Hoy, día de reyes, recordé una discusión que tuve con un íntimo amigo español cuando me mudé de Nueva York a Madrid. Resulta que mi amigo madrileño, que curiosamente no cree en Dios pero se llama Jesús, sabía que mis hijos estaban enterados que los Reyes Magos eran los padres y estaba preocupado que le revelaran la verdad a sus hijos. A Jesus le encantaba el mágico momento que sus chicos se despertaban y encontraban los regalos dejados por los camellos. Al mismo tiempo a Jesús no le parecía contradictorio nunca hablarle a sus hijos de Dios pero si hablarles con tanto entusiasmo de los Reyes Magos. Es más cuando le saqué el tema me dijo, “si yo no creo en Dios cómo les voy a hablar de Dios”. Claro pensé yo, me imagino que sería complicado para Jesús si les hablara de Dios a los chicos un día tener que revelarle a los chicos que no solo el era un Rey Mago sino también el único Jesús que existía. Pero igual me parecía incoherente este tema de defender a los Reyes Magos por encima del niño Jesús que supuestamente recibía sus regalos. O todo o nada pensaba yo. Y en mi caso era claramente nada. La idea de mentirle a un chico digamos hasta los 7 años no tenía mucho sentido. Creo que mentir o ser incoherente deja secuelas en la educación infantil. Pero cuando salí a buscar aliados para defender mi postura fracasé rotundamente. Hice una encuesta informal entre mis otros amigos españoles y descubrí que la mayoría de ellos no eran creyentes pero si les contaban el cuento de los Reyes Magos a sus hijos tan convencidos como Jesús. El tema fue debatido en una excursión de bici de montaña por la Sierra Pobre y mi postura quedó sin ningún apoyo. Miguel, Amaro, Christoph, Antonio, todos estaban con Jesús. No a Dios, pero si a los Reyes Magos era el slogan de la Peña. Finalmente, intimidado por las circunstancias junté a mis 3 hijos y les dije que ni se les ocurriera revelarle a sus amigos que los Reyes Magos no existían. Eso si, les aclaré que con Dios no tenían nada de que preocuparse, su existencia podía ser cuestionada sin problema.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

xavi en enero 6, 2009  · 

No creo que los ateos de otros paises tengan problema en contar la historia de Santa Claus o sus equivalentes del Ratoncito Perez, no? Una inocente mentira como esta no creo que deje secuelas y menos cuando es una mentira colectivamente apoyada. No conozco a nadie que recuerde con resentimiento la “mentira” de los reyes magos.

nos_hemos_vuelto_locos? en enero 6, 2009  · 

Genial la reflexion. Para gran cantidad de gente los pobres Reyes Magos parecen haber quedado a la altura del raton Mickey. Demuestra hasta que punto la religion y la Navidad han sido vaciadas de su contenido.

bonhamled en enero 6, 2009  · 

Está bien es un cuento gracioso que, de alguna manera, ilustra como somos los españoles.

No creemos en Dios pero si en toda la “guarnición” que le rodea. O como decía aquel anarquista en no se que novela o película cuando intentaban hacer proselitismo de otra religión: “No creo en el Dios verdadero como para ir creyendo en dioses falsos”.

Puro gallego.

Nicolas en enero 6, 2009  · 

Martín, cuando vos eras un niño tus padre te explicaron que los reyes magos no existían o has tenido alguna secuela porque no te lo hayan dicho?

Javier Leiva en enero 6, 2009  · 

Yo estoy de acuerdo contigo, es una incoherencia. Lo que no me parece que tenga relación ninguna con el tema es que tu amigo se llame (le hayan puesto) Jesús.

pepe-1=JOSÉ LUIS LA (A) en enero 6, 2009  · 

Llámese Reyes Magos, Papá Noel, Perico/a.Forma parte de la ilusión, la alegría, la inocencia. Cómo vas a impedir que de esta forma colectiva, nuestros hijos aunque sólo sean unos años disfruten de esos momentos, ya habrá tiempo de otras cosas.

Aunque en estos tiempos se están pasando de rosca, creo que ya es otra cosa y la edad de la verdad ya casi está en los 4-5 años, todas las alegrías ya duran menos.

JarFil en enero 6, 2009  · 

Religión no… creencia sí, fe ciega y engaños también.

El ateísmo últimamente se ha puesto de moda, al menos en algunos círculos, igual que antes estaba de moda la religión. Desgraciadamente, ni antes ni ahora se entiende completamente lo que significa la búsqueda de la verdad o el escepticismo. Es más cómodo creer en una explicación cómoda (bonita, divertida, etc.) que ver la fría realidad, y proteger a los hijos como a uno le gustaría ser protegido… en vez de vivir en el mundo real.

Javier en enero 6, 2009  · 

Mentirle a los niños es innecesario. La ilusión de un nuevo regalo, la intriga de algo misterioso, la antelación… todos los elementos buenos del rollo de los reyes magos se pueden conseguir sin recurrir a mentiras. Eso si, cuesta más esfuerzo conjurar todas esas emociones sin mentir 🙂 No tengo hijos, es solo una opinión de un espectador.

GreenGoblin en enero 6, 2009  · 

Joder, Martin dices unas chorradas propias de un crío de 10 años. No me extraña que hayas estado en psicoanálisis. Cada persona tiene sus cosas, sin más. Hay que ser … para querer dejar a los críos sin Reyes Magos, ¿nunca has visto como disfrutan los críos en este día?, de que les den pol culo ya tendrán tiempo, ¿qué hacemos el día del partido socialista y damos los regalos?.

Espero n te ofenda el post por directo que no por no cierto.

JA en enero 6, 2009  · 

Varsavsky,

Yo si creo que exista un DIOS, Lo que no tengo ni puñetera idea es que es, no creo que sea el de los católicos, no otros, por tanto me fabricado el mio particular a base de una vida de buscar, conscientemente e incoscientemente.

Imaginemos poe un rato el tema de la materia oscura ó de la energía oscura, hace 50 años nos habrian mandado a la porra.

Que nos dirijamos al cúmulo de Virgo a toda velocidad es contrario a todas leyes astro fisicas conocidas y lógicas aplicadas sin embargo si no cambiaron de opinión es así, pregunta a un astrónomo conocedor del tema.

Estoy convencido que existe una especie de sostenedor de leyes universales, pero igualmente se que estamos muy lejos de saber que es.

De forma que no sabemos nada.

Tu n o eres ateo, eres agnostico como muchas veces demostraon tus escritos-post. Igualmente los Ateos lo son respecto de las religiones conocidas. ¿Que pasaria si se descubrises cosas nuevas.?.

Con respecto a DIOS solo se que NO se nada.

JA en enero 6, 2009  · 

Por cierto, viste la última del ejercito de Israel.??

Al menos 43 muertos tras ataques de Israel a dos escuelas de la ONU.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/06/internacional/1231255480.html

Diegio en enero 6, 2009  · 

Martin, en esta estoy con vos. Mis padres siempre me dijeron que no existían los Reyes Magos y Papá Noel. ¿Por qué alguien habría de querer mentirle a sus hijos?. Estoy seguro que el cuentito de los reyes no los va a hacer mejores ni peores hombres y mujeres.

Sonrisitas en enero 6, 2009  · 

😆

Don Mendo en enero 6, 2009  · 

Los Reyes Majos si que existen, la prueba es el montón de juguetes que me han traído este año.

El que no existe es Papá Noel. Ese es un invento de los protestantes.

EPM en enero 6, 2009  · 

Buenas.
Yo soy creyente, tengo la suerte de tener fe -resulta muy cómodo- pero sin excesivos dogmatismos y con mucha humildad, no creo que Dios sea un viejito rencoroso y aburrido por juzgar y espiar nuestras cosas…
Pese a mi fe no creo que deba machacar a mis hijas para que tengan algún tipo de fe. La moral es algo íntimo. Sí creo que cierta formación en una u otra religión les pone en contacto con un mundo muy pautado y que esa formación puede ayudarles a salirse de la estructura y desarrollar su propia cosmologia.
Lo que no entiendo es machacar a un niño muy pronto con si dios existe o no. O con que la vida sea esto y se acabe totalmente. Claro que como soy creyente, no tengo ese problema.
Del mismo modo, me sorprende que el Sr. Varsavsky crea que se puede traumar un niño por que los mayores le tomen el pelo con cosas que no son ciertas, es más: creo que es muy saludable que los niños sufran ciertas frustraciones menores que desarrollen un estoicismo para frustraciones mayores que les lleven a ser perseverantes. Cuando sean mayores poca gente tendrá miramientos con lo que sienten, les dirán la verdad y punto.
Y desarrollarán un sentido crítico para saber si les toman el pelo.

Al final, lo de SSMM de Oriente es una broma que hace pasar momentos muy divertidos de un modo tradicional con los niños hasta que tienen 5 – 6 años, y una herramienta para que los niños se coman la verdura dos semanas antes de que vengan los reyes. Nada más.

Perico en enero 6, 2009  · 

JAJAJA Martin, me encanta el final 🙂
me ha hecho gracia 😉
1 saludo!

Emacnuel en enero 6, 2009  · 

A mi me enseñaron a igual que mis hermanos que santa no existia ya que mis padres dijeron que santa claus era un invento de mercadotecnia de coca cola ya que mis padres les gusta mas hablar de historia que estar mintiendo sobre mitos somos mas fan en canales de television como discovery channel o national geographic que de religion, que ademas los reyes magos son una suposicion y como en la escuela era laica pues claro no se podia hablar de religion ni de constumbres, eso que siempre tenia internet desde los 10 años y la religion en mis papas que segun son cristiianos ni les interesa ya que son mas interesados en la ciencia que el las historias de ficcion como la biblia.

Lo que si aprendi y si es cierto si tus padres te hacen creer en mentiras como estas de santa clous, reyes magos o san valentin la gente es menos honesta sea el mas catolico o cristiano que sea es un mentiroso y repugnante, en lugar que tus padres de criarte con la verdad y con el conocimiento.

Emacnuel en enero 6, 2009  · 

Y me pusieron de nombre Emmanuel por que mi madre es fan de un artista famoso de la epoca de los 80’s no del significado original de “dios con nosotros” 😛

Julián Rodriguez Orihuela en enero 6, 2009  · 

Pese a mi fe no creo que deba machacar a mis hijas para que tengan algún tipo de fe. La moral es algo íntimo.

Sr. EPM, no entiendo por qué equipara fe con moral.

creo que es muy saludable que los niños sufran ciertas frustraciones menores que desarrollen un estoicismo para frustraciones mayores que les lleven a ser perseverantes

Por ejemplo, dirigirse a un propio hijo como “gordo” cada dos oraciones, para que sienta esa frustración con su figura y más adelante en la vida haga dieta y ejercicio. Eso funciona de maravillas. Que está comprobao.

Elobservador en enero 6, 2009  · 

4.Nicolas:

Hombre hablo sin conocimiento de causa pero sabiendo que Martin es Judio imagino que no celebraba la navidad o no por lo menos con la misma significacion que los cristianos….XD
Vamos que es normal que el desde niño no creyese en los reyes ni en papa noel.

Jaime Cuesta en enero 7, 2009  · 

Hablando de falta de contenido, hay localidades en España donde se realizan bautizos civiles

Martin Varsavsky en enero 7, 2009  · 

@ Javier Leiva:

Vivi 16 años en Argentina y 18 en USA y jamás conocí un Jesús. Pregúntale a alguien que se llama Jesús y que vivió en USA la cara que le ponen cuando dice como se llama. Es como si tu dijeras, me llamo Dios Leiva.

Alex dc en enero 7, 2009  · 

En mi casa y en muchas otras en donde todo el mundo es lo suficientemente mayor como para no creer en Los Reyes, la gente aprovecha este día para hacerse algún regalo como muestra de afecto o simplemente reunirse junto a sus amigos/familias.

Aunque sea de origen religioso no deja de paracerme un bonito día. Personalmente me encanta ver la cara de un niño la noche del 5 y creo que un poco de “magia” no puede sar mala.

Jose L. en enero 7, 2009  · 

En muchos casos, los Reyes son dineros cambiaos, que dice mi madre… consumismo puro y duro.

Francisco en enero 7, 2009  · 

Martin y la Navidad, por que, que yo sepa la gente piensa que los pastores cuidaban las ovejas toda la noche al aire libre en Diciembre, pero en Diciembre no puede ser por que en Diciembre los pastores no pueden estar al raso y por un unico motivo, LA NUEVE y eso no tiene ninguna logica.

Es como PAPANOEL, Que es rojo o verde, ya que, que se sepa al principio era verde, ESO DICEN, pero se quedo ROJO por el marketing de la Coca Cola, todo sea por dinero. VIVA EL MARKETING. Y esto ultimo no me lo invento esta en internet, buscando en internet sale.

Pero bueno, quien tiene la verdad, por que que yo sepa, muchos que se reunen en estas fechas, lo hacen POR COMPROMISO, ya que el resto del AÑO, NI SE HABLAN, ya que estan PELEADOS. Eso es ser HIPOCRITAS, es decir, ser algo que uno no es. LAMENTABLE. Es mi opinión solamente.

Yo al menos no espero estas fechas, para juntarme en familia, ni hacer regalos ni nada por el estilo. La familia esta todos los dias y las 24 horas, no solo para unas fechas que quien sabe quien las ha fijado y ha dicho que ahora es navidad, dia de los inocentes, que Papa Noel es verde o rojo.

imagame en enero 7, 2009  · 

Martin, la cuestión no es la de mentir o no mentir a tus hijos, la cuestión es la tratar de mantener las ilusiones vivas,…y en mi papel de padre intentaré mantener y prolongar viva la ilusión de los reyes magos mientras pueda.

Salu2

Rupert en enero 7, 2009  · 

Tener problemas porque se les dice a los niños que los reyes les regalan juguetes, de donde sale esoooooo ???
He visto personas que no creen en Dios y son buenas personas, he visto gente que creen en Dios y son pesimas personas y viceversa, no hay relacion con las creencias. Creer o no creer en dios no vuelve a alguien bueno o malo, sino su equilibrio mental.
Igual pasa con los reyes magos.
Martin, creo que tu podrias ver en tus viajes que cada pais tienen diferentes culturas y costumbres y cada uno no es mejor o peor que el otro solo por sus costumbres, sino por la evolucion de cada uno de sus integrantes, mas alla de sus creencias religiosas o leyendas urbanas que tengan.

robertogreco en enero 7, 2009  · 

No se trata de los Reyes Magos sino Santa Claus, pero en este post Dale McGowan me convence que es una buena idea dejar a los chicos participar en el mito de Papá Noel. Así lo explica:

By allowing our children to participate in the Santa myth and find their own way out of it through skeptical inquiry, we give them a priceless opportunity to see a mass cultural illusion first from the inside, then from the outside. A very casual line of post-Santa questioning can lead kids to recognize how completely we all can snow ourselves if the enticements are attractive enough. Such a lesson, viewed from the top of the hill after exiting a belief system under their own power, can gird kids against the best efforts of the evangelists – and far better than secondhand knowledge could ever hope to do.”

Javier Leiva en enero 7, 2009  · 

Ok, gracias por aclararlo. Para mi sigue sin tener ningún significado el nombre más allá de servir para denominar a alguien, pero ahora comprendo tu punto de vista 🙂

EPM en enero 7, 2009  · 

Buenos días, Sr. Rodríguez Orihuela

No equiparo fe con moral, sí con intimidad. Creo firmemente que lo más importante es la libertad individual de cada uno para fijar sus principios y, a partir de ahí, es cuestión de cada uno como es coherente (o no) con ellos. PARA NADA QUIERO DECIR QUE SIN FE NO HAY MORAL.

Ahora, como usted bien coincidirá, su “moral” es personal, emanado no de los hombres sino de “algo superior” ¿la propia mente quizás?, y efectivamente ligado con los principios que rigen el comportamiento. Veamos que dice la RAE:
moral1.

(Del lat. morālis).

1. adj. Perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia.

2. adj. Que no pertenece al campo de los sentidos, por ser de la apreciación del entendimiento o de la conciencia. Prueba, certidumbre moral

3. adj. Que no concierne al orden jurídico, sino al fuero interno o al respeto humano. Aunque el pago no era exigible, tenía obligación moral de hacerlo

Lo digo en contraposición a la palabra “ética”, que viene a ser lo mismo pero emanado del conjunto de la sociedad.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Frustración:
Vamos a ver, todos los problemas acaban siendo de grado. Del mismo modo que usted no defenderá que los niños hagan lo que les dé la gana, que tengan todo lo que piden y que sean unos tiranos con unos padres esclavizados a su servicio, cuándo yo en mi anterior entrada digo “ciertas frustraciones menores” no me refiero a que se les pegue, ni me siento tentado a montar un pequeño Guantánamo en el living,… no pretendo despertarles a las 6 de la mañana y que carguen con piedras, no pretendo juzgar en cada conversación su aspecto físico, su rendimiento, su orientación sexual o el largo del pelo… Pero del mismo modo le voy a contar algo que pasa por lo menos donde yo vivo. Yo estoy en la treintena. Todos mis compañeros cuándo se incorporaron al mercado laboral tenían claro que había que esforzarse. Tenían claro que si te esforzabas, al cabo de un tiempo, normalmente, progresabas. Sin embargo, la gente de la generación siguiente no parece comprender esto, y cuándo les explicas como eran las cosas hace 10 – 15 años no valoran el esfuerzo ajeno, no respetan que cierto experiencia también aporta cosas, te tratan como pringado y, en muchas ocasiones prefieren 2 años de paro que una serie de mejoras escalonadas.
Una cosa es llamar gordo a un niño, y otra muy distinta es contarle que en verano, si te quemas con el sol y se te va cayendo la piel te conviertes en un charquito y te guardan en una botella. ¿eres cruel? ¿o eres un padre jugando con un niño y contándole algo fantasioso irreal y que a medida que gane madurez el niño cuestionará e, incluso, disfrutará con la broma?

Respeto tu opinión, y me quedo con la mía. A mí me educaron así y me ha ido bien (y eso que estoy bastante gordito y la que me lo dice es mi mujer; ¿no le podías poner un mensaje, que estoy muy frustrado? Voy hasta la máquina a coger un café y un bollo… y a seguir trabajando un poquito)

Max Navarro en enero 7, 2009  · 

Martin,

Suelo tu blog en inglés, y a veces acudo a la versión española para ver las diferencias, o leer los comentarios: es interesante ver las diferencias, dicen mucho de ti y de cómo enfocas ambos mundos. En esta ocasión, la última frase del post español es genial, pero no está presente en inglés: ¿alguna razón especial?

Jesús Navarro en enero 7, 2009  · 

Muy buenas:

Yo me declaro culpable de estafa. Es cierto, engaño conscientemente a mis hijos presentando pruebas falsas de la existencia de los reyes magos (juguetes en sus zapatos, me como los dulces y digo que han sido los reyes…) y reconozco la existencia de un “lado oscuro” en esta y otras tradiciones. Pero también se le puede ver cierto valor educativo en el tema este. Normalmente llegarán a la verdad por ellos mismos, llevando a cabo cierto trabajo científico, como hice yo en su día. Además, esta experiencia de creencia irracional y pérdida de la fe, puede llevarles luego a extender el procedimiento a otros “fraudes”. Por cierto, no creo que exista ningún caso de trastorno mental inducido por la creencia en Santa Claus o los reyes magos. Ni creo que exista incoherencia en el hecho ser ateo y seguir con la ficción de la Navidad, En varias ocasiones has defendido tu pertenencia a la tradición judía pese a reconocerte como agnóstico.

Saludos cordiales.

enhiro en enero 7, 2009  · 

Te entiendo perfectamente, yo he tenido el mismo problema en mi entorno. Yo creo que eso es acostumbrar a tus hijos a la mentira, además es absurdo, a los niños lo que les interesa son los regalos.

Juan Navidad en enero 7, 2009  · 

Como todo el mundo sabe, los Reyes Magos NO son los padres, pero ayer me encontré con una amiga que me contó que, cada año se agarra la noche de Reyes una buena tajada con su marido con la botella de anís que han colocado previamente por la tarde con su hijo. No sé a vosotros, pero a mí me parece el indicio de algo sospechoso 😛

Bromas aparte, no creo que sea contradictorio que los padres promuevan la educación sin fe de sus hijos/as y la existencia de los Reyes Magos porque se trata de personajes anteriores que han formado parte de cientos de culturas, esos seres con poderes que son capaces de hacer realidad tus sueños si crees firmemente en ellos. Es una buena metáfora del idealismo.

Por otro lado, que se llame Jesús en España no es lo mismo que en Estados Unidos, es como si se llama John, no pasa nada. Ningún Jesús en España tiene que avergonzarse por ello. No tiene la culpa de que en Estados Unidos sea algo mal visto o raro. Yo me llamo Juan Navidad y no creo en la Navidad, pero mi nombre me encanta… No tengo por qué pensar exactamente igual que lo hagan los cristianos creyentes, por suerte, hay vida más allá…

Un abrazo,
j.n.

jmmata en enero 7, 2009  · 

Recuerdo que el día que me enteré de la verdad sobre los Reyes Magos fue un disgusto, pero hasta ese día para mi fue lo mas bonito de todo y hoy día me levanto por la noche para dejar los regalos de mi mujer y hacer toda la comedia. Simplemente me encanta 🙂

Silvia MV en enero 7, 2009  · 

¿Para qué romper la magia? vería hasta cruel decirle a un niño que los regalos los hacen los padres.

Que lo adivinen solos, ese momento tarde o temprano llega.

Sergio en enero 7, 2009  · 

Yo soy medio agnóstico y todavía no tengo hijos, pero cuando era niño estas épocas las recuerdo con pura magia y alegría es por ello que creo que a mis futuros hijos por lo menos hasta cierta edad les contaré lo mismo.
Después de todo también es cultural y si nos brindó momentos felices de niños también nos brindará felicidad tener el mismo gesto con nuestro hijos hacer lo mismo.

Sergio Zimerman en enero 7, 2009  · 

Cuando me case decidimos con mi mujer que a pesar de que mis raíces eran Judías y las de ella Católicas íbamos a mantener las tradiciones a pesar de no ser creyentes, con lo que nos reunimos para el Día del Perdón, Navidad, Años Nuevos (ambos) y que parte de esas tradiciones eran los regalos de Reyes y Los de Navidad, de la misma manera que festejamos el día del niño y los días del padre y de la madre.

Yo sigo acordándome del ultimo regalo de Reyes, una linterna sobre mis zapatos, era lo que les había pedido y lo recuerdo hoy no con agradecimiento hacia los reyes sino con amor hacia mis viejos por haberme cumplido mi deseo.

Ya hace dos años que mi hijo menor se entero de la verdad de los regalos de Navidad y del día de Reyes pero todavía nos reímos de su alegría por que en esa ultima vez de él como inocente Papá Noel le dejo a su hermano mayor (cómplice y por supuesto con regalos escondidos) en el árbol una bolsa de carbón en vez de un regalo por haberse portado mal durante el año, creo que disfruto mas eso que sus propios juguetes.

Vivo estos días como parte de mi historia y de la mi familia sin darle significado religioso, simplemente una excusa para reunirnos y pasar buenos momentos que espero sean parte de los recuerdos alegres de mis hijos.

Saludos

R. Martínez en enero 7, 2009  · 

¿Pero como no van a existir los Reyes Magos?

http://www.youtube.com/watch?v=jYaOa-V5slI

GreenGoblin en enero 7, 2009  · 

Vamos a ver, …

Test para saber si alguien es gilipollas

Ideal para si tienes dudas de si algun amigo/a es gilipollas. Dile que haga el test para salir de dudas.

Es que entre lo de querer acabar con los Reyes Magos (de lo poco interesante que hay y querer acabar con ellos…) y el último post del Blog de Galli donde mete cuatro expresiones regulares y le dicen que ha descubierto la rueda, pues es lo que tiene… 🙂 🙂 🙂 El test estaría bastante bien para Galli y para Dans a ver lo que sale 😉 porque yo ya que tengo como dudas 😉 🙂 🙂 🙂

Con perdón por lo de gilipollas pero es como se llama el test 🙂

Daniela en enero 7, 2009  · 

Nada mejor que pedirle a un chico que guarde un secreto para hacer correr un rumor 🙂 si yo les llego a decir a mis hijos “y no digan tal y cual cosa”… lo primero que hacen es ir y gritarlo a los cuatro vientos.
Y con respecto al tema en sí, yo los miro a los ojos, los escrutino… y les digo lo que quieren oir!!! Ellos en el fondo, a veces, no quieren escuchar la verdad… y cuando están listos, te das cuenta.

un abrazo

andi en enero 7, 2009  · 

Yo crecí en una familia de ateos ex-católicos y ex-luteranos festejando Navidad sin saber quienes eran Dios y Jesús. Lo mismo Pascua y los Reyes Magos.

Y mirá nada más Escandinavia, donde festejan la Navidad muchisimo más que en América Latina y casi todos son ateos.

De la misma manera, muchos de mis amigos judíos no comen en Yom Kippur pero no creen en Dios, lo hacen más por tradición y supongo que por sentirse parte de algo.

Creo que Jesús es muy normal.

Javier Guillén en enero 7, 2009  · 

Hombre Martin, para una de las pocas cosas en esta vida que nos puede hacer ilusión a todos, seamos ricos o pobres, no vamos a fasatidiarlo no?

Yo creo que es mágico por eso, porque todos de cualquier clase social disfrutan ese día con más o menos regalos, eso da igual, lo importante es que todos los niños e incluso los adultos disfrutamos de un dia mágico, en el que podemos soñar que nuestros deseos se cumplan.

Pienso, que aunque tus hijos lo tienen todo en este mundo, les privaste de un día muy especial, yo lo recuerdo siempre como el mejor dia del año, es una sensación increible el creer en los Reyes Magos. No se puede describir. Al menos yo no sé hacerlo.

Íñigo Montoya en enero 7, 2009  · 

¡Y encima, tu amigo se llama Jesús…!

Montoya, ¡Jesús!

DrGEN en enero 7, 2009  · 

En Argentina los ateos estamos “saliendo del closet” y elevando las voces con campañas, congresos (se realizó el Primer Congreso de Ateísmo en Mar del Plata), etc.
El tema es que siempre saltan los religiosos atacando de formas lamentables y una de las críticas más escuchadas (y no por eso menos absurda) es que los ateos no existen (también la leí en los comentarios de este post).
Formo parte de ArgAtea (Asociaciòn Civil de Ateos en Arg), hace unos 15 días publicaron una nota sobre la apostasía masiva que promueve nuestro grupo en un diario de Rosario y todavía se están escuchando voces quejosas de la pacata sociedad rosarina.
El grado de intoleracia de esta gente es increíble para con los ateos es increíble, y los muy hipócritas saltan cuando se critica sus religiones exigiendo respeto.
El ateísmo no es una moda como dijo alguien, el ateísmo es una manera de ver la vida, que nada tiene que ver con la fe y mucho con la razón.

Saludos,
Lisandro

EPM en enero 7, 2009  · 

Lisandro,
Mi entorno es mayormente católico, y por lo tanto he visto siempre educar -o intentar educar- en relación a un catolicismo mitad ferreo -las abuelas- mitad medio progre-panteista -la generación de mis padres.
¿Cómo te planteas la educación de los hijos desde tu ateismo? Porqué es verdad que para los creyentes es muy fácil, porque la fe es como el papel, que lo aguanta todo.

Buho en enero 7, 2009  · 

No se si no viviste eso en la infancia pero en lo personal, la navidad se vivía de una manera mucho más emotiva cuando creía en Santa Claus que cuando me empezaron a dar los regalos mis padres personalmente. Por otro lado, tratar a los niños como adultos creo que es una inmadurez de parte de quien lo hace en este caso tuya. Por otro lado el decirles a tus hijos que sí es válido poner en cuestionamiento la existencia de Dios no creo que sea del todo responsable, creo que cada quien tiene derecho a creer o a no creer en lo que quiera sin intentar convencer al otro de que está o no en lo correcto ni de intentar o no desmentirlo, por eso pienso que sería mas productivo enseñar a los niños a discutir sobre esos temas que no llevan a nada bueno pero que si pueden dañar muchas relaciones.

DrGEN en enero 7, 2009  · 

EMP:
Yo fui criado en un ambiente bastante neutral: padre ateo, madre católica.
Los valores que me inculcaron son normas morales que no son propiedad de ninguna religión, por más que muchas se crean dueñas de ellas.
Yo no robo, no mato, y demás, por pleno convencimiento que estoy actuando correctamente, no buscando premios o por miedo a castigos. Desde este punto de vista hasta es muchísimo más elogiable esta moral y no la católica (por ejemplo).
No veo inconvenientes en educar un hijo de esta manera. Hay un libro de Rozichner y esposa que justamente se titula “Hijos Sin Dios. Cómo criar chicos ateos”. No lo leí, pero si te interesa el tema tal vez sea un buen punto de partida.
Creo que educando desde el pensamiento crítico también se puede soportar cualquier cosa, sin necesidad de recurrir al pensamiento mágico.

Gabriel en enero 7, 2009  · 

Pues desde mi punto de vista, TUS AMIGOS ESPAÑOLES SON UNOS BRUTOS

Mi Madre encontró una forma diplomatica de tratar el tema de “Papá Noel”

Me dijo que A los niños que no creen en Papá Noel, les deben hacer regalos sus Padres, asi que si crees que Papá Noel te va a traer regalos, te los trae

Es una forma diplomatica de mantener el mito y no mentir.

Pero tu amigo Jesus es un bruto y los amigos que lo apoyan son mas brutos, no cabe otra explicación.

Los reyes magos son parte de la Mitologia Cristiana, si no crees una palabra de toda la mitologia, no te agarres de una parte para mentirle descaradamente a tus hijos, es ser un bruto hipócrita.

No creo nio en Dios ni en los Reyes, pero a mi hijo le miento para que sea feliz una vez al año.

Razonamiento de bruto bestia.

Saludos, feliz Hanuca (se escribe asi) Navidad, Año Nuevo y Dia de Reyes

Poli Suñer en enero 7, 2009  · 

Tiene que ver con la mística y la magia, no con la mentira.
Es como cuestionarse los cuentos de los hermanos Grimm o la existencia del ratón Mickey.
O las novelas de Proust.
O a Olmedo, Casero, Gomaespuma.
O las poesías de Borges.
U 8 1/2 de Fellini.
La ficción misma.

Forman parte del mundo de la fantasía del que los papás somos partícipes: un juego divertido, sano y cómplice.
Pero por encima de todo una bonita tradición de la que está hecha nuestra cultura.
Llamar a esto mentira? No lo creo apropiado. Leyenda, tradición.

La navidad es un rito que celebra el nacimiento de Jesús – no de tu amigo – sino del hijo del Dios de los cristianos.
Está bien recordar y referir sin acritud que los cristianos no son devotos de Dios sino de su hijo. Es que hay que saber delegar.

La fecha exacta y verdadera del nacimiento de Jesús no está registrada en la Biblia; se calcula según los Evangelios y de acuerdo a deducciones varias es el 25 de Diciembre.

Los reyes magos (o los magos de oriente) son quienes llevaron oro, incienso y mirra al recién nacido Jesús.
Sin embargo, únicamente el evangelio de Mateo es que menciona a unos “magos” sin decir ni la cantidad ni su jerarquía monárquica.
Los nombres de los “magos” Melchor, Gaspar y Baltasar que se conocen exclusivamente por tradiciones orales, no están recogidos en la Biblia…

En fin.
Una tradición en la que participamos y nos hace de alguna manera sentirnos Reyes a los Papás y Dioses a los Hijos. Con mayúsculas a todos.
Y a quién no le gusta ser Rey o Dios, por un ratito…???
No?

Feliz día de Reyes.

PD: mis hijos ya están grandes pero tienen el cuento muy fresco: Camilo (16), Juan (9), Santi (7) y recordaban ayer nomás todo el cuento mientras conectaban la Play 3 mientras yo desempaquetaba un Compaq Mini 800. Una pasada para no ser Designed in California by Apple.
La tradición continúa con la misma mística. No soy cristiano ni católico.

En unos años si Jesús (no tu amigo), porque es su tradición quiere, veré a mis nietos poniendo los zapatitos, el pasto y el agua.

DrGEN en enero 7, 2009  · 

Poli Suñer:
Estoy de acuerdo contigo en que más que mentira se trata de tradición y no veo nada malo en ello.
En cuanto a lo que dices de Jesús (no el amigo de Martín) no es correcto.
Por empezar, ningún historiador serio reconoce que haya existido el Jesús que relata la Biblia. No se encuentran evidencias históricas de ello. Y es muy improbable que un revolucionario de esa talla, una verdadera “piedra en el zapato” para los romanos haya pasado desapercibido de los rigurosos registros que éstos mantenían.
Segundo, los historiadores bíblicos más serios calculan la fecha de nacimiento del supuesto Jesús en algún día entre Septiembre y Octubre.
La fecha del 25 de diciembre fue elegida muy posteriormente en un Concilio… algo así como “por decreto” 😉
A los interesados, pueden leer “El Mito de Cristo” de Gonzalo Puente Ojea.

Poli Suñer en enero 7, 2009  · 

Según lo que comentas, hasta Jesús es un mito!!!
Tenemos que hablar con urgencia con los padres de Jesús ( el amigo de Mr M.V. ) porque tienen un problema en portal de Belén.

S2!

DrGEN en enero 7, 2009  · 

…o será que el Martín tiene “amigos imaginarios”!?
jajaja.
Saludos!

KC en enero 8, 2009  · 

¿Alguien se ha preguntado el porqué de la “legitimidad” de la existencia de Dios y el porqué no de la de los Reyes Magos? Es que me resulta cuanto menos paradójico no leer nada al respecto… ¿Esa ilusión es la misma? ¿Parecida?, ¿No tiene nada qué ver? Es que parece que no me entero… ¿Estamos relacionando los Reyes Magos a aspectos infantiles y luego creemos en algo en lo que hay que creer porque no podemos ver -Dios-? Y de algo que quizás no exista…¿cómo probamos su existencia? ¿Dejando los zapatitos en el balcón?

Espero que Dios -si existe- me perdone algún día por hacerme tantas preguntas… desde luego que indulgente tiene que ser, porque crear a alguien que se cuestiona su existencia es un gran acto de ello. O eso o que le gusta que las personas se devoren con conflictos existenciales…

En cuanto a la moral, ¿necesita alguien a un Dios para saber distinguir si matar es un acto justo o injusto, equilibrado o desequilibrado? Pues dejen de dar la vara con la relación moral-religión y preocúpense de educar a sus hijos.

Un poco de Reyes Magos/Papá Noel no le hace daño a ninguna psicología; vivir eternamente entre nubes de algodón quizás sí…

Saludos.

Guillermo en enero 8, 2009  · 

Aún recuerdo mi niñez y las varias navidades que disfruté esperando a Santa Claus, recuerdo que en varias ocasiones elaboré mi carta y la depositaba debajo de una imagen de Santa que había en casa de los abuelos. A los Reyes Magos solo los veía en los nacimientos, en esta parte de México no les pedimos regalos a ellos.

Me importa poco y nunca se me ha ocurrido reclamarle a mis padres que al final de mi niñez haya descubierto que ese personaje que ha sido causante de tanta felicidad en el mundo no exista, los recuerdos que tengo de los regalos que “el me trajo”, años después la cara de felicidad de mis hijos pequeños cuando abrían sus regalos, el engañarles con Santa Claus y decirles que debido a que se habían quedado dormidos y este llegaba y dejaba sus regalos, eran unos lindos cuentos que espero revivirlos algún día con mis nietos -cuando estos lleguen-. Cada navidad, ya llevo 44, soy tan feliz que al final termino creyendo que Santa si existe.

No lo veo como una mentira, lo veo como parte de la vida, no solo estamos hechos de realidades, cada uno de nosotros nos formamos de estímulos reales y de pensamientos, muchos de ellos que no existían o que solo existieron en nuestra mente, pero que tenían una finalidad, construir a una mejor persona en nosotros, o en nuestros cercanos.

A ti te educaron para que creyeras en Moisés, en David, que no creyeras en Jesús pues no es el profeta según el pueblo de Israel, etc. Respeto la tradición o tradiciones de tu pueblo, ¿Por qué no respetar la tradición de un amigo, o de millones de personas en este mundo?, somos más los que creemos en Santa y los Reyes en determinado momento de nuestra vida, que todos los Judíos del mundo. Así que estamos hablando de algo serio amigo mío.

Saludos

ElPel@s en enero 8, 2009  · 

Martin tronco… creo que estas algo confuso.

¿Como es posible que no creas en Dios ni en los Reyes Magos y sin embargo creas que FON es la red WiFi mas grande del mundo?

Humm… me temo que esto confirma que TODOS tenemos derecho a soñar… 😉

sapo en enero 8, 2009  · 

Hablando de Dios (iglesia Apple)…

He comentado alguna vez que no entiendo lo de Apple y sus incomprensibles caprichos, (tiene un primito que se llama Sony que tambien en parte funciona así). Ayer Apple por ejemplo lanzó el MacBookPro de 17” con la carcasa unibody de aluminio, con una batería que NO se puede mover. Si se te estropea son 133€ lo que cuesta sacarla, que esto es en teoría porque en la práctica serán más.

Invertias algunos euros en Apple porque te gustaban sus productos, pero te dije que esta empresa está soportada en el tacón de aguja de Jobs. Que ahora vuelve a ser noticia porque sigue estando enfermo (ha estado perdiendo peso por un desequilibrio hormonal). ¿Habrá Apple sin Jobs?. Anteriormente cuando le pegaron la patada por inutil y formó next la empresa se hundió.

pepe en enero 8, 2009  · 

no se, Martin, creo que mezclas churras con merinas. La existencia de Dios no esta probada, pero el nacimiento de Jesus en Belen y demas parafernalia (incl los tres reyes magos) son hechos reales. asi que viendolo asi tu amigo no es incongruente.

EPM en enero 8, 2009  · 

Gracias por tu respuesta, Dr. Gen.
Me parece perfectamente respetable educar en valores independientemente de una fe o un agnosticismo o un ateismo.

Lo que veo complicado (y ya lo es desde la fe) es la explicación de la irreversibilidad de la muerte a los niños. “La abuela estaba muy cansadita y por eso ahora se ha ido a descansar a un sitio mejor” vs. “La abuela se terminó, vivirá en nuestra memoria mientras nos acordemos de ella, en sus obras mientras sepamos que fueron de ella y se perciban y su cuerpo se transformará y sus átomos pasarán al sistema para transformarse en gases, polvo y restos de piel y huesos”.

Bien es cierto que los católicos por lo menos nos inventamos unas cosas tremendas, mirado así.

Al final, la justificación de toda religión consiste en crear un medio de control basado en el miedo al más allá. Es el miedo al más allá el que veo difícil de gestionar a la hora de transmitírselo a un niño.

[Claro que si no puedo llamarle “gordo” dos veces por comida aunque lo esté por miedo a que se traume, no sé si puede decirle que la abuela murió o si debo ocultárselo y contratar a una señora que se le parezca…]

Diego en enero 8, 2009  · 

No creo que contar la mentira de los Reyes Magos o el ratoncito Perez sea malo para los niños. Pero personalmente soy contrario a mentir a los niños (como al resto de personas) y especialmente estoy en contra de tratar a los niños como si fueran retrasados mentales graves. Cada vez que veo a un padre diciendo “mira, un guau guau” cuando ven un perro, o un “mira, un brum brum” cuando ven un coche, me dan ganas de darle una bofetada a ver si aprende a respetar a su propio hijo. Leches, que le cuesta lo mismo aprender a asociar al perro a “guau guau” que a “perro” o, si se prefiere, al menos “perrito”. Y lo peor es la versión Disney que arrasa en los zoos: “mira, un bamby”, “mira, un pumba”… horrible, para desquitarme tuve que estar un rato al lado de la fosa de los monos (donde una colonia de más de cien monos se dedican a lo único que les permiten, que es básicamente pedir comida, agredirse entre ellos, y estar erectos teniendo sexo de todas las formas posibles, tanto individualmente como en equipo), sólo para ver la cara que ponían los padres cuando los hijos pedían explicación para lo evidente.

Lo que si que creo es que tratar a un niño como una persona normal, tratarle honestamente sin mentiras ni patéticas metáforas, les prepara mejor para la vida y les hace sobre todo mucho más responsables.

DrGEN en enero 8, 2009  · 

EPM:
Entiendo lo que dices. El hombre desde siempre le temió a la muerte y fue complicado lidiar con ello.
Ese miedo en los niños está apenas presente y es a medida que crecemos que el miedo se acrecienta. Explicar la muerte a un niño (y que pueda entenderla) es tal vez algo similar a explicarle mecánica cuántica (y que lo entienda).
Se pueden ensayar explicaciones alternativas como el cielo, el más allá, etc, pero no estaríamos hablando de verdad sino sólo de comodidad para explicarlo y para salir del paso.
Cuando la persona es mayor puede intentar elaborar la idea de la muerte como lo que realmente es: el fin de la vida. O puede seguir creyendo otras explicaciones que lo mantengan más cómodo/tranquilo. Siguiendo con la analogía, hay muchísimos adultos que no pueden lidiar con la mecánica cuántica 😉
En mi caso no tengo ningún problema sabiendo que la muerte es el punto final de la vida y nada más que eso.
Es demasiado soberbio y antropocentrista pensar que somos seres especiales… no somos distintos que las vacas, las moscas y las lechugas. Pocas veces vi gente cuestionarse sobre la muerte de las moscas, es algo que se acepta, es algo perfectamente natural. Tan natural como la muerte del hombre.
Saludos!

Pablo en enero 9, 2009  · 

Martin, iba a contestarte en los comentarios, pero finalmente inspiraste un post en mi blog al respecto: http://integrativo.net/blog/2009/01/09/%c2%a1feliz-ano-una-vez-mas/ ¿qué opinas? Cómo no, también opino que es “una mentira” necesaria, y te explico porqué.

Andres Santos en enero 10, 2009  · 

#7 : El ateismo no es una moda.

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets