La izquierda es la gran vencedora de las elecciones de ayer en España. Esta es mi opinión como persona neutral que ha votado tanto por el PSOE como por el PP en el pasado y esta vez por Ciudadanos. Por una parte creo que la clase dirigente, hasta ahora PSOE y PP, necesitaba un cambio radical y así ha sido. Por otra parte no creo que Podemos ni en concreto Pablo Iglesias logren reactivar la maquinaria necesaria para la creación de empleo en España y eso es lo único que este país necesita urgentemente. Los problemas de España se pueden resumir en creación de puestos de trabajo por parte de las empresas, creación de mejores puestos de trabajo y creación puestos de trabajo mejor pagados. Nada de esto llegará hasta que el paro baje a niveles en los cuales las empresas, como en otros países, se disputen a los empleados. Otros asuntos en España como criminalidad, sanidad, educación, infraestructuras, están razonablemente bien. El problema de la corrupción que obsesiona al electorado español es serio pero incomparable con la tragedia de tener a la mitad de la juventud sin nada que hacer, una generación perdida.

La buena noticia es que el desempleo bajo el gobierno del PP empieza a descender del estratosférico 27.1% hasta el 25% de ahora. Se han recuperado casi un millón de empleos. Ahora faltan 4 millones más. Para esto lo que España necesita son algunas de las políticas económicas del PP pero con menos énfasis en ayudar a las grandes empresas, que tienden a despedir y a reducir sus plantillas. España necesita mejor regulación para nuevas empresas, para “startups” para lograr que un nuevo tejido empresarial reemplace al viejo. Un ejemplo ilustrativo de los errores del PP es lo que ocurrió en el sector de la energía, donde el PP se cargó el sector empresarial relacionado con las energías renovables y favoreció a las grandes y decrépitas eléctricas. Ésta es una de las razones por las cuales creo en Ciudadanos y les he votado en estas últimas elecciones. Políticas económicas orientadas a la creación de empleo y menos corrupción. PP y PSOE se han convertido en partidos corruptos y poco democráticos por lo que una regeneración política es una buena idea. En general veo casi todo este proceso de cambio como algo positivo. Todo excepto Pablo Iglesias y su fondo chavista que podría acabar destrozando la creación de empleo. Basta ver a Grecia para comprobar dónde llevan las políticas populistas que propone Podemos. Ése es el único riesgo que veo para la recuperación. La esperanza es que Podemos pierda en las generales o si gana se vuelva menos enfocado en gastar la riqueza que no tenemos y más en crear la riqueza que necesitamos.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets