Los seguidores saben que aunque he tenido rupturas en el pasado pero vivo feliz con Nina y nos vamos a casar en diciembre. Espero quedarme con ella toda mi vida. Pero en este artículo voy a hablar de otro amor, no el amor de pareja sino el amor hacia mis cuatro hijos, Alexa, Isa, Tom y Leo y en general del amor entre padres e hijos. Un amor bastante descuidado por las novelas y los medios en general.

El amor, tal como lo imaginamos, el amor de las novelas, las películas, la tele, es el amor entre adultos. Pero lo que el cine por ejemplo, no logra retratar bien es el amor entre padres e hijos, que es muy profundo y duradero. En temas de romances yo diría que el cine exagera lo bueno. Pinta a las relaciones entre adultos mejor de lo que son en la vida real olvidando que una relación se construye día a día, a veces con dificultad. Pero en temas de padres e hijos en la vida real las cosas son más sencillas pero en los medios se exagera lo malo. Si de parejas se trata el cine se enfoca siempre en el romance, la pasión, en el amor, pero rara vez en cómo fue su vida después de que “fueron felices y comieron perdices”. Pero con el tema de los hijos no solo es bastante mejor en la vida real de lo que se ve en las películas sino que frecuentemente más duradera. O dicho de otra manera, la separación, el divorcio es algo tristemente común entre adultos. En Madrid cada año hay igual cantidad de divorcios que de matrimonios. Pero aunque supongo que legalmente uno se puede separar de sus hijos, es decir que se pueden dar hijos en adopción, esto es algo que casi no ocurre nunca y si ocurre ocurre al nacer. Una vez que se forma una relación de amor entre un padre y un hijo es fuerte y en general dura hasta la muerte. Pero en las novelas, en el cine, la típica película enseña chicos ocultandole secretos a sus padres, padres descontentos con hijos, peleas entre padres e hijos, maltrato mutuo, adolescentes intratables. El mundo del cine, de la tele, muestra la vida color de rosa en las parejas y bastante difícil entre padres e hijos.

Mi experiencia como padre es en cambio muy buena. Me encanta charlar de historia con Alexa, de biología con Isa, de videojuegos con Tom, o armar Lego con Leo. O a veces ayudar a mis hijos con sus problemas, ya sean de amistades, de violencia escolar, de desafíos intelectuales relacionados al estudio. Además, aunque la relación con un bebé empieza con que das todo, tus dias, tus noches y recibes con suerte una sonrisa que por cierto demora 3 meses en llegar, a medida que creces la relación padre/hijo se hace mucho más balanceada. A este punto con los grandes, casi diría que “a mi favor”. Creo que si no fuera por mis hijos no podría estar haciendo una empresa como Fon cuyo público es más de la edad de ellos que la mía, o invertir en empresas hechas por chicos de 20 con un público de 15 a 30, o enseñar y comunicame bien con gente muy joven. Mis hijos me mantienen en contacto con lo que viene mientras yo les enseño de la mejor manera que puedo a llegar a ser adultos. Pero eso no quita con que no tengamos a veces problemas, peleas, dificultades, ya sea con Leo de 2 años y sus berrinches o con Tom de 14, Isa de 16, Alexa de 18 que cuando tienen lios son mucho más complejos. Y con el tema del divorcio hemos tenido problemas muy serios a veces y todos hemos sufrido mucho. Pero lo que veo es que los problemas con los hijos casi siempre se terminan solucionado sin rencor. No se por qué en muchas parejas parece como que las peleas se acumulan como pasivos en un balance, pero con los hijos por suerte en la mayoría de los casos, ese balance….pierde la memoria. Se que hay parejas que se llevan fenomenal toda la vida y padres e hijos que se llevan fatal toda la vida pero en el cine estos casos parece más comunes que en la vida cotidiana y no entiendo bien por qué. Quizás porque mostrar padres e hijos llevandose bien es simplemente aburrido y por eso en los medios en general la paternidad que se retrata normalmente es la conflictiva.

Ahora ¿cuál es el problema de esta mala fama de la paternidad? Para mi esta negatividad se explica en parte explica la bajísima tasa de natalidad de la población nativa de España. Si España no hubiera admitido a 4 millones de inmigrantes la población en vez de subir de 40 a 44 millones entre el 2000 y ahora estaría en camino de envejecer e ir de 40 a 30 millones. Si, yo se que al planeta le sobra gente pero España tuvo curiosamente que recurrir a los inmigrantes, en parte para que hagan el trabajo que los españoles nativos no querían hacer y salvar el sistema de pensiones. Y entre esas tareas estaba la de tener hijos y criarlos. También es interesante que los inmigrantes son muchas veces más pobres que los españoles nativos y sin embargo tienen el doble de hijos lo que significa que ese argumento que tener hijos está relacionado con ser pudiente es de dudosa veracidad.

Otra teoría que se me ocurre de por qué España tiene la tasa de natalidad de población más baja del mundo y que destruiría mi argumento previo (pero la pongo igual porque mi interés es más explorar un problema que tener razón), es que España tiene también el record de permanencia de hijos en el hogar. Mis amigos no españoles no se pueden creer cuando les cuento que aqui no es raro que alguien de 26 años siga viviendo con los padres y a veces de más de 30. Es como si aquí ser padre tiene mala fama pero ser hijo buenísima y todos quieren seguir comiendo las albóndigas de su madre 🙂

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

raff en Mayo 14, 2009  · 

Santiago L. en Mayo 14, 2009  · 

Don Mendo en Mayo 14, 2009  · 

javi en Mayo 14, 2009  · 

Jorge en Mayo 14, 2009  · 

Jose2 en Mayo 14, 2009  · 

Nati S en Mayo 14, 2009  · 

Haim Ac. en Mayo 14, 2009  · 

jegg en Mayo 14, 2009  · 

parq en Mayo 14, 2009  · 

El kleine Gandalfo en Mayo 14, 2009  · 

coches en Mayo 15, 2009  · 

Fernando en Mayo 15, 2009  · 

RD en Mayo 15, 2009  · 

Jose Augusto Roche en Mayo 15, 2009  · 

Salvador en Mayo 15, 2009  · 

JA en Mayo 16, 2009  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets