo, huesos y calavera van a una fosa común, y no supe responderle, quizás sea cierto.

Pero además me dijo que para el , visitar a sus difuntos con regularidad era una señal de amor, ya que se tomaba la molestia de ir al cementerio en vez de estar tirado en un sofa o en misa rezándo igual por ellos. Es decir que su manera manifiesta de decir que se acuerda de ellos es así, yendo al cementerio, tomándose la molestia de hacerlo casi cada 3 semanas.

Es una actitud respetable, pero sinceramente le dije, que desde que murio mi padre , hace 20 años, nunca fui al camposanto, ya que no me atraia la idea.

Y ahora recuerdo el video de Martin en los Hamptons , recordando a su padre, porque su madre dijo algo asi como que: “solo mueren los que son olvidados”. POr ello un dia de estos iré y si tengo ocasión, me pegaré un speech tipo Varsas y lo subiré para que no sea olvidado, aunque por supuesto no lo está, ya que siempre permanecerá en mi recuerdo.

Carla Fabri en diciembre 30, 2009  · 

Los cementerios siempre me parecieron muy cinematográficos, muy poéticos, fotogénicos en este caso. Una persona aburrida no frecuenta cementerios, más bien visita cantinas. Cuando muera prefiero que me olviden a que me recuerden con tristeza.

Por otra parte, cuando leo Brin, recuerdo las telas que nombraba mi abuela: popelín, brin, nansú, bramante, casimir, percal, merino. Ella hablaba de los lienzos japoneses, de los hilos de Irlanda, de las sedas de China e India, y de los encajes y bordados de Francia.

Me encanta el blog. Al ingresar a la red, allá por 1998, fantaseaba con encontrar el sitio del Dalai Lama, la página de Ken Wilber, de N. Chomsky, de Susan Sontag, etc. e interactuar con mentes inteligentes del planeta.
Sufrí el acoso de insoportables troles en algunos foros, que me atacaban con una misoginia despiadada.

Diez años después encuentro lugares como este, que permiten adquirir nuevos conocimientos y acepta comentarios que no contengan insultos.
¡Voila!

Felipe De Conce en diciembre 30, 2009  · 

…será un presagio de que google va a morir. jajjk, q idiota soy.

maletinman maletinman en diciembre 30, 2009  · 

Bueno, tarde o temprano hemos de pasar por ahí…
En Galicia, en muchos pueblos, presiden el centro, al fin y al cabo vida y muerte van de la mano.
Saludos.

Diego en enero 16, 2010  · 

Parece obvio que Sergey Brin no tiene nada que ver con esos Brin’s ya que no son de la misma religion.

Martin Varsavsky en enero 16, 2010  · 

asi es, no tienen nada que ver, pero fue la asociacion con Sergey que me hizo sacar las fotos

Armando Pechinney en enero 16, 2010  · 

Es curioso, porque yo tengo un amigo, Laurent Brin que tiene familia en St. Barths

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets