Cuando fundé Educ.ar una crítica que recibía frecuentemente es que cometí un enorme error en donarle más de 11 millones de dólares al Ministerio de Educación argentino. Mucha gente en Argentina, especiamente sectores de derecha creen que el gobierno es un mal educador y que mejor era crear una organización no gubernamental para hacer Educ.ar. Es por eso que hace años que me interesa este tema y justamente desde Educar Chile recibí unos articulos norteamericanos que voy a comentar que tratan sobre el fracaso de la política del ayuntamiento de Filadelfia en la inversión privada.

La educación privada ha tenido un increíble crecimiento desde la década del 80. Esto se debe, principalmente, a la expansión de dos supuestos. El primero es que la liberalización del sector educativo facilita a los gobiernos afrontar la financiación de la educación. El segundo es que los niños que asisten a escuelas privadas tienen un mejor rendimiento académico que les hace más fácil avanzar socialmente y obtener buenos empleos en un mundo crecientemente competitivo. Estas verdades han sido duramente cuestionadas por los resultados de una experiencia realizada en Filadelfia, USA.

En 2002, la ciudad de Filadelfia cedió la gestión de 41 escuelas a Edison Schools Inc., una empresa con fines de lucro que especializa en la gestión escolar. Esta experiencia, de carácter experimental, fue la iniciativa más importante de su tipo llevada a cabo en Estados Unidos: durante cuatro años, Edison recibió 18 millones de dólares anuales adicionales al presupuesto para el funcionamiento los establecimientos (450 y 750 U$D por estudiante más que en las escuelas públicas).

Sin embargo, la inversión no cumplió con las expectativas. Un estudio realizado recientemente por Rand Corp. y Research for Action muestra que los alumnos que asistían a las escuelas gestionadas por Edison no lograron mejores resultados académicos que los que asistían escuelas gestionadas por el distrito escolar público. Por el contrario, las escuelas públicas que han sido modernizadas actualizando su currículo y agregando sistemas de tutoría, son las que obtuvieron los mejores resultados.

El informe concluye que si bien los padres pueden encontrar algunos beneficios en las escuelas gestionadas por Edison, no hay evidencia suficiente para continuar con la experiencia. Aun más: que los resultados obtenidos no sólo cuestionan las expectativas sobre el rendimiento académico en las escuelas privadas sino que también cuestionan duramente la eficiencia del modelo de externalizar la gestión de escuelas públicas a organizaciones privadas como solución al problema de la educación primaria y secundaria.

Como explica Henry Levin, evaluador de la experiencia y director del Centro Nacional para el Estudio de la Privatización de la Educación de la Universidad de Columbia: “es un romance que no funcionó. No es que lo hagan peor, pero parece que no lo hacen mejor y cuestan más. Este es un serio desafío para un distrito en déficit”.

En Argentina, por ejemplo, muchas escuelas privadas reciben alguna forma de subsidio público. En la Ciudad de Buenos Aires, específicamente, hay más de 843 escuelas primarias subvencionadas (de las cuales alrededor de 360 lo están al 100%) y en la enseñanza secundaria hay más del doble de escuelas privadas que del estado y el 68,8 % de éstas recibe subvención. En el presupuesto del 2006, la Ciudad destinó 278 millones de pesos a esa subvención – apenas un tercio menos de lo que recibe la Universidad de Buenos Aires, con 300.000 mil estudiantes, por parte del Estado nacional.

En Buenos Aires existen escuelas privadas de excelencia. Y es cierto que la independencia de los fondos favorece la libertad en términos de los contenidos y posturas en la enseñanza. También debe decirse que la liberalización de la educación ha ampliado la oferta educativa. Pero si se demuestra que la educación privada promedio no cumple las expectativas en cuanto al desarrollo académico de los estudiantes, quizás no pueda considerarse este tipo de gestión como una solución definitiva para financiar la educación. Porque en ese caso sólo se estaría disminuyendo la inversión, sin proveer un servicio educativo adecuado. Personalmente, creo que financiar a medias una educación mediocre no puede ser una solución al problema educativo, especialmente en los países pobres.

¿Es justo que un Estado pobre financie este tipo de educación? ¿Sería más provechoso invertir en el mejoramiento de la educación pública dejando que las iniciativas privadas se financien por sus propios medios? ¿Existe otro tipo de solución, que garantice buenos rendimientos tanto en la educación pública como en la privada?

Aunque parecía que la educación pública era ineficaz la privada resultó igual. Sin lugar a dudas, esta comprobación puso fin al romance con la educación privada en Filadelfia y puede acelerar rupturas similares en otros países. O al menos va a provocar una profunda revisión de lo que han hecho hasta ahora.

Mi conclusión en todo este tema es que el mejor sistema es el sistema mixto en el que existen escuelas privadas y públicas que de alguna manera compiten. Pero no me cabe duda que las escuelas públicas juegan un rol muy importante en los tres paises en los que he vivido, Argentina, en España y en Estados Unidos. Quizás la variable más importante no sea tanto si una escuela es pública o privada sino el ambiente que existe en cada una de las escuelas y en los hogares del alumnado.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

G.J. en Febrero 14, 2007  · 

Retroferran en Febrero 14, 2007  · 

Fer en Febrero 15, 2007  · 

Anónimo en Febrero 15, 2007  · 

Ron en Febrero 15, 2007  · 

El Bambi en Febrero 15, 2007  · 

Ignacio Martinez en Febrero 15, 2007  · 

Teresita en Febrero 15, 2007  · 

Anoni-no en Febrero 15, 2007  · 

Andres. en Febrero 15, 2007  · 

José Luis en Febrero 17, 2007  · 

alex en Febrero 18, 2007  · 

EDGARDO en Febrero 18, 2007  · 

Anónimo en Febrero 24, 2007  · 

Alberto en Febrero 28, 2007  · 

Raúl esteban Lippi en Abril 10, 2007  · 

Natalia en Agosto 3, 2007  · 

MOONI en Octubre 25, 2007  · 

Dan en Noviembre 10, 2007  · 

carlos en Marzo 4, 2009  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets