En este video hablo de la diferencia de lo que es tener el primer hijo a tener el cuarto, algo que en nuestra pareja se da simultáneamente. El video, filmado a los 3 días de vida de Leo, es medio en chiste, pero hay mucho de verdad en esto. El primer hijo recibe mucha antención, pero también muchos, pero muchos nervios. El cuarto recibe menos antención, pero también menos ansiedad.

En el caso de Leo se da una dinámica muy positiva. Es mi cuarto hijo pero el primero de Waya. Claramente, Waya está mucho más emocionada con su hijo que yo. Leo representa el 100% de su maternidad y un cuarto de mi paternidad, así que Leo recibe mucha más atención de su madre que mía (¡yo hago lo que puedo!). Yo, se ve en el video, incorporo a Leo a mi vida. Waya cambia totalmente su vida por Leo, a quien no le ha quitado los ojos de encima durante sus primeros 8 días de vida. Pero cada vez que flipa por alguna chorrada (que se preocupa de manera desmesurada por algo trivial) mi mirada de tranquilidad le baja la ansiedad.

Para Waya ver que Leo puede dormir mientras yo trabajo en un ambiente con luz, ruido, mientras hablo por teléfono y hago una vida (digamos casi) normal le parece un verdadero milagro.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Juan Carlos en noviembre 12, 2006  · 

Marcelo Levit en noviembre 12, 2006  · 

Peanut en noviembre 12, 2006  · 

Laser15 en noviembre 12, 2006  · 

kayak en noviembre 12, 2006  · 

wadoska en noviembre 13, 2006  · 

Martin Varsavsky en noviembre 13, 2006  · 

agusti en noviembre 13, 2006  · 

María Teresa en noviembre 14, 2006  · 

yamilet en diciembre 29, 2006  · 

ana en febrero 24, 2007  · 

ana en abril 30, 2008  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets