Los que me conocen bien saben que dejé de leer libros. Mi esposa me trata como a un marido que aumentó 15kg y que hay que conseguir que haga deporte. “Tienes que leer”, me dice repetidas veces mientras se devora su novela semanal. Pero yo nada. Inclusive en la cama un domingo por la mañana, ella lee su libro y yo…..con mi portátil.

Mi lectura ocurre en internet. Los libros ya han casi desaparecido de mi vida. ¿Qué me pasó con los libros? Algo parecido que con la televisión, periódicos, y revistas. Simplemente que Internet ocupó su espacio. En una época era un gran lector y tengo una cantidad enorme de libros en mi casa, pero en los últimos años debo haber empezado 50 libros y terminado 5. Aún compro libros y sin duda recibo muchos de regalo, ya sea de sus autores o por amigos (aunque los más íntimos saben que hay una baja probabilidad que los empiece y aún más baja que los termine pero a veces siguen probando).

Mis problemas con los libros son varios. Primero el tema de la velocidad. Ya he escrito en otras ocasiones que la lectura en si es una forma muy, pero muy lenta de transmitir información. Creo que es hora de que desarrollemos un idioma más pictográfico que combine videos, sonido y texto y no sólo texto, especialmente para libros de divulgación donde la escritura no es un arte. Y esto es lo que hace internet. Una novela requiere unas 30 horas de mi tiempo y con mis 3 hijos y el cuarto que llega en cualquier momento, una empresa, dos fundaciones, este blog, el ciclismo y mis otras empresas en internet o en sectores tan dispares como moda (Sybilla) o parques eólicos, francamente no tengo tiempo para dedicarle 30 horas, por ejemplo, a…. Martin Amis, de quien me despedí hace unos 5 años.

La mayoría de mis lectores aún no tienen hijos, pero los hijos requieren mucha antención y yo, cuando no estoy en internet o trabajando, estoy con ellos, o con mi esposa, o con mis amigos ¿30 horas para Nick Hornby, David Sidaris? ¡No las tengo!

Otro problema que tengo con los libros es que no soy capaz de leer sin responder o comentar y nada mejor que responder o comentar en internet. Cuando era estudiante anotaba mis libros. Lo que me gusta de mi biblioteca es elegir a veces un viejo libro y ver las cosas que escribía cuando lo leía. Más que el libro en si, son los recuerdos del diálogo que tuve con ese libro. Yo leía un libro como si fuera un blog antes de que hubiera blogs. No podía tener la actitud pacífica de leer sin comentar. Cuando me decían que “arruinaba el libro”, me reía. ¡No! pensaba yo, yo charlo con el autor, así leo. Pero ahora con internet el autor me responde de verdad.

Internet es como ese perro al que siempre le hablábamos esperando que nos entendiera y que un día realmente nos respondió. Además internet me deja divagar, que me encanta, y lo que me pasa con los libros es que termino yendo de un libro…de vuelta a la red. Por ejemplo, estoy en la página 42 y leo un párrafo que me llama la antención, que me inquieta, con el que discrepo y enseguida voy a internet a ver qué dice la gente, a ver si los hechos son como el libro los plantea, y lamentablemente muchas veces no vuelvo al libro. Sigo paseando por el camino de las libres asociaciones enlazadas hacia una idea que me atrapa, que termino blogueando. Y la novela queda abandonada.

¿Por qué un libro tiene que tener 300 páginas? Borges es uno de mis favoritos, entre otras cosas por su formato. Sus cuentos están cargados de emoción y significado en pocas páginas. Su formato es perfecto para gente que sufre de una especie de ADD (attention deficit disorder) como yo. Además, Borges era totalmente internet, antes de internet, enlazaba sus historias de las maneras más inesperadas. ¿Pero dónde están los Borges ahora? ¿De dónde saca tiempo mi amigo Miguel Salís, también padre y emprendedor (pero no bloguero), para leer A Suitable Boy de más de 1000 páginas? ¿Soy el único que pagaría lo mismo por 50 páginas que 300?

A mi lo que me pasó con el tema de la lectura es que en cada momento tengo dos opciones, leer o escribir, y en general, como ahora mismo, prefiero escribir. Y si tengo que leer, los libros pierden cuando la opción es dedicarle 30 horas a un autor o dedicarle las mismas 30 horas a ver qué descubrieron Eduardo Arcos, o Alvy, o Enrique Dans, o Ricardo Galli, Mariano de Uberbin, o Genbeta, o qué eligió la comunidad Menéame, o en inglés a Digg, Boing Boing, Joichi Ito, Scobleizer, John Batelle, Endgagdet, Shlashdot, Techcrunch, el International Herald Tribune, el New York Times. Y ni hablar del placer que me da recorrer la red de enlace a enlace, saltando de rama en rama, disfrutando que el recorrido no es solo texto, sino que tiene fotos, videos, música.

¿Volveré a dedicarle 30 horas una novela alguna vez en mi vida? No lo sé, pero últimamente si leo un libro prefiero por ejemplo “The Brief History of Nearly Everything”, de Bill Bryson (que si terminé), porque me entero de muchas más cosas que la novela que empecé a leer y dejé hace poco del chico de 9 años, cuyo padre muere en el Wall Trade Center, y que empezó genial, pero por la página 150 perdí interés.

¿Soy el único que piensa que los autores de libros están pidiendo de nosotros un esfuerzo de atención excepcional a su trabajo? Para mi las novelas son como el psicoanálisis. Se que si el autor es bueno, es una gran experiencia, pero requieren tanto tiempo para llegar a disfrutarlas, que al final prefiero las terapias más cortas y puntuales. Vivan los ensayos, los cuentos y las poesías. Con ellos puedo, con las novelas y largos libros de divulgación…no.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Angel en Noviembre 3, 2006  · 

XL en Noviembre 3, 2006  · 

Daniel en Noviembre 3, 2006  · 

Nat en Noviembre 3, 2006  · 

Jorge Gordo en Noviembre 3, 2006  · 

manu_drac en Noviembre 3, 2006  · 

Alex en Noviembre 3, 2006  · 

vito gonzaga en Noviembre 3, 2006  · 

Sebas en Noviembre 3, 2006  · 

Nati S en Noviembre 3, 2006  · 

peterwhite en Noviembre 3, 2006  · 

SPP en Noviembre 3, 2006  · 

German DZ en Noviembre 3, 2006  · 

Mariano Marcos en Noviembre 3, 2006  · 

J.A. en Noviembre 3, 2006  · 

Martin Varsavsky en Noviembre 3, 2006  · 

Martin Varsavsky en Noviembre 3, 2006  · 

wadoska en Noviembre 3, 2006  · 

alex en Noviembre 3, 2006  · 

AP en Noviembre 3, 2006  · 

Juan Navidad en Noviembre 3, 2006  · 

X en Noviembre 3, 2006  · 

Antonio en Noviembre 3, 2006  · 

Mariano en Noviembre 3, 2006  · 

Marcelo en Noviembre 3, 2006  · 

David F. en Noviembre 3, 2006  · 

Vita en Noviembre 3, 2006  · 

Andreu en Noviembre 3, 2006  · 

Vita en Noviembre 4, 2006  · 

José Joaquín en Noviembre 4, 2006  · 

Andreu en Noviembre 4, 2006  · 

Alberto en Noviembre 4, 2006  · 

X en Noviembre 4, 2006  · 

Milton! en Noviembre 4, 2006  · 

Anónimo en Noviembre 4, 2006  · 

Mariano en Noviembre 4, 2006  · 

Juan Navidad en Noviembre 4, 2006  · 

Santos en Noviembre 4, 2006  · 

Avern0s en Noviembre 5, 2006  · 

Sergio Alvaré en Noviembre 5, 2006  · 

Marcelo Levit en Noviembre 5, 2006  · 

Martin Varsavsky en Noviembre 5, 2006  · 

Martin Varsavsky en Noviembre 5, 2006  · 

Ceelu en Enero 1, 2007  · 

indianala en Febrero 5, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets