Cuando vine a España por primera vez, en 1980, me sorprendió lo pobre que era este país. Recuerdo un viaje Madrid Sevilla por unas carreteras poco mejores que una vía pecuaria. En esa época, Madrid era humilde comparada con Buenos Aires. Ahora paseo por España y me pierdo entre los barrios nuevos, las autopistas nuevas, los aeropuertos nuevos, los trenes de alta velocidad y los coches nuevos que ya no hay donde meterlos. España ha crecido enormemente; es un país de nuevos ricos. El ingreso medio español es actualmente de 20.000 dólares anuales. El español promedio pertenece a un grupo que está entre el 5% más rico de la población mundial.

Sin embargo, pocos en España se sienten ricos ni privilegiados. Personalmente, creo que esta paradoja se debe a dos razones: una ficticia y una real. La ficticia es la típica trampa de la sociedad de consumo, en la cual se inventan nuevas necesidades a diario que nos hacen sentir pobres si no las satisfacemos, como el último coche o el último móvil. El español promedio no se compara con el inmigrante de menos recursos, sino con su amigo que tiene el último modelo y cae en la trampa consumista. Pero, por otro lado, hay un tema en el cual los españoles si tienen razón en sentirse pobres, y es que cada vez se necesitan más años de sueldo para comprar la primera vivienda o una vivienda mejor. El tema de la vivienda de oferta controlada por el gobierno que existe en España es muy malo para los primeros compradores de casa y es un arma de doble filo para el que ya tiene una vivienda. El primer comprador ve la casa cada vez más como un objetivo inalcanzable y, el que ya tiene vivienda, por un lado se siente millonario, pero por otro pobre cuando su familia crece y quiere tener más metros. ¿Cuál es la solución a este problema? Es sencilla, dejar de controlar tanto el suelo, aumentar los terrenos construibles alrededor de las ciudades españolas y aumentar la edificabilidad de terrenos existentes.

Pero ¿por qué los políticos españoles no liberalizan el suelo? Por dos motivos, uno porque viven en parte de la corrupción que genera tener menos oferta y DECIDIR a quien le toca esa “lotería” de que le dejen construir. Pero por otro lado, paradójicamente, la democracia en sí a veces falla resolviendo problemas sociales y el tema del suelo representa uno de estos fallos en los que lo que es bueno para la mayoría (ya con casa) es muy malo para la minoría sin casa. Si se liberalizara suelo para construir toda las viviendas para las que hay demanda en España sería de esperar que el precio de la vivienda existente bajara enormemente. Pero esto que alegraría al porcentaje de votantes que no tienen vivienda, enojaría a la mayoría de los votantes que hipotecados verían en viviendas deudas que superan el valor de su casa. Es esta paradoja la que hace que los políticos teman no ser votados si habilitan mucho suelo y cambian la edificabilidad. El resultado es que España se ha dividido en dos clases sociales, los con casa y los sin casa, y los sin casa están cada día más lejos de tener una vivienda, y los con casa cada día más lejos de tener una vivienda mejor.

Personalmente, yo estaría a favor de liberalizar suelo como para construir todas las viviendas que hacen falta, pero se que aunque los sin vivienda estarían felices, los con vivienda, que son más, estarían furiosos ya que en España la vivienda se ha transformado en la gran fuente patrimonial. Sin embargo, creo que para España sería mucho mejora largo plazo que esto ocurriera. El régimen actual es una trampa que lleva una increíble parte del ahorro del español medio a un bien no productivo, la vivienda. Otro tema que complica todo son las absurdas leyes de alquileres que hay en este país que no dejan que la gente alquile viviendas por un año, sabiendo que el inquilino se tiene que ir. Obligar a un dueño a arriesgarse por 5 años cada vez que alquila una vivienda, es crear la absurda situación que existe en España que es el país con más viviendas vacías o subutilizadas per cápita del mundo. Yo, por ejemplo, alquilo mi casa y disfruto de esa protección. ¿Qué le falta a España para ser realmente el país de ricos que se sientan ricos? Buena oferta inmobiliaria de compra y alquiler. No tiene sentido tener enormes ingresos a nivel global y perder un ridículo porcentaje del mismo en una vivienda.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

kikollan en mayo 1, 2006  · 

Alex en mayo 1, 2006  · 

Juan Luis en mayo 1, 2006  · 

fcasarra en mayo 1, 2006  · 

Alfredo Mehon en mayo 2, 2006  · 

Rufi en mayo 2, 2006  · 

edu en mayo 2, 2006  · 

Daniel en mayo 2, 2006  · 

SalvaSi en mayo 2, 2006  · 

Javi Moya en mayo 2, 2006  · 

Xavier en mayo 2, 2006  · 

ir- en mayo 3, 2006  · 

Anónimo en mayo 3, 2006  · 

Xavier en mayo 3, 2006  · 

Roberto Silva en mayo 4, 2006  · 

lagartijo en mayo 4, 2006  · 

Alex en mayo 4, 2006  · 

Popediscus en mayo 10, 2006  · 

Marga en julio 5, 2006  · 

antonio en julio 14, 2006  · 

Maria Garcia S. en octubre 29, 2006  · 

celia en mayo 1, 2007  · 

david en julio 20, 2007  · 

lepe en agosto 25, 2007  · 

Aceituna Mecánica en marzo 10, 2008  · 

adri5 en mayo 14, 2008  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets