Hoy, Leo (5 años) no quería el iPad durante el camino en coche al colegio. Antes solía llorar si no lo conseguía. Leo es el cuarto de mis cinco hijos.

Hay que tener en cuenta el peligro que supone decirle a un niño que no puede hacer algo que le encanta: va a querer hacerlo aun más.

En términos de valoración, el mero hecho de no darle permiso aumenta el valor que el niño le da a esa actividad. Por esto, como padre, tengo una estrategia comprensiblemente cuestionada pero muy distinta: Mi teoría es que si siempre pueden hacerlo, los niños aprenden a autorregularse y decir que no por sí mismos. Al final, ese acceso sin restricción lleva a un autocontrol a través de la saciedad o del propio aburrimiento, especialmente después de pasar la fase adictiva a esa actividad o juguete que quieren incesantemente. Por mi experiencia, la adicción suele ser, en general, a ver la televisión, a comprar juguetes o a jugar a la videoconsola.

Por supuesto, esta estrategia parental necesita mucha sangre fría por parte de los padres para soportar que los niños hagan esas actividades que normalmente no querrían que hicieran. Es duro esperar hasta que los niños por si mismos se den cuenta de que lo bueno, demasiadas veces, llega a ser aburrido.

Tom (18 años), solía estar enganchado a ir a la tienda de juguetes y jugar con todo. Y muchas veces cumplía con sus deseos. Con el tiempo, por excederse, se aburrió de este consumismo infantil y de estar delante de las pantallas. Como resultado, ahora que tiene 18 años no quiere nada, ni siquiera regalos de cumpleaños. Y eso es lo que quería. Es un chico ahorrador y odia el consumismo compulsivo. De hecho, ahora me critica constantemente por consumir demasiado, por ejemplo por mi adicción a las bicicletas. Tom dedica todo su tiempo a su novia, sus amigas, oír música, estudiar y todo lo que para él es divertido. A los 14 años estaba enganchado a los videojuegos pero ahora a los 18 no hace ninguna actividad que pueda ser considerada como adictiva. Esa estrategia funcionó con él.

Termino comentando el caso de mis tres hijas: creo que ellas son más sociales, menos adictas a los juguetes y menos propensas a pasar horas interminables delante de una pantalla. Parece ser que los chicos son más propensos a las actividades que generan adicción y quizá decir “no” podría no ser la solución al problema.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

luis fernandogarcAa Alvarez en septiembre 12, 2012  · 

Hola!
Yo no tengo tan claro la relación causa/efecto que tendemos a asignar los que somos “de ciencias” a este tipo de casos; o a que podamos modelar hasta ese punto el comportamiento de los hijos. Cuentan mucho el entorno, los amigos, y la genética. Demasiado.
Siempre pienso que los hijos son como esa gota de condensación que se desliza hacia abajo en un cristal y solo podemos soplarla para que se mueva un poco hacia la izquierda o la derecha, pero seguirá su camino hacia abajo…
Mis hijos tienen 14 y 11, ya veremos.

Un saludo.

AlbertodeFco en septiembre 12, 2012  · 

Tu estrategia funciona si y solo si el niño tiene alternativas a ese consumo compulsivo.

virkoffvir en septiembre 13, 2012  · 

hola,me alegra que te haiga funcionado esa estrategia,yo tengo un niño de casi 5 años bastante rebelde pra algunas cosas y bueno para otras,y lo que he aprendido que con los niños no valen las recetas lo que funcionan son los trajes a medida eso puede ser porque los padres tampoco somos todos iguales por eso no a todos nos funcionan las mismas cosas.
Al mio le encanta la tele,los dibujos animados para ser concretos,y el sabe que dibujos puede ver y cuales no ,pero si le castigo(se queda sin la recompensa de ver la tele)sin tele primero se enfada pero luego se pone a jugar con sus juguetes como si nada hubiese pasado,el problema esta y hay si que has acertado en que tengan otras cosas que le diviertan mas que sean mas beneficiosas para ellos
En cuanto al ipad y consumismo decir que los niños son “animales de repeticion” que van a intententar hacer lo que vean que hacen sus padres por eso cuando crecen y se forma su propia personalidad puede que cambien de habitos y forma de pensar

dutyvip en septiembre 13, 2012  · 

Martin, no vas a hacer ninguna nota de lo que estamos viviendo los argentinos los ultimos meses con el Cepo Cambiario?

Sos Argentino, y me gustaria una reflexion tuya, a pesar de que tenes la suerte de no vivir mas aca.

Saludos

http://DutyVip.com

alexmail en septiembre 14, 2012  · 

El rol de los padres es enseñar el equilibrio. A veces con un sí, otras con un no, a veces dejando espacio, otras un poco menos. No es necesario dejar pasar a los hijos por etapas de adicción, sean cuales sean las adicciones,para que se aburran de ellas.Ese proceso no es sano. Enseñar equilibrio es enseñar a disfrutar de lo que va sucediendo a lo largo del proceso de crecimiento, es estar ahí, es escuchar, observar, acompañar, es enseñarles a conocerse, a que se sientan capaces de elegir lo que les gusta o no, lo que les aburre o les divierte. ¿Es necesario pasar mucho tiempo aburriéndose mortalmente, para después poder disfrutar? No. El aprendizaje significativo y positivo no es ese. El aprendizaje es un proceso que se va dando de forma no lineal, con altos, bajos, curvas, mesetas, paradas, velocidad, lentitud, retrocesos, avances. Fíjate cómo explicas lo de tu hijo Tom “ahora que tiene 18 años no quiere nada, ni siquiera regalos de cumpleaños”; eso es un extremo, ahí no hay equilibrio, antes era todo y ahora es nada. En cuanto a tus hijas sus comportamientos son absolutamente comunes, hay miles de chicos que no se pasan horas frente a pantallas, que hacen deporte, salen con amigos, etc…y que para elegir esa vida no necesitaron pasar por el extremo opuesto, hasta aburrirse como ostras. Equilibrio y sentido común, enseñar eso es la función de los padres.

miratvenlared en septiembre 14, 2012  · 

Martin pusiste una vez hace menos de un mes creo un post que animabas a sacar el dinero de España y ponerlo fuera de España. ¿Has mirado lo que los bancoa piden para que puedas hacer eso? Te lo comento por que no es sencillo como saco dinero y lo envio fuera y ya esta: Lo explico para el interes de todos: En el banco hay que tenr seg´n sea el banco donde uno tiene su cuenta abierta unos 50.000 euros y para poner un solo euro fuera de España no es sencillo segun el banco hay que ingresar nada menos que la escalofriante cifra de 200.000 euros, dime a mi como lector tuyo y los demas como un empresario como tu no explico esas cosas sino directamente pusiste de sacar dinero del pais y ponerlo fuera que se hace tranquilamente, te lo agradecer, ya que como eres un empresario parece ser de prestigiio, o eso das a entender a la vista de tofos, que no digo esto en forma de criticarte ni mucho menos. Muchas gracias solo eso,quiero tu opinión.

sc_824d8200f27c97fb9c8c91a02485d2c0 en septiembre 14, 2012  · 

Martin ese sistema de consentirlo todo para que se saturen puede ser valido como excepcion y para casos escasos.La educacion precisamente consiste
en lo contrario en decir que no.Y uno d elos problemas que tenemos en España es que esta generacion ha sido demasiado permisiva y ha dado
a los niños todo lo que querian.

Si se fija una hora para comer no hay que tolerar que no se este alli.Si tratan mal a la asistenta hay que reprobarlo muy seraimente.Si se viene a casa
con sintomas de botellon hay que tomar medidas,si se supende por vagancia hay que exigir trabajo o estudio.Lo comodo es dejar que hagan lo que les parezca.
No hay que olvidar que el hombre es un animal de costumbre y conseguir en el habitos buenos es esencial.Los habitos malos pueden degenerar en
vicios y vagancias.

No hay que dejar a los niños que no hagan nada o esten mano sobre mano mucho tiempo y sinembargo esa sera su tendencia.porque la ley del minimo esfuerzo la llevamos en los genes.Y el esforzarse es un habito que hay conseguir precisamente luchando contra nuestras tendencias.

Creo que este articulo es de los mas flojos que le he leido en el blog.Claro que hay chicos tan capaces
que susperan por si mismo una educacion permisiva .Si es este su caso le felicito.Pero eso no es lo normal desgraciadamente.

Tambien es cierto que decir no es muy poco agradecido y hay que haecerlo sin brutalidad y con cariño.Pero precisamente lo comodo es decir que si a todo y asi vemos hoy los desatres familiares que
ha producido esa teoria tan amable en España.

marianomarcos en septiembre 14, 2012  · 

“El camino del exceso conduce al Palacio de la sabiduría” (William Blake)
Siempre que no te mate antes.

tejedor1967 en septiembre 15, 2012  · 

Martin,

Le veo dos problemas a lo que planteas. Por un lado en el caso del consumismo tienes que tener el dinero suficiente para que se canse que gastar, ¿cierto? Aunque me hubiese gustado que alguien le hubiese hecho eso a mi mujer con los zapatos.

El segundo problema es que creo que el sistema adolece de la carencia más importante que tienen (¿tenemos?) los padres ahora, no sabemos imponer disciplina. ¿Por qué suena mal eso? No es pegar a los críos, pero si yo a mi hija (de 10 años) la he acostumbrado desde pequeña que NO significa NO. ¿Qué me ha costado? Lloros. Nadie ha muerto por llorar y nadie a muerto por escuchar media hora de berreos de un crío.

No se, mis hijos no son mis amigos, mis hijos son mis hijos y procuro tratarles como un padre. Al igual que tratar a tus amigos con paternalismo no es buena idea, creo que tratar a los hijos con ¿amiguismo? ¿compadreo? (dilo como quieras) tampoco parece buena idea.

Vivimos, al menos en España que es lo que conozco, en una época de “buen rollismo” con los hijos que la estamos pagando en la falta de respeto a los maestros, a los mayores y a los propios padres.

Yo siempre he recetado media docenita o una docenita de NOes al día como buena terapia educativa.

Puedo estar equivocado, pero es lo que hicieron conmigo y no salí traumatizado.

maximilianoskowron en septiembre 16, 2012  · 

Estimado Martín, a continuación un pequeño texto que escribí ésta semana que tiene puntos en común con tu post. Saludos.

Muchas veces los padres evitan hablar con sus hijos ciertos temas que para estos últimos son importantes o necesarios para calmar algun tipo de angustia.

En el libro “El mapa y el territorio” de Michel Houellebecq, el padre evita hablar con su hijo sobre el suicidio de su madre. El niño está lleno de preguntas, de culpa (sin tenerla por supuesto), pero el padre, en una actitud egoísta de no querer pasar por un momento de dolor, evita el tema.

¿Hasta donde debe llegar nuestra generosidad como padres? Siglos atrás se trataba de proveer lo material, o mal-promover ciertos valores. Digo mal-promover porque es más común el discurso sobre la ética que su ejercicio, y que los niños aprenden con el ejemplo no es algo que voy a descubrir yo.

Volviendo a la pregunta, y reformulandola: ¿Cómo podemos activamente ejercer la total falta de ego (ismo, centrísmo) frente a nuestros hijos? Desde un acercamiento psicoanalítico, decididamente hay fuerzas internas (inconciente) contra las que deberemos luchar. Freud sostiene que el síntoma, que es la materialización de la neurosis (del problema bah..), es el comienzo de la cura, porque el síntoma en sí nos denuncia frente a nosotros mismos.

En el ejemplo del libro, la culpa del padre (y algún tipo de ansiedad o conducta nerviosa posterior) ante su silencio frente al pedido del hijo, puede ser el síntoma que le indica que debe accionar, que debe hablarle.

Por eso en esta noche de viernes, propongo celebrar nuestros síntomas, nuestros malestares, nuestras dudas, nuestros miedos, nuestros raptus. Porque son ellos quienes nos están diciendo que “algo importante está frente a nosotros”.

Un deseo, un desafío, un amor, una decisión, o simplemente alguien, que si bien todavía no tiene el don del habla para pedirnoslo, quiere desesperadamente que nos convirtamos por un momento en cantantes, y esbocemos las primeras estrofas de Manuelita, para poder quedarse dormido.

alexmail en septiembre 17, 2012  · 

Una frase que tiene mucho sentido y un gran mensaje de un hombre, Emilio Calatayud, Juez de Menores que, como tal, ha visto de todo en niños y en sus padres-madres: “Si los padres nos hacemos amigos de nuestros hijos, ellos se quedan huérfanos”.

dutyvip en septiembre 28, 2012  · 

Gracias Martin por la nota en Infobae!

Estaba preocupado que no hablaras del tema de Argentina, y hace falta voces de Empresarios o personas que representan a muchos.

Atte.

Guillermo
http://dutyvip.com

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets