Reproducción de la entrevista con el periodista Nelson Castro para el programa Radio la Red, Buenos Aires, el 22 de febrero de 2005.

07:05 am

Nelson Castro (NC): El tema es Southern Winds. Nos vamos a España, allí está Martin Varsavsky. Ustedes saben que es un empresario argentino. Bueno… tuvo que ver con el portal Educ.ar, en el gobierno de la Alianza, que después lamentablemente por incompetencia del gobierno fracasó y lo que se sabía era que Varsavsky habría sido aportante de dinero a la compañía Southern Winds. Queremos aclarar esto, porque además hoy hay alguna información que está diciendo que la fiscal estaba pidiendo su declaración. Varsavsky, Nelson Castro, desde La Red AM 910, buen día ¿cómo le va?
Martin Varsavsky (MV): Buenos días. Bueno…quería aclarar una cosa, con respecto a Educ.ar, porque me parece que…antes de pasar a lo de Southern Winds. Educ.ar, efectivamente pasó un momento terrible, cuando 5 millones de dólares de mi donación, quedaron en el gobierno que no los contribuía a Educ.ar. Pero quiero aclarar que el ministro Filmus y el presidente Kirchner no sólo han vuelto a poner 5 millones de dólares más en Educ.ar, sino que han puesto 30 millones de dólares o 90 millones de pesos en el plan de alfabetización digital y que el año pasado se entregaron 10 mil computadoras por todo el país, que las entregó el ejército argentino, bajo el comandante Bendini. Y que, justamente el éxito de Educ.ar fue lo que me llevó a pensar que el país se podía volver a reorganizar y a salir adelante y muchas buenas noticias que venían del país y así fue cuando vino Juan Maggio, a pedirme que le prestara plata para financiar aviones y se la presté.
NC: ¿Y cuánto le prestó, Varsavsky?
MV: Yo…bueno, primero aclaro una cosa para todos los oyentes…tengo un sitio que se llama MartinVarsavsky.net, pueden ir a ver un poco lo que yo digo sobre este caso y simplemente…yo no soy accionista, no soy gerente de la empresa, no soy ejecutivo…soy acreedor ¿ok? Y les presté 6,3 millones de dólares para financiar dos Jumbos 747 y un 767, su puesta en marcha. Hasta este momento desembolsé 4 millones de los 6,3 millones de dólares. Cuando me enteré, a través de los diarios, del escándalo que estaba surgiendo, yo… A todo esto, yo…el préstamo lo hice el 19 de noviembre, todos estos hechos ocurrieron en septiembre. Yo no sabía, cuando hice el préstamo, que había ocurrido esto, por supuesto, y esto que quede claro. Eso se me ocultó y yo no lo sabía y nunca hubiera hecho el préstamo si hubiera sabido que habían encontrado 60 kilos de cocaína y todo lo que pasó con la aerolínea. Y, ahora mismo estoy, viendo y esperando ver qué hacer… Si tengo, por contrato, que financiar el resto que queda entre los 4 millones y los 6,3 millones de dólares o no…y cómo prosigue todo esto.
NC: Ahora, Varsavsky, es interesante esto…Maggio, cuando usted hace este aporte de los 4 millones y el resto de dólares ¿no le dice que está pasando este problema con el tema de las valijas, que hay una causa judicial?
MV: No. Maggio no me dijo…yo firmé el contrato el 19 de noviembre y a mí no se me informó que habían encontrado…lo que pasó, no se informo de esos 60 kilos de cocaína que se habían encontrado en Barajas. Ahora, voy a decirle un comentario general sobre todo este problema…
NC: Dígame.
MV: …que me parece importante y que me parece…este es un comentario, ya sobre la Argentina ¿no? Yo…en el ‘77 me fui de la Argentina, casi me matan. Mataron a mi primo David Varsavsky de 17 años, yo también tenia 17 años y nunca volví a vivir en la Argentina, pero si le tengo mucho cariño a la gente y me parece que es un país que tiene todo para poder salir adelante y, lamentablemente, le cuesta mucho salir adelante. Pero también me parece que hay un problema serio en la Argentina, que desde la época de los desaparecidos, se sigue haciendo una especie de justicia – injusticia…no sé cómo decirle. Los desaparecidos era un tema así…había terroristas y lo sabían. Había, se calcula, 500 terroristas y, para encontrar estos 500 terroristas se mataron unas 20 mil o 30 mil personas, entre ellos, mi pobre primo de 17 años que, por supuesto, no tenia nada que ver…como la gran mayoría de la gente que mataron. Y, a los que mataron, los tendrían que haber procesado y enjuiciado, como es en España y no los tendrían que haber tirado de aviones. Vayamos al año 2005 y esta situación. Aquí, claramente, hay una banda de narcotraficantes que sabemos que usó a Southern Winds para pasar drogas. Pero también sabemos que la gran mayoría de las familias de los empleados y la gente que trabaja en Southern Winds no son narcotraficantes. Y, también sabemos que, en mi opinión, la gran mayoría de los que trabajan en la Policía Aeronáutica y los brigadieres que despidieron y toda la gente de la Fuerza Aérea. Yo no puedo creer que toda esta gente que ahora está tan desprestigiada…tanto como todos los trabajan en Southern Winds, digamos, que por algunos criminales, se le enturbie y se le arruine la vida a un montón de gente, que yo no creo que sean culpables. Y yo no sé, lo digo así…de corazón. Es decir, mi corazón, mis sentimientos están con toda la gente de la fuerza aérea que es honesta, con toda la gente de Southern Winds que es honesta, con la gran mayoría de la gente que yo creo que es honesta, porque yo creo que la gran mayoría de la gente del mundo es honesta y que el trabajo de la justicia es separar a los deshonestos de los honestos. Y ese es el comentario general sobre cómo creo que es difícil avanzar cuando se hace justicia de una manera injusta. Aquí hay un juez y está investigando y me parece muy bien… que investigue, que llegue a sus conclusiones y que avance la justicia, que a veces es lenta, pero es la única manera que las sociedades de derecho tienen para salir adelante.
NC: Varsavsky, no…lo que usted dice, yo coincido con usted. La mayoría de la gente es honesta y, pobres los trabajadores de Southern Winds que ven peligrar su fuente de trabajo, obviamente, y la mayoría es honesta y, lo mismo con el personal de Fuerza Aérea. Lo que ocurre, lamentablemente, es que obviamente…unos pocos deshonestos, trabajan con una estructura muy bien aceitada, con un déficit de controles…que es un verdadero problema que hoy tiene la República Argentina. Ahora, de todas maneras, la actitud de Juan Maggio de no decirle a usted que tenían este problema, realmente que es una falta muy grave, porque yo entiendo que el debió haberle comunicado a usted, para que usted después decidiera si seguía con la inversión o no, que Southern Winds tenia este tipo de problemas…
MV: Si. En eso estoy totalmente de acuerdo. Es decir, a mí me parece muy mal que no me lo hayan dicho y yo ya se lo dije a Juan Maggio… pero creo que esto trasciende, va mucho más…digamos la reacción o no sé cómo decir. En España, el otro día, leí en un diario en español…esto, entre paréntesis, tuvo muy poca trascendencia… que encuentran once mil kilos de cocaína por año ¿no? Once mil y entonces ¿qué pasa?, realmente los policiales de los diarios españoles todos los días encuentran cocaína o otras drogas o lo que sea…entonces, la gente en España, sabe que el crimen de la droga que se puede controlar, se trata de controlar, se hace lo que se pueda para controlar, pero que es utópico pensar que van a lograr 100 por 100 control de las drogas. Si en Barajas encuentran drogas, en todos lados encuentran. Entonces, el tema aquí es que los narcotraficantes…que son gente que lucra con la muerte y la adicción de a gente, los tienen que encontrar y los tienen que meter presos y eso es lo que trata de hacer la justicia española o la justicia norteamericana. Entonces aquí encontraron a 2 personas que parece que son los culpables, cerraron el sumario… la única noticia que salió en España, realmente grande, es que echaron a todos los jefes de la Fuerza Aérea, entonces yo pienso qué imagen que da el país, cóm que el país no da una buena imagen… que todo el mundo se pelee. Todo el mundo se acusan entre ellos, cuando los cabrones son los que hicieron esto.
NC: Perfectamente, pero ¿sabe qué pasa, Varsavsky?, acá hay 2 cosas para marcar. Primero usted dice…da un dato, en España, en Barajas se encuentra droga. El problema es que acá en la Argentina no se encontró…pasó, porque hubo una falla muy grave en el aeropuerto mas importante de la Argentina, ese es el tema.
MV: Yo estoy de acuerdo que es una falla muy grave… ojo, no quiero minimizar el hecho, estoy de acuerdo. Lo que yo quiero decir es que, hay que separar el trigo de la paja. Hay que separar lo que vale de lo que no vale…
NC: Por supuesto, Varsavsky. Lo que usted dice es cierto. Ahora, esto es lo que se hace difícil, cuando usted tiene toda esta serie de estructuras que fallan ¿se da cuenta? Porque mire usted lo que ha pasado…yo me pongo en la piel del que viajaba ahí en Southern Winds, que le puedo haber pasado a usted… nos enteramos que Southern Winds contrata a una empresa para controlar el escáner y que ese día el que controlaba el escáner sabia controlar explosivos pero no sabia controlar droga… cosa más ridícula que esto es imposible ¿no es cierto?, porque voy al caso contrario… suponga que ese día había uno que sabia controlar droga y no explosivos… pasó una bomba y el avión vuela ¿Se da cuenta?
MV: Digamos así. Yo creo que esto es un tema, no lo quiero minimizar, es muy malo que se hayan trasportado esas valijas en Southern Winds y no tendría que pasar nunca ¿ok? Estoy totalmente de acuerdo con ustedes. El tema…lo que yo estoy tratando de decir es que, incluso cuando se hacen cosas muy malas, muy malas, que siempre hay que saber distinguir los criminales del resto de la gente que no lo es.
NC: Pero usted tiene razón en esto.
MV: Y, entonces…aquí ocurrió algo muy malo, yo estoy de acuerdo. Y esto ocurrió, aclaro a todos los oyentes, meses antes de que yo entrar y no me lo contaron ¿ok? Y además yo entré como acreedor y soy prestamista. No soy ni gestor, ni nada, pero igual tengo una enorme simpatía por la mayoría de la gente que me parece que no tiene nada que ver… por el pasajero de Southern Winds, por las azafatas, por los pilotos, por los que llevan las maletas, por todos los que hacen que todo eso funcione y, también tengo mucha simpatía por la gran mayoría de la gente de la Fuerza Aérea, que yo no puedo creer que estén todos implicados porque los narcotraficantes no son gente que reparte su beneficio a toda la humanidad y su lucro a toda la humanidad. Entonces yo miro esto y me da pena por un montón de gente que, me parece, que fueron honestamente a hacer su trabajo, entonces… Yo creo que el trabajo de la justicia es encontrar a los criminales, pero no fundir todas las instituciones que tienen a su alrededor…
NC: Por supuesto Varsavsky. Lo que le quiero decir, que en el tema de la Fuerza Aérea, también, evidentemente hay algunos que han pagado y no les correspondía. Ahora, la máxima autoridad de la Fuerza Aérea ha tenido responsabilidad, porque sabía y no le avisó al ministro… Lo mismo le digo, que gente de la policía, que no le avisó al ministro del interior. Por eso le digo…acá tenemos un episodio grave, desde el punto de vista de las fallas institucionales, porque obviamente este episodio es consecuencia de todo esto. Varsavsky le hago una pregunta final, que usted conozca, ¿tiene alguna citación judicial para declarar por parte de autoridades judiciales argentinas?
MV: No, yo no tengo ninguna que yo conozca. Ahora, si me piden que cuente, más o menos, lo mismo que estoy contando aquí en la radio…lo que es, que soy acreedor y que el 19 de noviembre firmé el contrato o si quieren ver la copia del contrato que firmé o si quieren ver lo que sea, yo colaboraré, pero me parece que yo soy una parte bastante tangencial en esto, pero… yo, lo que quiero es que la justicia funcione y que la cosa se aclare, para que la gran mayoría de la gente que no tiene nada que ver en esto, pueda seguir siguiendo sus vidas y que sus hijos le pregunten a su papá…papá, ¿qué dicen?, y que el hijo se quede tranquilo, que su papá es un señor honesto que va a trabajar todos los días, o su mamá. Me parece que no se puede desprestigiar a tanta gente por una cosa así. Por eso decidí, hoy, hablar en los medios y estoy hablando aquí, porque creo que es muy triste… la justicia no puede ser ni la justicia de los medios, ni la justicia de la política… tiene que ser la justicia de la justicia.
NC: Sin duda y es lo que nosotros estamos buscando en un país, que tiene un problema con esto. Varsavsky, yo le agradezco mucho este contacto con La Red. Nos interesaba su testimonio. Le digo algo, no lo tome como consejo, sí como un pensamiento en voz alta… fíjese bien, la próxima vez, a quién le presta plata ¿si?
MV: Bueno, es que no creo que vaya a haber una próxima vez en la Argentina realmente. Después de los líos que tuve con Educ.ar y con esto, yo creo que me dedicaré a lo que sé hacer, que es hacer empresas de tecnología en Europa y en Estados Unidos y efectivamente (…)
NC: Sin duda. Ahora, yo con ese mismo razonamiento le voy a decir algo, también…también me parece injusto, seguramente hay argentinos honestos que quieren hacer cosas. Lamentablemente se acercaron a usted, no los mejores. Este es el tema. Gracias Varsavsky.
MV: De nada. Hasta luego.
NC: Buen día para usted. Martin Varsavsky, un empresario argentino. El le prestó, entonces a Southern Winds, en principio eran 6 millones 300 mil dólares, le prestó 4 millones 700 más o menos… Juan Maggio, es un dato muy importante este que da… atención con esto, fue y concretó esto el 19 de noviembre… ya habían pasado 2 meses del episodio y el presidente de Southern Winds a Varsavsky, según dice Varsavsky, no le dijo nada.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

graciela bonta en Agosto 5, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets