Anoche estaba cenando en Hong Kong con el CEO de una empresa surcoreana. Realmente me sorprendió cuando me aseguró que en su país muchos niños comienzan con apenas 3 años a tomar clases de apoyo de inglés, matemáticas o música para aumentar sus posibilidades futuras de ingresar a mejores escuelas. De hecho, la mayoría de los niños comienzan a los 13 años a tomar clases de apoyo para llegar mejor preparados al examen de ingreso a la universidad.

En España los niños rara vez toman clases de apoyo. No lo hacen ni con 3, ni con 10, ni tampoco con 15 años. Muchas veces los españoles son vistos desde fuera como personas poco competitivas y poco ambiciosas por naturaleza. De hecho, la “ambición” es considerada por la mayoría como una cualidad despectiva de la personalidad de una persona. En Asia es todo lo contrario.

Ahora bien, si los surcoreanos trabajan tan duro y los españoles se toman la vida con mayor calma, ¿cómo es posible que España siga aventajando a Corea en términos de PIB? Inclusive la aventaja en términos de PPA. Ambos países eran muy pobres 30 años atrás, tuvieron guerras civiles, soportaron largas dictaduras y tienen casi la misma cantidad de población y Corea del Sur tiene muchas marcas globales mientras que España tiene pocas. Entonces, ¿cómo es posible que los españoles sigan siendo tanto más ricos que los surcoreanos en promedio y en conjunto?

Pareciera que los surcoreanos trabajan muy duro desde muy pequeños para lograr menos que los españoles y, en especial, para tener menor cantidad de tiempo para disfrutar. España también es un caso extraño dentro de Europa. Hace poco leí que si la tasa de crecimiento de los últimos años se mantiene constante, el ingreso promedio de los españoles excederá al de los alemanes, que son conocidos en el mundo –entre otras cuestiones– por su gran profesionalismo y por la calidad de su sistema educativo.

Quizás lo que veo que hay en España y puede explicar hasta cierto punto esto es que, aunque España no es Italia ni Francia a nivel de exportar diseño y creatividad, Corea es un país especialmente poco creativo. El otro día, en la conferencia de Google, el jefe de la división de móviles de Motorola dijo –refiriendose al telefono fino de Samsung– “oh, those guys, Motorola designs and they do the Samsung”, que en ingles suena como a “same thing”, que nos copian. Porbablemente, el trabajar tan duro para sacar buenas notas enseña justamente eso, a copiar al profesor, a copiar a los que se suponen que saben, pero no a llegar a ser el profesor, a llegar a ser innovador.

También está el tema de las ayudas que recibió España durante tantos años de la UE. No se cuanto del crecimiento español se deberá a estas ayudas. Además, España tiene un gasto militar mucho más bajo. Pero igual estando en Corea y viendo como trabaja la gente, me cuesta entender la enorme ventaja de España sobre Corea.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

JAJAJA pobre niño en Junio 7, 2006  · 

Cuauhtémoc Garduño en Junio 7, 2006  · 

Angel en Junio 7, 2006  · 

peterwhite en Junio 7, 2006  · 

andreas en Junio 7, 2006  · 

Jjuan en Junio 7, 2006  · 

Jorge en Junio 7, 2006  · 

ChebaX en Junio 7, 2006  · 

JA en Junio 8, 2006  · 

agapito en Junio 8, 2006  · 

edu en Junio 8, 2006  · 

Luis Alejandro Siles en Junio 8, 2006  · 

JAJAJA pobre niño en Junio 8, 2006  · 

ManWare en Junio 8, 2006  · 

F en Junio 8, 2006  · 

Anónimo en Junio 8, 2006  · 

Manuel en Junio 9, 2006  · 

Popediscus en Junio 9, 2006  · 

J.A. en Junio 9, 2006  · 

Anónimo en Junio 9, 2006  · 

Swaption en Junio 9, 2006  · 

Anónimo en Junio 10, 2006  · 

Josué en Junio 11, 2006  · 

Juan Navidad en Junio 12, 2006  · 

Juan en Junio 12, 2006  · 

un opositor en Marzo 21, 2007  · 

kurt en Marzo 30, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets