La Argentina es el país que fue relevante y no es mas relevante. Hace casi un siglo era la octava potencia económica mundial y desde entonces no hace otra cosa que bajar en el ranking. Argentina es uno de los pocos países del mundo en el que en general los abuelos vivían mejor que los padres y los padres mejor que los hijos. Que fue del primer mundo al tercer mundo. Además y aún más importante la Argentina no solo era un país rico sino equitativo, ahora la desigualdad es enorme, la clase media se está evaporando. Hay algunos nuevos ricos y muchos nuevos pobres. Durante mi infancia la salud pública funcionaba, la educación pública también, se circulaba con seguridad. Ahora los que pueden se encierran en los tristes “barrios cerrados” los demás tienen servicios que dan pena. Pero dentro de este incesante camino al descenso hay un diagnóstico que se escucha una y otra vez. Que el problema de Argentina es su clase dirigente, concretamente sus gobernantes quienes son generalmente considerados corruptos, ineptos, o las dos cosas pero con raras excepciones, capaces y honestos. Esto no es de sorprender porque gente entrenada entre corruptos y ineptos termina siendo corrupta e inepta y la cadena se perpetua. Ahora si este es el diagnóstico lo que sigue es una propuesta de solución, lo llamo el Ex Perimento. En instantes sabrás por qué.

La idea es sencilla. Acudir al Club de Madrid. El Club de Madrid, es una fantástica organización que aglutina a los mejores ex presidentes del mundo. El único argentino aceptado fue Alfonsín. Los demás fueron considerados demasiado corruptos o ineptos como para ser miembros. El criterio de selección del Club de Madrid es que el miembro sea un ex Presidente que le hizo bien a su país. El Club de Madrid se ocupa de asesorar países en temas concretos en los que los ex presidentes trabajan ad honorem. Martti Ahtisaari, ex presidente de Finlandia y ganador del premio Nobel de la Paz del año 2008 es un gran ejemplo. Su trabajo en resolución de conflictos es conocido mundialmente.

Pero en el caso de la Argentina yo iría más lejos que contratar la ayuda del Club de Madrid. Mi propuesta es darle a un exitoso ex presidente de otro país la oportunidad de ser presidente de Argentina y liderar un esfuerzo generacional para crear una nueva clase política. Concretamente primero habría que hacer legal que los ex presidentes de otros países se presenten en las elecciones argentinas compitiendo con candidatos argentinos cuya mediocridad saltaría a la vista. Ahora que Francisco de Narvaez quiere que saquen eso de que un presidente argentino tiene que haber nacido en Argentina, algo muy razonable por cierto ya que queremos el mejor no el que nació en Argentina, se podría aprobar la medida para Francisco o para cualquiera. Los presidentes ya no tienen que ser católicos, ahora haremos que no tengan que ser argentinos. Simplemente tienen que ser elegidos por el pueblo que es lo más importante. Luego asumiendo que este ex presidente gana las elecciones se le deja elegir a todos sus cuadros entre voluntarios de los ex gobernantes del mundo que a su vez formarán con tiempo una nueva clase dirigente argentina. Aunque no habría prohibición de tomar ministros y secretarios argentinos se espera que este nuevo presidente traerá ex ministros y secretarios que sean líderes globales en cada una de sus materias: salud, educación, comercio exterior, finanzas, economía, vivienda, urbanismo y otros temas claves. Además todo esto representaría un gran ahorro al tesoro argentino porque esta gente cobra sus pensiones que en Europa son razonables y no necesitarían sueldos.

Esto es lo que llamo el Ex perimento para el futuro de la Argentina. Una utopía probablemente, pero sirve para pensar. También por supuesto un candidato argentino podría ir al Club de Madrid, ser elegido y armar su gobierno con ministros y secretarios entre los más calificados del mundo. Esto sería más fácil de implementar. Pero dudo que un argentino que pueda llegar a ser presidente tenga la humildad para decir que lo mejor que podemos tener en temas de gobierno en Argentina es gente formada y con experiencia en otros paises. Pero por rara que suena esta idea la Argentina es un país de inmigrantes. Es un país de extranjeros, es un país globalizado, y si las empresas deciden quienes son sus altos ejecutivos sin tener en cuenta su nacionalidad por qué no hacer lo mismo para el gobierno argentino.

Termino con una anécdota. Un argentino amigo mío, Gabriel Sanchez Zinny, cuando ni siquiera tenía la tarjeta de residencia en Estados Unidos, fue contratado por el gobierno norteamericano para dirigir el “Human Trafficking Program” simplemente porque resultó ser el mejor candidato. El gobernador actual de California, el famoso Arnold Schwarzenegger, es un austríaco. En fin, creo que es hora de aceptar que los argentinos probamos gobernarnos y siempre nos fue mal y darle una oportunidad a los mejores del mundo. Personalmente estoy convencido que un gran equipo de gestores haría de Argentina una Australia en una generación.

Aclaración: Mi fundación llamada Safe Democracy hizo junto al Club de Madrid la cumbre sobre el terrorismo.

Segunda aclaración: también creo que a mi país adoptivo, España, le vendría bien tener talentos de todo el mundo en el gobierno para sacarlo de la enorme crisis de oportunidad en la que está con 18% de paro y la incapacidad de proveer trabajo y vivienda para la gente joven.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

anarosarioparente en enero 17, 2010  · 

Un austriaco que nombras ,me parece lo podrìas callar.
Ese señor actor austrìaco es socio del hijo de un ex nazi en la propiedad de una estancia en el sur.
Tuvo un LONCO MAPUCHE amigo nuestro un serio problema de discriminaciòn para su gente de parte de este señor gobernador de CALIFORNIA.
No es muy agradable que un norteamericano nos estè dando consejos.
Tengo gran respeto por los norteamericanos pero no me gusta recibir consejos de ellos.Por tanto ve a aconsejarlo a OBAMA ,que quizás no te haga caso.

Xavier De Lubelza en enero 17, 2010  · 

Yo creo que se generaría un conflicto de interéses enorme.

Una cosa es asesorar, y otra dirigir, al final en cualquiera de los 2 países el susodicho sería acusado de traidor, por que a quien te debes a los que confiaron y te votaron en tú país, o a los argentinos… Eso generaría un problema en el momento que hubiese algún asunto que afectase a los 2 países… Y siempre habría un listo para aprovechar ese resquicio y criticar en uno u otro lado, lo que lleva a que al final el gobierno sea débil, y los periódistas lo pasen en grande vendiendo periódicos a base de escándalos de noticiario.

A parte queda el tema del desconocimiento de las necesidades, la cultura, y la forma de ser argentinas.

Este gobiernos sería altamente inestable.

Yo creo que hay otra solución.

Mariano Buttigliero López en enero 17, 2010  · 

Seria un excelente experimento para varios paises de latinomérica. Lamentablemente para nosotros (Argentinos residiendo en el exterior) sabemos que hay varias palabras que no cuadran con la realidad pasada y actual de nuestro país nativo. Si hubiera una mayor cantidad de argentinos que comprendieran e incorporaran la palabra humildad, educación y democracia, estoy seguro que la Argentina tendría un mejor presente.

Slds

Víctor Nogales en enero 17, 2010  · 

Eso que planteas se llama “Tecnocracia”.España,durante el Régimen del General Franco,tuvo un período formado por gente así.Era la última etapa de la dictadura,a partir de los años 70.Con razón y por el éxito que se alcanzó se la denominó del “desarrollismo”.

Martin Varsavsky en enero 17, 2010  · 

la diferencia es que en este caso sería una elección democrática

Pierrot Lunaire Ensemble Wien en enero 17, 2010  · 

A mi modo de ver, y sin ánimo de ofender la sensibilidad de aquellos que trabajan honestamente, con profesionalismo e idoneidad, el problema de la Argentina es mucho mas profundo y estructural, y se podría resumir de la siguiente manera:

El problema de la sociedad argentina es la ausencia de reglas, una sociedad anómica donde impera la regla única del caos. En una sociedad anómica es impensable la realizacion de proyectos porque todos estos se agotan en el perímetro del interés individual. En la sociedad argentina no importa el medio usado con tal que conduzca a la destrucción, esta lleno de resentimientos y frustraciones. Y en un juego perverso de “aforismos anómicos”, se diría que “todo vale” con tal de alcanzar el “sálvese quien pueda”.

Pero esta anomia activa tiene otro costado “pasivo”, tan devastador como el primero: el cansancio de los buenos, de los profesionales, de los trabajdores diarios de la cultura, la resignación y el abandono de aquellos que aunque no están dispuestos a quebrantar las reglas, tampoco aportarán un gramo de esfuerzo adicional a una tarea que juzgan inútil ó que nunca les será reconocida. Así se completa el círculo anómico: los malos que insisten en el camino desviado y los buenos que abandonan todo esfuerzo por la excelencia. El problema de la crisis argentina radica también en la incompetencia ética y gerencial de la dirigencia argentina. Y si bien la afirmación es de toda evidencia, ello no identifica la causa del problema. El común denominador de la politica argentina y su sociedad en general, ha sido el abandono de las políticas de cohesión social, la liquidación de los proyectos de democracia local, la mediocridad cultural y el desinterés por cualquier expresión de una cultura y un arte innovador, la inexistencia de políticas de protección del patrimonio nacional, la concepción de un pais como espacio para los negocios y no para las personas, la concepcion de la sociedad como un espacio para el robo y no para las personas, la concepción de una sociedad para la destrucción y no para la creación, …la carencia de una ética pública.

La Argentina, en mi opinion, ha sido una sociedad bastante irresponsable que en cierto modo se suicidó culturalmente. Y no me refiero a que la gente lea menos o a una pauperizacion del talento nacional, sino que hablo de la crisis de valores generalizada y de como una sociedad se degrado tanto y en tan corto tiempo. Una sociedad eticamente relajada, socio-economicamente degradada, con el autoritarismo como forma de cultura. La Argentina parece ser el pais de lo improbable. Pero no improbable porque las cosas no vayan a suceder, sino porque sucede pero no se pueden probar.

La corrupcion argentina no es solo un asunto económico, sino tambien toda esa filosofia que rodea el abuso de poder, la mentira, el acomodo, la prebenda y el amiguismo en la vida cotidiana. La corrupcion asume las mas diversas formas, y la sociedad argentina ya sabe que no es solamente el gran negociado, el ilicito monumental, la cometa, el acomodo. En la argentina se valora mas la figuracion que la trascendencia, se considera que ser famoso es mas importante que ser honrado, inteligente o simplemente una buena persona. Es doloroso, pero no podria ser de otro modo en un pais en el que importa mas hacer regimen para adelgazar que tener talento.

Democracia tampoco es una cuestion de mayorias, sino de capacidad intelectual y comprension de los problemas. Para muchos argentinos que la van de descreidos, por resentimiento despues de tantas estafas o por simple ignorancia, el desprestigio de la inteligencia les hace creer que la sensatez y la razon son verdaderas giladas, como se dice vulgarmente.

A mi juicio, el destino de la Argentina será decidido por la circunstancia de si -y hasta qué punto- el desarrollo cultural de sus habitantes logrará imponerse a las perturbaciones de la vida colectiva emanadas del instinto autoritario y de autodestrucción que la caracteriza.

Desde Viena, Gustavo Balanesco
Pianista
Director Artistico
Pierrot Lunaire Ensemble Wien

Martin Varsavsky en enero 17, 2010  · 

Gracias Gustavo por tu contribución con la que concuerdo.

Facebook User en enero 17, 2010  · 

Hola Martín !

Creo que hay muchas cosas que se pueden hacer en Argentina, solo contando con la participación de la cantidad enorme de Argentinos notables, que presiden y/o ejercen cargos muy importantes tanto a nivel empresas privadas como organismos internaciones.

Sin ir muy lejos, tenemos desde el caso de Moreno Ocampo a los creadores de los existosos startups Argentinos (que junto con los Brasileños son de los pocos que realmente marcaron historia en America Latina).

Para esto igualmente, hay que romper con el mito que los Argentinos podemos ser exitosos trabajando solos, o trabajando en grupos de trabajo internacionales, pero nunca trabajando entre Argentinos.

Ahora bien, sea cual fuere la propuesta, nada puede prosperar si la sociedad Argentina (la misma que vota siempre a laas mismas personas o partidos), no hace una autocrítica real, y de una vez por todas se mira el ombligo y piensa realmente en ayudarse, en cambiar, en darse cuenta que las soluciones no son de hoy para mañana, que todo necesita tiempo de desarrollo, la educación, la salud, el empleo, etc.

Yo vivo en México, y te aseguro que de los 20 mejores restaurantes de la ciudad de México, al menos 5 son Argentinos, creados y administrados por Argentinos, que llegaron a este país entre el 76 y el 83.

Para terminar, hay un libro excelente que leí que se llama “Historia Sociológica de los Argentinos”, de Torcuado Di Tella, que en un momento hace una comparación de como fué la inmigración a Estados Unidos, y como la inmigración a Argentina, en épocas similares. Esta comparación, da desde mi punto de vista es reveladora.

Saludos !

Martin Varsavsky en enero 17, 2010  · 

Luis Moreno Ocampo es mi amigo y he hablado de el en este blog. ¿Pero para qué limitarse a argentinos? Lo que queremos es el mejor gobierno posible. Yo nunca haría mis empresas solo con españoles, o solo con argentinos, ¿qué importa la nacionalidad?

Facebook User en enero 17, 2010  · 

Entiendo tu punto y el “ex perimento”, lo que yo digo, es que hay muchísima capacidad Argentina que estaría bueno aprovechar, si obviamente esta gente super capaz, toma el reto.

Ángel Moreno Gavela en enero 17, 2010  · 

No sólo pasa en Argentina, normalmente los países pobres son por culpa de gobiernos corruptos que lo único que hacen es maximizar el beneficio propio y de sus amigos.

Sólo hay que ver ejemplos como las dos Coreas, o países con petroleo donde la población hasta sufre cortes electricos.

Silvia Sejas Pardo en enero 17, 2010  · 

Hace años mencioné en un foro de “argentinos en el exterior de La Nación” que lo mejor sería que nos vengan a gobernar quienes tuvieron éxito en otros países.
Lo único que recibí fueron insultos y que la gente como yo se degeneró asquerosamente con Menen.
De quién venía este comentario? de una argentina emigrada a Canadá, o sea, no come en Argentina y no deja comer.
Sólo atiné a responderle que “quizás se vuelve”.

Ger Krahmer Schulz en enero 17, 2010  · 

Es muy interesante lo que planteás, algo que se viene pensando hace mucho tiempo ya. Los argentinos dirigentes ya mostraron no ser aptos para la tarea, pero pareciera que traer a alguien del extranjero pudiera conflictuar muchas cosas.

Así como hay corrupción en la Argentina, ¿qué pasaría si alguno de los mandatarios extranjeros quisieran saquear al país?
Claro, entiendo que vos estás hablando de gente que ya tiene experiencia, gente que ya demostró su claridad y profesionalidad en una labor política, eso me parecería excelente para nuestro país, traer gente formada y capaz para manejar al país.
El gran dilema es saber si alguno quisiera esa labor. Argentina es un país muy hermoso, con muchas cosas lindas, con gente pensante y claro que con grandes científicos, pero también lleva décadas destruyéndose, no sé si alguien se fuera a poner en la posición de intentar remontar lo que nos quedó.

Aunque sí, apoyo la idea, me gustaría ver qué pasaría si alguno de esos mandatarios mundiales se animara a gobernar nuestro país.

Felipe De Conce en enero 17, 2010  · 

esta buena la idea, pero al igual que Einsteinet es demasiado visionaria. Seguro que en 20 a 30 años cuando palabras como patriotismo (malentendidas hoy) estén obsoletas debido a lo global de las generaciones que vienen, de seguro habrán ejemplos de países que ya habrán implementado exitosamente este tipo de Ex perimentos.

saludos!.

Jose Val en enero 17, 2010  · 

Bonita utopía, a mi me gustaría Lula Da Silva mi caótico México

Roberto Raúl Robles en enero 17, 2010  · 

Estimado Martin,
me enojo mucho tu nota sobre el porque “Ya no vas a Buenos Aires” … Pero en este post concuerdo con algo: HAY QUE EXTIRPAR EL MAL ARGENTINO. O mejor dicho, SERIA BARBARO QUE ESTO CAMBIE DE UNA BUENA VEZ. En esta si me prendo.
Sería fantástico ver como eso pasa de un año a otro. Sería fantástico que de un gobierno a otro, por los servicios de un excelente EX-PRESIDENTE, la Argentina deje sus manera de hacer política y la cambie por otra mucho mas constructiva. Pero eso no va a pasar.
Debe ser que hace tanto que no venis, y no tenes ya ganas de volver, que has perdido de vista que aun con todo el despilfarro de dádivas que hace nuestra clase dirigente a traves de sus punteros, aun asi, la gente este año 2009 voto rechazando las dádivas, buscando decencia y buscando que nos defiendan a todos como pais, no algunos que sean amigos.
En otras palabras, va creciendo en el inconsciente colectivo una serie de necesidades básicas que nadie quiere discutir. La primera de todas en instalarse, fue la idea central que solo queremos democracia. Ahora nadie pierde de vista que el Estado debe cumplir con sus roles básicos: Seguridad, Educación, Justicia, Salud …
Debiste haber visto a los pobladores de las ciudades del interior, ir a tocarle la puerta a sus diputados y senadores cuando fue la crisis del campo en 2008… Estamos en una revolucion civica en Argentina hoy en dia.
Creo que no hace falta decir que los cambios de tipo estructural necesitan lustros, no meses.
Por esto creo que este EX PERIMENTO tiene las mejores intenciones, que es EXTIRPAR EL MAL ARGENTINO, pero esta muy mal enfocado, porque lo querés hacer como empresario, trayendo un TEAM LEADER que te saque la empresa adelante, no como lo haría un estadista, es decir, no desesperando por el tiempo, pero si yendo en el camino correcto, el de las POLÍTICAS DE ESTADO, que debemos todos aceptar como el ABC de nuestra existencia; esas areas del quehacer nacional con las que nadie se mete.
Para mi, el tránsito de ese camino será largo, por la simple razon que nuestros gobernantes por décadas, han puesto sus intereses personales y los intereses de las corporaciones (por simples sobornos), por delante de los nuestros como pais, como sociedad.
Todo nuestro ordenamiento juridico te lo muestra y el impuesto a las ganacias, pilar del ordenamiento fiscal, es el ejemplo más patético. Es increible que quien tenga en Argentina 5 millones de dolares en el banco en depositos de plazo fijo no pague ni un peso del millon que gana por año por intereses, mientras que un pobre comerciante que tenga una libreria, debe pagar el 30% de lo que produjo, aun cuando eso sea mas de lo que le cuesta mandar a su hijo a la universidad.
Obviamente, los bancos destinan mucha plata para sobornar a legisladores y gobernantes para que se la hagan asi de facil y las ganacias especulativas sigan siendo excentas del impuesto, mientras a su vez, los gobernantes quieren que la plata siga siendo un gran colchon dentro de los bancos, que via encaje, la pueden usar desde el Banco Central … jejeje .. algo muy de moda.
Esta todo nuestro ordenamiento puesto al servicio de los grupos concentrados y con poder de Lobby, que por lo general son europeos y americanos.
Lo mismo pasa con los monopolios telefónicos, el petróleo y tantas otras cosas que por décadas fueron asi manejadas.
Esa idea rectora está cambiando en nuestro pais. La realidad es que se ve una madurez cívica enormemente mayor a lo que se podia ver años atras.
Más de 70% de la gente votará en contra de los K el año que viene. Pero nadie quiere que se vayan ni un minuto antes de lo que constitucionalmente les corresponde. Éste es el verdadero punto de partida para un verdadero cambio, que ahora si esta en marcha.
Ese sentimiento, va creciendo en todos los sentidos y sin bandería política y los políticos ya han tomado debida nota que ya no pueden prometer sin cumplir; que pueden gastar millones a traves de punteros, pero aun asi no los votaran; que la historia será implacable con ellos. Menem, Cavallo, De la Rúa, los militares y todo el ejército K que comenzaráa desfilar por los tribunales, son los encargados de demostrar esto.
Detenete por un minuto a estudiar lo que está pasando en estos momentos, como vota la gente, que espera, que piensa.
No midas el presente argentino por Néstor, Cristina, Moreno, De Vido, etc … Esos, hoy más que nunca, son historia negra que queremos extirpar, no tendencia de lo que queremos conseguir.
Es por esto que mi conclusion es que Argentina, no solo quiere realmente un cambio, sino que ya ha encontrado los canales claros para implementarlo.
Roberto Robles
Salta, Argentina

Fer en enero 17, 2010  · 

Es interesante y naive a la vez.
Me parece que con canceres como moyano, d´elia, duhalde, y todo el apareto del PJ , ese gobierno duraria menos que un caramelo sugus.

Eduardo Meneghel en enero 17, 2010  · 

Martin, admiro todo lo que haces, y sin animo de ofender, no veas a la Argentina como una empresa, es un pais.

danieloso en enero 17, 2010  · 

El problema no esta en los gobiernos, esta en las corporaciones quienes controlan el capital mundial.

Los gobiernos son inútiles porque carecen de verdadero poder.
El mundo lo que necesita es democratizar a las corporaciones y al capital que ellas controlan, las personas de un país deberían poder decidir con su voto el destino del capital de las corporaciones que operan en sus países.

AB CD en enero 17, 2010  · 

Coincido bastante con la visión de Gustavo Balanesco, el tema es que los “buenos” se fueron al exterior (otra forma de abandono) y los que optamos por quedarnos estamos agotados.

Sobre un gobierno “no argentino” es una propuesta interesante.

Mi viejo en la época de la hiper inflación de la década del ´80 (Dios! hemos pasado de todo!) proponía que el ministerio de economía fuera tercerizado a un país como Finlandia o Nueva Zelanda, no me pareció mala idea tampoco y siguiendo con esa línea de pensamiento podrían contratarse equipos de trabajo extranjeros que hayan demostrado capacidad y éxito en diferentes aspectos de la administración pública.

En teoría suena muy bien, habría que ver que sucedería con la coordinación de ideosoncracias de todo eso, me imagino que debería ser una pesadilla logística.

Pero igualmente y como comentaba en un post anterior, ¿cómo hacés para sacar a los que están ahora? a esta clase dirigente mafiosa y corrrupta no me la imagino cediendo tereno amable y pacíficamente a menos que les aseguren que los que vienen no le van a tocar lo que robaron, no los van a meter en cana, etc. Es lo que viene sucediendo hasta ahora, una administración nueva investiga a la anterior solo para sobreseerla y evitarse así juicios futuros ya que nadie puede ser jusgado dos veces por el mismo delito.

La solución que proponés no es mala, pero primero hay que generar el espacio para que sea posible y no se va a dar solamente cambiando la nacionalidad de los dirigentes, hay que tener una fuerza coordinada más poderosa que la que está en el poder para primero poder dominar la situación.

No creo sinceramente que De Narváes por ser extranjero sea más honesto que los que están o estuvieron, da la sensación que está esperando la oportunidad para hacerse de su parte del botín.

gorka en enero 17, 2010  · 

La idea es buena pero como escribiste,utopica,pero lo que si podria valer seria que los dirigentes tuviesen la opcion de consultar puntualmente a expertos sobre materias concretas a la hora de tomar decisiones,y no contratar como asesores al primo del amigo,al cuñado de nosequien.etc..como pasa en españa,lo que no entiendo es que una persona que dirige el ministerio de x pase a dirigir otro totalmente diferente y se espera que lo haga bien,lo logico seria que el miniterio de economia lo dirija un economista,el de sanidad un licenciado en medicina,etc
Al final quien realmente dirige los paises son las corporaciones que apoyan a los gobiernos

Lala en enero 18, 2010  · 

Bravo Martin!
Es una idea que he pensado muchas veces, pero no podría exponerla con mas claridad que con la que tu lo haz hecho.
Hay que ser humilde para reconocer la propia incapacidad y el mérito ajeno. No es una caracteristica que abunde, al menos en este país. (o al menos en Buenos Aires, debiera quizá decir..)
Hay que superar el EGOismo, como personas y luego como sociedad.. y estamos bastante lejos de ello. Confío en que en un par de generaciones se pueda lograr.

Slds!

Marcia Aldaz en enero 18, 2010  · 

Martin estoy de acuerdo con tu planteo, hay que ver como implementarlo juridicamente, un beso

Cristian Beckerle en enero 18, 2010  · 

Personalmente veo a esta propuesta como muy idealista. Especialmente en nuestro país donde hay un aparato enorme de vagancia que creo sería muy difícil de erradicar. Que chances tiene cualquier experto/ex presidente/idóneo gorbernante cuando un monton de inadaptaos te paran el país.

CAMEL en enero 18, 2010  · 

Utopico e imposible. Es más posible que vea en lo que resta de mi vida un Gobierno Mundial que a De Narvaez como presidente.

Alejandro Diaz Sabena en enero 18, 2010  · 

Hola, me parece interesante el punto de vista de martín, dado que la dirigencia política argentina a mostrado su capacidad de involución mediante los procesos por los cuales se mantienen en los mencionados cargos.
Por otra parte creo que somos muchos los argentinos que estamos cansados de que siempre se repitan los mismos problemas y de levantarse cada mañana y leer en los diarios o ver por TV cual es la situación actual del país, y lo que es peor aun ver a nuestros dirigente pelearse por temas banales, comenzando así con el cruce de acusaciones de todas parte e índoles sin ninguna justificación u importancia.
De mas esta decir que es vergonzoso como el propio gobierno respalda a grupos PIQUETEROS para poder lograr sus fines, valiéndose del instrumento, que desde mi punto de vista es el mas terrorífico que puede existir en una sociedad, la ignorancia, falta de educación y principios morales de su población.

Alejandro Diaz Sabena.
Santa Fe, Argentina.

Marina Paula Mendez en enero 18, 2010  · 

Me gusta lo del Club de Madrid. Creamoslo o no hay gente en Argentina que esta pensando en ser gobierno rodeandose de los mejores, no importa su religion, partido politico o nacionalidad. De todos modos creo que para Gobernar exitosamente este pais, se tiene que tener “calle argentina”, es decir, conocer y revertir con acciones la logica de los … Leer mássindicatos (que a Alfonsin no lo dejaron gobernar con 13 paros generales), conocer la logica de los empresarios, de los medios, de las fuerzas de seguridad, etc. para poder ejecutar acciones en lo posible de forma consensuada. Me parece bien que el candidato que quiera ser Presidente y que va a agarrar un fierro caliente que le entreguen los K en 2011, sea asesorado y este rodeado de los mejores. Pero “los pingos se ven en la cancha”, aca estamos en la trinchera y de aqui deberia salir un lider, que muestre lo que hizo con los pocos o muchos recursos que le dieron y que muestre sobre todo, que quiere lo mejor para que este pais vuelva a hacer como aquel en que el desembarco mi abuelo lleno de esperanza y pasion por vivir, desarrollarse y morir en esta tierra.

Leonardo en enero 18, 2010  · 

Me parece que en Punta del Este estuviste comiendo unos hongos raros, de otra manera no entiendo como se te ocurre semejante pavada.

Jorge Alberto Suarez en enero 18, 2010  · 

Tal vez todos los Argentinos deberìamos residir en el exterior y alquilarle el paìs a los Chinos, Japoneses, Alemanes etc seguramante ellos harìan maravillas explotando nuestros recursos naturales y de esa manera recibirìamos una renta que nos permitirìa tener una excelente calidad de vida,
Coincido plenamente con el comentario de Gustavo Balanesco, sus palabras reflejan mi pensamiento y expresan con claridad el verdadero problema de los Argentinos.
Respecto del comentario de ABCD, yo soy uno de aquellos que optaron por quedarse, con un gran espiritu emprendedor, pero me siento agotado.
De todos modos a pesar de haber jugado varios partidos sin tocar el balòn, vuelvo a resurgir.
Martìn he seguido tus comentarios desde hace mucho tiempo, te felicito y agradezco nos permitas expresar

Desde Tortuguitas, Buenos Aires
Jorge A Suarez

Valentin Diaz Gilligan en enero 18, 2010  · 

Martin, entiendo tus razones para denostar todo lo que tenga que ver con Argentina o Buenos Aires, pero me cuesta compartirlas. Hace 36 años que vivo acá y viajo por el mundo, y no creo que seamos tan distintos o tanto peores. Somos más caóticos, casi amantes empedernidos de cierta anarquía, pero este mismo país es uno de los pocos en el mundo que acepta inmigrantes hace 200 años sin pedir nada a cambio. Así miles de bolivianos, paraguayos y peruanos, pero también cientos de europeos vienen acá y se instalan tranquilamente a vivir sin tener que soportar el flagelo que deben soportar otros en USA o Europa por los malditos papeles.

Lo que me resulta inadmisible es que creas que las naciones no tienen ningún valor. Yo sí creo que lo tienen, aunque probablemente ya no sea el histórico, sobre todo a partir de la afortunada desvalorización de la guerra como método habitual de solución de diferendos, pero si lo mantiene a través de valores en común, procesos históricos y tradiciones. Algo que podrás entender bien gracias conocer bien el notable país que es Israel hoy.

Entre los más de cuarenta millones de argentinos hay de gente bien intencionada y capaz. Evidentemente nuestra inmadurez hace que todavía no se plasme en cuadros políticos, pero un gobierno nacional no puede ser tratado como una ONG o un emprendimiento privado. La única solución vendrá desde el mismo pueblo, desde su necesidad de mejorar y progresar. Nos llevara más tiempo madurar, pero lo lograremos, como ha sucedido con otras naciones como Irlanda, España o la misma Australia, que se formó con ex convictos. España, que alguna vez fue un imperio, durante el siglo XX, hasta el Pacto de la Moncloa, no fue un ejemplo de dirigencia plural y generadora de bienestar para su pueblo. Los procesos llevan sus años, pero se sale gracias al convencimiento de la gente, no a partir de fórmulas traídas por gurúes que no conocen la idiosincrasia nacional. Por su puesto que si quieren venir a formar parte de la Nación Argentina, son bienvenidos, como lo fueron nuestros abuelos.

Desde ya me duele como argentino leer opiniones de una persona exitosa como vos que se crio acá, y hoy no quiere ni puede volver al país. Tenes tus motivos sobrados para tomar esa determinación, los respeto, pero los grandes países emergen de sus cenizas y del sacrificio de la gente.

Por ultimo me gustaría transmitirte que acá hay millones de argentinos que se despiertan todos los días con la esperanza de salir adelante, desde sus trabajos, sus empresas o sus posiciones de gobierno, y la esperanza de ellos siempre va a ser el origen del éxito futuro.

Perdon por la extensión, abrazo, Valentin

Facebook User en enero 18, 2010  · 

Hola Martin,
Tu idea es interesante, pero si tu conoces a la Argentina y su gente, deberias pensar que tu idea podria ser mal interpretada, y aceptar que si bien es necesario un gran cambio en el pais con una arraigada idiosincrasia peronista, y una corrupcion muy instalada, con una decadencia por falta de educacion, justicia y valores eticos, una persona muy capacitada sin conocer como actua esta gente fallaria irremediablemente, no por que no tuviera ideas para lograr el objetivo, sino por que no les permitirian aplicarlas, dado que por nuestra idiosincracia, desconfiamos de todos, no admitimos el liderazgo, no sabemos trabajar en equipo, y tenemos tendencia a ubicar gente amiga en puestos donde hacen falta idoneos, tu crees que una mente brillante puede manejar todo eso, quiza podamos surgir en el exterior por nuestra capacidad individual, pero fallamos en formar un team de trabajo, y somos en general egocentricos y narcisitas, prepotentes, por eso sobresalimos en otros lados, con solo modificar nuestra conducta hacia la etica. (por supuesto no todos somos asi, solo una gran mayoria), los cuales se instalan en politica por que es la forma senciila de sobrevivir con poder, sin conciencia y en corrupcion…… sino mira la jugada de los ultimos dias, nadie acepta que la actual presidenta debe terminar su mandato, todos legal e ilegalmente quiern voltearla, y no digo que no se lo merecen, pero es necesario primero aprender a respetar la democracia y luego aprender a votar…….
Gracias por permitirme expresar mi humilde opinion.

Fabián Flores en enero 18, 2010  · 

Martín me parece que tu idea es tan romántica como irrealizable, pero además creo que deja de lado algunos aspectos importantes que no deberían escapar al análisis.

La idea de reunir a los mejores del mundo, quienes hayan mostrado capacidad y honestidad me parece a primera vista brillante. Es una idea que provoca un impulso casi irresistible de soltarse y volar.

Luego pienso, sólo por tomar un ejemplo, en la economía argentina tan proclive a los favoritismos, a las prebendas, a la eliminación de la competencia, a los monopolios y oligopolios (y todos sabemos que toda palabra que termina en “polios” seguro es una enfermedad); en los poderosos sectores económicos que dirigen los destinos políticos del país desde hace al menos cincuenta años, que determinan precios, que ejercen presión inflacionaria, que provocan el auto-cumplimiento de las profecías más apocalípticas…

En ese contexto económico, ¿podría un gobierno honesto, capaz y decidido, tomar las decisiones necesarias para ayudar a que el país salga adelante?

Luego imagino a los lobbies de muchos otros sectores (especialmente los sectores sindical y político) para sostener el status quo.

Finalmente, se me ocurre pensar ¿es realmente necesario tener a los mejores del mundo para cobijar alguna posibilidad de éxito?

O es que en realidad, si fuera posible quitar del camino los estorbos que probablemente harían fracasar a cualquier gobierno por buenas que fueran sus intenciones, podrían entonces surgir de entre nosotros mismos y emerger hacia la escena política, generaciones de hombres probos con la suficiente capacidad, audacia y tesón para generar un cambio sustancial y perdurable que haga de la Argentina un país en el que valga la pena vivir.

Si así fuera, ¿no sería mejor identificar claramente esos estorbos e idear estrategias cuya finalidad sea quitarlos del camino?

Me parece que actualmente hay algunos políticos que intentan hacer las cosas mucho mejor, nutrirse de los mejores (pero argentinos), construir sin prisas que podrían hacerlos claudicar.

No sé si serán lo suficientemente capaces, honestos y perseverantes como para iniciar un cambio sustentable. Pero si no lo son, tal vez lo sea una próxima generación.

Mientras tanto, tal vez sí sean capaces de generar la suficiente presión sobre los demás sectores políticos como para crear un ambiente virtuoso de competencia que tenga como resultado acciones políticas por parte de los gobernantes de turno que lleven alivio a tantos argentinos sometidos a un castigo atroz.

De algo estoy seguro y es que la política argentina sólo podrá regenerarse si es capaz de construir estructuras políticas nuevas cuyos materiales aglomerantes sean la honestidad, la capacidad, la inteligencia colectiva y la perseverancia, dejando de lado las estructuras políticas que se reciclan para aparentar novedad y enmascarar un proceso de putrefacción que las carcome desde adentro.

Fabián Flores Vadell
http://www.speedbooksargentina.blogspot.com
Es la suma de nuestros pequeños aportes lo que finalmente hace la diferencia.

Marco Mustapic en enero 18, 2010  · 

Martín,
El problema de argentina no es que “los políticos” sean corruptos o incompetentes, sino que las exigencias de la sociedad son muy pobres, básicamente a la mayoría no le importa que las cosas mejoren. Cuando realmente le importó el presidente de turno tuvo que huir en helicóptero. O un jefe de gobierno fue destituido.

Por ejemplo, la pobreza importa bastante poco. La mayoría de las personas quiere que se resuelva el tema de la inseguridad, sin importarle que las grandes desigualdades sociales sean la causa o no. No hay grandes marchas en contra de la miseria, por ejemplo.

Argentina tiene un elevadísimo número de muertos anuales por accidentes de tránsito. Conozco (y veo) gente que maneja hablando por celular, sin el cinturón de seguridad, habiendo tomado alcohol previamente. Las leyes existen, simplemente no se respetan. Cuánta gente que conozcas le pagó a un policía para evitar una multa?

A los políticos les interesa tener cargos, porque de eso viven, y hacen el mínimo esfuerzo posible para que la gente los vote. Es decir, los políticos hacen lo que quiere la gente, sencillamente la gente no quiere que las cosas cambien, y por lo tanto los políticos no tienen que hacer nada nuevo. Con un par de frases en la campaña y vendiendo una imagen sacan votos y cargos, ni siquiera hace falta describir estrategias o ideas. Por ejemplo, Francisco De Narvaez se presentaba con un candidato diferente que prometía cambios, pero él ya era diputado, simplemente estaba renovando su cargo! Bastó con imagen y marketing. Es decir, a la sociedad le importó únicamente la imagen.

De otra manera no se explica que se sigan votando a los mismos, una y otra vez, habiendo tantas opciones. Ante la sugerencia de algún candidato nuevo empiezan a escucharse entonces frases del estilo “no tiene experiencia gobernando”, “le van a pasar por arriba”, “no lo van a dejar hacer nada”.

El país va a mejorar no cuando aparezca un gobernante salvador que como un padre nos va a indicar el camino y castigar cuando nos salgamos de él. Sino cuando la sociedad salga de su infancia y entienda que es ella misma la que tiene que definir su destino.

Facebook User en enero 18, 2010  · 

martín, en tu comentario utlizas ARGENTINA como sinónimo de BUENOS AIRES, error común en los porteños. en el interior (que también somos ARGENTINOS!!!, no?) las cosas, los valores suelen ser muy distintos. entonces nuestro problema podría reducirse a al centralismo excesivo de BUENOS AIRES (somos federales solo en la constitución, ya que hasta el sistema impositivo es centralista: el impuesto a las ganancias de las sociedades que deberían cobrar las provincias lo cobra el gobierno central, aduciendo una situación de “emergencia” que dura ya décadas) y la corrupción de TODA la clase dirigente. BRASIL para evitar algo parecido al centralismo porteño creo una ciudad de la nada BRASILIA y le sacó la capital a RIO. ALFONSIN quiso hacer los mismo pero no se concretó.
disculpame pero no confío en DE NARVAEZ, una charla de cinco minutos con su hermano me convenció de que son mas de los mismo.
es utópico pensar en un presidente extranjero, pero si se puede pensar en que un presidente argentino se rodee de un grupo de gente capaz e incorruptible, sean extranjeros o no.
saludos.

Javier Sandoval en enero 18, 2010  · 

Martín que huevos le echas. No puede uno dejar de leerte.Es muy naif la idea y este mundo desengañado y egoista haría de ella un cocktail explosivo. En la tertulia de Borges en Baires hace más de medio siglo,no dejaban acercarse a escuchar a nadie que no estuviera recomendadísimo y autorizadísimo, cuando aquí en el café Gijón podías sentarte, si tenías para un café, al lado de cualquier eminencia o pedante.Nosotros mezclamos. Aquí ya no quedan eminencias en los cafés y nos cuesta mezclarnos, ahora se dice mestizaje- preciosa palabra que suena a aventura- o alianza de civilizaciones-concepto pedante, vacío e inútil- Ocurre que la mezcla porteña se volvió espesa. Vos querés una papita para presidente o alto funcionario, pero cocinar ese guiso ya no está al alcance de una buena receta. Tantos años de chupar de la teta, desde Perón hasta llegar a la parejita actual, han convertido la economía nacional de vuestro gran país en una sierva de caficios.

Julian Extremera Monteagudo en enero 18, 2010  · 

Te animo a que emprendas una carrera politica en España, nacesitamos gente con sentido comun y logica aplastante has demostrado de sobras que lo tienes.

Alguien que ha conseguido crear empresas de exito tambien puede ser un buen gestor para un pais.

Luis Enrique Guzman en enero 18, 2010  · 

Hola,
Creo que la solución política para Argentina está dentro del país. Hay gente muy capacitada y con buenas intenciones, el problema son las dos estructuras políticas mayoritarias existentes: El peronismo y el radicalismo.
Estos dos monstruos amorfos e indefinidos se apropiaron de la estructura del estado formando una especie de oligarquía política, y lo peor es que no tienen ninguna clase de visión positiva; es más, son los responsables políticos de la debacle de Argentina.
Siempre pensé que un país civilizado es gobernado por dos fuerzas que se alternan en el poder: una centroizquierda y otra de centroderecha.
Eso no existe en Argentina, porque tanto radicales como peronistas coquetean con ambos costados todos el tiempo y de forma simultánea según les convenga.
Lo bueno es que ya hay una fuerza de centroizquierda en formación, encabezada por el socialismo de Binner y otras fuerzas como proyecto sur de Pino Solanas y otros partidos.
Haría falta que esta fuerza se vaya afianzando y que surja también una alternativa de centroderecha. En este último aspecto el PRO de Macri parecía que pudiera cumplir con la función de fuerza de centroderecha, pero el haberse mezclado con peronistas le quitó todo tipo de legitimidad en este objetivo.
Con el peronismo y el radicalismo Argentina no tiene futuro, si desde afuera nos quieren ayudar, deberían colaborar en la destrucción y el reemplazo de estas viejas y amorfas fuerzas.
Saludos Cordiales,

Fede Gascón en enero 18, 2010  · 

#34 tot. de acuerdo, recién hablando con mi padre le decía que el argentino en gral. debería dejar de pensar en los partidos políticos como equipos de fútbol, hay muchos peronistas y radicales, como si fueran de river o de boca (o de mi San Lorenzo). Lo mejor es ser imparcial. (salvo en tu equipo de fútbol obvio)

Hey Martín, dejé un comentario en el post anterior logueado en twitter y no se publicó. Estará en spam? Sino no importa, son un par de casos de violencia q pasé en Bs As.

Miguel Cp en enero 18, 2010  · 

Me parece una idea interesante para debatir y para pensar, pero casi imposible de llevar a la realidad. Ademas hay paises que estan mucho peor, como muchos de Africa o de CentroAmerica, que necesitarian con mayor urgencia ser gobernados por extranjeros honestos y preparados. La ONU deberia tener el poder suficiente para destituir a muchos gobiernos incapaces o deshonestos y tomar el poder provisionalmente en estos paises, durante un periodo de estabilizacion y desarrollo. Podrian empezar por Haiti, con mayor motivo ahora por la destrucción causada por el terremoto.
Es parecido a lo que hizo USA en Irak, solo que en ese caso se hizo muy mal, por intereses particulares de Usa mas que para ayudar a Irak.

Pedro Lapique en enero 18, 2010  · 

Lo que nos vendría bien a todos de verdad es traer un tipo de Alfa Centaury para dirigir nuestro planeta.

Hernán en enero 18, 2010  · 

Un delirio Martín, me parece que estas medio tontuelo ultimamente, lo digo con onda 🙂
Abrazo

George en enero 18, 2010  · 

Flipante. Pero creo que no se puede. No hay que buscar fuera: en Argentina hay gente muy honesta y capaz. Pero es que ese no es el problema. Yo creo que el problema es cultural y cambiar eso lleva mucho, mucho tiempo. Gustavo Balanesco lleva toda la razon!

Angel en enero 18, 2010  · 

Lamentablemente no entiendo tu forma de pensar. Hablas de una argentina de hace 100 años que era un potencia mundial. que clase de potencia mundial?? una con unos pocos ricos que tenian “la vaca atada” literalmente y millones de pobres que trabajaban a destajo? Un pais basicamente agroexportador? con todo lo que eso conlleva ( poca mano de obra, industria CERO, educacion para pocos, salud para pocos, explotacion salvaje de nativos e inmigrantes). Despues propones a un extranjero como presidente, con la ilusion de que el tipo haga las cosas bien porque es “bueno y honesto”. Eso es desconocer basicamente como funciona un pais. Un pais no es una empresa ( creo que vos lo ves asi por tu formacion empresaria). La persona que dirija los destinos del pais tiene que ser elegida por su gente, Vos realmente crees tan livianamente que poner a alguien asi seria una solucion?. Un pais NO ES UNA EMPRESA, donde algo no funciona y lo cambias a gusto. Un gobernante tiene que tener consenso, es decir apoyo y alguien asi jamas tendria el apoyo ni siquiera del 10% de la poblacion. Sinceramente creo que tenes este tipo de ideas porque hace MUCHO que no vivis en Argentina y eso te hace ver las cosas con los pies fuera del plato. Mi viejo siempre me dijo: el que quiere pescado se tiene que mojar el culo
saludos

mec en enero 18, 2010  · 

Una idea del más puro pragmatismo. Pero también me pregunto ¿cuál sería el incentivo para un funcionario de otro país de gobernar en un país sobre el que probablemente, no tenga demasiado interés?. Y sobre todo, mi duda es que más allá de la experiencia de gobierno en otras partes del mundo, se necesita conocer la idiosincracia local y entender como funcionan los grupos de poder en Argentina, algo que muchos tristes caudillos locales conocen muy bien. En fin, yo había pensado alguna vez en la idea de un gobierno de gente idónea y formada seleccionada de países exitosos. Mi propuesta sería más bien, algo más factible, un gobernante elegido democráticamente, que contrate asesores y conforme equipos de gobierno como los que describes en la entrada. Ni siquiera es necesario que se presenten a una elección, o cambiar la constitución, simplemente que un gobierno acepte que necesitamos de gente de probada experiencia y formación para gobernar, y de la forma que sea, como funcionarios, ministros, asesores. Creo que se debería poder conformar equipos de gobierno con gente de afuera. Sólo faltan buenas intenciones y gente dispuesta a aceptar que no se puede gobernar con un triunvirato de ineptos.

Santiago Lapassatet Furlong en enero 18, 2010  · 

+27: Coincido con la idea: “Tal vez todos los Argentinos deberìamos residir en el exterior y alquilarle el paìs a los Chinos, Japoneses, Alemanes etc seguramante ellos harìan maravillas explotando nuestros recursos naturales y de esa manera recibirìamos una renta que nos permitirìa tener una excelente calidad de vida…” Una nueva oferta de mercado, bien regulado y a vivir que son 2 días!
El mayor problema de Argentina: los argentinos! Ya veremos cuántas generaciones se necesitarán para efectuar algún verdadero cambio de fondo. Debería haber algún tipo de estructura libre de corrupción, de preferencia la justicia, sobre la cual poder hacer base y crear y regular las demás.
Por ahora me sigue pareciendo imposible. A dónde vamos a denunciar a los corruptos? Otra cosa interesante que se puede ver en países que también padecen la corrupción (no tan descarada) es que hay proyectos que trascienden 1 mandato, es decir que se permite proyectar a largo plazo: cambian los gobiernos, pero se cumplen los proyectos. Esto favorece el desarrollo tan ansiado.

menganito en enero 18, 2010  · 

Hola,

Ahora hay un español llamado Juan Verde miembro del Gobierno de Obama. Como una premonición (su apellido) es experto en energias renovables. Es subsecretario de comercio con europa y admira las empresas de renovables españolas tipo Abengoa, Iberdrola, Acciona, etc.

Nicolas Silber en enero 18, 2010  · 

Martin nunca te escribí antes y es la primera vez que lo hago, pasa que siempre veo tantos comments a tus notas que pienso que no vale la pena. Hoy me animé porque la verdad que pienso que tu idea es genial y también tu imaginación. Yo estudié ciencia política y Relaciones Internac. Déjame decirte 2 cosas. Políticamente y Éticamente siempre existieron dos filosofías acerca de cómo ver el mundo. O sos internacionalista / idealista / kanteano (pro globalización) o tenés una mirada más bien nacionalista / realista / aristotélica. Claramente hoy en día estas formas de pensar el mundo chocan entre sí. Y no solo hoy en día. Fijate en el juicio de Nüremberg que se le hizo a los nazis. Estos usaban como argumento de su defensa que cumplían ordenes y que lo que hicieron era “legitimo” dentro de Alemania. Estos argumentos positivistas chocaban contra el iusnaturalismo que proponía que había derechos atemporales (el positivismo afirma que toda ley nace en un contexto espacio-tiempo determinado) como el derecho a la vida que son univerasalmente validos para todo espacio-tiempo. La década de los 90’s dio fuerza a los globalistas/liberales. Hoy en día el debate sigue abierto: Por un lado se habla de la globalización y por el otro lado se habla de la soberanía la cual se fundó sobre la noción de estado-nación. Tu idea es increíble y propones un gran desafío pero tenes que tener en cuenta que en todo el mundo vas a encontrar resistencia a tu idea de quienes defienden una visión nacionalista. Creo que el debate lo están ganando los “nacionalistas”. Fijate que el derecho internacional está “pintado” o alguna vez algún tribunal internacional podrá juzgar a un presidente por “mal desempeño”? Es la gente de cada país, la que decide que es lo que más le conviene.

A mi me gusta ser practico y siempre digo que lo que importa es la eficacia. La democracia es una forma de gobierno. Pero si “la forma” es una mera “formalidad” entonces cualquier cosa puede ser llamada democracia. Hay que dar mejores definiciones a la democracia para no quedarnos en una definición minimalista.
El tema es que cada forma lleva un contenido. Creo que la democracia es la mejor “forma” de gobierno cuando hay un contenido compatible. Pero en el caso de la argentina, el pueblo necesita ser educado. Ya lo decía John Stuart Mill en consideraciones para el gobierno republicano “La democracia es la mejor forma de gobierno, pero si el pueblo no está preparado para la democracia esta se convierte en la peor forma de gobierno y en el instrumento de la tiranía de la mayoría”. Yo pregunto, asi como el niño no sabe que es lo que más le conviene y es el padre el que debe adoptar ciertas decisiones hasta que el chico alcance una madurez que le permita decidir por el mismo, ¿no pasa lo mismo con nuestra democracia? Somos lo suficientemente maduros como lo son chile o Uruguay? Si no lo somos, debemos mantener la democracia a toda costa y permitir que todos los días muera gente asesinada sin que a los asesinos se los encarcele? ¿Cuál es la diferencia entre la Democracia K y cualquier otra dictadura? Creo que la democracia no puede cambiarse.

El tema con Argentina es que no hay GRIS, todo es blanco o negro. Del neoliberalismo menemista pasamos al un estatismo sin precedentes. Yo creo que la solución es la que decía Gramsci: “un concepto puede tener muchos usos, cuando fracasa uno de sus “usos” no se debe desterrar el concepto sino buscarle un uso alternativo”. El comunismo fue un uso que se le dio al marxismo como concepto, pero que haya fracasado el comunismo no quiere decir que el marxismo sea una teoría vacía. Propongo lo mismo con el neoliberalismo: el “uso” corruputo menemista del neoliberalismo como concepto fue tan catastrófico que la dirigencia política ni se preocupó por intentar “salvar” el concepto buscándole otro “uso”. La solución fue cambiar el concepto ya que eso atraía votos. Este es el error de nuestro país. Al vivir cambiando conceptos, rompemos el largo plazo. Este es el mal de nuestro país. si hiciéramos lo que hace Chile, cada administración no viviría empezando de nuevo. Los conceptos (fines) peramanecerían intactos y lo que cambiarían serían los usos.
Si falla la democracia, debemos cambiar este “concepto” o podemos cambiar sus “usos”? Claramente no tenemos por qué cambiar de sistema o de concepto. En todo caso hay otras cosas que podemos pensar. Una de ellas es acabar con el PRESIDENCIALISMO y adoptar un sistema PARLAMENTARIO como LONDRES en donde el presidente dependa de un voto de confianza del legislativo. Creo que en países inestables como el Argentino donde no hay contrapesos y donde un poder concentra todo el poder, el parlamentarismo es una opción o un “uso” mas sensato de la democracia.

Ojala algún día estemos lo suficientemente maduros como para poder adoptar tu idea.
Un abrazo
Nicolas

Facebook User en enero 18, 2010  · 

Postulate Vos Martin!!!…sos lo mas coherente que ha escuchado….Un Fuerte abrazo!

bilinkis en enero 18, 2010  · 

Durante muchos años yo sostuve, mitad en chiste, mitad en serio, que la solución para la Argentina sería que quien pierde la elección en USA, como premio consuelo (o castigo!) gobierne Argentina en los cuatro años de mandato del ganador.

Así, cuando en USA ganan los republicanos, Argentina tendría un presidente demócrata y viceversa. La teoría se basaba en mi convicción de que para ser presidente en USA había que ser realmente una persona íntegra e idónea. Dejé de decirlo cuando George W llegó a la presidencia…

Johncross en enero 18, 2010  · 

He intentado comentar varias veces usando Twitter y no he podido, por otro lado es una idea que dudo que la apliquen los políticos acá… y menos la presidencia K q creen q se la saben todas y deciden todo en 4 paredes sin conocer la realidad argentina.

Esteban Schiavi en enero 18, 2010  · 

Es entendible el comentario Martín, uno siempre habla desde su experiencia, entiendo tu dolor e impotencia. En mi caso soy un profesional de sistemas y trabajo en en una multinacional de consultoría, sistemas y outsourcing en Buenos Aires y vivo diariamente (y padezco también) la negligencia y corrupción constantes de nuestra dirigencia. La desconfianza generada por los embates contra la tecnología mediante el impuestazo y la poca seguridad jurídica a la que estamos sometidos como producto de las presiones del poder ejecutivo sobre otros poderes y áreas autónomas hacen que se caigan contratos interesantes y, por ende, se pierdan posibilidades laborales y de desarrollo para muchos jóvenes capaces en este país. Estuve en proyectos desafiantes que me permitieron viajar y hacer buena experiencia pero que se cayeron, entre otras cosas, por la desconfianza generada desde comienzos de 2008 en adelante. Es una pena, realmente estamos dejando pasar las oportunidades. Ánimo, no te rindas, como argentino deseo que todo mejore para todos (y por supuesto para tu hermana). Un saludos afectuoso!.

Esteban Schiavi en enero 19, 2010  · 

Es entendible tu comentario Martín, así como entiendo que es absolutamente válido tu anterior publicación en la que esgrimís las razones por las cuales no volvés a Buenos Aires. Considero que inevitablemente uno habla desde su experiencia, desde su perspectiva sobre cada tema y creo entender tu dolor e impotencia por lo que se vive en nuestra querida Argentina hoy en día. En mi caso soy un profesional de sistemas y trabajo en en una multinacional que emplea a casi 5 mil personas aquí y a cientos de miles en el mundo, se especializa en consultoría, sistemas de información y outsourcing general, acudo diariamente a su sede en Buenos Aires. Puedo asegurar que vivo día a día (y padezco también) la negligencia y corrupción constantes de nuestra dirigencia. La desconfianza generada por los embates contra la tecnología mediante el impuestazo y la poca seguridad jurídica a la que estamos sometidos como producto de las presiones del poder ejecutivo sobre otros poderes y áreas autónomas hacen que se caigan contratos interesantes y, por ende, se pierdan posibilidades laborales y de desarrollo para muchos jóvenes capaces en este país. Estuve en proyectos desafiantes que me permitieron viajar y hacer buena experiencia pero que se cayeron, entre otras cosas, por la desconfianza generada desde comienzos de 2008 en adelante. Ni que hablar de cuestiones centrales para el común de la sociedad, como la salud pública y la educación, pues no se invierte un peso en eso y se gastan millonadas en sostener “el aparato” político que tantos disgustos nos da a los que salimos a pelearla honestamente y con humildad día a día. Es una pena, realmente estamos dejando pasar las oportunidades año a año, Brasil dio su salto, Chile ya se había posicionado y el mismísimo Uruguay está trabajando en su posicionamiento, mientras nosotros jugamos a la autodestrucción. No obstante, no puedo renunciar a mi esperanza, a mi fe y a hacer lo mejor que pueda para que esto cambie, conservo mi esperanza de que a pesar de todos los escollos vamos a lograr algún día llegar a ser esa nación que siempre soñamos. Ánimo Martín, no te rindas, como argentino deseo que todo mejore para todos (y por supuesto para tu hermana). Un saludos afectuoso!.

vascolet en enero 19, 2010  · 

La Argentina tiene una tension interna desde hace decadas, pues una gran parte de su gente nos negamos a aceptar el mandato de ser pobres, porque nuestra educacion no nos lo permite.
Las soluciones mesianicas, generalmente propuestas por poderosos como es tu caso, olvidan que paises como Uruguay o Chile “funcionan” porque por cada rico como vos, hay un pueblo de pobres.
Argentina a diferencia de gran parte del continente todavia tiene clase media, aunque quizas devaluada en lo economico, pero aun fuerte culturalmente.

Lo que hace mas o menos rico a un pais es su gente, no otra cosa. Y el nuestro, mas alla de sus impresionantes asimetrias, es rico y se recupera porque una enorme masa nos negamos a ser pobres y le damos con garra dia a dia en nuestros trabajos, estudios, hospitales, etc.

La raiz del “problema” argentino es la misma raiz que la del problema venezolano, brasilero o Haitiano. Es la eterna dominacion interna y externa de una clase alta y despreciable, que encima da consejos como si fuesemos conejos.

No te parece una tontera tu propuesta? realmente pensas de esta forma?

Me sorprende de alguien que se abrio camino entre gente inteligente.

Saludos y respetos.

Marcos Sampallo en enero 19, 2010  · 

buenas.

Todo tu experimento es muy interesante, pero yo soy un amante de mi pais y cada uno de los dias de mi vida me angustio con las noticias “sorprendentes” de esta hermosa comunidad (más de los politicos),y me pongo de ejemplo como alguien que quiere el cambio y esta de acuerdo con que en cada lugar del gobierno debe haber un especialista en su area y no un amigo de… yo creo que vamos a cambiar que todo tiene un final, aunque nuestra historia no respalda mis pensamiento, que siempre hubo cosas turbias, detras de casi todas, las personas que gobiernan en este pais. Pero yo quiero cambiar las cosas y desde mi lugar trato todos los dias ayudando y hablando con las personas de mi entorno o de mi trabajo, mostrandole los hechos y recordando lo bueno y simple que es la vida por el camino correcto y que al final siempre la verdad es mas fuerte, se que a los Argentinos les gustan las cosas de buena manera, legal por derecha, pero todos al finall de una charla y darte la razon, te responden que este sistema te lleva para un mismo lado, el cual no pueden, no quieren cambiar o se cansan de ir contra la corriente y siguen el camino de la mayoria si no te quedas atras o perdes, pero las esperanzas no las pierdo y yo sé en mis 30 jovenes años que voy a realizar un cambio en mi pais desde mi lugar, quiero llegar y voy a llegar bien alto para hacer una diferencia.
Yo me crie con el respeto al adulto, al vecino, a la maestra y el policia, con una exelente escuela y maestros que daban catedra de buena persona y mejor maestro, que habia motivaciones para superarse, que podia jugar todo el dia en la calle hasta que mi madre me llamaba para cenar, sin miedo alguno e vivido con la inseguridad de una gran ciudad pero cuidado por la policia que era respetada y uno tenia la tranquilidad de que estaba en la otra esquina y cito tus palabras: cortaron el arbol y no sacaron la fruta podrida, creo que eso paso con la policia luego del terrible error cometido con ese pobre chico que mataron en los 90, ese fue el clik del cambio con respecto a la inseguridad.
No creo que sea dificil el cambio, al contrario es muy simple implementar buenas cosas y hablando,razonando y comunicando a la gente la verdad, con seguridad va a respaldar cualquier medida que se tome para bien (en la salud, educacion y demas temas) si los politicos fuesen sinceros con este pais y buscacen el exito, este pais lo tiene todo, materia prima, exelentes profesionales y por sobre todas las cosas nos encanta estar bien arriba, creo que lo malo, como he leido de otras personas de este foro, es el individualismo como problema, yo creo que no seria un problema ya que, creo y veo que tenemos mucha gente muy inteligente y capaz de hacer lo mejor de su trabajo pero este sistema te aisla o te gasta mentalmente, al ver que el camino es muy complicado, que muchas personas hoy en dia consiguen mas cosas por izquierda, con politica y de forma gratis y uno que se esfuerza para crecer en la vida lo tiene muy dificil, por eso, ante tanto acto de corrupción se individualiza, por ser inteligentes pasa esto, no seria dificil de cambiar ya que si la ecuacion fuese al reves,si el beneficio seria para el trabajador, para el que quiere progresar y hace el esfurezo, el que no tiene nada buscaria mejorar, somos un pueblo que no sabe quedarse quieto, que siempre progresa y sale de los problemas, trabajando y todos los sabemos, que el cambio es unidos!! aunque esa palabra UNIDOS es hoy dia sinonimo de miedo, te van a cagar, desconfianza y muchas otras cosas negativas y no creibles que se ha intalado en la sociedad.
Yo trabajo de taxista y tengo titutlo de extraccionista de laboratorio y dicen que haces aca pero me gusta mucho mi trabajo y conbina con cosas que me gustan, como manejar y hablar con la gente, honestamente. La politica me encanta, pero me siento solo en este tema ya que no veo transparencia en nuestro politicos y me pregunto.. que hago? donde comienzo el cambio? son preguntas que seguro muchos se hacen. Tube la suerte, de siempre trabajar de lo que me gusta, soy creyente de que trabajo hay! pero esta impregnado el quiero mas y valgo mas, muchos quieren ser gerentes sin a ver pasado por ser cadete, ganar mucho cuando no tienen trabajo, con valores perdidos por el descontento popular sumado por el fracaso individual de cada uno y por el clientelismo politico que se debe terminar.
Pero todo se hace UNIDOS.
Bueno continuare en otra ocasion en compartir mis pensamientos con todos ustedes, me despido y les dejo mis saludos,
mi pensamiento de cada dia de mi vida es hacer un cambio en mi pais y llegar a ser PRESIDENTE de mi pais y voy a lograrlo por que se, que puedo y soy capaz de muchas cosas ( de esto se rie la gente) y si te causo gracias este pensamiento me alegro por hacerte feliz un rato y recorda mi nombre por que en 15 o 20 años yo MARCOS EDUARDO SAMPALLO voy a realizar un cambio en mi pais, para mi hijo que esta en camino quiero felicidad y tranquilidad.

Martín Varsavsky un placer leer tus pensamientos, hermosas tus fotos se ven muy feliz y seguire escribiendo en este magnifico lugar. Saludos

Luciano Menardo en enero 19, 2010  · 

Buenísima la descripción que hace el pianista Gustavo de lo caótico de nuestra sociedad.

Martín, si tu proyecto se implementara: en 1 año de gobierno con gente “importada” todos los mafiosos que están ahora en el poder pasarían a moverse en su medio ideal, la clandestinidad, desde donde continuarían gobernando, y en 2 años nos estaríamos ametrallando entre todos. En 3 años se refunda el país con un quinto de su población.

Gustavo Puy en enero 19, 2010  · 

El problema es cómo asegurar la supervivencia de estos líderes “importados” en un país como Argentina. La corrupción no está solamente en los políticos, es cultural y por lo tanto estructural. Va de arriba hacia abajo pero también al revés. El gran desafío para quien quiera gobernar este país sería el cómo disparar un cambio cultural. Tomando lo que bien señala Gustavo Balaneso, poder devolver esperanza a la gente inteligente, que quiere hacer cosas para trascender y que actualmente está inhibida entre tanto caos. La idea del ex perimento es tentadora, pero me recuerda un poco al período del iluminismo, donde un pequeño grupo concentraba el saber y el poder y lo que más necesitamos acá es justamente lo contrario.

Y hay que empezar yo creo por reformar el funcionamiento de los partidos políticos. Ahí está la cocina y el destiladero de los líderes del futuro. Actualmente, las estructuras partidarias funcionan de tal manera que ahuyentan a aquellos que quiere trabajar criteriosamente privilegiando a los que tienen capacidad para hacerse populares a la vez que muestran fidelidad por el status quo partidario, es decir, por esas lineas transversales que unen a mafiosos con viejos políticos.
Del lado del “pueblo”, queda aquella gente que ni se le cruza por la cabeza participar en política o en organizaciones intermedias, solo está dispuesta ocasionalmente a cortar una calle para reclamar por x o y cosa. Pero no existe en la gente eso que llaman “responsabilidad ciudadana” hay que crearlo de 0. Ese desgano, fruto de ser víctima de años de abusos de poder, no se cambia de hoy para mañana. Tuvimos una oportunidad en la crisis de 2001, se instaló en la popularidad una necesidad de cambio, de tener líderes diferentes, pero nadie sabía exactamente lo que esto significaba ni lo que implicaba, nos quedamos en la queja, pocos despertaron el deseo de participación y compromiso.

Asi que, considerando este contexto, de todas maneras me parece una gran idea lo de importar gente de excelencia para gobernar, pero esto debería ser parte de una reforma pública más profunda. Estoy casi seguro que un ex presidente de Finlandia o cualquier otro país renunciaría al 2do mes si asumiera en estas condiciones.
Para resumir, me duele decirlo, pero no estamos a la altura de esos líderes, debemos antes asearnos y vestirnos para esa ocasión.

Pierrot Lunaire Ensemble Wien en enero 19, 2010  · 

La resistencia a los cambios, desde luego, hace a la condición humana, y no es privativa de tal o cual geografía. Aún en los sectores mas progresistas de toda sociedad hay núcleos arcáicos: personas que sienten pánico ante los cambios.

El argentino, en particular, tiende a mirar hacia atrás, hacia el pasado, donde cree tener un refugio ideal frente a sus penas actuales. Pero lo hace con mas nostálgia que memoria: hay demasiada gente que por nostalgia, por miedo a crecer, por ese absurdo conservadurismo, o por aquello de que “todo tiempo pasado fue mejor”, se escapa pero no hacia el futuro, que sería, digamos una actitud audaz y vital, implicaría imaginación y osadía. Y es claro que huír hacia atrás no es la mejor actitud, pero sucede a menudo que los argentinos se escapan hacia el pasado porque el pasado se tiene, se conoce (aunque idealizado y por ende falseado) y es un sitio en el que uno se ve a sí mismo mejor que en la pena actual. Y ésta, me parece, es una actitud muy argentina. Huir hacia el futuro implicaría asumir riesgos y enfrentar el miedo a lo desconocido: “Yo tengo mi molde hecho, así que a mí no me cambien”.

El problema de la resistencia a los cambios se muestra por ejemplo en la incapacidad de consenso de la sociedad argentina..

Las dificultades de la Argentina, a mi modo de ver, son estructurales, y se enfrenta por lo menos, a algunos de los siguiente problemas fundamentales:

Problema Político: consiste en el clientelismo instalado, desde hace décadas en el país, casi como modelo único de acción. Esto equivale a decir que la actividad política dentro del país se hace más para conseguir votos que para responder a las verdaderas necesidades de la sociedad.

Problema Económico/Ètico: Hay un exceso de economisismo en el sentido de que se piensa demasiado en términos económicos. Y la verdad es que la economía es una ciencia que no siempre va de la mano de la ética. Este divorcio entre economía y ética me parece que es uno de los graves problemas de la Argentina. Y el quiosco de tal o cual…

Problema Cultural: la cuestión educacional, encarnada en el proceso de destrucción de la escuela pública. La argentina se resiste a respetar y venerar la cultura. Problema de la Justicia: la impunidad generalizada que se ha convertido, en la Argentina, en una miserable conducta del poder, a la vez que un padecimiento de sus ciudadanos. Esto conlleva otro problema: incapacidad de consenso.
Las únicas salidas para el desarrollo de la Argentina, las salidas para el desarrollo y para que el futuro sea atractivo y merezca ser vivido dependerá que en todo momento los ciudadanos tengan memoria, el cerebro entrenado, capacidad crítica y audacia. La seguridad social depende también y exactamente de eso mismo: de la memoria, la inteligencia y la audacia que tantas resistencias provocan dentro del país. No hay otra vía para tener futuro.

La preocupación por la imágen argentina en el exterior: La preocupación que los argentinos, en general, tienen por su imágen en el exterior es típicamente autoritaria y denota, desde luego, inseguridad. Muchos recordarán la famosa frase: “los argentinos somos derechos y humanos”. Apuntaba a lo mismo: a contrarestar lo que todo el mundo pensaba y sabía de los argentinos: que vivían bajo una dictadura que atropellaba reiteradamente los derechos humanos, como despues, en democracia, se demostró. Pero hay que reconocer que no se trata de una conducta solamente militar. La verdad es que es una preocupación que está en el tejido social argentino. Y esto de andar agrediendo con golpes bajos, hace que el “parecer una sociedad” sea más importante que lo que “realmente se es”. Lo cual también es una verdadera hipocresía. Quien vive pendiente de cómo lo ven los demás, acaba preso de la opinión ajena.

Si es arquetipico en todo el mundo que el armenio hace alfombras, el árabe es tendero, el judío comerciante, el gallego gastronómico, el japonés tintorero y el tano industrioso y gritón, el argentino suele ser considerado mas prototípicamente como un “Chanta”: que no es otra cosa que una falta absoluta de ética y de vergüenza, pretendidamente disculpable por su aparente menos cuantía o por aquella “simpatía comunicativa”.

Me parece que todavía hay demasiada autosuficiencia en el argentino medio. Ese absurdo sentimiento de habitar el ombligo del mundo, de tener el “mejor país del mundo”, y la “avenida mas larga y mas ancha del mundo”, “las minas mas lindas del mundo” y lo “más de esto y lo más de lo otro”.
Esa inexplicable y poco graciosa frase: “Dios es argentino”. Tanto complejo de figuración es en esencia demostración de inmadurez y atraso cultural. Y de perfecta convivencia con la mentira y el eufemismo. Algo como si fuera… pero no lo es!

Desde Viena

Gustavo Balanesco
Pianista
Director Artístico
Pierrot Lunaire Ensemble Wien

web: http://www.pierrotlunaire.at
email: gustav.balanesco@chello.at

nicospeziali en enero 19, 2010  · 

Me parecen sumamente certeros los comentarios de Gustavo Balanesco.

Yo si creo, al contrario que el señor Angel, que un país debe manejarse como una empresa, desde el punto de vista de la eficiencia. Uno de los problemas de los gobiernos es el desgaste con la opinión pública, no se ocupa esa energía en efectivizar otros procesos necesarios para una mejor calidad de los gobernados.

Si bien la idea de Martín me parece utópica (siendo argentino viviendo en Argentina y compartiendo los sucesos cotidianos), me parece que la visión si es correcta. Llamemos a los mejores para hacer el trabajo que no están haciendo bien.

Manuel Marcos Fal en enero 19, 2010  · 

Martín,

Leyendo tu reflexión me viene a la cabeza mi último libro leído : “La hora de los sensatos” de Leopoldo Abadía, en donde el autor se pregunta cómo puede España salir de la situación en la que se encuentra cuando todos somos conscientes que, ni el Gobierno, ni la Oposición están capacitados para hacerlo posible tan rápido como en otros países.
Habla de una revolución civil donde “toda persona será sujeto de obligaciones y de derechos”, dice “Quiero que a los chavales se les eduque, primero en sus obligaciones y luego en sus derechos”.
Propone algo parecido al “Club de Madrid”, que él llama “Safety Car”, que estará formado por muy pocas personas, “Cuanta menos gente, mejor. Cuanto más competentes, mejor. Cuanto más trabajadores, mejor. Cuanto menos partidistas, mejor. No quiero gente de un partido o del contrario. Deberán ser personas que tengan la vida resuelta. Que no necesiten el puesto para conseguir contactos. Que por su carrera profesional y humana los tengan, y de nivel.
Que sean personas que puedan ganarse la vida perfectamente bien cuando dejen el puesto.”
Otro punto de coincidencia es que dice:
“Y, por supuesto, debe estar absolutamente prohibido el acceso a la política a un señor que no sea capaz de hablar con Obama por teléfono, sin intérprete.”
Sobre el “Safety Car” dice que no participa en la carrera,pero que pone orden durante un rato, que hay que respetar la Constitución y que no se modificará en los años en que esté funcionando el safety car, (un período de cuatro años improrrogables).
Como idea final destaco la que hace referencia a la Educación, dice: “Un país puede salir adelante sin escuelas y, por supuesto, sin ministro/a de Educación, pero no puede salir adelante sin que los padres actúen como lo que son, o sea: PADRES”.
Espero que tengas algún día oportunidad de conocer al Sr Abadía, seguramente compartáis ideas para salir de la crisis. Crisis que él dice que es sobre todo de Decencia.

Facebook User en enero 19, 2010  · 

Un presidente dirigiendo un pais que ni conoce, proponiendo ideas pertenecientes a otras culturas politicas y contextos economicos diferentes.
No somos tan pelotudos los argentinos Martin…

Martin Varsavsky en enero 19, 2010  · 

Te pasaste con el insulto. Yo no dije que los argentinos son pelo….. dije que no tienen buenas opciones, no tienen buena gente a quien votar. Además mi propuesta no consiste en la obligación de elegir un presidente no nacido en Argentina sino en la posibilidad de poder votarlo.

Esteban Schiavi en enero 20, 2010  · 

Uy no puede ser, comentarios así de atajados (en referencia al del usuario que envía desde facebook diciendo “los argentinos no somos pelo…”) son justamente los que no hacen más que poner en consideración de todo el mundo y dar veracidad nuestra supuesta pel***dez. Groucho Marx dijo una gran verdad…cito textual… “Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas”, espero que se entienda el porqué de esta cita. Realmente una de las cosas que como argentino reconozco tenemos a flor de piel y nos cuesta en parte “el prestigio” que tenemos, es nuestra manera de reaccionar tomándonos todo como una virtual amenaza y, no queriendo ser menos o mostrar debilidad, reaccionamos cual George W. Bush desatando una contraofensiva (incluso en casos como este en el que no es necesario, ya que Martín no dio a entender nada ofensivo). ¿Por qué no nos preocupamos los argentinos por problemas concretos como el grave daño institucional originado por la crisis en el Banco Central o bien el retroceso inevitable que el impuestazo tecnologico representará en el común de la sociedad argentina? por mencionar dos cosas, tenemos un millar de temas más importantes en materia de salud pública y educación sin ir más lejos. Gracias de nuevo Martín por tu interés en nuestra querida patria. Un afectuoso saludo.

Pierrot Lunaire Ensemble Wien en enero 20, 2010  · 

Respuesta para Esteban Grinberg

Khalil Gibran en su cuento “El Rey Loco” decía:
Había una vez un reino con un único pozo de agua. Una noche un brujo malvado contaminó el agua con una sustancia que provocaba la locura. A la mañana muy temprano el pueblo despertó y tomo agua del pozo como todas las mañanas y luego todo el pueblo enloqueció. Una hora más tarde el Rey y el Primer Ministro se levantaron, salieron al balcón y observaron que todo el pueblo estaba loco. Entretanto el pueblo miró al balcón y dijeron: el Rey y el Primer Ministro están locos. Luego el Rey y el Primer Ministro tomaron agua del pozo y…”todo volvio a la normalidad”

Sospecho que la Argentina está encerrada en un paradigma que explica los fracasos como el resultado de otros que nunca somos nosotros. Quizás no estaría nada mal pensar, en cambiar el paradigma.

Gustavo Balanesco

Gustavo Puy en enero 20, 2010  · 

Qué lujo las reflexiones de Gustavo Balanesco! Y cómo me duele, como argentino, que me pongan frente a un espejo!

Itziar Zarpalorrenarriaga Puig en enero 20, 2010  · 

Que pongan a Maradona como presidente de Argentina

Mira, peor no lo va hacer.
Es Argentino.
Golfo… siempre ha sido, así que no va a sorprender a nadie.
No tiene ni idea de política… como los que ha gobernado
Seguro que las ruedas de prensa son mas divertidas con el.
Y así, seria la única posibilidad que argentina ganara el mundial de 2010…

Vamos todo ventajas.

Aquí en este curioso país llamado España… creo que si los políticos que tenemos siguen en esta linea… podíamos votar a gente de fuera… ya me gustaría un sarkosy o una merker aquí, y no al que te gustaba a ti, que era tan progre que nos va a llevar a todos a vivir como Hippies… por que nos han echado de casa, del trabajo y hasta del municipio.

Slds

Fede Gascón en enero 20, 2010  · 

Nada más quería aclarar que en mi comentario anterior me referia como #34 al comentario de Luis Enrique Guzman, el nro. ó lo vi mal o cambió.

Saludos.

Matias M. en enero 21, 2010  · 

Globalizado o Americanizado? los que hay es una expansión de la cultura yanki y la “miseria humana” del sistema que plantean

Argentina venia muy bien hasta que unos señores del Norte, y sobre todo señores empresarios del hemisferio norte, no les gusto que estos “sudacas” como nos dicen en España, sean potencialmente una potencia mundial… entonces movieron todos sus “recursos” para hacer que este país perdiera paulatinamente todo lo bueno que teniay sobre todo su cultura popular… aquí se leían mas libros por persona que en cualquier otra parte del mundo… con el tiempo se predio la cultura de la lectura…

Hoy pagamos con una clase política inepta y poco calificada, por culpa de señores DE AFUERA y sus intereses mezquinos hacia con los recursos de esta tierra. Y no fue al único país que le hicieron esto. Cada ves que un país “sudaca” saca la cebeza del poso, le buscan la vuelta de que vuelta a caer…

La Argentina nunca fue avara, codiciosa ni saqueadora, como no voy a decir sobre otros países del Hemisferio Norte que todavía nos siguen saqueando…

Cuando ganamos una guerra no les robamos las tierras a los que fueron devastados…

Cuando les perseguían, cuando los mataban, cuando hicieron la vista gorda y luego los conquistaron sus vecinos… aquí les abrimos las puertas de nuestras casas…. cuando se peliaban entre hermanos (aunque ahora no quieren hablar de eso) nosotros les abrimos las puertas a los 2 hermanos y los invitamos a quedarse todo el tiempo que quieran… no juzgamos quienes eran…

les pedimos que traigan $3000 euros en su billetera? como nos piden a nosotros para entrar en sus países sobre todo España.
Lo que llega a mi, desde Europa sobre todo, es que se olvidaron que en tiempos difíciles Argentina los acepto con respeto y dignidad… y si les decimos Gaitas, Gallegos, Tanos es con cariño y no en forma despectiva como uds. nos dicen “sudacas”

Y hoy siendo aun siendo un país devastado por años y años de saqueos internos de capitales extranjeros… aun hoy seguimos con las puertas abiertas a nuestros vecinos que están peor y a otros países del mundo que están peor… porque así somos en nuestra naturaleza de “compartir” y “ayudar” … como se comparte un “mate” en una ronda sin importar si te conozco o no al vecino de la ronda….
Así el Argentino te abre la puerta y comparte con “vos” su riqueza, porque no somos ni mezquinos ni egoístas… esa es nuestra naturaleza, ayudamos a un extraño tanto como a un hijo…

me pregunto si ud. ayudan tanto a los desconocidos?

———————
MEDITA un poquito sobre esto ultimo…
———————

Te propongo otro experimento Martín, así utópico… y si cortamos las lineas de comunicación con cualquier “influencia” externa… sobre todo con Empresarios cuyo fin es el LUCRO y Gobiernos que representan intereses de sus empresarios (que los hicieron gobierno)… si nos dejaran de golpearnos cada ves que nos queremos levantar… Si cortarmos la importación de cuanta porquería nos quieren vender y se protegiera a nuestra industria y nuestros maravillosos cerebros…

Si eso pasará Argentina seria una Potencia, pero como no somos mezquinos querríamos que nuestros vecinos también progresen… y eso estimado a un grupito muy selecto no les gustaría que pase…

Argentina tiene todavía Capacidad y Cultura (aunque la pobreza extrema haga que muchos niños hoy por hoy estén dañados y sus cerebros no rindan por la desnutrición)… Argentina tiene los cerebros, tiene el Recurso Técnico y al contrario que otros países podemos solucionar problemas con muy pocos recursos esa es la verdadera Viveza Criolla, el ingenio de amañarese con poco para hacer mucho… Pero bueno hay gente que nos quiere hacer creer es que somos todos holgazanes y brutos, que solo servimos para jugar al Futbol….

Argentina puede sola, pero no si tenemos esta gente con sus “tentaciones”
hace un Club para quitar toda la influencia exogena… o tendremos que volvermos Xenofovicos? (como otros paises que uds. sabran cuales son)

para despedirme, recomiendo mirar el siguiente Documental, no como fanaticos sino sólo para escuchar “otra campana” y meditar al respecto…

Docmental:
http://vimeo.com/6859601

PD: perdón por la extensión del comentario y si hay incoherencias en el mismo se mezclan los sentimientos con los pensamientos…

Marcos de la Rosa en enero 21, 2010  · 

Muy bueno, inspirador, y buen brainstorming. Entrena la masa gris de TODOS, y obliga a los establecidos allí (en Argentina) a poner sus barbas a remojar.

Pero no lo veo.
Lo pintas como si dirigir un país fuera como pilotar un avión comercial, y ojalá fuera así, pero no. Yo entiendo que el Presidente en cuestión arrancaría con el liderazgo en peligrosos niveles mínimos. Y más que una cómoda legislatura de eficiente y óptima gestión, se dedicaría casi irremediablemente a demostrar su liderazgo y ganarse su credibilidad, dejando para cuando tuviera esa autoridad, la optimización del país.

Las recetas de prosperidad económica en Argentina son claras: liberalización, especialmente del mercado de su trabajo, educación, y extrema austeridad presupuestaria. Gobierno y aparato de funcionarios reducido a la mínima expresión. Si la policía es tan corrupta, ten menos.
Es fundamental garantizar los contratos, y 100% la propiedad.

La corrupción (alta allí) es un cáncer. Pero de eso se sale.
La corrupción suele presentar una alta correlación con la falta de libertad. El ser humano necesita ganarse la vida y prosperar; si se le ahogan y persiguen todas las vías legítimas y naturales, esas energías acaban canalizándose de forma que surgen las economías sumergidas, mafias, fraude, corrupción, etc.

Es una pena, un país con esa tremenda energía, riqueza humana y espíritu emprendedor, verlo hecho unos zorros y atrapado en socialismos.

Facebook User en enero 21, 2010  · 

Martín, celebro tu ex perimento como iniciativa para generar alternativas, pero en sí no me parece alternativa.
Tu ex perimento se basa en un diagnóstico que me parece errado.
Tu diagnostico brinda UNA causa, por lo tanto LA solución es… Y Argentina como Nación está asediada por un montón de problemas, que no tienen todos el mismo origen, entonces LA solución es forzosamente parcial. Y ya bastante historia hubo y hay acá de salvadores que vienen con LA solución en mano. Todos nos creímos que con eso alcanzaba y al final, la cosa termina peor que antes porque la solución solo era a medias, generó con eso más problemas y encima de nuevo con ilusiones rotas y la sensación (o hecho) de que nos estafaron otra vez.
La Historia muestra que cuando hubo que enfrentar una situación o adversario complejo y/o imbatible (por ejemplo, el Tercer Reich) el mejor resultado se obtuvo atacando desde varios frentes. UN frente que estamos viendo aquí es el de la dirigencia, quizá tu solución sea la mejor, pero con eso NO ALCANZA.
¿Cuáles son los otros frentes? Marcos de la Rosa (#67) señala otro, la FALTA DE LIBERTAD. No hay libertad de acción en Argentina para un emprendedor, el Estado lo considera adversario o enemigo, socialmente está mal visto. Y la Argentina necesita MOVERSE, está muy trabada por un Estado parásito, y aunque no fuese parásito no puede tener la solución a todos los problemas.
Supongamos que conseguimos una generación de emprendedores con margen amplio para que se arriesguen, pierdan, ganen y/o vuelvan a intentar otra cosa. No tienen que ser Francisco de Narváez, capaz es mi vecino que se le ocurre un delivery de verduras orgánicas o una red de cortadores de pasto a domicilio, lo mismo me da 🙂 PERO QUE HAGAN ALGO; que GENEREN trabajo, y con eso movimiento. Una explosión de movimiento.
Se mencionó aquí el frente de EDUCACION, en mi opinión no es tanto la educación en sí sino que no se aplica, la educación en Argentina es para aprobar el colegio, yo conocí empresarios que declaraban con orgullo no haber perdido tiempo en los estudios para así ganar dinero. Acá falta educación en la ACCION, aunque eso está cambiando con varias ONGs que están surgiendo, creo debería haber más y que mal que mal cada habitante participe aunque sea en una ONG cada tanto. La conciencia cívica se plasma en HECHOS.
Si la población se mueve aunque sea un poco, el Estado queda descolocado, forzosamente se pone en rol de ORGANIZADOR y COORDINADOR, en vez de ahora que es QUIEN HACE Y DECIDE y si alguien tiene su propia iniciativa, o es fagocitado o reprimido. Ya estamos en eso, el estado Kirchnerista cree que el campo, los empresarios, la gente de a pié son competidores y enemigos porque no se dejan someter. OK, es un espanto, pero prefiero esta anarquia potencial al “savoir faire” o “no te metás” que nos dejó como estamos ahora.
Un temor lógico con esto es que en un escenario así los emprendedores se vuelvan empresarios, ganen poder y exploten a la gente, con eso vemos un cuarto frente que es EL CONJUNTO DE LAS LEYES. Acá en Argentina las leyes fueron creadas por cuatro gatos que tenían la sartén por el mango y el objetivo Nº1 es que esa sartén no fuese jamás soltada. O eran a favor de los Oligarcas hasta 1940 o fueron a favor de los sindicatos gracias a Perón. Acá muchas leyes son trabas y herramientas de control social y político. Nunca se debate el tema IMPUESTOS por ejemplo. Cuando solo obedecés pagar sin chistar o sos el vivo que nunca los paga, te lavás las manos y el problema no se toca. ¿Por qué pago esto? ¿Dónde se aplica lo que pago? ¿Por qué hace falta esto y no se hace, si yo lo pagué? Convengamos que esas preguntas no las hacen los indolentes sino los que se mueven haciendo algo útil.
Otro frente, más macro, sería BAJAR A BUENOS AIRES. Buenos Aires es un ancla para todo el resto del país. Mientras siga siendo el agujero negro que es, Buenos Aires = Argentina aunque los del interior tiren la bronca con toda razón, y seguirán teniendo la soga al cuello. Buenos Aires tiene que tener competencia. Y la generación de polos alternativos generaría oportunidades para que surjan emprendedores y ONGs y más movimiento.

Suena capaz muy lindo esto que escribo pero va el balde de agua fría: son todas fuentes de conflictos. Si atacamos estos frentes (y es el comienzo, porque seguro hay más) no habrá paz. Pero esto Martín lo sabés, en medio de la acción no hay mucha paz que digamos, la paz llega cuando todo está terminado y mientras tanto, se disfruta el juego 🙂
En Argentina todos hablamos mirando el juego que juegan otros.
Tu “consejo de Notables” Martín está genial en Europa, donde hay orden y si no lo hay se acepta, porque hay una base cultural para él. En esos lugares la solución pasa por ahí. Acá en Argentina – y creo en Sudamérica – NO. Acá nos tenemos que levantar del sillón y salir a jugar.
No hace falta que nos digan qué hacer. Hace falta que nos dejen libres de probar y crecer y aprender por ensayo y error.
Y tenemos que aprender a PONER LIMITES, aquí tenemos un frente Nº 5… NUNCA se debatió, que yo sepa, LOS LÍMITES DEL ESTADO, HASTA DONDE PUEDO EJERCER MI LIBERTAD, LAS OBLIGACIONES DEL CIUDADANO. Los Argentinos, antes pisoteados, están borrachos de derechos y se olvidaron de sus deberes. Y acá no se trata de que venga X o Z a poner mano dura, sino cómo limitarse y limitar. Parece una contradicción con todo lo que puse arriba, no lo es.
En primera impresión muchos podrían decir “bueno, pero todos esos frentes pueden abrirse o activarse desde el Estado”. Perdonen que les diga que SE EQUIVOCAN, NINGUN estado va a crear situaciones que comprometan el poder que ya maneja, eso tiene que surgir de otro lado y es en la propia población.
No hablo de revoluciones. Las revoluciones son generadas por líderes que luego ocupan el papel del Estado. Acá se trata de una actitud generalizada. La tienen todos los países que hoy definimos como exitosos. Ya que citamos Australia, vayamos a decirle a un australiano ideas como estas y nos va a sacar carpiendo a escopetazos ^-^ bueno, la idea es generar esa actitud acá (FRENTE Nº 6). Pero como mucho alguien de fuera solo puede dar ORIENTACION.

En defensa de tu idea Martín, el año pasado a mí se me había ocurrido algo parecido cuando ví una entrevista a Pepe Mujica. En ese momento le dije a mi señora “si este tipo pierde las elecciones en Uruguay, si por mí fuera lo contrato a que sea presidente acá”. Conste que no estoy de acuerdo en todo lo que dice, pero el sentido de lo que le oí decir no difería mucho con todo lo que escribí.
Pero ni Mujica ni Superman puede abarcar tantos frentes para 40 millones de personas. Sin contar que, con lo frontal que es el tipo, en 48 horas se comía dos disparos por lo menos. Nuevamente Martin, tu idea puede ser buena, pero no alcanza. O mejor dicho, hace falta más.

Mil perdones por la extensión, y enorme abrazo
Jorge

betosantana157 en enero 21, 2010  · 

Hola Martin, hasta hoy he sido lector. Pero hoy he decidido apoyar tu idea.
Me llama mucho la atencion la cantidad de “peros…” pero por aqui, pero por alla, para despues concluir en muchos “no” y por que “no”…..noes por todos lados.
Me parece genial la idea que propones. Sobretodo desde la situacion Argentina. Es que podriamos estar peor? Podriamos probar , la idea es inteligente y utopica…pero….y que?
He vivido en Alemania, y pude ver a cada paso lo que es hacer las cosas bien y con amor a la sociedad que uno comparte.
Decime entonces…por donde empezar? Tenes mi apoyo.
Desde Mallorca, te mando un saludos y que gran idea !!!!

Alberto

jav75 en enero 21, 2010  · 

Martin! postulate a presidente vos! rodeate de gente idónea que te acompañante a gobernar, algo asi como lo que propones aca! yo te votaria.

El Quia en enero 23, 2010  · 

Martín, en general leo posts muy inteligentes en este blog pero este último me parece un cocoliche sin mucho sentido…

De entrada arrancás con supuestos erróneos: Argentina octava potencia mundial (era un país subdesarrollado exportador de productos primarios, de la misma forma podríamos considerar potencia a Arabia Saudita hoy en día), los abuelos estaban mejor que los padres (los padres mejor que los hijos podría ser, pero los abuelos definitivamente no estaban mejor), y después hacés una apología de un gobierno supranacional, siendo evidente que tales cosas no funcionan en la realidad (ver la ONU, el Banco Mundial, la OEA, etc.). Me da la impresión que estás buscando una excusa para patrocinar la candidatura de tu amigo De Narváez, espero que no sea así (sería una gran desilusión).

Saludos!

Matias Vera en enero 31, 2010  · 

Es muy bueno lo que planteas, seria genial que el pueblo de aca, Argentino, pueda pensar en esas cosas y pararse un poco de lado y ver las cosas desde otro punto de vista, como lo planteas vos y buscar la solucion por otro lado. Es dificil, pero me parece que si se plantea la posibilidad, la gente lo pensaria y se podria llegar a concretar, lo dificil es que el gobierno y la gente de la politica permitan que eso pase porque les estarian sacando sus puestos o las posibilidades de adquirir nuevos lugares…

Ignacio Bilbao en febrero 3, 2010  · 

Coincido plenamente. Hace años creo que la Argentina debería contratar profesionales capacitados para administrar su gobierno. ¿Acaso no lo hacen todas las compañías, grandes o chicas, locales o multinacionales? ¿Por qué dejar un gobierno en manos de incapaces e iletrados cuando puede ser administrado seriamente?
También creo que los gobernantes actuales (¿sólo los argentinos?) no pasarían ni la primera entrevista para un trabajo en el mercado “no político”.
Quienes contradigan tu propuesta dando argumentos relativos a la nacionalidad, la pasión, la política, la patria y otros términos por el estilo, en realidad están buscando justificativos para mantener el status quo.
Las limitaciones a la nacionalidad de los gobernantes tenían sentido en el siglo 19 cuando nacieron países como Argentina, época en la que los gobernantes podían hacer y deshacer a su antojo sin que nadie se enterara de lo que ocurría. Los tiempos cambiaron, las comunicaciones son otras y también las exigencias del mundo actual. No tiene sentido mantener un sistema cerrado que fomente la impericia y la corrupción cuando podría buscarse un sistema transparente que promueva la excelencia.
No se si el ex perimento es la salida, pero sin duda es un excelente punto de partida para la discusión y el análisis.

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets