Reproducción de la entrevista con el periodista Román Lejtam para el programa de Radio Aspen, Cambio de Aire, el 22 de febrero de 2005.

8:16 am

Román Lejtman (RL): Se conoció el caso de las valijas voladoras, el tráfico de estupefacientes prohibidos, desde Buenos Aires a Barajas, a través de la empresa Southern Winds. No sólo se mencionaba como accionistas de esta empresa a los hermanos Maggio, sino también a un empresario argentino que debió exiliarse cuando comenzaron los asesinatos y las muertes durante la dictadura militar, que se llama Martin Varsavsky. Inmediatamente lo vincularon a la empresa y dijeron que era accionista. Luego la información, en parte, se rectificó y me parece que hoy es un buen momento para hablar con él porque hay algunas cosas que preguntar y otras que aclarar y creo que teniendo ya la información que todos tenemos, es interesante escuchar sus opiniones. Martin Varsavsky, buen día. Te saluda Román Lejtman.
Martin Varsavsky (MV): Hola, buenos días a todos.
RL: Martin ¿Cómo te relacionaste con los hermanos Maggio?, ¿Cómo surgió esa relación, dónde apareció?
MV: Mirá, la primera vez que conocí a Juan Maggio fue totalmente por casualidad. Estaba en José Ignacio de vacaciones y estaba andando en la camioneta por la playa y me quedé empantanado y estaba solo. No había nadie, era tarde, la tardecita y, de repente, aparece Juan Maggio con otro amigo. Yo no sabía quién era. Me empujan, me sacan de ahí y después se presenta. Me dice quién es, yo le digo quién era y los dos habíamos escuchado hablar el uno del otro. Y así lo conocí, ¿no? Y después, bueno… yo soy de usar mucho correo electrónico y me empezaron a llegar unos mails el año pasado, de que él me contactó por mail, digamos Juan, y empezamos a… me contó la historia de Southern Winds, me contó que era una aerolínea sobreviviente de la situación del monopolio de Aerolíneas Argentinas. Se sabía, con 800 millones de dólares de subsidio, había eliminado a toda la competencia y se había quedado monopólico y quedaba, Southern Winds, como el reducto de Asterix… no sé si ese tema es argentino, si lo conocen… y la historia me pareció interesante, porque yo he hecho mi carrera luchando contra monopolios… en España contra Telefónica y en Estados Unidos contra AT&T, y las cosas que hice… y entonces me dijo si no le daría una oportunidad a la aerolínea, para que creciera y, si no le podía financiar la incorporación de nuevos aviones, de Jumbos. Y yo…
RL: ¿Todo eso a través de mails o después se encontraron en algún lugar mundo?
MV: No… primero mails y después vino a verme a España ¿no?, y me presentó su plan de negocios y sus perspectivas. Efectivamente las perspectivas eran buenas. Tal es así que los aviones iban y van llenos todavía y hay mucho tráfico y mucha gente que quiere ir entre Argentina y España.
RL: ¿En qué año te convenció?, ¿Qué año era ese, Martin?
MV: No, el año pasado. Esto era tipo el verano… bueno, verano nuestro… el invierno argentino pasado ¿no?
RL: O sea… ¿en julio del año pasado?
MV: Si… algo de junio, julio, digamos… Empezó, empezaron los mails, después vino, después negociamos esta financiación de 6,3 millones de dólares que yo hice y se firmó el contrato del 19 de noviembre y entonces ahí queda claro que yo financiaba los aviones…
RL: ¿Vos no sos accionista de la empresa?
MV: No. Yo no tengo ninguna acción, ni tampoco soy ejecutivo, ni nada. Soy prestamista, ¿no? Le presté… es un contrato a 12 años. Donde hay una retribución fija, por poner aviones y una variable referible a cuán llenos van los aviones, y se hizo una campaña publicitaria, en España, con Carlitos Gardel y toda una cosa de volver. También con el inmigrante, para que vuelva a la Argentina. Southern Winds, sacó una tarifa sólo ida, que en general las aerolíneas te cobran ida y vuelta, aunque quieras hacer sólo ida te cobran muy caro. Y todo iba bien, hasta que de repente, hace una semana, sale en los diarios esto de que habían transportado 60 kilos de cocaína…
RL: Ahora, Martin… antes que eso, me gustaría hacerte un par de preguntas más, para después sí llegar a la noticia terrible ¿no?… ¿Tu negocio es que vos prestas la plata para adquirir los aviones y, no sólo te empiezan a devolver la plata a una tasa, sino que tenés un beneficio si aumenta la cantidad de pasaje?
MV: Si. Tengo una compensación que depende de un fijo, que aunque los aviones vayan vacíos me lo tienen que pagar y después un variable que depende de ¿Cuánta gente va en los aviones?
RL: Pero… no es que te daban acciones, a cambio preferido, ni nada de eso…
MV: No, no… las acciones son de Juan Maggio y de Eurnekian, que son los dueños de la empresa. Juan Maggio tiene el 70 y Eurnekian el 30…
RL: ¿Vos estás en condiciones de confirmar que ese 30 por ciento, Eurnekian lo tiene a través de esa empresa que montó en Italia, llamada Volare…
MV: No… y además te digo una cosa, porque es para aclarar ¿no?… Yo traté sólo con Juan Maggio, nunca lo conocí ni lo vi a Eurnekian. Yo traté con Juan Maggio. Leí en los diarios que Eurnekian hizo una inversión, Volare, en la que perdió mucha plata y sé que el mercado aeronáutico italiano es dificilísimo y que a Alitalia le va muy mal, y que a Volare le fue mal. Nada más.
RL: Vos sabes que, digamos, por la información que yo tengo, y conté acá, y te pido que si hay que rectificarla, rectifiquémosla, porque lo importante es la información. No si uno tiene una noticia o no, pero vos sabes que Christian Maggio hace su autodenuncia el 5 de octubre. Eso ya estaba en los tribunales el 5 de octubre. Toda la información de Interpol y la Guardia Civil Española está llegando acá hacia fines de octubre también. Y vos firmaste el acuerdo por los 6 millones 300 mil dólares que ibas a prestar, ¿el 19 de noviembre? O sea que la familia Maggio ya sabía de la denuncia, porque ellos se habían presentado en los tribunales. Ya sabían que se habían encontrado las 4 valijas con los 60 kilos de cocaína.. La pregunta es por qué no te avisan, ¿no?
MV: Bueno, ellos me dijeron a mí que es porque tenia un secreto de sumario y no lo podían contar ¿no?, eso es lo que ellos me dijeron a mí. Yo estaba muy mal, cuando me enteré que esto había pasado.
RL: ¿Vos conociste la noticia por los diarios y después los llamaste por teléfono o les pediste una reunión en algún lugar del planeta?
MV: No… lo llamé por teléfono y hablé con Juan, y Juan me dijo que tenia secreto de sumario y también… yo en ese momento dije… yo ya había prestado 4 de los 6,3 millones de dólares, hasta el domingo pasado. Entonces, ahora estoy como a la expectativa de ver qué hago, si tengo que desembolsar los 6,3… digamos, yo creo que una cosa es… hasta el domingo pasado yo no sabia nada. Ahora sé… ahora bien, bien qué sé… no sé.
RL: (Risas) Martin, quedate tranquilo que nadie sabe bien, bien qué sabemos, eh…
MV: Si… no, gracias. Yo tampoco… Es decir, es difícil explicar porque uno dice bueno… ahora sé, pero yo lo que veo es que hay una situación en la que la justicia está avanzando ¿no? Entonces yo digo bueno… esperemos a ver qué pasa, eso es lo que le dije a mi gente. Esperemos a ver qué pasa… por un lado yo tengo una enorme simpatía por todos los empleados de Southern Winds y por toda la gente que está, incluso por la gente de la Fuerza Aérea. Es decir, yo… en el sentido de que me cuesta creer, por lo menos, realmente lo digo así… me cuesta creer, sin tener datos fehacientes, que en una situación en la que estaban miles de personas, en Southern Winds, en la Fuerza Aérea. Me cuesta creer que miles de personas…
RL: No, es que esa gente paga porque está en esas corporaciones o esas empresas. No toda la Fuerza Aérea se dedica al narcotráfico, ni tampoco los empleados de Southern Winds. No todos.
MV: Es más, yo te diría lo que yo pienso. Y pienso que son muy pocos y que hay un problema en el trato de todo esto, porque la justicia y los procesos judiciales tienen que ver con distinguir a los culpables de los inocentes y yo creo que ha habido una… no sé, a mí me da pena directamente… cuando pienso en las familias de los tipos que trabajan, los hombres y mujeres que trabajan en todos estos lugares y que ahora se ven metidos en una cosa, donde no sé… serán cinco, diez, quince, veinte criminales, pero no son miles. Le están afectando la vida a un montón de gente inocente.
RL: Martin, yo coincido en ese punto. Ahora, dejame volver para atrás un paso… Si a vos te dicen… invertí plata en un negocio y el que encabeza el negocio te miente, ¿ahí se termina el afecto sociætatis? O sea, ¿te hicieron poner la plata en una empresa acusada de transportar cocaína?… digamos, ahí el móvil por el cual te mienten y no te dan informaciones, que querían proteger la empresa, que están involucrados, que se querían apropiar de tu dinero… para vos, ¿cuál es la lectura, desde allí, desde Madrid…?
MV: No, yo prefiero, te digo… primero, por supuesto que estoy muy…
RL: ¿Caliente?
MV: … afectado por no haber sabido esto y claramente… si yo hubiera sabido esto, no les hubiera prestado la plata. Eso que quede claro. Ahora, por qué lo hicieron, no sé, porque yo lo que si sé es que yo hice averiguaciones antes de prestar la plata. Le pregunté a mucha gente sobre Juan Maggio y todo lo que me dijeron a mí, en ese momento… es que era un emprendedor, que hace nueve años que luchaba contra Aerolíneas Argentinas para establecer su empresa, que había tenido Canadians y la tuvo que devolver, que volvió a invertir todos sus ahorros en Southern Winds para salir adelante, digamos… yo hice una investigación y no me enteré de nada malo sobre Juan Maggio. Entonces… ni sobre Juan Maggio, ni sobre Southern Winds, entonces, el tema de que transportaran cocaína es grave. Ahora, en España, el año pasado incautaron 11 mil kilos de cocaína. Las autoridades argentinas dicen que salieron 2 mil kilos de cocaína, probablemente de la Argentina. Yo, creo que todo este tema del tráfico de drogas es un tema gravísimo, general ¿no?, pero en España la actitud que tiene la gente es luchar contra el narcotráfico y el crimen constantemente, pero tratando de separar a los culpable de los inocentes. Las drogas se encontraron en Barajas, se hizo una investigación, se arrestaron a 2 personas, se cerró el caso… es un tema muy complejo. Yo prefiero no especular. Claramente me fastidió a mí, y mucho, que no me hubieran contado. Eso sí te lo puedo decir. Dejé de financiar, hasta que me entere un poco qué pasa, ¿no?, eso también, pero…
RL: Ahora, el Gobierno, el presidente Kirchner y su gabinete, se está planteando que a raíz de esto le va a quitar el subsidio a Southern Winds y que seguramente se van a licitar las rutas que tiene Southern Winds ¿A vos te parece una buena decisión política esto?
MV: A mí lo que me parece… no sé… ¿Cómo decir?, yo creo en la división de los poderes… Ejecutivo, Judicial, Legislativo. No creo ni en la justicia de los medios, ni creo en la justicia del Poder Ejecutivo, digamos. Yo sé que mucha gente dice que tampoco funciona la justicia del Poder Judicial, pero bueno… hay que empezar por algún lado ¿no?
RL: Totalmente.
MV: Si, yo estuviera en el Gobierno, yo esperaría. La justicia es algo que en todos los países, lleva tiempo. A veces en la Argentina lleva mucho tiempo, pero estamos hablando de algo que aquí se está investigando meses, no años ¿no? Entonces, yo esperaría. Eso es lo primero que haría, porque antes de que miles de trabajadores se queden en la calle, antes de… no sé ¿Cómo decir?, a mí me parece que todo el mundo… si, una de las razones porque a la Argentina a veces le va mal, es porque… la gente no hace nada, hasta que de repente quiere arreglar todo el país en un día ¿no? Y, ni una cosa está bien, ni la otra. La negligencia con la que incurrió todo esto, criminalidad, es horrible. Pero también puede ser una injusticia dejar a… ya está toda la gente de Lafsa con subsidio y sin poder volar. Mi simpatía está con los pilotos, el personal de tierra, las azafatas, los mecánicos y toda la gente… los pasajeros. Es decir, hay que pensar en todos ellos también, no sé cómo decir.
RL: Para vos lo que habría que hacer, a ver si interpreto lo que me estás contando… para vos lo que habría que hacer es… esperar un fallo judicial a ver quién es el responsable, pero no como consecuencia del tráfico de drogas, desmantelar la empresa.
MV: A mí me parece que la decisión debe ser tomada por la justicia. Si la justicia encuentra culpable a quien sea que sea culpable, que lo procese y que lo encarcele y que se cumpla lo que diga la justicia. Eso es lo que me parece a mí. No me parece que tiene que haber justicia por parte del Poder Ejecutivo, ni que tiene que haber justicia por parte de los medios, ni que tiene que haber justicia de linchamiento. Me parece que, para eso existen los jueces y que así funcionan las cosas en Estados Unidos y en España, donde yo he vivido.
RL: Te hago la última pregunta, Martin. ¿Vos cerrarías la empresa por este caso?
MV: No. Es decir, a mí me parece que dejar a todo el mundo en la calle por una cosa así… cuando se llevan dos mil kilos de droga por año que salían de Ezeiza. Yo no cerraría… a mí me parece que todo el mundo está sobre-reaccionando. Que habría que dejar que avance la justicia. A mí me parece que los once brigadieres esos o no sé cuántos, y toda la Fuerza Aérea y toda la Policía Aeronáutica, como digo… no puedo creer que todos ellos estén implicados, ni que todos los empleados de Southern Winds estén implicados. Mirá… me parece que están cayendo muchísimos inocentes, por pocos culpables. Y que los culpables deben estar, probablemente, encantados de que ya quede como que… el que no afana es un gil. Como que cree quede que… todos son culpables. A mí me parece que lo que hay que hacer es separar la paja del trigo y hay mucho trigo. Es decir, hay muchas cosas buenas. No se puede destruir todo por una cosa mala. Hubo una cosa mala, sin duda, muy mala… pero no es suficiente para atacar a todos los demás que trabajan honestamente todos los días de su vida.
RL: ¿Te da la impresión de que los Maggio están involucrados en el caso o que están pagando o que estás pagado vos?
MV: No. Yo tengo… es muy difícil de decir, porque uno es… ¿No te contaron qué pasaba esto? Y es lo que vos estas diciendo. Yo creo que Juan Maggio es un emprendedor, que adora su aerolínea y la quiere sacar adelante y me sorprendería enormemente… me sorprendería, no sé, porque ya me han sorprendido tantas cosas que ya no sé qué decir, pero… claro que yo estoy enojado con él porque no me contó y, si me hubiera contado, no me hubiera tenido de prestamista, pero… no sé. Yo hoy veo, en Juan Maggio, una persona que está tratando se sacar adelante su aerolínea que ama. Las únicas veces que lo vi a Juan Maggio no habló de otra cosa que de aviones, aviones, aviones… es lo único que le interesa en la vida.
RL: ¿Te quería enganchar con los 6 palos 300?, ¿De qué te va a hablar, del Paseo de la Castellana y el Café Gijón?
MV: Entiendo tu comentario, pero te digo…yo no sé. Yo lo que sí sé, es que hay mucho trabajo y muchos pasajeros… que todos los pasajeros tienen que seguir volando. La aeronáutica argentina está destrozada, las líneas aéreas extranjeras dominan el panorama argentino de una manera que no pasa en otros países… pilotos en la calle, mecánicos en la calle, azafatas en la calle. A mí cuando me vinieron a presentar esto, yo dije… por cada Jumbo le dábamos trabajo a 150 personas. Yo veía una oportunidad para sacar el sector aeronáutico argentino para arriba y además yo soy piloto, entre paréntesis, y me encanta el tema de volar. A mí me ilusionaba esto y ahora estoy, sin duda, desilusionado y muy afligido… no sé, yo pienso en toda esa gente y digo… no puede ser que ahora… están los de Lafsa en la calle… ¿y ahora qué? ¿se van a quedar los de Southern Winds en la calle?, no puede ser. Argentina tiene que encontrar una manera de separar los culpables de los inocentes y los inocentes, los argentinos buenos son una enorme mayoría de los argentinos.
RL: Totalmente de acuerdo. Martin Varsavsky, gracias por la nota.
MV: No, no. Gracias a ustedes. Hasta luego.
RL: Hasta luego.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets