Estoy en Torrenova, en la finca de nuestra familia. Nuestro campo está formado por tres fincas históricas construidas en el siglo XVIII: Son Esquella, Binisegarra y Torrenova. Ya he comentado en el pasado lo difícil que ha sido tratar con la administración para poder conseguir permisos para restaurar estas fincas que compramos en el 2001. El tema ha sido una saga de permisos no otorgados, multas cobradas, algo difícil y triste. Y la cosa sigue, he pedido autorización para hacer un hotel rural para poder hace encuentros como el Techtalk, hace años, que no me lo han dado ni negado. Es una pena porque Techtalk, evento al que invité a todos los menorquines interesados en altas tecnologías y muchos vinieron, es un ejemplo de el hotel cultural que quiero hacer aquí. Por ahora, como no tengo permisos, hago eventos sin cobrarle nada a nadie así no violo la ley. Pero esto de tener un hotel rural gratuito no es claramente un modelo sostenible para otros y mi finca está hoy lamentablemente rodeada de chabolas rurales ya que ninguno de mis vecinos encuentra una manera de que les compense hacer algo con sus campos.

Pero como se que la gente de la administración no es mala ni deshonesta, sino que como políticos tienen miedo que cualquier cosa que hacen quede vista como un favor a un privilegiado, investigando el tema llegé a la conclusión que lo que pasa en Menorca es lo siguiente:

A la mayoría de los menorquines les gusta proteger el patrimonio cultural e histórico de la isla, pero, al mismo tiempo, proteger el medio ambiente. Pero el problema que veo, y es grave, es que por tratar de proteger el medio ambiente se ha llegado a tal parálisis que lo que está ocurriendo es que se está destrozando el patrimonio histórico y cultural de la isla. Lo que se ve al final de este artículo son fotos que saqué del estado en el que estaban mis fincas cuando las compré en el 2001 y de un paseo que hice esta mañana por las tres fincas que bordean a la mia siguiendo la linea del mar que son San Lorenzo, Torre Velha y Llucalari. Al final hay algunas de mis fincas restauradas tal como están ahora. También se ven muchas fotos de mis fincas en internet.

Como se ve, la parálisis regulatoria menorquina ha llevado al deterioro del patrimonio arquitectónico de la isla. Las casas de San Lorenzo, Torre Velha y Llucalari están cayéndose a pedazos, es triste. Lo de Llucalari es especial porque la casa de la familia Esquella fue transformada en cuartel militar y luego “okupada”. El resultado es surrealista. Aún quedan maletas tiradas por los edificios llenos de basura. Es un descontrol total. También es triste lo que ocurre con la Torre Nova, que está en mi finca, una torre histórica de las que se usaba para alertar a los habitantes de Menorca de los invasores.

Cuando he pedido permiso para apuntalarla, porque se está cayendo, me dijeron que no la tocara porque es patrimonio histórico, pero nadie hace nada y la torre se ha seguido cayendo a pedazos. Yo ya me perdí con la cantidad de agencias gubernamentales que hay que ver para poder arreglar esa torre. Al mismo tiempo, entran muchos desconocidos a mi finca, porque es muy difícil en Menorca lograr que la gente no entre, y a veces algunos se llevan restos arquelógicos, que hay muchos, pero, curiosamente, a los mismos propietarios que no se les deja arreglar sus propiedades se les puede considerar responsables de los destrozos ocasionados por visitantes. Yo ya fuí advertido de esto por la administración en el caso de una excavación que se hizo en mi finca, pero por otro lado, cuando trato de controlar el tema de que la gente entre recibo muchas quejas. Yo trato de controlar el tema diciéndole a la gente que quiere visitar mi finca que me escriba para hacer citas, pero no es nada fácil.

En mi caso –y enfrentado el problema general de las administraciones varias– lo que hice es pedir permisos y esperar años, pero luego al no recibirlos decidí ir adelante con la restauración de mis viviendas y caminos y luego pagar las multas. Como lo que hice estaba todo dentro de la ley las multas resultaron bajas, pero igual el tema de “quedar en falta” me pareció muy malo y fuí muy criticado por esto en los periódicos locales. Sin embargo, las propiedades de mis vecinos, que como se ve en estas fotos están en un estado horroroso luego de haber estado habitadas por “okupas” o por inquilinos a quienes no les conviene arreglar las cosas porque no tienen título. Algunas se derrumbaron y otras están a punto de derrumbarse.

Cuesta creerlo, pero en un mercado inmobiliario donde cualquier casa se vende por mas de medio millón de euros, el campo menorquín que me rodea está lleno de casas abandonadas, quemadas (en mi finca unos acampantes hicieron un fuego en una de las casas que no me dejan reparar porque dicen que no está en el catastro y quemaron el tejado, que se derrumbó, y se fueron anónimamente). Ahora estoy rodeado de chabolas, y nadie cambia la regulación para que se puedan restaurar e inclusive agregar metros en algunos casos para que valga la pena arreglar y proteger estas viviendas.

El tema del campo en Menorca es el resultado de un tire y afloje que al final no le gusta a nadie. A los ecologistas, por ejemplo, que quieren preservar el medio ambiente, lo que han logrado es lo contrario, que haya basura por todos lados, que nadie se responsabilice por ella, que entren turistas acampantes y okupas a fincas abandonadas, que se excaven ilegalmente sitios arqueológicos. En fin, un desastre.

Para mi es urgente dejar que la gente restaure fincas con un sistema de permisos que se den razonablemente en un máximo de 90 días. Si alguien tiene alguna duda de esto le sugiero que haga un paseo por las fincas abandonadas de esta zona y compruebe con sus propios ojos. La necesidad de estos permisos es urgente. Además, hay que dejarle a los propietarios agregar metros si hace falta porque hay muchas viviendas de 70 m2 o menos cerca de la mia que hoy en día no se quieren reparar porque las casas son simplemente más grandes. O si hay establos dejar que se hagan viviendas.

Aclaro que estamos hablando de una densidad bajísima de viviendas, ya que éstas están a kilómetros de distancia una de la otra. Entre Cala en Porter y Son Bou, deben haber unos 12km y hay sólo 6 viviendas. Yo restauré 3 y faltan otras 3, pero el proceso de conseguir permisos en Menorca es muy pero muy complicado y el deterioro rural en esta, zona salvo en mi finca, es terrible. La pobreza que se ve por aquí en el campo no se ve ni en sudamérica.

Pero estudiemos el tema en mayor profundidad. Yo mismo me considero a favor de los ecologistas y vine a Menorca escapando de la construcción desbocada de Ibiza y Mallorca. Pero una cosa es no dejar construir los hoteles estilo Miami de Mallorca y otra es no dejar arreglar las casas históricas que aparecen en las fotos, o dejar que se derrumben torres históricas. Además, creo que hay que entender qué significa estar a favor del medio ambiente en Menorca, que no es lo mismo que estar a favor del medio ambiente en Argentina. Yo crecí en Buenos Aires y cuando era chico mi familia tenía una chacra de 10 hectáreas en Mercedes, provincia de Buenos Aires. En Mercedes no hay restos arqueológicos milenarios como en Menorca, donde en mi propia finca hay restos de varias civilizaciones e inclusive de habitantes prehistóricos.

Para mi, preservar el medio ambiente en Menorca no es como preservar la Patagonia, salvar sus animales, etc. Para mi preservar el medio ambiente significa preservar un estilo de vida rural que existió durante más de 5000 años ininterrumpidamente, pero que se perdió en los últimos 50 por este impasse entre gente que quiere construir de una manera loca y desenfrenada y gente que no quiere que se haga nada al punto que se derruma y deteriora el patrimonio cultural de la isla. Lo que yo propongo es un compromiso.

Mi opinión es que para que vuelve a existir la vida rural que siempre existió en Menorca hay que terminar con el latifundio y hacer que un numero de familias vuelva al campo. Se que suena absurdo que yo diga –especialmente porque tengo 330 hectáreas que no pienso vender nunca y que en Menorca me hacen un latifundista– que hay que terminar con el latifundio, pero es así. Pero lo increible de las leyes en Menorca es que en esta isla, gestionada por los socialistas, está totalmente protegido el latifundio. Aquí está prohibido dividir los latifundios. En el caso de Torre Velha, por ejemplo, finca de 370 hectáreas lindante con la mía, sus propietarios cuando la vendan solo lo podrán hacer como latifundio. Además, se la tendrán que vender a un comprador que, como a mi, le va a costar multas y muchísimos dolores de cabeza lograr restaurar la única casa que tiene, modernizarla, ponerle una piscina, hacer caminos, hacer pozos. Así es que salvo que consigan a un apasionado del campo como yo y que quiera invertir cantidades enormes arreglando muros secos el deterioro continuará.

Pero la paradoja es mayor cuando nos enteramos de que mientras Menorca protege el latifundio, al mismo tiempo muchos habitantes de la isla se quejan porque no pueden pasar por estos latifundios que son privados y enormes y que no hay caminos. Muchos me piden a mi que les de paso o que haga caminos. Pero hacer caminos está muchas veces prohibido, arreglarlos como lo hice me trajo muchos problemas y me pararon la obra, pero, además, a nadie que tenga un latifundio le conviene hacer caminos públicos para que se le llene de turistas la finca.

Para mi la solución es volver al minifundio. Yo estoy totalmente en contra, como dije, de hacer enormes hoteles en esta isla. Pero de ahí a no autorizar a construir una granja habitable, por ejemplo, cada 10 hectáreas, me parece que lo que se logra es el efecto opuesto, el abandono de una tradición de presencia y cultivo del campo milenaria. Si en Menorca dejaran realizar este tipo de desarrollo en pequeñas fincas conseguirían algo similar al que existe en las afueras de Pollensa, en Mallorca, por ejemplo, que es una de las zonas más bonitas de Mallorca.

Una persona que tiene 10 hectáreas las cuida. Una persona que tiene 370, francamente, es muy difícil que las cuide, especialmente cuando no le rinde cultivarlas. Además si dejaran dividir los latifundios se podría pedir a sus dueños que a cambio dejen caminos públicos y se acabaría el gran conflicto que hay ahora de los caminos ya que para dividir en granjas hay que hacer caminos públicos y habría muchos más posibilidades de pasear.

En concreto, yo creo que la solución para el problema de los latifundios chabolas en Menorca como los que se ven en las fotos, es primero dejar que se arreglen las casas que hay y con esto ya se mejorará la situación, como ocurrió en mis fincas. Luego que se dejen hacer caminos y pozos en propiedades grandes, porque si no se puede llegar con un tractor para cultivar es muy difícil que se recupere el campo. Y por último mi propuesta es dejar que cada 10 hectáreas se haga una granja sostenible.

Hoy en día hay muchas familias que quieren dedicarse a este tipo de agricultura, especialmente el tipo de gente que viene a Menorca a quien le gustarían muchísimo tener sus huertos y hacer crecer frutas y verduras, como teníamos nosotros en La Pampa. Solo así me parece que se recuperará el campo de esta zona, se crearán caminos públicos, se creará una economía más solida (los dueños de fincas vienen todo el año, no solo en agosto) y así se disfrutará de un ambiente más sano.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Alejandro Canepa en agosto 19, 2007  · 

Hotel rural, reserva ecológica, vida rural, coincidencia.

Reuniones de reflexión, no reuniones de tecnología la diferencia.

Hace unos años, la madre de un amigo que es sicóloga y socióloga me invito a unas reuniones de reflexión, eran como un blog en vivo.

Todos los viernes nos juntábamos, compartíamos una cena y en un acogedor salón nos reuníamos para debatir sobre temas varios, la madre de mi amigo hacia de moderador.

Reuniones de reflexión, requisito para ser invitado: gente que piense.

Esta semana estuve pensando en organizar estas reuniones en mi casa.

Para conocer gente, gente que piense. Me gusta la gente que piensa distinto a mí, pero me encanta conocer gente que piense exactamente igual que yo.

Me he desarrollado un estilo de vida sin problemas ni sufrimientos, libre e independiente.

Económicamente autosuficiente, trabajo en lo que me gusta y tengo tiempo para disfrutar de la vida.

He alcanzado un nivel de espiritualidad óptimo, por decirlo de alguna manera.

Ahora quiero encontrar gente con un estilo de vida similar al mío, éste es mi nuevo desafío, ya no quiero convivir con gente con problemas ni sufrimientos.

Y lo voy a lograr.

Fernando López de Ayala en agosto 19, 2007  · 

Usted, al igual que muchos socialistas/progresistas no deja de sorprenderme día a día, Sr. Varsavsky. Se declara latifundista sin intención de dejar de serlo (“tengo 330 hectáreas que no pienso vender nunca”), mientras aboga propagandísticamente sobre los beneficios del minifundismo.
¿Cómo puede alguien que tiene una propiedad latifundista que apenas visita apostar por el minifundio y la ubicación de granjas habitables cada diez hectáreas?

Soy el primer defensor de la división equitativa de la riqueza, pero me parece incoherente que intentemos repartir el patrimonio del prójimo, mientras conservamos íntegro el nuestro.

fabiolo en agosto 19, 2007  · 

El problema es complejo, la solución aún lo es más, por lo tanto seguimos con el problema y tiramos pa’lante. Estás hablando del minifundismo como la solución, y entiendo perfectamente tu punto de vista pero ese mismo problema lo tenemos ahora en Galicia. Te preguntarás que quiero decir. Bien, mira, vivo en una zona rural donde se hicieron verdaderas barbaridades con la construcción de algún edificio casi en el medio del campo, se ven muchas chapuzas hechas por los mismos habitantes como consecuencia de las cuales se aprecian evidentes problemas de estética, y por supuesto de seguridad, etc.
Pero quisiera centrarme en el problema de ordenación del territorio. Como muchos saben Galicia es el paraíso del minifundismo, aquí, al contrario que en otras comunidades españolas las herencias se reparten a partes iguales en cada uno de sus apartados lo que generó una cantidad de fincas desorbitante. Las distintas administraciones llevan años con los procesos de concentración parcelaria pero es una tara ardua y difícil en la que hay que luchar contra prejuicios ancestrales. Ahora bien, de la libertad absoluta, mal entendida, pasamos a la prohibición total y resulta imposible construir absolutamente nada, y eso tengas la finca que tengas, la única opción es la reconstrucción de viviendas en ruinas, algo que me parece bien, pero no llega para paliar las necesidades de la población. Tengo constancia de varios casos de gente que posee buenas fincas, siempre teniendo en cuenta la demografía local, con alguna vivienda en ella, pero además tienen el deseo/necesidad de otra vivienda por ejemplo en el caso de un hijo que se case (el casado casa quiere) y es imposible hacer eso sistemáticamente, no ya en función de metros disponibles ni ningún parámetro por el estilo, simplemente no. La consecuencia de eso es que la gente emigra (aunque sea a pueblos cercanos voy a llamar así a este fenómeno) lo que genera un abandono creciente de las explotaciones por lo mismo que explicabas en tu post: -el campo no rinde, ahora trabajo en una fábrica, los viejos siguen en su casa, no puedo construir una casita, no cuido la finca…, abandono-.
Creo que la población y la economía crecen, estamos en un país rico aunque muchas veces nos parezca lo contrario, y el progreso no podemos frenarlo, la solución, a mi humilde entender, pasa por regular, por estudiar bien las necesidades REALES de la población, y por la honestidad moral, no sólo económica, de todos los implicados. Muchas asociaciones de ecologistas parecen manejadas por individuos que se aprovechan de la buena voluntad de muchos para conseguir un cargo político que les reporte prebendas económicas, que a su vez le permitan comprar esas fincas abandonadas, y entonces si, entonces dejan de ser ecologistas. Es decir que muchos son ecologistas simplemente porque no pueden tener fincas como las tuyas: yo no puedo, tú tampoco.

tomás en agosto 19, 2007  · 

Hola, Martín, nací y vivo en Menorca, estoy de acuerdo contigo, lo que tú sufres en Menorca es debido a las trampas y engaños que han hecho algunos menorquines hace algunos años. Las normas de las administraciones son surrealistas, no me dejan cambiar una ventana de mi casa porque está a menos 50 metros del mar, sólo me dejan arreglarla, pero es tan vieja que no se puede arreglar, y así estamos, atrapados en un bucle sin fin. Mientras necesitemos que la administración nos controle estamos perdidos, las cosas tendrían que hacerse bien por ética personal (respeto, educación y tolerancia), si, lo sé, suena utópico. Supongo que tenemos la infame clase política que nos merecemos. Si esto no fuera suficiente, hay en Menorca una Mafia, un grupito de fascistas adinerados escondidos detrás de la iglesia, que son los que realmente tienen el poder y el control. Espero que no consigan agotar tu paciencia. Los menorquines no somos así, pero dejamos que nos tengan en malas manos y no hacemos nada, es muy triste. Tu relato es el 50 por ciento de la historia, cuenta por favor en otro post, las ventajas de tener una casa en un lugar tan mágico y encantador. Saludos.

Martin Varsavsky en agosto 19, 2007  · 

Tomás adoro esta isla. Es la mejor de las Baleares de lejos y en mi opinión la mejor del Mediterraneo que conozco puerto a puerto desde Gibraltar a Tel Aviv. Mi crítica trata de ser constructiva. Lo que yo propongo es una manera de rescatar el campo menorquín, de terminar con el chabolismo rural y tener un campo vivido de una manera razonable, no cantidades enormes de tierras en manos de gente que no la cuida. Como dije es muy difícil cuidar de cientos de hectareas en las que además no puedes ni hacer pozos para regar. Pero si cada casa tuviera de 10 a 30 hectareas, y se pudieran construir viviendas dignas, hacer pozos uno cada kilómetro digamos, en fin, un desarrollo hermoso y sostenible, así se volvería a tener la Menorca que me relata Manolo Pineda, nuestro simpátiquísimo guardés que conocía el en su juventud.

jmares en agosto 19, 2007  · 

Martín, sigo tu blog y he leido con especial interés este post sobre las dificultades en matería urbanística con la Administración en Menorca. Conozco la isla, viví en ella dos años y en ella dejé un empleo de los de “para toda la vida”, y a personas y afectos importantes para mí.

Por ello los problemas a que haces referencía me suenan: las dificultades para mantener una piscina en una finca cerca de Es Grau, para dotarse de placas solares o telefonía, de mantener un pequeño hotel rural en Sa Cudía, las reuniones con abogados… Y hablo del año 2002. Le ocurría a una amiga, y ya veo le sucede a todo el mundo.

Si te permite tu agenda de empresario global quizás puedas mejorar la situación haciendo un acercamiento al Consell Insular, al Ayuntamiento de Alaior, el Diario Menorca y hasta al GOB. Explicitar tus ideas aquí expuestas en varios “cara a cara”.

Si te puedo ayudar en algun materia tienes mi email. Saludos.

Juan Carlos en agosto 19, 2007  · 

Martín, antes de invertir en semejante empresa, lo primero que hay que hacer en un país tan demagogo como España, es ir a visitar al alcalde de la zona, invitarle a comer y exponerle todos tus proyectos para el entorno. En según que sitios, puedes incluso lograr que el ayuntamiento te ceda terreno si tu abordas tal o cual infraestructura. Por sistema hay que huir de sitios como ese, donde todo es difícil o imposible, el que quiera mantenerse en la prehistoria que lo haga (ya has visto Córcega), pero España está lleno de sitios que están deseando desarrollarse dentro de un orden urbano y paisajístico lógico, y que te abrirían los brazos de par en par. Si estas interesado puedo ponerte en contacto con unos cuantos, algunos de ellos muy cerca de Madrid.

Baldo en agosto 19, 2007  · 

La verdad creo que la única solución pasa por reconocer los límites que marca la ley. En este caso la que dictamina el Pla Territorial Insular o PTI. Sólo conociéndola exhaustivamente podrás identificar posibles resquicios en los que poder basar una acción, ya sea restauradora, ampliadora, etc. La cuestión es poder argumentar, en base a los criterios marcados por el PTI, la necesidad de realizar una determinada obra.
Posiblemente quienes mejor conocen al dedillo el PTI sean los del GOB. Creo que entre sus muchas actividades se dedican a realizar consultorías, Ignoro si la materia que nos ocupa estaría entre las consultables.

La otra alternativa es conseguir cambiar el PTI. Esto implica cierta dedicación a la política, ya sea directamente o indirectamente vía lobby ;-).

Ya comenté en su día la buena predisposición de la administración en relación a recuperar la producción vitivinícola que en su día hubo en Menorca (antes de la plaga de la filoxera). de ahí la creación de la DO local “Vi de la terra de Menorca”.

Considero que la vía de convertirte en un “pagés” menorquín no se encuadra en la dinámica con la que acostumbras a abordar tus proyectos. ¿Venderas las 300 y pico hectáreas una vez pasada la fase inicial de puesta en marcha alegando que lo tuyo es emprender pero no gestionar?.

Martin Varsavsky en agosto 19, 2007  · 

Baldo, yo ya conseguí hacer casi todo lo que quiero hacer en mi finca pero estoy rodeado de chabolas y cualquiera lo puede ver. Para mi la solución al problema es cambiar el concepto del latifundio chabola por un minifundio razonable. Mi propuesta de que se pueda hacer una casa de campo cada 100,000 metros cuadrados es lógica. De esta manera el campo estará cuidado, a nadie le gusta que su propia casa sea una chabola y alguien que se puede gastar un millón de euros o más haciendo una casa con 100,000 metros de terreno la sabrá cuidar y pagará sus impuestos. Con el dinero de esos impuestos se harán caminos, y se saldrá de esta absurda situación que se ve en las fotos que puse en mi post. Hoy en día la poca gente que hace algo en el campo lo hace en condiciones deplorables. España estará en el primer mundo pero el campo menorquín parece salido de una villa miseria sudamericana. Pero claro, sin pozo, sin posibilidad de albergar trabajadores, sin posibilidad de arreglar las casa. Y Baldo, no creas que te dan los permisos porque simplemente no te los dan. No te dicen ni que si ni que no, eso es lo que me pasó a mi.

Baldo en agosto 19, 2007  · 

Martin, creo que amo esta isla como el que más. Yo he venido aquí por elección y en cierta medida es una muestra de cariño que los menorquines no pueden ni plantearse. Para un barcelonés que venía de vacaciones poder establecerse, trabajar.. ha sido un sueño hecho realidad. Llevo viviendo aquí desde el 2002 y entiendo perfectamente tus propuestas, son razonables y están cargadas de sentido común. Lo que apuntaba, en mi comentario anterior, es que una cosa son nuestros deseos – por muy defendibles que sean – y otra es la coyuntura que determina el sistema en el que nos movemos.

Cuando llegué no entendía (y sigo sin entender) el abandono de las tancas, (para mas inri se está generando tal cantidad de combustible, por falta de mantenimiento de montes bajos y demás ,que cualquier incendio podría alcanzar proporciones brutales.

Desconozco lo que se puede o no se puede hacer según el PTI, lo que si que entiendo es que los plazos para otorgar o denegar permisos por parte de la administración no pueden eternos. La administración local, insular o autonómica no tiene libertad para desentenderse de estas cuestiones, deben asumirlas; de lo contrario caerían en el abandono de sus funciones. Los políticos en la jura de su cargo así lo manifiestan Un buen abogado seguro que puede forzar a que se pronuncien positiva o negativamente, o en su defecto acusar de prevaricación. Un pronunciamiento negativo implica que deben argumentar las causas y motivos que lo han motivado, y por ende dar pie a que se puede corregir lo incorrecto y volver a plantear la solicitud del permiso.
Creo que me he enrollado demasiado pero por ejemplo un huerto solar en una tanca no puede estar mal visto por una administración que está fomentando las energías renovables y la revitalización del campo, no pueden argumentar impacto visual – no es eólica – por lo que no sería de recibo una negativa, sería una incongruencia evidente.
El tema de los pozos es materia aparte puesto que al parecer los acuíferos están en mínimos y muchos se están salinizando. El agua es un problema que requerirá de mucha creatividad para encontrar una buena solución para todos.

Si tus fincas lindan con el mar, y con permiso del PTI, también sería concebible una piscifactoría que produjese cualquier variedad con salida en el mercado, una pequeña bomba abastecería las piscinas de engorde y … parece el cuento de la lechera joder.

Joan en agosto 19, 2007  · 

Hola Martín,
te sigo leyendo desde el evento de emprendedores en Menorca, al cual asistí con interés, y me interesan especialmente estos temas sobre Menorca.
La verdad es que como ya se ha dicho, la solución es complicada. Si todo el mundo estuviese igual de concienciado que tú, quizá sería más fácil restaurar el patrimonio de Menorca, pero a la gente, cuando les das la manga, te toman el brazo. Incluso los propios Menorquines, no todos, claro. La Administración ha intentado buscar una solución para atajar el descontrol, pero por culpa de algunos, perdemos todos.
Realmente la solución de Menorca pasa por replantearse su estrategia turística y empezar a mirar tierra adentro, en los predios. El turismo de sol y playa pronto no será tan rentable y ya no vendrán tantos turistas en verano. La solución será buscar alternativas, y una de ellas pueden ser las casas rurales. Hay gente que ya ha iniciado el negocio, pero siempre con la burocracia y los problemas legales. Resulta complicado.
En todo caso, en cuanto a tu patrimonio en ruinas, la solución más rápida es que salga una noticia en el periódico con la foto sobre el estado de la torre de defensa de tu finca. Esto revuelve las conciencias de muchos menorquines, genera controversia y hace que la Administración actúe para solucionar el problema.
Por cierto, hace unos dos años participé en una exposición fotográfica donde se recogían todos los predios del municipio de Alaior. A mi me tocó fotografiar Sant Llorenç, Torre Vella, Son Squella y algunos más. Y la verdad es que resultaba triste. En algunos casos creo que mi foto será el único recuerdo que quedará de todo aquello. También estuve hablando con un vecino tuyo (un señor muy simpático de Madrid) y él ya me comentaba entonces los problemas que generaban las trabas legales a la hora de restaurar cualquier edificio.
Ojalá la señora Barceló o el señor Marc Pons pudiesen llegar a leer y recapacitar sobre este post.
Saludos.
P.D. Me guardo tu post en el PC porque creo que hay muchas verdades y da mucho que pensar.

nadie en agosto 20, 2007  · 

Martin, no hagas tanta publicidad de menorca en tu blog, que se va a llenar aquello de especuladores, y con ellos ya se sabe, compran cualquier ley a su favor.
La solución, ya la sabes, organizar una plataforma por la conservación medioambiental e histórica de la Isla de Menorca.
Veo más dulce la decadencia despoblada de una isla que la decandencia especuladora sin fin de otra.

Tomás de Salort en agosto 20, 2007  · 

Saludos,
soy otro más de la multitud de gente que te sigue desde la isla de Menorca y, como comprenderás, cuando haces referencia a la isla, te seguimos con especial atención.

En el tema del suelo rústico en la isla… bien, podrías explicar todo tipo de historias terroríficas y problemas tan sui generis que, realmente, a veces parece mejor actuar – siempre siguiendo las normas – y después pagar la multa por no haber esperado el permiso.

En todo caso, como indican más arriba, lo interesante es conocer la legislación vigente al respecto (el Plan Territorial Insular) para poder conocer qué cosas se permiten y qué no.

A causa de mi trabajo, he estado estos días mirando un poco el tema y, pendiente que con la aprobación de la nueva Ley del Suelo las cosas cambien misteriosamente, hay dos apuntes que pueden resultarte interesantes:

1. Puedes pedir permiso al municipio correspondiente (Alayor, en tu caso, creo), siempre que el edificio esté como “Edificio en régimen especial” en suelo rústico. La normativa aplicable está en el PTI, art. 67 disposición 4ª, que puedes encontrar en la web del CIME. En la misma página del Consell hay un formulario e indicaciones de la documentación que tienes que presentar (por desgracia la web está aún en proceso de traduccíón y sólo lo encontrarás en la versión catalana.

2. Enlazado con el primero, ten en cuenta que los ayuntamientos están obligados a responderte en el plazo de dos meses al presentar una licencia de obra mayor. En caso que tarden más, puedes solicitar al consell la presentación de una denuncia de mora para que éste asuma las competencias y te informe de algo. En la misma web del Consell encontrarás el procedimiento a seguir.

Lo del hotel rural… estoy seguro que habrá alguna manera de llevarlo a cabo, aunque te obliguen a dar pasos absurdos del tipo de montar una explotación agraria previamente.

Un último apunte: ten en cuenta que la demarcación de costas podría afectar a alguno de los edificios que tienes en las fincas, es algo que deberías comprobar antes de iniciar cualquier trámite (más que nada por la pérdida de tiempo que supone).

La protección sobre el campo de Menorca que efectua el Consell en ocasiones es demasiado opresiva, aunque hay algunas cosas que tienen sentido.

Por cierto que lo que tu propones estaba antes de la aprobación del PTI: la posibilidad de división de fincas rústicas en en fragmentos de 25 hectáreas mínimo. En la zona oeste de la isla se llegó a crear una figura llamada “rústico cercano” que a la práctica comprendía todo el terreno del municipio donde se permitía segregar en 15 hectáreas (y pedir permiso para edificar un 1% del terreno hasta un máximo de 150 m²). Si tienes en cuenta que antes la normativa lo permitía en 7 hectáreas, verás que la zona oeste de la isla es un batiburrillo de pequeños terrenos.
Antiguamente los propietarios los usaban con fines agropecuarios de uso propio, pero con el tiempo pasaron a un uso recreacional y, finalmente, residencial. Ahora mismo hay un montón de pequeños terrenos con edificaciones ilegales o fuera de ordenación donde viven familias.
El Consell ha intentado regular eso creando lo que se llaman “Nucleos rurales tradicionales”, zonas específicamente delimitadas donde, cuando los Ayuntamientos realicen las infrastructuras, se permitirá edificar parte del terreno. La verdad es que es una solución muy traída por los pelos e injusta con la mayoría de la gente.
En fin, que hay mucha miga y muchas cosas dentro de un tema que, visto desde el exterior, debería ser algo sencillo.

Gabriel Tobar en agosto 20, 2007  · 

Sr. Varsavsky, no llame ecologistas a los ecólogos. Los ecólogos, como alguna gente del GOB a quien cita, no son los ecologistas que les secundan. Los ecólogos saben cosas, los ecologistas se las creen. Lo único que se le puede recriminar a un ecólogo es haber hecho proselitismo y haber conseguido muchos seguidores ecologistas, pues es la incomprensión de los últimos la que crea incoherencias dentro del ecologismo, que no la ecología. Representantes del ecologismo fanático hay muchos hoy día, como por ejemplo, la inmensa mayor parte de los seguidores de Greenpeace.

Pero lo que no se le puede achacar en absoluto a los ecólogos, ni aun a los ecologistas, es que el campo de menorca esté lleno de mierda, pues eso es una consecuencia directa de los que promovieron el turismo, es decir, normalmente todos los demás.

Tal falacia le acerca un poco más aún, Sr. Varsavsky, a los ecologistas convencidos que a los ecólogos sabedores.

¿Acaso ha estudiado Ud. la conveniencia de perforar pozos en la cantidad que propone, por ejemplo? No. Entonces lo que hace es puro fanatismo: soy fan de esto o aquello y así lo propongo sin razonamiento alguno.

El resto del artículo es igual de falaz: pretende conservar la sociedad agrícola menorquina del pasado pero prefiere piscinas, jets privados y hoteles rurales del futuro, a donde acudirán visitantes ultramarinos; califica de honrados a políticos de quienes reconoce que no actúan por su desinterés; cree que la medida “millón de euros” es una buena solución para la parcelación del campo menorquín, cuando cualquiera con los dos pies en el suelo puede comprender que quien tiene tal cantidad de dinero no piensa vivir de plantar tomates; aboga por la vuelta a la idiosincrasia del menorquin rural pero cree que una casa de 70m2 no es suficiente para vivir los glamurosos estándares que Ud. desea …

Fijese: pretende Ud. “preservar un estilo de vida rural que existió durante más de 5.000 años ininterrumpidamente, pero que se perdió en los últimos 50″ acusando de esta pérdida de sostenibilidad al “impasse entre gente que quiere construir de una manera loca y desenfrenada y gente que no quiere que se haga nada al punto que se derruma y deteriora el patrimonio cultural de la isla”, y va y propone Ud. “un compromiso”.

Sr. Varsavsky, el resultado de lo que ve a su alrededor ¡es el resultado del compromiso forzoso de los últimos 30 años! Si se hubiese hecho caso a los que no querían que se hiciera nada de lo que se ha hecho, ¡Menorca estaría conservada como durante esos 5.000 años!

Si algo había que cambiar en el pasado era el feudalismo por un reparto más equitativo y provechoso para el pueblo llano, no por turismo. Sr. Varsavsky, mientras haya alguien que siga apoyando el turismo, como hace Ud. en parte con sus recomendaciones, como practica Ud. mismo salvajemente, compulsivamente, a lo largo y ancho de todo el planeta, Menorca, desgraciadamente, no volverá al campo.

Un defraudado lector, asíduo por resultarme Ud. un paradigma de la insostenibilidad digna de estudio. Gracias por exponernos asiduamente sus pensamientos.

Martin Varsavsky en agosto 20, 2007  · 

#14 Gabirel,

Te propongo una idea. En vez de criticarme cuéntanos tu plan para terminar con los latifundios chabola que me rodean.

Martin Varsavsky en agosto 20, 2007  · 

Tomás de Salort,

Te agradezco mucho tus recomendaciones, que leo con atención, pero hace 6 años que trato sin éxito de pedir permisos.

Martin Varsavsky en agosto 20, 2007  · 

Joan,

Es interesante lo que dices. Estuve hablando con comerciantes de Mao y me dicen que cada año llega menos turismo a Menorca, mientras que lo opuesto ocurre con Mallorca e Ibiza. Para mi es como dices, hay que “reinventar” esta isla porque la solución de ser okupas acampantes es para muy pocos. Mi opinión es que Menorca tiene que transformarse en el paraiso para tener una casa propia o alquilada más que para venir a un hotel. Es interesante que en los Hamptons, donde tengo una finca en Estados Unidos el éxito de la comunidad es total pero directamente están prohibidos los hoteles. No hay hoteles. La economía se mantiene toda con casas particulares. Las casas también generan mucho trabajo, hay que diseñarlas, construirlas, mantenerlas y el trabajo es de más calidad que servir mesas a los tour operadores. Pero lo que ocurrió en Menorca es que luego de algunas barbaridades que se hicieron hace mucho tiempo en Cala Galdana, Son Bou y algunos otros sitios es que la gente decidió que el abandono era mejor que la construcción. Pero yo creo que la restauración y ocasional construcción de granjas sostenibles, de casas rurales (que también es casi imposible conseguir permiso), de hoteles rurales, es la solución. Si se declara que cada 100,000 m2 o 200,000 o una cifra muy grande se puede hacer una granja sostenible se logrará recuperar el campo de una manera sana.

Gabriel Tobar en agosto 20, 2007  · 

Martin Varsavsky dijo:

“#14 Gabirel,:

Te propongo una idea. En vez de criticarme cuéntanos tu plan para terminar con los latifundios chabola que me rodean.”

Primaremente, el que alguien comprenda un problema no le obliga a conocer la solución.

Segundo, yo ya propuse una parte de la solución, implícitamente: escuchar a los ecólogos.

Tercero, no me arrogo tanta sapiencia como para poder proponer un plan integral, de manera que me suelo contener muy mucho a la hora de proponer soluciones parciales, al contrario de lo que hace Ud. en este caso.

Mi plan, lo sabría si leyera a quien se interesa por leerle, ya lo tengo colgado de mi blog hace tiempo: avisar a los menorquines de que Menorca necesita un plan B para que los menorquines puedan comprender la necesidad del mismo y sepan ponerse así en camino de su realización primero (son ellos los que deben decidir) y su consecución después, pues la Menorca del turismo de masas tiene los dias contados, probablemente. No quisiera repeterime aquí, además de que ni me apetece ni me resulta productivo ni coherente, pues por algo nos tomamos los demás también la molestia de mantener bitácoras y webs y de enlazarlas al nick en las respuestas en Internet, pero me temo, Sr. Varsavsky, que a Ud., los argumentos que yo pueda ofrecerle (los tiene en mi blog en vídeo, en powerpoints, en escritos, de diferentes autores, se podría hartar de ellos), le van a entrar por una oreja y le van a salir por la otra, pues son difíciles de tragar por un tipo con avión a reacción privado, con fincas y tentáculos empresariales por medio mundo, cuyas ideas y su desarrollo depende precisamente de que ninguno de esos argumentos sean reales y la Tierra siga siendo plana.

Sin acritud ninguna, saludos cordiales.

Martin Varsavsky en agosto 20, 2007  · 

Pues Gabriel, si me interesan y te invito a Torrenova si tienes ganas de charlar sobre el tema. Quizas mi solución de dejar transformar latifundios en fincas de mínimo 100 mil metros cuadrados no es buena. Pero el desastre actual tampoco lo es.

jose en agosto 20, 2007  · 

Martin, es falso que Mallorca o Ibiza sean modelos que funcionan mejor que el de Menorca (una de las falsedades difundidas por el PP).
Parece ser que planteas el problema del campo, de mantener su ideosincrasia, su cultura, su actividad económica,… que son aspectos realmente importantes en esta isla (se mantienen mejor en la zona de Ciutadella gracias a las fiestas de San Juan). Pero creo que enfocas equivocadamente el tema, al hacerlo no tanto desde la óptica de conseguir rentabilizar la actividad agrícola o ganadera, sino desde el enfoque urbanístico o residencial, lo cual choca con los objetivos que se plantean por ejemplo en el PTI.
Historicamente en Menorca se ha vivido de la vid, del olivo, del cereal y los últimos treinta años de la vaca. Estas actividades deben competir con la industria primero, con el turismo después y con la especulación o el uso residencial (que tú apuntas) para finalizar. Esto es David luchando contra tres Goliats a la vez.
Hubiera preferido propuestas para rentabilizar la actividad agraria: vinos de alta calidad (bini faded es muy bueno), quesos artesanos con leche de vaca menorquina, aceite de oliva virgen y ecológica, cria caballar, miel, carnes ecológicas, y un largo etc de propuestas que necesitan de emprendedores dispuestos a luchar por un producto de calidad.
La salida que tú apuntas es la opción fácil, y todos los terratenientes de la isla (principales responsables del abandono que denuncias) te aplaudirán, puesto que no se ven capaces de sacar rentabilidad a sus fincas y simplemente no las venden a la espera de que ideas como la tuya fructifiquen y sus propiedades suban de precio (les sale más rentable mantenerlas aunque se derrumben a la espera de que sigan subiendo de precio).
Estoy totalmente en contra de que Menorca se convierta en un jardín de gente rica (a los cuales evidentemente hemos de atraer) con posesiones de varias hectareas.
Por otro lado un saludo afectuoso.

Toni en agosto 20, 2007  · 

Hola,

soy menorquin y como la mayoria soy un amante total de este pedazo del paraiso.

Creo que la solución para Menorca es muy complicada y este articulo va muy relacionado con el anterior donde comparabas Mallorca y Corcega. Yo al ver Ibiza y Mallorca la verdad me asusto mucho y espero que entre todos hagamos todo lo que sea para proteger nuestra isla.

Esta claro que el turismo nos ha traido una mejor vida a todos y que tenemos que mantenerlo y mejorarlo, pero mi opinion es que tenemos que renunciar al turismo de masas y a la construcción masiva (grandes hoteles, campos de golf, …) porque con eso solo conseguiremos ser una Mallorca en pequeña y nunca podremos competir con ella en temas de comunicacion y servicios.

Yo siempre he defendido un turismo rural y de calidad en Menorca y facilitar deportes como el senderismo, mtb, piraguismo, …

La gente suele decir que no tenemos tanto como nos pensamos y que hay muchos sitios con mejores playas y mas accesibles pero yo creo que no es así, yo creo que los que somos de aquí no somos conscientes de lo que tenemos y que lo mas importante de todo es mantenerlo.

Se podria definir todo mi comentario como Sostenibilidad (ya que esta tanto de moda actualmente), turismo si pero sostenible y acorde con el medio ambiente.

Saludos.

Canduterio en agosto 20, 2007  · 

El problema con la división de las grandes fincas rústicas en Menorca es que se ha comprobado que la gente acaba abusando del concepto mientras otros especuladores lo aprovechan en su interés.

La mayoría de nucleos de “huertos rústicos” como Torrevila en Ciutadella empezaron así: una finca grande (una antigua explotación agrícola-ganadera) deja de ser productiva y se divide en parcelas pequeñas de entre 2000 y 4000 m2 para su venta a particulares. Primero empieza muy bien, compro mi terrenito y voy a sembrar hortalizas de secano y a poner un par de árboles frutales. Luego, mira por donde, si planto cosas necesitaré agua, y ya estamos taladrando un pozo en cada parcela o, en el mejor caso, organizando una red de agua comunitaria.

Vaya, pero aun no estoy satisfecho, si necesito agua para regar y cavo un pozo particular, necesitaré electricidad para bombearla. Ya ya estoy pidiendo electricidad a GESA para mi parcela rústica, petición que me conceden pues queda justificada por tan noble propósito agrícola. Y si no me la conceden me pongo unas placas solares y listo. Seguimos: necesitaré una caseta para poner el moticultor, las herramientas o cobijarme si se pone a llover cuando estoy allí. Pues nada, me construyo una caseta de aperos, que hace años no hacía falta ni permiso municipal para ello. Como tengo electricidad (por el pozo) pues ¿qué tal si monto una sala con cocina para venirme con la familia los fines de semana? Total, no es nada, por sólo unos metros cuadrados más no me van a decir nada. Al año siguiente, como nadie me ha reprochado nada, se me ocurre que que podría añadir una habitación para poder venirme a pernoctar en verano. Pues nada, manos a la obra, nadie me dice nada porque a mi alrededor todos están haciendo lo mismo (¿o quizás soy yo que lo hago para no ser menos que ellos?, no lo sé, nadie recuerda quien empezó). Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra, decia ese. Luego mi mujer me sugiere que estaría bien convertir el aljibe de agua en piscina, total, ya hace tiempo que no sembramos nada (el garaje y la barbacoa nos taparon más tierra fertil), y en el supermercado sale todo más barato y sin esfuerzo.

Resultado en menos de 20 años: un gran terreno rústico pasa a ser una urbanización “rústica” de chalets con piscina. El Ayuntamiento se ve forzado a regularizar la situación de las viviendas pues se enfrenta a la inpopular medida del derribo masivo. El “silencio administrativo” acaba dando la razón a los ilegales. Otros, como insinúa el Sr. Tomás de Salort, optan por la “audaz” política de hechos consumados, pues les sale mejor de precio pagar sanciones que acatar las normas. Aquí lo que manda es que “lo hecho, hecho está”, total, el número de derribos por orden judicial es insignificante.

En fin, esto es a lo que lleva la permisividad en la división de fincas rústicas grandes, latifundios como las llama usted. Incluso cuando hace 10 años las normas urbanísticas se hicieron más restrictivas, aun hubo quienes aprovecharon las fisuras legales seguir haciendo lo mismo. Por ejemplo, cuando se limitó el tamaño mínimo de las porciones en que se podía dividir una finca rústica (segregación), entonces salieron algunos espabilados que dividieron fincas de tamaño mediano (10.000 m2, ó 1 hectárea) en subparcelas “comunitarias”, es decir, sobre el papel oficial cada copropietario tenía derecho a un porcentaje del terreno total, sin especificar nada más. Teóricamente no había división alguna, igual que en un piso comprado a medias por dos cónyuges no se especifica a quien le pertenece la cocina, las habitaciones, etc. Hecha la ley, hecha la trampa: luego privadamente los copropietarios pactaban para repartirse el pastel en partes concretas y poner vallados en sus porcentajes comunitarios. El mismo resultado que antes.

Y esta presión seguirá así mientras sea más lucrativo vender el terreno que cultivarlo como se venía haciendo hasta el siglo pasado.

Por otra parte, me resulta harto despectiva su terminología de “chabolas menorquinas” para referirse a casas de predio (sea cual sea su estado de conservación) o para referirse a instalaciones militares en desuso (¡afortunadamente!). Las auténticas chabolas menorquinas, Sr. Varsavsky, están en las urbanizaciones turísticas y en los huertos con edificaciones ilegales.

Martin Varsavsky en agosto 20, 2007  · 

#20 José,

Yo no dije que Mallorca e Ibiza funcionan mejor. Es más yo tenía casa en Mallorca y me escapé y vine a Menorca porque en verano en Mallorca no se puede estar con la cantidad de gente que hay. Y de Ibiza mejor ni hablemos. Voy como mucho un fin de semana por año para ir de marcha (la mejor del mundo) y luego me escapo. Pero Menorca tiene un problema en el campo, eso es innegable, el patrimonio arquitectónico y cultural del campo está desapareciendo, lo ves en las fotos de mi artículo.

Pero lo que me sorprende es ver a gente como tú defendiendo el latifundio. Quizás, ahora que yo logré arreglar mis tres casas aquí tendría que estar contento con mis 330 hectáreas y no preocuparme de nada de esto. Es más, quizás tendría que comprarme las fincas que me rodean y arreglarlas porque con paciencia y pagando unas multas lograría restaurarlas y los precios de las fincas están por el suelo, porque no se puede hacer nada con ellas.

Tu propuesta de cultivar algo suena genial, pero yo lo he estudiado mucho y lo que cultivo y animales que tengo lo hago como jardinería ,ya que pierdo dinero todos los años. Lo hago porque me gusta ver el campo “vivo” no porque sea rentable y tengo frutales, huerto, burros menorquines, etc, pero todo esto es un hobby.

Pero una idea que se me ocurre leyéndote es que ya que la tierra está tan barata en Menorca, porque no te dejan hacer nada con ella, lo que tendría que hacer el gobierno de Menorca quizás es comprarla con el dinero de todos los menorquines y luego alquilarla gratis a cambio de que la gente la cultive. Para el gobierno de Menorca 10 millones de euros no es nada y con 10 millones de euros se comprarían unas 500 hectáreas y se las podría dar en fincas de 100.000 metros a los menorquines que las quieran trabajar y en ese caso no sería un jardín de ricos sino un jardín de menorquines. Lo que yo quiero José es ver un campo productivo. El objetivo de mi propuesta es que el campo no sea un basural abandonado como es ahora (tuve que tener a dos personas un año para limpiar toda la basura que había por la finca cuando la compré). Además, la idea de comprar tierra y dedicarla a un uso público se hace también en East Hampton, donde también tengo una finca, pero ahí la hace una ONG que se llama Peconic Land Trust. La gente adinerada dona a esta ONG y la ONG compra fincas y las destina a uso público. Se que cuesta creer esto en España, pero es así y los norteamericanos son mucho más sociales de lo que la gente cree por esta parte del mundo.

Y otro tema, veo que los menorquines están reaccionando como “este argentino que se mete con lo que tenemos que hacer en esta isla”. Pido por favor que no reaccioneis así porque lo que yo quiero es una solución buena para todo el mundo. Yo en si estoy muy bien aquí, adoro mi finca, no la pienso vender y los problemas ya los viví. Pero cuando salgo a ver el entorno que me rodea me da pena. Y a Manolo Pineda –que creció en mi finca y me ayuda con ella–, le da aún mucho más pena.

Martin Varsavsky en agosto 20, 2007  · 

Luego de escribir este artículo una vecina de Cala en Porter me envió estas fotos en las que se ve la Cala y mi finca del otro lado de la Cala. Lo triste es que es que lo que se ve en las fotos son desagues humanos vertidos directamente en la Cala.

jose en agosto 20, 2007  · 

Martín

Te equivocas afirmando que defiendo a los latifundistas. Conozco a muchos y los respeto profundamente; pero en mi escrito he sido muy crítico con ellos puesto que los he responsabilizado de la dejadez en sus terrenos y construcciones, así como de no haber sido capaces de rentabilizar sus explotaciones (muchos no han reinvertido nunca, no han innovado, no han abierto nuevos mercados, han sido rentistas durante décadas,…).
De todos modos también creo en el libre mercado y la lógica de la rentabilidad ha hecho que el capital fuese primero a la industria, luego al turismo y en los últimos años al sector inmobiliario.
No soy muy partidario de que el sector público se convierta en el siguiente latifundista, prefiero que lo hagan gente como tú, o por ejemplo gente que ha ganado mucho dinero en los últimos años y lo invierte en tener sus fincas (todos conocemos industriales, hosteleros, constructores o empresarios de tragaperras). Hay muchos que lo han hecho y cuidan muy bien de sus fincas (te podría enseñar fotos de muchísimas fincas de Menorca en un perfecto estado de conservación y con sus tierras perfectamente labradas). No todos los latifundistas han llegado a estremos de abandono de las que tú comprastes o las que tienes de vecinos.

blogs en agosto 21, 2007  · 

Estoy de acuerdo con lo que dices de las administraciones menorquinas, es un asco.

Gabriel Tobar en agosto 21, 2007  · 

Sr. Varsavsky, le agradezco sumamente su invitación y aunque no era charlar lo que buscaba cuando entré a su blog a decir lo que dije, sino quejarme, me parece una propuesta muy interesante la de conocernos y debatir esta cuestión.

Pero debo hacer notar algunas cosas:

Primero, para que sea un buen debate debe ser sincero. Ambas partes deben tomarse la molestia de sincerarse, de decir lo que realmente piensan, siempre sabiendo la posibilidad de que la aseveración propia puede ser errónea y que será rectificada, pero asumiendo ese riesgo y emitiendo las calificaciones pertinentes sobre los argumentos contrarios. Para eso, la casa de una de las partes, cuando éstas partes parece desde un principio que están enfrentadas, no me parece la mejor opción. Lo que en un debate sanamente sincero puede ser una calificación válida, en la casa de uno puede sonar a insulto, y yo no quiero que nadie crea que le estoy insultando, nada más lejos de mis intenciones. Quizás sería buena cosa proponer otro lugar, que no su finca.

Segundo, no poseo coche, así que llegar a donde Ud. propone me resulta dificultoso. Además trabajo todas las noches de camarero, así que debería ser durante el día. Por otro lado, el tema propuesto no es baladí, no es cosa de un par de cafés, puede llevar horas, bastantes, así que sería cosa a tener en cuenta el que Ud. dispusiera de tiempo suficiente para ello.

Tercero, para celebrarse un debate serio y fructífero, ambas partes deben conocer por igual los argumentos del otro y la postura contraria ante el argumento propio. Yo conozco sus argumentos. Ud. dice que le interesan los míos, pero ¿Los conoce? ¿Ha visto, por ejemplo, este vídeo y leído el texto que he enlazado antes?

Ud. dice que el desastre actual no es bueno. En eso convenimos, pero mucho me temo que no en la raíz del problema y en las consecuencias que puede acarrear el desastre actual. Ud. ya ha podido leer qué pienso yo sobre algunos argumentos que ha dado Ud. en este y otros hilos, de manera que si no recibiera yo comentario alguno sobre los míos estaríamos encarando un debate desigual e injusto, que no tendría por qué dar un resultado válido, lo que le restaría todo interés.

Esperaré impaciente pues hasta saber de su postura sobre mis argumentos, para que podamos citarnos y conversar con fundamento.

Saludos cordiales.

enrique en agosto 21, 2007  · 

(Del peridico El Mundo de hoy)
Menorca ha perdido un 15,7% de turistas extranjeros en dos años / En julio han visitado la Isla un 3,70% menos de británicos que en 2006 y un 12,6% menos de alemanes.
69.656 turistas menos.
En lo que va de temporada, Menorca ha perdido ya un 5,17% de turistas británicos y un 14,92% de alemanes. En los últimos dos años, a la Isla le han faltado ya un15,79% de turistas extranjeros, es decir, a 69.656 personas.
Me parece que es mucho perder, ya que cada turista genera/gasta 1.000 euros, lo que da de momento unas perdidas de ingresos de 70 millones de euros.
Saludos
Enrique

Rebeca en agosto 21, 2007  · 

Comentarista 2,

Supongo que Martín se refiere a que exista una legislación que permita la división voluntaria del propio patrimonio para poder venderlo o explotarlo por partes. No creo que esté deseando que un Estado comunista totalitarista expropie los latifundios para administrarlos a su antojo. En Extremadura algunos latifundios están también tremendamente descuidados, dado que para sus dueños no resulta rentable explotarlos adecuadamente. Sin embargo, sí es legal la división de fincas (bajo determinados supuestos) y muchas de ellas se venden por partes a personas que sí sabrán sacarles provecho y aplicar técnicas de cultivo más rentables. El resultado es que el campo está en general mejor aprovechado, con gran abundancia de fincas de tamaño medio, y que sólo sostienen los latifundios los aristócratas y millonarios como Martín a quienes les sobra el dinero, y por tanto no tienen deseo de dividir su finca para venderla.

La razón principal que Martín ha dado para permitir la división de fincas es que éstas se descuidan; no obstante, él realiza múltiples esfuerzos para conservar el patrimonio ecológico y arqueológico de la suya, por lo que esa razón no se aplica en su caso.

No veo ninguna incoherencia en el discurso de Martín: en cambio sí veo maniqueísmo en el tuyo, porque eres incapaz de apreciar los matices de la argumentación. Queda mucho territorio entre los extremos (y más entre los extremos de un latifundio).

Baldo Torres en agosto 21, 2007  · 

Martin está claro que ahora te toca montar un “MenorcaSostenibleTalk” eso si en esta ocasión que sea un lugar distinto y con birras en vez de agua que ahora apetece.

Martin Varsavsky en agosto 21, 2007  · 

Así es Rebeca. Lo que digo es que los latifundios son malos para el campo, pero se ve que usé mal el término minifundio porque los comentaristas creen que hablo de parcelas de 4000m2. Quise decir fincas de un mínimo de 100.000m2 que son igual grandes, pero apropiadas para huertos.

Martin Varsavsky en agosto 21, 2007  · 

Para dar más detalle sobre lo que pasa en mi finca cuento lo siguiente.

Luego de escribir el post invité al alcalde de Alaior y a su equipo a venir el jueves a las 10 30 a Torrenova para que vean en detalle lo que se ha hecho en esta finca. Según me dicen todo lo que hemos hecho en Son Esquella, Binisegarra y Torrenova está bien salvo tres temas.

Uno que construimos una caseta que cubre el generador que usamos en la finca, la caseta es muy pequeña y solo cabe un generador, para mi es obvio que mucho mejor tener esa caseta hecha de piedra de la finca y a tono con lo que va en la finca que tener el generador a la vista y haciendo ruido, espero que solucionemos ese tema, la otra solución era hacer una obra enorme trayendo electricidad desde Alaior, me parece mucho mejor el generador con placas solares que pusimos

El segundo es la piscina que hice aprovechando una cantera que había de donde se sacó el material para hacer la casa, es una piscina pequeña de forma irregular (la forma de la cantera) y para el agua viene de nuestro pozo

El tercero es el tema de los caminos, el ayuntamiento de Alaior argumenta que hice caminos nuevos, Manolo Pineda que vivía en esta finca de pequeño en los años 40 e hizo los caminos argumenta que el no hizo caminos sino que arregló los que había antes, yo vi bien donde están hecho los caminos y efectivamente están hechos donde había caminos antes, la prueba son los muros secos que estaban abiertos, además es imposible llegar al huerto y a las tancas sin tener caminos para pasar con un tractor que es la razón por la cual hicimos los caminos. En general considero imposible pretender que la gente se dedique de vuelta a la agricultura como dije sin poder hacer pozos para regar en una finca de 330 hectareas y sin poder hacer caminos para tractor porque aclaro que los caminos no son rústicos, son rustiquísimos, un coche normal no puede pasar.

Pero estos tres puntos son muy pero muy menores comparado con las enormes obras de restauración que hicimos en esta finca. El que quiera ver fotos de esta finca que no sean las mias puede ir a http://www.flickr.com y buscar torrenova2007 ahí hay muchísimas.

Además cualquier menorquín que quiera visitarlas me puede escribir y concertar una cita.

Rebeca en agosto 21, 2007  · 

Hola Canduterio,

Quería comentarte que yo nunca he estado en Menorca pero me ha venido a la mente la imagen de las afueras de mi pueblo, supuestas fincas rústicas dedicadas al cultivo que tienen auténticos chalets de 2 plantas con arquitectura recargada y que en su totalidad están dados de alta como almacenes agrícolas (sic), ya que es ilegal construir en la zona. Las piscinas son acequias, los pozos no riegan el césped sino los cultivos y todos los días se celebra la fiesta del No-Cumpleaños. Es decir, la picaresca del ciudadano medio nunca termina. Pero la culpa es de la Administración, que permitió la división indiscriminada de grandes fincas en parcelas pequeñas para su posterior venta. Estas parcelas son demasiado pequeñas como para permitir una explotación agrícola rentable, y terminan siendo una especie de fincas de recreo para las clases medias, carentes por ejemplo de una red de alcantarillado responsable pero con suministro eléctrico.

Esto está a la orden del día en mi pueblo, Don Benito (Badajoz), que a la sazón carece por completo de zonas de naturaleza virgen. Lo que antes eran latifundios cultivados, ahora son minifundios con chalet, piscina, jardín y cuatro tomateras para justificar el cultivo. Yo apoyo la idea de la división de los latifundios, pero siempre que se haga de una forma responsable y atendiendo al tamaño mínimo que debe tener una finca de la zona para que sea económicamente viable dedicarla exclusivamente a actividades agrarias o ganaderas. En otras zonas de Extremadura se ha hecho así, pero concretamente donde vivo, que casualmente es una de las zonas con el PIB más alto de la región, el campo se ha llenado de pequeños propietarios que no necesitan cultivar para subsistir y deterioran el ecosistema.

En Madrid (donde vivo y trabajo desde hace 7 años) la situación se reproduce también en la sierra, aunque ignoro las causas reales y no me atrevo a opinar con respecto a este punto. Mi pareja y yo estamos buscando una parcela en la sierra donde vivir (puesto que podemos trabajar desde casa) y nos ofrecen continuamente supuestas parcelas rústicas que en realidad tienen toda clase de equipamientos “urbanos”.

jose en agosto 21, 2007  · 

Martín

Creo que lo que has hecho es magnífico para Menorca, y lo mismo que yo piensa el Alcalde de Alayor, Pau, el cual te tiene gran admiración. Conozco a Manuel Pineda, conozco a Francisco Maqueda, conozco tu finca y he visitado las obras, la conocía antes de que fuera tuya,… y tengo que reconocer que ha sido una gran suerte que hayas venido a Menorca.
No quisiera darte la impresión de que en mis críticas vieses algo en tu contra, o peor aún contra un argentino que se atreve a opinar de Menorca (como has comentado). Lo que si reitero es mi opinión de que una excesiva permisividad en el tema de la segregación en suelo rústico en Menorca podría resultar muy perjudicial y ante todo hay que ser muy cauto.
En Menorca se han dado muchos casos en que los conservacionistas han recibido durísimas críticas y luego a la larga han tenido la razón y la gran mayoría se han apuntado a sus tesis.
No he seguido el tema de los impedimentos reales que has tenido para convertir parte de tu finca en hotel rural. Conozco que es un tema complicado, pero es perfectamente posible ejecutarlo. La prueba es el hotel rural de Morvedra, de Sant Ignasi o Bini Atram, todos ellos en Ciutadella. No sé exactamente cuales son los impedimentos en tu finca, pero estoy convencido que en el Consell Insular y el Ayuntamiento de Alaior estarían dispuestos a facilitarle las cosas, siempre dentro de una legalidad, que forzosamente en Menorca ha de ser restrictiva.
Un saludo de un menorquín que te aprecia.

nadie en agosto 21, 2007  · 

Bueno, y una pequeña pregunta, la torre vigia que mencionaste, ¿está declarada como edificación protegida?
Si fuese así, por ahí se le podría meter mano para restaurarla.
Nosotros en Huelva vivimos en una casa muy antigua que era de un Doctor Inglés, de la época inglesa minera onubense de la rio tinto company limited. Y el ayuntamiento tiene tanto esta casa, como otra colindante catalogadas como edificios protegidos, entonces tenemos que tenerla siempre en perfecto estado y es imposible demolerla.
La casa colindante que era de otro Dr. Inglés, la compró un especulador hará un año para hacer adosados de mierda en el terreno, y no s ele ocurrió otra cosa que intentar tirar abajo la casa protegida, y le ha caido un buen multazo, pero el proyecto de adosados sigue adelante. En fin una mierda.

Pero bueno Martin, yo sigo sosteniendo que ojalá la costa andaluza siguiese siendo como antaño pequeños nucleos de chabolas de pescadores que en la costa de hormigón que se ha convertido ahora en aras del progreso y la economía, dicen.

” En El juicio final , G. Rattray Taylor muestra a los hombres del futuro renunciando al bistec y alimentándose de algas y de proteínas extraídas del petróleo. Así, ya no se contaminarán las ciudades con ese líquido nauseabundo, que se eliminará comiéndolo. Sus pronósticos sobre la contaminación son tan pesimistas que ve a los hombres del futuro viviendo bajo tierra o bajo cúpulas climatizadas, totalmente alejados de la Naturaleza. Y concluye que si, …”

El rei n'Anfós el Liberal en agosto 21, 2007  · 

En una entrada del 2005 ya decia que su intención era construir un hotel… Ahora no nos venga con històrias, que los menorquines hace mucho que convivimos con especuladores como usted que encima se dan el lujo de soltar comentarios como que restaurando sus casas dio de comer a la gente de la isla. Señor martin, comemos sin necesidad de gente como usted! no sea demagogo. Esas casas fueron construidas como explotaciones agrarias, si no siguen siendolo ya se pueden caer de viejas pero o son agricolas o son monumentos del pasado como los talaiots, pero no nos monte un parque tematico que para eso està port aventura.
La torre de defensa que dice està en su propiedad, si es la que se ve desde googlemaps, pertenece a Costas, es decir al pueblo de Menorca. Ni se le ocurra tocar una sola piedra historica de ella, prefiero que se caiga a que usted la utilice como reclamo de carton piedra para su hotelito.
Bé anam amb els nous propietaris rurals… Passi unes bones vacances senyor Varsavsky

Canduterio en agosto 21, 2007  · 

Respondiendo a Rebeca,

Aquí también hay un desfase entre la realidad y lo que consta en el Catastro o en los archivos municipales. Lógicamente la realidad siempre es más que lo documentado, especialmente por el efecto progresivo que explicaba en mi anterior comentario: las viviendas ilegales en suelo rústico normalmente no se construyen de golpe sino a base de un poquito hoy, otro poco el año que viene, etc. Incluso algunos han llegado a construir aprovechando la nocturnidad, de modo que pareciera que los ladrillos crecían por arte de magia. Otra técnica muy extendida es construir barbacoas cubiertas, aunque sin cerrarlas lateralmente. A cabo de un año cierran las paredes, y al cabo de dos añaden habitaciones. Así pues no es raro que en el catastro aparezca una terraza cubierta donde ahora ya hay una habitación. Es algo muy sibilino y que para colmo tiene unos resultados estéticos demenciales, a modo de “collage” arquitectónico. Muchas de estas edificaciones no tienen ni planos ni proyectos, y se van levantando según el capricho de los propietarios que, según su punto de vista, pueden hacer lo que quieran en “su casa”. Lástima que no se puedan publicar fotos de este tipo de fincas habitadas, porque sin duda dejarían por los suelos la galería que ha publicado Martín. Se podría titular “el chabolismo de las clases medias”.

Dices que en tu tierra la Administración fue permisiva, lo cual es un problema, pero como ya he explicado antes, ni siquiera el endurecimiento de las normas ha impedido aquí que se siguieran produciendo “cuadriculados” en el terreno, como el caso de los terrenos en “comunidad”. Se ve que hay gente que, cuando no le gustan las normas, en lugar de aguantarse lo que hacen es leerselas una y otra vez en busca de una fisura por la que seguir haciendo lo que quieren. Algunos han hecho de esto su oficio.

La instalación de una red eléctrica es cuestión de tiempo. Ídem para la red telefónica. Hasta que llega este momento la mayoría instalan placas solares, pequeños aerogeneradores o, en el peor caso, alternadores diésel. Resulta paradójico que en verano algunos van a vivir en estas fincas rústicas buscando la tranquilidad y el silencio y resulta que por la noche, en lugar de oir los grillos y las lechuzas, tienen que aguantar el ruido del motor-generador del vecino.

Yo sí entendí que Martín proponía fincas de 100.000 m2. Lo que quería poner de manifiesto en mi comentario era que dentro del contexto socioeconómico actual, cualquier división es un camino sin retorno. Si una finca de 200.000m2 es de un solo propietario, raro será que construya dos edificaciones en lugar de una algo más grande, incluso sin aprovechar al 100% los metros cuadrados que le permite la ley en función de la superficie del terreno. Si divides el terreno entre dos, lo único que está garantizado es que en ambas partes se edificará una vivienda con la máxima superficie y altura que permita la ley. Por tanto con esta simple medida ya hemos duplicado la superficie construida, independientemente del uso que se de al terreno.

Como siempre la ley es muy lenta para reaccionar ante los problemas, mientras que el cemento se solidifica en cuestión de horas.

Rebeca en agosto 22, 2007  · 

Respondiendo de nuevo a Canduterio,

Gracias por tu lúcido mail. Ahora me gustaría hablar del típico latifundio extremeño de secano: aunque en mi familia directa (padres y hermanos) no entendemos absolutamente nada del campo por haber sido mi padre empresario, por línea materna existe una tradición muy arraigada de dedicarse al campo. Mi abuelo materno tenía una finca enorme con un pequeño “pueblo” dentro de 7 u 8 casas para los jornaleros que trabajaban allí (más las viviendas de los pastores itinerantes que ocasionalmente paraban por allí) y hoy en día es mi tío quien explota esa misma finca en solitario, gracias a los avances de la tecnología, por lo que ya no necesita todas esas casas que había antes en la finca. Utiliza únicamente la principal, que tiene electricidad gracias a un generador diésel, y que vierte las aguas residuales a un pozo negro. El resto de construcciones, la mayoría de finales del XIX o de principios del XX, languidece lentamente, derrumbándose alguna que otra pared de vez en cuando.

A mi tío le sobra el dinero para arreglar esas casas si quisiera y para instalar una placa solar en vez del generador diésel. Pero es muy raro que un agricultor medio tenga conciencia ecológica, puesto que ve el campo como su medio de subsistencia y nada más. Yo creo que si se trabaja en el campo siempre es necesario tener un sitio donde resguardarse cuando el tiempo no acompaña, hacerse la comida del mediodía o dormir un rato, además de lugares apropiados para guardar los instrumentos de labranza. Evidentemente, a mi tío le sobran casas debido a la mecanización del campo, pero al menos una casa siempre es necesaria. Lo que no veo lógico es construir viviendas en fincas de sólo unas pocas hectáreas.

En Extremadura hay dos tipos de fincas latifundistas: las de los “ricos ociosos”, que son dehesas sin cultivar y sirven únicamente para que pasten en ellas el ganado bovino o el toro de lidia; un ejemplo es la finca que tenía Carmen Sevilla en Cáceres. Casi siempre son ejemplos desastrosos de gestión. Y las fincas latifundistas de secano, como la de mi tío, normalmente dedicadas al cultivo masivo de cereal. Al ser menos rentables que una finca de regadío, necesitan ser más grandes para que una familia pueda vivir de ellas. Por eso decía antes que no se puede poner un límite preciso de extensión para dividirlas, porque ese límite depende de muchas cosas.

Las fincas que más abundan en la zona donde crecí son las fincas de tamaño medio para regadío, nacidas casi todas ellas de divisiones de latifundios de secano, gracias a la puesta en marcha hace décadas del “plan Badajoz” (una de las pocas iniciativas de raigambre social de Franco), que cambió radicalmente la organización territorial y la economía de la zona, haciendo que la riqueza llegara a mucha más gente en vez de quedarse sólo en los estratos superiores. Pero desgraciadamente en determinadas zonas las divisiones de fincas de secano se hicieron más pequeñas y fue lo que condujo a lo que tú expones, Canduterio: la picaresca de la construcción del ciudadano medio. ¡Y hay que ver lo feísimas que son esas casas a base de “recortes”!

En fin, no sé si me he explicado bien, tan sólo quería exponer que a menudo la realidad es más compleja de lo que parece.

Martin Varsavsky en agosto 22, 2007  · 

Rei Anfos,

Solo me queda decirte que visites Torrenova, mi finca, y visites Torre Velha, el latifundio chabola que tengo al lado, y luego me cuentas que clase de isla quieres tener. Y con respecto a que comes sin mi, mi respuesta es que claro que sin mi, Martin Varsavsky, pero sin todos los enamorados de Menorca que la visitan frecuentemente, sin todos nosotros Anfos, no serías el rei de nada.

Gabriel Tobar en agosto 22, 2007  · 

¿Ya podemos quedar, Sr. Varsavsky? ¿Ya vio mis argumentos respecto a que tenemos un problema con el tipo de propuestas que habitualmente hacen Ud. y una parte de la sociedad? Viendo que tiene tiempo para abrir otros hilos y contestar comentarios en todos ellos, pensé que quizás también habría tenido tiempo que invertir en lo que dijo que “sí me interesa” y que dedicar a quien invitó a debate. Y no se preocupe, Sr. Varsavsky, visto que mi propuesta de otro lugar no ha provocado interés por su parte, viendo que es su expreso deseo que acuda a su casa, así sea. En caso de que resulte imposible para Ud. atender ni mínimamente a mis argumentos antes de encontrarnos, no se turbe, era simplemente por ahorrar algo de tiempo y aprovechar el esfuerzo de ambos.

Le dejo aquí mi correo, para que pueda citarme. Recuerde mis impedimentos en materia de horarios.

tobargarcia##gmail##com

Cordiales saludos.

Dessmond en agosto 22, 2007  · 

Precioses finques.
Tu toca el que et sembli, si ha de servir perquè no caiguin. Ja vindrà a dir-te coses l’autoritat (in)comptent.
Està clar que un particular pot donar millor respostes que el silenci adminitratiu.

Martin Varsavsky en agosto 22, 2007  · 

Gabriel el tema es conocer Torrenova y sus fincas vecinas. Por eso me parece razonable vernos ahi.

PitchBend en agosto 22, 2007  · 

Yo creo que es un problema de mentalidad, como botón de muestra el comentario del tal Rey de no sé qué resulta muy elocuente. Entre querer hacer de la isla un parque temático como muy demagogicamente apunta el interfecto a intentar restaurar o salvar de la decrepitud alguna de sus construcciones historicas media un ABISMO. Abismo que los demagogos de siempre se empeñan en obviar.
El singular posteador se jacta de que él no necesita que le den de comer, -yo, mi me mi ombligo- y al resto que les…

Gabriel Tobar en agosto 23, 2007  · 

Vaya, con lo sencillito que creía que era, ahora va y se me lía, Sr. Varsavsky. – Ud escribió un artículo describiendo el estado de las fincas colindantes y el de la suya, lo que usaba como argumento para una propuesta.- A mí me pareció la propuesta una barbaridad, pero no tanto por la propuesta en sí, como por quien la hace y cómo, y así se lo hice notar: me quejé.- Ud contestó diciendo que mejor que quejarme, propusiera.- Yo respondí diciendo que no me correspondía ni me atrevía a proponer la solución “yo solito”, pero que sí podía aportar argumentos sobre que tenemos un problema al que no se atiende, tampoco por su parte, como es debido. Apunté que creía además que parte de la solución radicaba precisamente en la comprensión del problema en sí. También advertí que yo imaginaba que no le interesarían los argumentos que yo podía ofrecerle, visto su modus vivendi.- Ud dijo: “Pues Gabriel, sí me interesan y te invito a Torrenova si tienes ganas de charlar sobre el tema”- Le dije que igual podríamos vernos en otro sitio por varias razones, pero que no importaba demasiado, que puedo asistir a su casa.- Y ahora me dice que el tema es conocer Torrenova y sus fincas vecinas. ¡No! ¡No era para eso! ¡Era para charlar de mis argumentos sobre el problema al que, bien sea por su desconocimiento, bien por su voluntad, no atiende Ud! Ya sé la diferencia entre casitas bonitas restauradas y viejas derruídas: paseando por Menorca pueden verse muchas de ambos tipos. Sería una lástima visitarle y terminar hablando de eso.Sigo sin saber si es por su desconocimiento o por su voluntar, su falta de atención sobre lo que yo propongo que es la raíz del problema, ya que sigue sin comunicarme sus impresiones sobre los documentos que le propuse. Si debo usar un par de horas en trasladarme a verle, no sería exceso de cortesía por su parte quizás el que consumiera una hora Ud. en corresponderme visionando alguno de los documentos y tres minutos para emitir una nota breve al respecto.Espero el correo donde me diga qué día y hora le parece bien que le visite. Recuerde que trabajo por las noches. Puedo estar disponible hasta media tarde, pongamos las 17:00 h, todos los días de la semana.Un saludo

Gabriel Tobar en agosto 23, 2007  · 

Disculpe la falta de párrafos, creo que esta vez he usado mal las etiquetas.

tomás en agosto 23, 2007  · 

Martín, has tenido que venir tú -y otros- de fuera de Menorca para arreglar fincas y casas que de otra manera acabarían peor que la basílica de Son Bou. Y eso merece un respeto y como mínimo un agradecimiento, aunque podamos disentir en detalles. Hay gente que prefiere que los predios caigan, me parece lamentable. Si tú has podido comprar las fincas es porque alguien te las ha vendido, y yo me pregunto que piensa ese alguien y porqué te vendió las fincas (para tener más información acerca del abandono en el campo menorquín). Soy partidario de un “mantenimiento” sostenible y controlado, lo de crecimiento no me acaba de gustar y el abandono menos (quejarse es fácil, lo sabemos hacer todos, pero hacer cosas es otro tema). Y cuando digo control no me refiero a la Gestapo (German for Secret State Police) sino a unas normas para los individuos que han perdido su ética y no saben comportarse. Me da pena que haya gente que prefiera el abandono, como se puede leer en los comentarios, y me pregunto si esta gente es coherente al cien por cien con sus ideas y hacen lo mismo con sus propiedades, pertenencias, su familia, amigos y su propio físico, o si por el contrario son tipo “perro del hortelano”. No me gustan los extremos ni los radicalismos, por eso, ni tenemos que ir con taparrabos y vivir en cuevas, ni esto tiene que ser como el Arenal de Palma de Mallorca (hormigón abandonado). Pienso que no es bueno caer en el pasado ni pretender anticiparnos al futuro, sino que lo suyo es estar en el punto intermedio (el presente). He viajado bastante por el mundo y cuando vuelvo a Menorca, a veces intento ponerme en la piel de un extranjero y veo muchas situaciones absurdas e incomprensibles, algunas de las cuales tú comentas y otras que -lamentablemente- son necesarias. Por otro lado, nos queda la duda de saber que hubiera pasado si te hubieran dejado hacer todo lo que quisieras, sin límites. Tal vez los menorquines nos quejamos de nuestra administración, pero algunas veces nos damos cuenta del valor de las cosas cuando las hemos perdido para siempre. Como nunca alcanzaremos un punto dónde todo el mundo esté de acuerdo, creo que lo tú has hecho en Menorca está muy bien. Saludos. “El hombre pasa su vida en razonar sobre el pasado, quejarse de lo presente y en temblar por lo venidero” (Ricarol).

Martin Varsavsky en agosto 23, 2007  · 

Dessmond,

Moltes gracies per teu comentari

Martin Varsavsky en agosto 23, 2007  · 

Buenas noticias. Hoy me visitaron autoridades de Alaior y recorrieron mis fincas en mucho detalle y pudieron apreciar como están en comparación de las fincas vecinas. Además agradecieron mi propuesta de que cualquier menorquín que quiera visitar las fincas me escriba a este blog y podrá darse un paseo.

nadie en agosto 23, 2007  · 

Martín, has cartado la posibilidad de proyectar el hotelito rural a través de edificaciones prefabricadas de madera? las cuales no necesitan de licencias.

Gabriel Tobar en agosto 24, 2007  · 

Veo, Sr. Varsavsky, que mi última intervención quedó reducida al la segundo de dos comentarios, que mandé como rectificación al primero -que aparece en mi pantalla como “pendiente de revisión” habiendo otros publicados luego-. Me resulta extraño que publicara el segundo sí y el primero no. Me figuro que algún error habrá habido, quizás por mi parte el mandarlo. Se lo remito otra vez.

Vaya, con lo sencillito que creía que era, ahora va y se me lía, Sr. Varsavsky.

- Ud escribió un artículo describiendo el estado de las fincas colindantes y el de la suya, lo que usaba como argumento para una propuesta.

- A mí me pareció la propuesta una barbaridad, pero no tanto por la propuesta en sí, como por quien la hace y cómo, y así se lo hice notar: me quejé.

- Ud contestó diciendo que mejor que quejarme, propusiera.

- Yo respondí diciendo que no me correspondía ni me atrevía a proponer la solución “yo solito”, pero que sí podía aportar argumentos sobre que tenemos un problema al que no se atiende, tampoco por su parte, como es debido. Apunté que creía además que parte de la solución radicaba precisamente en la comprensión del problema en sí. También advertí que yo imaginaba que no le interesarían los argumentos que yo podía ofrecerle, visto su modus vivendi.

- Ud dijo: “Pues Gabriel, sí me interesan y te invito a Torrenova si tienes ganas de charlar sobre el tema”

- Le dije que igual podríamos vernos en otro sitio por varias razones, pero que no importaba demasiado, que puedo asistir a su casa.

- Y ahora me dice que el tema es conocer Torrenova y sus fincas vecinas. ¡No! ¡No era para eso! ¡Era para charlar de mis argumentos sobre el problema al que, bien sea por su desconocimiento, bien por su voluntad, no atiende Ud! Ya sé la diferencia entre casitas bonitas restauradas y viejas derruídas: paseando por Menorca pueden verse muchas de ambos tipos. Sería una lástima visitarle y terminar hablando de eso.

Sigo sin saber si es por su desconocimiento o por su voluntar, su falta de atención sobre lo que yo propongo que es la raíz del problema, ya que sigue sin comunicarme sus impresiones sobre los documentos que le propuse. Si debo usar un par de horas en trasladarme a verle, no sería exceso de cortesía por su parte quizás el que consumiera una hora Ud. en corresponderme visionando alguno de los documentos y tres minutos para emitir una nota breve al respecto.

Espero el correo donde me diga qué día y hora le parece bien que le visite. Recuerde que trabajo por las noches. Puedo estar disponible hasta media tarde, pongamos las 17:00 h, todos los días de la semana.

Un saludo

ANA en agosto 27, 2007  · 

Ergo:expropiación de los de abajo con el socialismo,expropiaciòn de los de arriba con el neo capitalismo.

Gabriel Tobar en septiembre 1, 2007  · 

Sr. Varsavsky, en un par semanas dejo la isla, pues actualmente resido fuera de ella. Si aún desea interesarse por el tema, ruego me cite antes.

Saludos

Toni Pons en septiembre 15, 2007  · 

Un saludo Martin. Soy un menorquin, concretamente de Alaior, aunque actualmente no resido en Menorca.Provengo de una familia de campesinos menorquines, habiendome criado en el mundo rural menorquin.De hecho me crie en una finca cercana a las tullas, en mi infancia estuve infinidad de ocasiones en Binisegarra, asi como en Sa Torre Vella etc. por amistat con unos antiguos campesinos de las mismas. Mi familia actualmente no vive del campo,al igual que yo. Como tantas otras familias de nuestro entorno mas cercano, lo dejaron. Porque como supongo que sabras, el campo menorquin sigue un sistema medieval (auque cada vez menos), que consiste en que los campesinos casi nunca son dueños de las tierras, sino que van algo asi como gastos y beneficios a medias con los terratenientes.
Esta pesada introduccion pretende constatar mi profundo conocimiento conocimiento de la economia agricola menorquina.

Por eso, desde mi punto de vista creo que te equivocas cuando planteas lo de las dividiones de las fincas en menos extension de terreno cultivable.
Te explico el porqué creo que esto no es viable. Y te lo dice alguien que ha visto como infinidad de familias de tradicion agricola abandonaban dicho modo de subsistencia.
Antiguamente de una finca no demasiado extensa una familia podia vivir dignamente, pero con el paso del tiempo ya no proporcionaban ingresos suficientes para vivir, por eso solo eran rentables las fincas muy extensas o mas fertiles. Por ese motivo es frecuente que cuando un propietario posee varias fincas las explota un solo agricultor, y claro, solo se ocupaba la vivienda de una de las fincas y las restantes con el tiempo se han ido abandonando. De hecho eso es lo que paso en tus fincas.

Porque te recuerdo que en los ultimos años se ha puesto de moda restaurar las casas para uso turistico, ya que en la mayoría de los casos aporta mayores beneficios el arrendamiento de las mismas, que la actividad agricola.
Pero como te digo esta tendencia de arreglar las viviendas es reciente.
Realmente todo esto es consecuencia de la grave crisis que esta padeciendo la agricultura, y en otras cosas si, pero para esto y por desgracia, Menorca no esta tan aislada.

Debo felicitarte por como has restaurado tus fincas, ¡quien las ha visto y quien las ve!
Como ya he mencionado, no resido actualmente en la isla, pero viajo a ella con regularidad. Por ello, no descarto poderme entrevistarme contigo en un futuro.
Atentamente : Toni Pons

Martin Varsavsky en septiembre 17, 2007  · 

Me alegro que te guste como quedaron las fincas Toni. Mi argumento es que si se hicieran casas con algo como 200.000 metros como mínimo, estas casas serían fincas turísticas para dueños como yo que les gusta mezclar el descanso con la producción agricola teniendo, por ejemplo, un huerto y el campo estaría mucho menos dejado. Como se demuestra en mi entorno no es fácil encontrar gente que cuide 330 millones de metros cuadrados y además el latifundio genera mal rollo y eso es entendible.

Gabriel Tobar en septiembre 19, 2007  · 

Sr. Varsavsky, he podido permanecer unos días más en la isla, no me iré antes del día 26. Puede citarme cuando lo desee.

guillermo en enero 27, 2008  · 

Muy interesante lo que has hecho en las fincas “abandonadas” de Sa Torre Vella”.
La liquidez es importante para que no se “abandonen”.

carles en septiembre 17, 2008  · 

señor terrateniente, abra el cami de cavalls, las camaras sobran…

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets