Hace muchos años que propongo que los menores voten. Justamente veo que en mi querida Suecia (y digo querida porque desde que era adolescente en la Argentina, cuando mis compañeros decían el modelo es China o Rusia, yo decía que el modelo era Suecia) ahora van a hacer referendums donde los chicos van a poder votar. La gente dice que los chicos no tienen que poder votar porque aún no tienen criterio, pero yo no estoy de acuerdo y daría el voto optativo a todos los chicos de 12 años para arriba. Inclusive en temas sencillos y más a nivel vida barrial, haría votar a los chicos de menos edad también.
otar?

Mis razones para apoyar el voto de los niños son muchas. En general, están bien resumidas en este artículo. Los niños deberían votar porque al no hacerlo sus intereses no son bien representados en las democracias. El resultado es que de los dos grupos de personas que no trabajan en la sociedad, los niños y los ancianos, los ancianos se llevan más beneficios económicos y esto es por la sencilla razón de que ellos votan y los niños no. Así es que los políticos hacen campañas orientadas a los viejos pero no a los muy jóvenes. ¿Resultado? La primer vivienda es carísima, las guarderías públicas para niños pequeños son casi inexistentes y España tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo.

Pero además del tema económico, los niños deberían votar porque si empiezan de chicos lo harían con entusiasmo y esto les educará democráticamente para el resto de su vida. Además, llevarían a sus padres a votar también. Muchas veces las democracias fallan por la indiferencia de los votantes adultos, pero una de las cualidades que distingue a un niño es lo contrario a la indiferencia, es el entusiasmo. Los adultos muchas veces pierden este interés por los temas claves de la vida hasta lo recuperan,… de la mano de un niño. Si los niños votaran, los adultos que vivimos cercanos a ellos volveríamos a sentir esa fascinación por cuestiones que hoy quizás nos resultan indiferentes. Nada mejor que tratar de explicarle a un niño que te asalta a “por ques” un tema político para que te des cuenta lo débil que es el andamio de tu argumentación. Los niños nos hacen pensar, especialmente los niños que no reciben el triste “cállate tonto” de sus padres.

Se que hay gente que diría que los niños son más susceptibles a ser engañados por la publicidad y los políticos, pero creo que si los niños tienen la opción, aunquevno la obligación de votar, lo harán con prudencia. Es más, si la publicidad política es más engaño que información, es hora de que aprendamos de niños a separar el trigo de la paja. Ahora que en España tenemos un gobierno que está sacando leyes que promueven la inclusión de la mujer, de los homosexuales, de los inmigrantes y de todos los sectores que han sido discriminados en un mundo aún hoy dominado por hombres de 40 a 65 años, ¿no sería hora que España revolucionara al mundo siendo el primer país en el que se empieza a v

Un comentario para argentinos y los ciudadanos de los pocos países en el mundo donde el voto es obligatorio. Aunque estoy a favor del voto de los chicos no estoy a favor del voto obligatorio. Creo que el voto obligatorio hace votar a mucha gente que no se informa realmente y que vota porque no quiere que la multen. Esto aumenta la tendencia a votar por el candidato populista que hace promesas atractivas, pero difíciles de cumplir.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

javi en mayo 11, 2006  · 

Tienes mucha razón.
Aunque bueno, si luego van a votar a quién le digan sus padres no tendría mucha gracia, pero si se creara un sistema que impiedese la obligación de los padres estaría bien; los niños mirarán por sus interes primarios y les dará igual el color del partido y todas las malas artes que se llevan a cabo el la política actual.

Jorge en mayo 11, 2006  · 

Alguien me contó que algunas religiones lo consideran “hombre”, al joven, a partir de los 13 años, yo (no soy un experto, ni siquiera una autoridad en el tema) pienso que ya a los 16 el joven tiene un poco más de “luces” en su conciencia y entender como para poder elegir.
Hablando claro, en un país con un nivel de educación alto. Caso el de los países europeos, por dar un ejemplo.

Me parece una buena idea.

FernandoC en mayo 11, 2006  · 

Bueno, si hablamos de chicos mayores de 12, podria estar de acuerdo.

Pero hablando de menores digamos entre 6 y 11 no le veo mucho sentido. Podria postularse Gabi, Fofo y Miliki?, =)

Si. Parece gracioso, pero un partido politico se conforma con tan solo unos pocos “militantes”. Yo croe que los chicos no son discriminados por el hecho de no votar, como el caso de las Mujeres hace tiempo, a los chicos se los cuida de las manipulaciones de los unicos capaces de ocupar un cargo publico: Los Adultos.

Saludos.
PD: Sobre tu ultimo parrafo: En Democracia de la Wikipedia hay un apartado de “Ignorancia Popular” que trata eso mismo.

Motos baratas en mayo 11, 2006  · 

¡Cómo le gusta ala gente criticar! Si es que lo da la tierra.

Herman en mayo 11, 2006  · 

mmmmm la verdad que pongo un poco mis dudas en eso.
Votacion a partir de los 16 o los 15 años lo veo bien, pero un chico de 11 años que vote a un eurodiputado cuando no sabe lo que es europa todabia? como que no lo veo… a favor del voto no obligatorio, y para mayores de 16. un saludo y gracias por el dato del blog no pense que respondias tan rapido

eber en mayo 11, 2006  · 

Muy interesante tu exposición:

Si una familia con tres niños eligen votar democraticamente cual será la compra del mes probablemente solo compren helados, pasteles y caramelos. No funcionaría.

Por otra parte considero que muchos jovenes de 16 y 17 años pueden tener mas criterio y cultura politica que algunos mayores que por desgracia no han tenido la posibilidad de acceder a una buena educación. Quizas los niños no pero los jovenes si.

Otro problema es la influencia de los padres, conozco una pareja del opus dei que tiene 13 hijos,15 votos para la derecha de una atacada.

Un saludo

Pedro en mayo 11, 2006  · 

…..dejemosles ser niños. Si los niños votasen existirìa aùn mayor manipulaciòn de los adultos hacia ellos. La indiferencia de los votantes se debe sòlo al decepciòn de los ciudadanos frente a las promesas incumplidas por los polìticos.En cuanto a modelos a seguir no existen recetas, cada paìs de acuerdo a su realidad debe buscar su camino propio.El problema del sufragio no pasa porue sea obligatorio o no. Simplemente es un problema de acceso real a la informaciòn. En otras plabras, educaciòn al alcance de todos.

Agustín en mayo 11, 2006  · 

Me acuerdo que una de las razones por las cuales me moria de ganas de cumplir 18 era para ver las pornos, manejar y poder votar, desde muy chico estoy informado y si, seguro que a los 12 estaba preparado, Martín muy buena idea, una más…

nicolas en mayo 11, 2006  · 

muy buenas ideas, estoy a favor, no obstante en una democracia por un dia (el de la votacion) da igual quien vote, hasta pueden votar los animales y piedras, no?

Desde cuando el voto de uno tiene algo que ver con lo que desea en realidad?

No existe algo asi como la democracia, pero esto es ya otra historia…………

daniel garcia acosta en mayo 11, 2006  · 

Pienso que todo esto acompañado del adelanto que suponen las nuevas tecnologias (dni electronico) e Internet (en que instituto no pueden acceder a la red hoy en dia?) cambiara la propia forma de ver la democracia. Es verdad que en temas complejos (PP, PSOE O IU?) quizas no deberian ni sabrian intervenir, pero si en temas mas cercanos y que les afecten mas directamente (hacemos una nueva circunvalacion y dos salones de exposiciones o construimos un metro?) si seria muy util su decision

María Teresa en mayo 11, 2006  · 

Creo que los niños son lo mejor que tenemos los seres humanos, es verdad, sin lugar a dudas estoy de acuerdo, pero… los niños ya reciben demasiado stress de nuestro mal manejo de sistema, es tiempo de jugar, hacer deporte e ir al colegio, para crecer…

A mi me preocupa otra cosa de la democracia y los niños: ayer fui a dar un programa de ‘una conocida fundación’ a una escuela pública en el conurbano bonaerense y me entristece saber que los chicos van sin comer al colegio (no desayunan, almuerzan golosinas y no cenan… me ahorro comentar el estado de la estructura edilicia del colegio) y también saber que es una generación que ha perdido nuestro país porque no tiene las facultades intelectuales necesarias para razonar (relacionar con la desnutrición infantil, ‘me alimento, luego pienso, luego existo’), entonces me comentan los docentes que por más que les expliques las cosas 1000 veces, ellos nunca entienden, ‘no pueden razonar problemas’… ha existido en nuestra región un asesino invisible y silenciosos… una ‘masacre intelectual’ la generación del siglo XXI en nuestra región (latinoamérica) será ‘intelectualmente’ tan escasa como en los países en los que la gente no tiene hijos (obviamente que siguen estando las mentes brillantes, pero ahora en comparación de los sueños de la generación de 1880, son la hiper minoría)… cómo puede la democracia ayudar a que esto no suceda?… una docente me dijo ayer una gran frase: ‘la escuela es el país en pequeñito’…

Laser15 en mayo 11, 2006  · 

Es positivo darle el voto a los menores de 18 años. Solo son adolescentes o infantes; es decir que adolecen de cierto nivel que a los adultos se le presume. Sin embargo, cualquier actividad se repite y experimenta muchas veces una persona puede alcanzar un buena capacidad para votar y no hace falta que sea mayor de 18 años. Quizás a los adultos no les guste que los menores de 18 años voten en las elecciones generales pero si pueden hacerlo en aquellos entorno propios: la escuela y el instituto.
En el colegio si tiene un enorme sentido que los menores de 18 años voten para gestionar y definir sus colegios. Su voto es necesario que permita modificar cuestiones serias del colegio: dar valor al voto porque sino se pensará que da igual votor porque no se modifica nada.
Yo conozco una profesora del un colegio próximo a la Universidad autonoma de Madrid que en sus clases se eligen por votan los temas de la clase. Esos muchachos tienen mejor educación que yo. Además, creo recordar que en la actual ley educativa de la LOE creo que se permite ejercer el derecho de huelga a los estudiantes. Yo apoyaría a cualquiera que quisiesen asignaturas que impartiesen la Constitución, Democracia y la aplicación práctica de derechos constitucionales.
Si queremos que nuestros jovenes quieran la Democracia, demosles tres platos llenos sabrosos.

Daniel en mayo 11, 2006  · 

He tenido la suerte de acudir a escuelas donde no se daba la religión y si la ética, creo que no puede existir debate en este tema, la ética es muy necesaria para comprender la democracia. Recuerdo que haciamos juegos democráticos en clase, el proceso de aprendizaje es clave, no puedes machacar a un niño con la idea de que existe un ser superior porque no tendrá otro remedio que creerselo.

Tapia en mayo 11, 2006  · 

Si los adultos fuésemos honestos…, pero no creo que sea el caso, ya que uno habla del opus y la derecha voy a replicarle que da lo mismo la manipulación de quien sea. El día uno de mayo estaba yo con mi hija mirando una manifestación sindical y como tengo el pelo largo se acercó un militante y le ofreció a mi hija una bandera de un partido nacionalista de izquierda, mi hija no aceptó el “dulce” y yo en un aparte le aclaré al “compañero” que no quería simbología fascista en mi casa, quizás este señor piense que por ser de izquierdas y nacionalista no se es fascista pero… Lamento no estar de acuerdo contigo Martín, si lo estoy con la idea, pero por todo esto es inviable, es más quizá no debierámos votar hasta los 30 años…

Ezequiel en mayo 12, 2006  · 

Me imagino a los políticos argentinos y sus mañas cambiandole un voto a un niño por medio autito de juguete y si gana les da las ruedas… pero la verdad señores, si escucharamos un poco a nuestros niños cercanos, muchas veces encontraremos las respuestas a cosas que a nosotros nos complican la existencia.
Tal vez ellos sepan como arreglar el lio que armamos los grandes en esto que llamamos mundo…

Juan Navidad en mayo 12, 2006  · 

Siento disentir, Martin, pero la democracia y el derecho al voto en este caso tienen poco que ver. Que los niños no voten no significa que no estén representados. Yo no quisiera que votaran menores de 18 años, sencillamente porque el marketing de los partidos políticos se volvería más vacío y superficial aún y en las campañas de las elecciones se hablaría menos aún del programa de los partidos políticos. Si hoy hay un porentaje alto de gente que vota en España sin saber lo que vota y con miedo (a que le quiten la pensión, por ejemplo), no quiero pensar lo que votarían personas sólo preocupadas en jugar a la play y luchar cada día con sus padres para escaquearse de hacer los deberes.

Hay que distinguir entre democracia, sistema electoral y participación. La democracia no es sólo ir una vez cada cuatro años a votar. Es un sistema en que los ciudadanos pueden participar de muchas maneras. Hay que fomentar esas maneras de participación. No será más democrática una sociedad porque voten los niños, sino cuando éstos sepan en qué consisten sus instituciones y conozcan sus derechos. Con los niños falta honestidad. A mí me parece una payasada cuando se llena el Congreso de niños y se les deja que hagan una ley de mentirijilla. En realidad les instrumentalizan de forma superficial
en vez de enseñarles en qué consiste la democracia tan poco participativa que tenemos en España y en Europa. Lo que pasa es que sería muy peligroso que los niños supieran en qué consiste la democracia no participativa que tenemos porque muchos, pasado un tiempo, tendrían el criterio y la sensibilidad que no tienen la mayoría de los adultos y se convertirían irremediablemente en abstencionistas :)

Saludos,
Juan Navidad

rafael en mayo 12, 2006  · 

Como María Teresa me preocupan otras muchas cosas antes (relacionadas con los niños y jóvenes, claro). Está bien pensar en situaciones posibles y más o menos idílicas pero la realidad nos lleva a zonas escolares muy mal atendidas por los poderes públicos.

No me refiero solo a países pobres, sino también a cualquier barrio periférico de los países más ricos…. aquí mismo en España sé de barrios con chavales que necesitarían ingentes recursos para siquiera poder aprender lo necesario para pasar adecuadamente la educación obligatoria (y gratuita). Desde luego que esos niños/jóvenes antes tendrían que alcanzar la madurez inherente a la edad de que se trate para poder votar cualquier cosa, lo que implica una educación adecuada que no poseen por desgracia.

Marcelo Levit en mayo 12, 2006  · 

La verdad es que conociendo a algunos adultos que ni saben que votan, o que directamente ni votan, la propuesta es buena.

Creo que mi gata se dejaria influir menos que algunos adultos …

Engañar a las masas de por si ya es un arte de los politicos, y los niños creo que serian mas faciles de ser influidos.

Ahora, yo tengo una idea mas de avanzada que la tuya Martin, si los niños tienen derecho a voto, porque no tendrian derecho a ser votados y representarnos?

Anónimo en mayo 12, 2006  · 

“¿Resultado? La primer vivienda es carísima, las guarderías públicas para niños pequeños son casi inexistentes y España tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo”…

Ja, ja, ja, ¿qué tendrá que ver el voto de los niños con todo eso?

Predique con el ejemplo y que sus decisiones empresariales salgan de elecciones con sus hijos.

Una aproximación más razonable sería la de disminuir la edad legal adulta (¿a 16?); pero con todas las consecuencias (derecho al voto, al trabajo, penales, etc.)

Manuel en mayo 12, 2006  · 

Antes de preocuparme por dar el voto a menores, convirtiéndoles en carnaza para los hambrientos políticos, sedientos de atraer más votantes, me preocuparía porque los adultos ejercieran el derecho al voto.

Si hoy en día en este país no se vota con entusiasmo, quizás sea porque no se confía en la clase política, y porque los actuales partidos no son más que grandes sistemas empresariales que obedecen a intereses privados.

Además, ¿cómo puedes estar seguro de que un niño de 13-14 años tiene la suficiente madurez para identificar las milongas políticas y no dejarse influir por falsas promesas y mentiras?

Si todavía hay muchos adultos que votan de oidas, creyéndose cualquier mísero caramelo en forma de promesa que les arrojen los políticos… ¿cómo esperas que un niño vote con responsabilidad?

Antes de contaminar a los niños, debemos asumir los adultos nuestras responsabilidades y limpiar nuestra corrompida clase política.

Popediscus en mayo 12, 2006  · 

Si que procede, si señor, y más viendo hacia donde van los tiros en España, primero quieren igualar en derechos a los simios y las personas….¡¡¡lo siguiente será darles voto!!!

Buen fin de semana,

mr en mayo 12, 2006  · 

siento disentir martín pero no me parece. Si en el estilo naif y para algo muy concreto para ellos como puede ser donde colocar los parques, juegos, lugar de perros pero si Europa amplia o no mas países me parece demasiado. Si la mayoria de nosotros no sabemos ni que países son.
Abzo

David Solsona en mayo 12, 2006  · 

Para poder votar tienes que tener todos los conocimientos necesarios para poder decidir con criterio. Si ya con los mayores de 18 ya no existe este requisito (en ocasiones me incluyo), con los niños aun es más complicado.
Ahora bien, lo que si estoy contigo, es que se inicie con la importancia de votar en esas edades, que el resultado de su decisión sea tomada en cuenta y sepan valorar las alternativas.
Saludos

Marcelo Levit en mayo 12, 2006  · 

#20

Derechos a los simios si, pero que voten no.

Ademas te digo que hay simios que son “mejores personas” que algunos humanos que conozco ….

Saludos,

Martín Varsavsky en mayo 12, 2006  · 

#18,

Lo digo de otra manera. Si los padres al tener hijos recibieran votos extra que custodian hasta que los hijos puedan votar, te aseguro que los políticos construirían más guarderías.

Saludos,

Martín Varsavsky en mayo 12, 2006  · 

#17 Marcelo,

Con respecto a lo de que los menores nos representen entran en conflicto dos temas, uno el de que la responsabilidad principal de los menores es estudiar, y otro el de que si alguien vota por qué no podría ser elegido. Pero creo que gana la importancia de la educación. Estoy a favor del trabajo de verano de los menores, pero no de que dejen sus estudios para trabajar aunque sea representándonos.

Saludos,

Marcelo Levit en mayo 14, 2006  · 

#25 MV

Claro, y seria un conflicto muy real.
Creo que se podria empezar por el voto en las escuelas o a nivel barrial y/o municipal, donde los chicos votarian por temas que les incumben directamente y en el cual ellos comprenden (quizas) mas que los adultos.

Creo que deberia ser un proceso de aprendizaje para los chicos, y obviamente, lograr que TODOS los chicos tengan la posibilidad de estudiar.

helios en mayo 14, 2006  · 

Martín: te agradezco mucho que me hayas abierto los ojos ante ésta posibilidad. Fui ponente en el senado de España para la reforma de la ley de patria potestad. Perdonen que me cite, pero lo considero necesario para lo que voy a decir. El diario El País en su edición del 4/5/1989 – que los suscriptores pueden consultar en su Hemeroteca_ en un artículo titulado “El Parlamento pedirá que se modifique la patria potestad para defender a los niños abandonados”, dice:>. Debo decirte que, de todo lo que he hecho en mi vida, si excluimos el hecho de haber tenido tres hijos que ya me han dado dos nietos, de lo que estoy más orgulloso es haber contribuido a limitar los derechos que otorgaba en España a los padres el ejercicio de la patria potestad. Pero hasta que no leí tu artículo no había pensado que una continuación lógica del desarrollo de los derechos y de las libertades de los denominados en nuestra legislación “menores de edad” es el otorgarles, de manera gradual y con las limitaciones que se consideren necesarias, el derecho a votar. Creo que los que se han mostrado en desacuerdo parten de una premisa diferente a la tuya. Afirmas que tus razones para apoyar el voto a los niños se basan en el excelente artículo de Duncan Lindsey “Why Children Should Have a Vote” y pese a que ofreces un enlace directo para bajarlo de Internet, parece que muchas de las personas que disienten de tu posición no lo han leído porque no hacen ninguna referencia al mismo. Lindsey y, por extensión, tú mismo, ya que aclaras que te basas en su artículo, parte de la siguiente premisa:
“The largest category of poor in the Unites States are children. There are more than 14 and a half million children in the United States who live in poverty, while more than 5 million children live in families with less than half the poverty line income. Too young to carry their own cause, these children often suffer out of the limelight and in silence. These figures seem implausible in a nation of such enormous wealth.
Why have we allowed such poverty to persist among such a precious resource as our children? It certainly isn’t because we don’t know what to do. Child welfare policies and programs that could end child poverty have been available during the last several decades. This isn’t rocket science. Nor is it the cost of these policies and programs which stops us. As the Children’s Defense Fund has pointed out, we could end child poverty for less than three percent of all federal spending.” De allí deduce, mediante otras premisas, que para poner remedio a ésta situación es necesario otorgar el derecho a voto desde la edad de los 16 años y , con ciertas condiciones, desde los 14, para conseguir, que dentro de muchos años, se pueda resolver el problema que enuncia en su premisa mayor.
Quienes disienten contigo en éste foro han partido de premisas diferentes pero, en términos generales, no han respondido al grave problema planteado por Lindsey y por ti al que creo necesario agregar otro: hay una cantidad muy grande de padres y madres que maltratan a sus hijos o que no los atienden y educan adecuadamente ¿cómo podemos presuponer entonces que representan sus intereses en las elecciones?
La prueba piloto de voto de menores en un referéndum en Suecia para la que tu también nos ofreces un enlace, otorga el derecho a voto a los menores en una consulta para decidir el color en el que se pintarán los tranvías en una ciudad y las características que tendrán los carnés de las bibliotecas. En un país como España en el que se ha establecido desde hace años la edad penal en los 16 años y se está discutiendo el otorgar el derecho a votar en las elecciones municipales a los inmigrantes, no veo razón alguna para que no se abra un debate sobre las condiciones – edad, temas, ámbito administrativo – en los que se pueda rebajar la edad mínima para ejercer el derecho a voto. De hecho, ya hay muchos ayuntamientos que siguiendo el ejemplo de Florencia en Italia, han constituido Consejos de Niños y Niñas que son escuchados en los asuntos que les atañen.
Te felicito por haber planteado éste tema

Juan Navidad en mayo 15, 2006  · 

Estimado Helios,

Creo que tu postura y la de Martin son muy interesantes y abren un debate que yo estimo necesario: el de la representatividad -también de los menores-. Creo que es importante que no se excluya la opinión de todos los ciudadanos en los foros políticos. Otra cosa es el medio de hacerlo.

Vosotros defendéis el derecho al voto como una gran herramienta para dar a conocer la voz de los niños. Yo prefiero hablar de participación, algo más directo y abierto, ya que en un referéndum, por ejemplo, se cierran las opciones o se centran las posibles soluciones. SI preguntamos a los niños de qué colores debieran ir los tranvías, les estamos diciendo que participen, pero de una manera limitada. Si les llevamos a un recinto con pinturas y paneles para que pinten posibles diseños, les abrimos la creatividad y les hacemos partícipes.

Le veo muchas ventajas a todas las maneras de participación individual en democracia. Me entristece que en Europa hablar de participación conlleva siempre el sentido de colectivos o grupos de presión. Yo defiendo la posibilidad individual de aportar en el bienestar de todos. Defiendo la creación de bancos de ideas públicos en los que se premie las mejores ideas y se remuneren económicamente. Lo defiendo con un ejemplo: el año 1996 en un cruce de Vitoria había atascos todos los domingos cuando muchos vitorianos volvían de los pueblos a la capital. En un programa de radio un ser tan insignificante como yo propuso como solución al problema pintar una línea de doscientos metros en un tramo de esa carretera. Cuando lo hicieron desaparecieron los atascos. Con la cantidad de técnicos que tienen a sueldo el Ayuntamiento de VItoria y en la Diputación a nadie se le había ocurrido algo tan simple y ya estaban planteando la construcción de un carísimo paso elevado.

Pienso que con soluciones que cualquier persona y de cualquier edad que se pudieran aportar nuestra democracia sería más robusta y nos sentiríamos más integrados y parte del sistema que yendo a votar una vez cada cuatro años o cuando se nos pregunta algo cerrado y limitado. Por desgracia, la sociedad democrática “de verdad” y con una plena participación individual real hoy es sólo una utopía, pero sé que algún día será lo normal. Mientras llega, seguiré proponiendo mis ideas al viento y clamando al desierto :)

Saludos cordiales,
Juan Navidad

Martín Varsavsky en mayo 15, 2006  · 

Helios,

Me encanta encontrar a gente como tu en mi blog. Te agradezco tu contribución. Yo estoy convencido que como primer paso se podría bajar la edad del voto a los 16 años y ver qué pasa.

Saludos,

AmiRA en mayo 15, 2006  · 

Vaya, iba a hacer un comentario, pero creo que ahora no. He leido: “Me encanta encontrar a gente como tu en mi Blog…”

Asi que antes de escribir, me gustaria saber si yo “soy gente como Helios”.

Gracias por tratar a todos como bobos.

Marcelo Levit en mayo 16, 2006  · 

Hola Martin,
#30 AmiRA tiene razon ….
Aunque para vos el comentario de Helios sea el mejor, no deberias decirlo en voz alta.

Asi como en una presentacion, donde te hiciesen preguntas, no convendria que dijeras “muy buena su pregunta”, ya que el resto sentira que sus preguntas no lo fueron.

Son detalles para no herir la susceptibilidad de nadie :)

Saludos,

Martín Varsavsky en mayo 16, 2006  · 

AmiRA,

Mi admiracion por el trabajo de helios no es de ninguna manera un desprecio a los demás.

Por supuesto que tú, al igual que el resto de los lectores, eres gente como Helios!

Saludos,

Helena en mayo 21, 2006  · 

Pues considero la idea razonable y legitima si queremos que la sociedad sea un reflejo de los deseos de todos sus miembros. Puesto que lo que decide la gestión de una política u otra es el voto del ciudadano, entiendo que el ciudadano niño no está representado en los temas de su interés. Estoy de acuerdo en que un niño no está capacitado para tomar ciertas decisiones, de igual manera les pasa a muchos adultos no informados o sin una macro-visión que diría un político o economísta para poder considerar todos los aspectos. Sin embargo, si bien no se trata de que el niño decida la compra semanal si puede opinar sobre los inexistentes servicios de ocio gratuítos de su ayuntamiento, de sí las zonas verdes están o no limpias, o si quisieran tener lavabos apropiados a sus alturas puesto que sus necesidades son otras. La comparación entre el niño y el anciano me parece muy ilustrativa para comprender porqué se hacen reformas y se generan prestaciones para la tercera edad y no para los niños. No es porque seamos más sensibles o considerados con este segmento de población, simplemente es la capacidad de voto que tienen frente a los que no la tienen. No estaría mal que un niño cuestionara si debe o no haber Playstations en las bibliotecas públicas, por ejemplo, tal vez esto, a la larga, mejorase más de una economia doméstica. La realidad, el gasto para cubrir las carencias de servicios hacia la infancia lo cubren los padres, porque evidentemente, con nuestros hijos no somos capaces de escatimar nada y posiblemente si lo haríamos si estuviesemos en un puesto público. Y lo más interesantes para mí de la propuesta de reivindicar el voto del niño sería que nos refrescarían la mente con sus espontáneas percepciones y tal vez nos acordasemos que vivir en sociedad es como vivir en familia, sólo que algo más compleja puesto que es más grande. win/win

María Teresa en mayo 22, 2006  · 

Helena 33,

No logro entender tu punto de vista por eso te pido que me ayudes.

Escribiste lo siguiente:

“…si bien no se trata de que el niño decida la compra semanal si puede opinar sobre los inexistentes servicios de ocio gratuitos de su ayuntamiento” (?) “…o si quisieran tener lavabos apropiados a sus alturas puesto que sus necesidades son otras” (?)… “ No estaría mal que un niño cuestionara si debe o no haber Playstations en las bibliotecas públicas, por ejemplo, tal vez esto, a la larga, mejorase más de una economía doméstica…” (?)
¿De qué manera podría ayudar PlayStation a la economía, con un videogame que mata a latinoamericanos como el que lastimosamente esta dando vueltas por internet?, o bien el ‘ocio’: ¿cuál sería su contribución a mejorar las condiciones sociales?… ¿es realmente relevante la existencia de un lavabo a la altura de un niño cuando en la sociedad aún no pensamos en la gente discapacitada, o con serios problemas motrices… por ello las señoras que salen con sus peinados abultados y sus perritos a dar un paseo ‘por sus necesidades fisiológicas’ no piensan en quienes usan una silla de ruedas o ciegos con sus bastones?… tengo un sobrino discapacitado de 7 años (sordo) y te aseguro que nadie piensa en los discapacitados y mucho menos los niños (por una cuestión natural y lógica!!!) que no tienen la madurez suficiente para entenderlo, si no lo podemos manejar nosotros cómo podrían manejarlo ellos… ¿alguna vez observaste la reacción de un niño ‘supuestamente normal’ frente a otro discapacitado? ¿o frente a uno pobre?, ¿cómo lo trata, qué hace, lo rechaza, se comporta con crueldad o con solidaridad?… hace la prueba, fijate la reacción del niño (de la media infantil, no de un niño super conscientizado en su familia) y después me contas, podrás observar que su inmadurez no les permite tener una visión global… la consciencia crece por etapas pero por sobre todas las cosas con experiencia.

jonathan en octubre 19, 2006  · 

yo creo q es una estupidez la d dejar votar a los niños menores, ya q ellos no seben nada, bueno algo saben… primeros los estudios… xauuuuuuuu

Alien en noviembre 21, 2006  · 

Para que los niños decidan en lo que les afecta no es preciso que tengan que elegir a sus gobernantes, basta con aprobar una ley que contemple el que sean oídos y tengan poder sobre los temas que son de su incumbencia.

Dejar que los niños voten a los gobernantes de todos es un canto a la irracionalidad. Para realizar un contrato se precisa madurez intelectual y volitiva, por eso los niños no los pueden firmar. Y la misma incapacidad existe para el caso de votar a quienes nos mandan.

A los políticos les encanta manipular a los electores, y por ello su mayor bendición sería conseguir que los niños voten.

Sí se aprueba que los niños vayan a las urnas, yo propondré dar un paso más y que también lo hagan los perros, gatos y resto de mascotas caseras y animales de granja y campo, pues ellos si que están desprotejidos por las leyes.

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Últimos Tweets