Estoy en París, donde cada noche y desde hace 9 noches, gente descontenta sale a quemarle el coche a su vecino como forma de protesta. Ayer en Argentina ocurrió lo mismo. Gente insatisfecha con la política de Bush salió a destrozar la hermosa ciudad de Mar del Plata. Entiendo la insatisfacción, pero no entiendo esta forma autodestructiva de protesta. Pienso en el pobre tío que ahorró toda su vida y está llorando al lado de su coche quemado, o de su casa o tienda destrozada, mientras Bush se vuelve a su casa cómodamente en el Air Force One.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

David en noviembre 5, 2005  · 

Oscar en noviembre 5, 2005  · 

Carlos F.Fuente en noviembre 5, 2005  · 

MasterJ en noviembre 5, 2005  · 

Salva G. en noviembre 6, 2005  · 

Mario en noviembre 6, 2005  · 

Anónimo en noviembre 6, 2005  · 

Marcio en noviembre 7, 2005  · 

Nestor en noviembre 7, 2005  · 

Juan E. Drault en noviembre 7, 2005  · 

Nicolas Paulovsky en noviembre 13, 2005  · 

cacho corrales en noviembre 14, 2005  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets