No, este no es Farinelli Il Castrato, el mejor cantante de ópera castrado de todos los tiempos sobre el que hicieron esta película. Este es Coco el castrado, Coco nuestro perro. Y si, ahora de vuelta me voy a quejar sobre la nueva sociedad española, y no, no voy a aceptar que me digan que soy un criticón, que si no me gusta España que me vaya, porque este por suerte es un país libre y uno hace lo que se le canta y hasta tu perro hace lo que se le canta….o por lo menos hace lo que se le canta….hasta que le ponen una multa. Me explico.

Cuando mis tres hijos mayores eran chicos tuvimos por 10 años un fantástico Golden Retriever llamado Golden. Y no, no se llamaba Golden porque era un Golden Retriever sino porque Golden es un apellido judío y Golden era judío. Entonces, como ahora, vivíamos en un barrio elegante de Madrid llamado La Moraleja y Golden era conocido no solo por ser el único perro judío del barrio sino porque se paseaba solo. Si, solo. Solo, solo, solo. Salía de casa, se iba a dar una vuelta de un par de horas y volvía a casa. Cuando cruzaba la calle miraba que no viniera ningún coche y nunca tuvo ningún accidente. Aclaremos que por el interior de La Moraleja pasan muy pocos coches, es un barrio de casas con grandes parcelas. Pero no es que nosotros no veíamos el peligro de que Golden se paseara solo. Al principio no queríamos. Pero prevenirlo fue imposible. Por más alambre que poníamos Golden estaba convencido que pasear solo era su derecho al punto que hizo túneles estilo esos que hacen los presos de las películas y siempre logró escaparse por debajo de la alambrada. Golden vivió una gran vida y cuando murió poco tuvo que ver por sus escapadas sino que murió de un triste cancer de perros.

Cuando Leo tenía un año, el año pasado, Nina que conocía la historia del querido Golden que tantos buenos ratos le dio a Alexa, Isa y Tom, decidió que sería una muy buena idea que Leo creciera también acompañado de un Golden Retriever. Y así fué como entró Coco en nuestra vida de la mano de Nina. Pero el tema se complicó porque a Coco le tocó vivir en la nueva España, la España de los ayuntamientos muertos sedientos de dinero. No, Coco no vivió la España de los 90, la España libre, la simpática, la España sin radares, autogestionada, la de aparcar en doble fila, la de los perros circulaban en paz y regresaban a su casa. A Coco le tocó vivir la España 2009 en la que los políticos han decidido que en vez de ser menos y trabajar más, van a seguir con sus cortísimos horarios y en cambio se van a financiar a costa de multas, multas, multas y más multas. Y fué así que cuando Coco demostró tener los mismos instintos que su antecesor Golden y salía por las calles desiertas de La Moraleja a darse su vueltita empezaron a caer las amenazas y las multas. Porque no se si sabes pero ahora te pueden poner multa de hasta 15.000 euros en algunos sitios de España si creen que abandonaste tu perro. ¿Increible no? Sabía que no me ibas a creer y por eso puse el enlace.

En la nueva España se construyen autopistas maravillosas como la M40 que rodea Madrid, de 3 carriles para que luego puedas ir solo a 100km por hora y como el personal va a 120, clink caja cada minuto (a mi me pusieron 9 multas hasta que me salvaron los comentaristas de este blog con el Tom Tom que me alerta donde están los radares). En la vieja España nuestra relación con el gobierno consistía en votar, en la nueva España es votar, e ir a pagar la multa.

Fue entonces, asustados con el tema de los 15 mil euros y con Coco que se escapaba decidimos enviar a Coco a una escuela de adiestramiento canino. De poco sirvió. Al volver se escapaba más que antes, claro, el perro crecía y así su instinto gregario y no soportaba el tema de quedarse en casa. Y eso que Nina le paseaba y le paseaba pero de nada servía. Apenas tenía un rato libre se olvidaba todas las enseñanzas de la escuela canina y a construir su tunel para lograr salir de nuestro jardín. Desesperados consultamos qué se podía hacer con un perro en la nueva España y nos dijeron que había dos soluciones, tenerlo atado todo el día, o castrarlo. Increible, lo que estaba en juego eran los testículos del pobre Coco.

Pero la cosa se puso grave rápidamente. Coco fue detenido en uno de sus paseos y la policía nos advirtió que la próxima nos la daban (la multa digo). Es como si la policía de Alcobendas le estaba poniendo un precio a los testículos de Coco, terrible, estilo la “desición de Sofía”. Testículos versus 15 mil euros o quien sabe qué más. Googlie “multas perros España” y encontré todo tipo de historias pavorosas.

La castración se hizo en Menorca donde tuvimos que enviar a Coco de urgencia ya que tenerlo en La Moraleja ya no era una opción. Fué la semana pasada. Y hoy fue el reencuentro con Coco. La verdad me sentí un traidor. No podía explicarle a Coco como Golden se había dado una gran vida conociendo perras quien sabe donde y volviendo a casa y a el le tocaba ser “Coco Il Castrato”. Además aún tiene una enorme herida ahí mismo donde le operaron que tiene a Nina muy preocupada y cuando ella me habla del tema, me duele a mi.

Ahora mismo mi terapia es olvidar los perdidos testículos de Coco (los cocos de Coco) escribiendo su historia en el blog. También me consuelo con los lectores que van a simpatizar conmigo. Que les da pena la historia de Coco Il Castrato. Que concuerdan con que no todos los perros son iguales. Que una sociedad puede permitir que ciertos perros listos en barrios poco habitados, perros simpáticos que no muerden a nadie, den sus vueltas tranquilos. Especialmente Coco que curiosamente primero hacía sus necesidades en el fondo de nuestro jardín y luego salía a dar su vuelta en busca de compinches.

O quizás me podría consolar pensando que por más humanos que nos parezcan los perros, un humano castrado sabe lo que se pierde pero un perro castrado al no sentir deseo, no sufre el no poder hacer los que los perros de paises menos castradores pueden hacer. Como se ve en las fotos parece bastante contento (en una de las fotos se ve su patita aún afeitada de la intravenosa que le pusieron).

Pero el problema es que ya se que también tendré a los lectores que están encantados con la nueva España, la de las multas más altas que en Suiza. Estos últimos me arruinan la noche. Ya me los imagino contentos con que España sea un país de perros castrados. Contentos de que España no se parezca a mi querida Argentina, país en el que hasta los perros se creen grandes folladores.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

xarop en marzo 8, 2009  · 

Si hay una señal que dice ir a 100 es normal esperar que te multen por ir a mas … aquí si que han cambiado las cosas .. . si lo haces lo pagas pero no pq no estes avsado .. así de simple

Juan en marzo 8, 2009  · 

Martin por favor, no seas demagogo. Los perros tienen prohibido ir suelto básicamente porque se cagan , ensucian, muerden a las personas y molestan. Y como no les pueden poner la multa a ellos, se la ponen a sus dueños, que son los responsables. Asi de fácil.

Y eso de decir que a los perros listos que no muerden ni cagan deberían permitirles salir solos, es como decir que a los hombres listos os deberían dar más derechos. Pues chico, eso se acabó con la Revolución Francesa. Si no te gusta…. te quedan dos cosas, irte a un país donde siga habiendo castas y la ley no sea igual para todos, o quejarte en tu blog 😉

Verena en marzo 8, 2009  · 

Martín, seguramente sabrás que en USA, país al que siempre recurres para tus crónicas comparadas, también se multa a los dueños de los perros que están sueltos(sin su dueño acompañándolos) o que ensucian. Ah! y por cierto, en las carreteras también se multa el exceso de velocidad.

Mariano en marzo 8, 2009  · 

Los españoles desafortundamanente se parecen cada día más a los franceses y a los ingleses.

Antes de sacarle los huevos al perro podrías haber tenido un poco más de consideración por el pobre animal. Yo sé que no sufre, pero….no sé, llevatelo a tu finca de uruguay, a tu finca de Menorca, a cualquier parte, pero los huevos del perro no los toques!!

pep en marzo 8, 2009  · 

Lo veo raro que lo multen si va solo y no está castrado y que no lo multen estando castrado.
Creía que sería por lo de ensuciar y tal pero si sólo se multan los perros castrados no veo que pueda ser esto.

Don Mendo en marzo 8, 2009  · 

!!!!!!! HAS CAPAO AL PERRO!!!!!! ASESINO!!!!!!!!!!!!

Joer tío! Que te cuesta hacer un cercado de 500 metros, en el jardín, con sistemas antifugas tipo Guantánamo. Con una perrita para hacer guarrerías y una perrera con aire acondicionado y calefación radiante y agua corriente y dispensador automático de chuletas de cordero??????

Si tu hijo va a jugar con un perro mariquita, luego no te quejes si te sale homosexualo.

RD en marzo 8, 2009  · 

. .
Martin !ENHORABUENA! esos serian los problemas que querriamos todos.Y ENHORABUENA tambien porque relatas muy bien y mantienes la atencion de los lectores incluso con estas historias menores.Muchas gracias por los agradable ratos que nos das con tus hilos.

Diego en marzo 8, 2009  · 

En los pueblos los perros se pasan el día en la calle sin que nadie les diga nada, sin que nadie ponga ninguna multa ni sin que pase nada, pero en una ciudad quieren CONTROL. Por eso tambien hay quien quiere erradicar a las palomas: sus cagadas destrozan monumentos y ademas portan enfermedades. Solución, prohibir su existencia. Y alehop, problema solucionado

El ser humano “moderno”, de ciudad, quiere tener TODO controlado y que todo sea Ideal, Seguro, Respetuoso y Democráticamente Correcto. Si eso implica poner multas absurdas por dejar que el perro se pasee solo, erradicar a las palomas o controlar todo con radar, se hace. Su obsesión por la Perfección no conoce límites. Solución: Múdate.

Unai en marzo 8, 2009  · 

Estoy contigo Martin… Se lo duro que ha tenido que ser hacerle eso al pobre coco… En este pais, a los que pagamos impuestos, somos gente honrada, buena… y demas, nos joden a palos. Y la gente que hace todo lo contrario se le da una casa, pension… y se le permite hacer lo que quieran. Estoy hasta las pelotas… (si quieres borrar el comentario lo entendere, pero es lo que siento).

Y a estos no les ponen multa… El minuto 4.21 por ejemplo… Animo!!.

Alex en marzo 8, 2009  · 

Deberías comprarte el libro de Cesar Millán, el encantador de perros, el tío es un crack!
Martin lider de la manada

mgaona en marzo 8, 2009  · 

Vida de perros….

Jorge en marzo 8, 2009  · 

Lo siento por Coco porque tendrá menos esencia de sí mismo en su cuerpo, lo siento por ti porque parece que te sientes culpable y responsable; y lo siento por Nina porque ha visto cambiado el destino de su regalo.

¿Volverías a tomar la misma medida con otro perro?. Si yo fuera perro mordería la mano del veterinario para escaparme por la puerta de entrada. Correría veloz como el rayo hasta el aquel parque y lanzaría mis patas delanteras sobre el lomo de la primera perra que encontrase. Una vez que la perra estuviera satisfecha de mi asalto, volvería tranquilamente y con paso pausado a buscar a mi amo perplejo en el veterinario. Brincaría sobre la mesa camilla para tumbarme y miraría al semblante del veterinario. Y solo, si pudiera mis ojos hablar le diría: estoy preparado.

Agente Mulder en marzo 8, 2009  · 

Con la crisis económica en todo su esplendor lo de las multas va a ser una constante. Los ayuntamientos no recogen el dinero que solían por la edificación. El fin de semana pasado llegué un poco tarde al partido de fútbol del Hércules de Alicante, pues bien, la policía local que regulaba el tráfico (ociosa durante el encuentro) se dedicó a poner multas a unos cien coches aparcados entre la cuneta y la acera en un lugar sin tránsito y sin molestar al paso.

Sabían que eran de los aficionados que saldrían después del partido y sin molestar a nadie se los llevarían a casa, pero claro…, hay que hurgar en la herida.

Vamos para atrás.

no puedo en marzo 8, 2009  · 

Martín, hiciste muy mal, deberías haber consultado antes en el blog… te podrian haber dado otras soluciones como por ejemplo enviarlo a tu casa de Uruguay , y comprarte un perrito de otra raza mas tranqui q no se escape. mi perro tambien es muy inteligente , se escapa y anda solo por la calle , sale todos los dias a dar una vuelta manzana, pero igual tengo miedo q lo pise un auto 🙁

no puedo en marzo 8, 2009  · 

las fotos no las puedo ver… no salen en pantalla (?)

no puedo en marzo 8, 2009  · 

… o como dice Don Mendo hubieses alambrado alrededor de tu casa, traído una novia q le haga compañía, tendrían cachorritos q harían muy felices a Leo y demás…y si no querés tantos perros los vendés o regalás y listo……:-(

Nomad en marzo 8, 2009  · 

Joer, cuánta corrección política hay en los comentarios… como futuro urbanista que espero ser, decir que por ejemplo Christopher Alexander, en su clásico libro Lenguaje de Patrones, hablaba del papel vital que jugaba el contacto con los animales en el desarrollo emocional de los niños, y por eso defendía la necesidad de promulgar normas legales que permitiesen mantener cualquier tipo de animales en parcelas o cuadras en el interior de las ciudades, reservando el 25% de la superficie de los grupos de viviendas a terrenos comunes, que se conectarían entre sí formando un circuito continuo por el que se podrían mover libremente. También recomendaba instalar zonas de juegos para los niños, pero no con columpios industriales perfectamente acabados, sino con redes, cajas, árboles, cuerdas ,herramientas sencillas… para que los niños pudiesen crear campos de juego propios de una manera espontánea. Y por encima de todo, defendía que el entorno construido debe proveer a sus usuarios de una marco esencialmente democrático que enriquezca su posibilidad de elección.
Pensad en vuestras ciudades, a ver en cuántas esto se cumple.

PD:¿ Cómo podía ser judío tu anterior perro?

Chisco Fernández en marzo 8, 2009  · 

Martín, entiendo lo que comentas, pero España es un país donde muchos se siguen divirtiendo maltratando animales (lo llaman cultura) o los abandonan cuando ya no les sirven (cazadores, carreras de galgos…). Era necesaria una legislación más dura en este aspecto y las multas son una herramienta más.

pepe-1=JOSÉ LUIS LA (A) en marzo 8, 2009  · 

En la vieja España nuestra relación con el gobierno consistía en votar (añado yo: y callar), en la nueva España es votar e ir a pagar la multa.

Resultado: como consecuencia de la aptitud en la vieja España se llega a la nueva España.

Ya en la nueva España, asustado por el tema de los 15.000 euros, te atreves a pedir consejo y te dán dos para que el perro siga viviendo (jodido pero vivo), de esta forma puede continuar contribuyendo.

Moraleja: si no quieres que te castren, no seas un perro.

ElPel@s en marzo 8, 2009  · 

Martin tronco… eres poco creativo para ser emprendedor.

Si lo has capao por ahorrate las pel@s de la multa, la solucion para escaquearse era tan sencilla como adaptar una fonera autoalimentada con baterias en el collar de Coco, y decir a los polis que era un experimento cientifico… un perro FON para dotar de WiFi movil y gratis a todos tus vecinos de La Moraleja.

De todas formas TEN CUIDADO colega… Como dice el refranero español: “cuando los XXXXXX de tu vecino veas cortar… pon los tuyos a remojar” 😉

Elobservador en marzo 8, 2009  · 

Me da pena la historia del perrito, pero siendo logicos esta claro que tu no puedes permitir uque el perro vaqya solo por la calle!
Vale , tu barrio es poco transitado pero la ley se hace para todos! No puede decirse que en lavapies el perro ha de ir acompñado y en la moraleja solo!
Sin contar el hecho de que tu perro es muy posible que hiciese sus necesidades tambien en la calle, etc

En otras palabras Martin las leyes estan para algo , no se debe legislar de forma absurda cierto, pero aquellas que ya han sido aprobadas y tienen su logica hay que cumplirlas.

Raul en marzo 8, 2009  · 

martin parà de estigatizar a las personas por sus nacionalidades, siempre andas calificando de forma negativa a los seres humanos de acuerdo con el pedazo de tierra en donde les toco nacer

quitate ese nacionalismo de la cabeza que lo unico que logras es generar odio y xenofobia, borra las froteras de tu cabeza

que los españoles son tal cosa, que los argentinos tal otra, que los iranies noseque, cuantos prejuicios!

Salvador en marzo 8, 2009  · 

En mi España, yo también siento esa pérdida de libertad que existía antes del nuevo siglo XXI.

Será cuestión de adaptarse o largarse, de momento aguanto 🙂

Carlos M en marzo 8, 2009  · 

Martín,
En línea con el comentario de Chisco Fernández me gustaría conocer tu opinión acerca de las tasas tan altas de abandonos de animales en España. ¿Cómo se legisla en otros países? ¿Es un tema de legislación? ¿Es un tema cultural?

Juan Carlos en marzo 8, 2009  · 

Es precioso Coco, dale mucho cariño en forma de atención, juegos y comida.

Tu reflexión sobre todo este asunto a algunos que venimos advirtiéndolo, no nos coge por sorpresa, si, España es un país castrador, y eso se transmite a todos los ámbitos de la vida, pero no es progre quejarse, hay que tragar y admitir la miseria y la dominación de políticos intervencionistas, incompetentes y castradores.
Animo, siempre nos quedará Paris

kuku en marzo 8, 2009  · 

en otros paises solo pueden tener perros enteros es decir no castrados los criadores de perros

cosa logica porque el que tu perro salga y vea a una perra y la deja preñada supone o
que los perrillos se maten

o q se conviertan en perros callejeros con los problemas de salud publica y bienestar en las calles q conllevan

creo que es mejor castrar que no tener que matar perros o inundar las calles de perros callejeros

Demian en marzo 8, 2009  · 

Martín, de acuerdo con que los ayuntamientos tienen ánimo recaudador. Nadie lo niega.

Pero con respecto a los animales y la castración… ¿por qué compras machos y no hembras? Tú lidias con la parte fácil del problema. Quisiera saber que pasaría si tuvieras una hembra y cada 6 meses viniera un “Coco” y la dejara preñada y tuvieras que lidiar con 3, 4, 5 o 6 cachorros indeseados.
Veo que #26 kuku entiende ese problema.

En Argentina mis perros han vivido una vida similar a la que comentas para Coco. Mi primera perra, Medea, una cocker con pedigree de campeones, vivía en un barrio bastante aislado de Bs. As. Mientras mi madre la pudo controlar, Medea tuvo una vida ejemplar. Pero llegó un momento que mi madre, que tenía que cuidar de sus hijos, no pudo controlarla. La perra se escapaba y volvía cuando quería. Y también decidía cuando era hora de aparearse. Y volvía preñada de quien sabe que “coco” que rondaba por ahí. Por suerte siempre pudimos buscar un hogar para los perros. Finalmente murió de una gangrena, después de ser atropellada por un coche.

Siendo yo adolescente tuvimos un doberman hermoso, Dieter, grande, tipo alemán. Con el rabo y las orejas cortados, pero las orejas hacia abajo (no en punta). Era más bueno que el pan, casi como un cachorro grandote (de hecho el muy bestia intentaba subirse a tu regazo con toda su perritud). Todo el barrio lo conocía y lo quería y nadie lo molestaba. Como cerca había un parque de una urbanización privada donde uno de mis hermanos tenía amigos, solía pasarse el día ahí, donde si encontraba a alguien solía jugar y descansar. En este caso, al ser macho, no teníamos que lidiar con cachorros porque era un macho. Un día salió y ya nunca más volvió. Claramente alguien se lo llevó, al verlo suelto y tan tranquilo (el perro tenía collar y una chapa de identificación). Todos en la familia lo recordamos todavía y la pena que sufrimos nos duró bastante tiempo y no fue fácil de superar.

Luego mi madre decidió tener Yorkshire terriers, que son fáciles de tener en casa y no necesitan salir tanto (la casa de mi madre es bastante grande, de tres plantas). Nos hemos cansado de contar los perros que le han robado, aún viviendo mayormente dentro de casa. Mi madre llegó a ponerse casi paranoica con el tema de que la puerta tenía que estar siempre cerrada y que miráramos antes de salir o entrar para asegurarnos que el perro de turno estuviera dentro y no se hubiera escapado.

Así que ya ves, no es solo una cuestión de si te ponen una multa o no. Dejando a un perro suelto te arriesgas a muchas cosas: que lo atropellen, que deje preñada a una perra, que lo roben, que algún vecino lo envenene (nos paso con un gato), que alguien lo lastime…

En un país donde consideran un arte el maltrato a un animal tan noble como un toro, donde los cazadores cuelgan de un árbol a los galgos cuando termina la temporada, donde para mucha gente los animales no son más que algo que está ahí para aprovecharse de ellos (no lo digo yo, lo pone hasta en la Biblia) me parece una temeridad dejar un animal suelto. Arriesgas a tu familia a la pérdida del animal. Y ver la cara desolada de tu hijo cuando Coco no regrese más de uno de sus paseos es algo por lo que merece la pena hacer todo lo posible para que eso no te pase.

Saludos.

Ester en marzo 8, 2009  · 

Me he reconciliado contigo con este post pero me parece que no te has dado cuenta que en la España de los 90, la España libre, también se podía fumar en todos lados, que no puede ser que te gusten unas medidas restrictivas y otras no. O muy libres todos o muy atados todos, Martin. (¿Se nota que mi enfado contigo vino por el post del tabaco en el restaurante?)

Enrique en marzo 8, 2009  · 

¿De verdad te parece tan absurdo no permitir perros sueltos por la calle? ¿La solución es dejar sólo a “los buenos”? ¿Los que tú juzgas buenos? ¿Les hacemos un examen?

Sería aconsejable ponerse también en el otro lado: los conductores que tienen que estar atentos para no tener un accidente esquivando a un perro, personas mayores o niños que podrían ser atacados, dueños de perras que tienen que lidiar con embarazos…

… y ya como curiosidad: imagino que después irías tú recorriéndote el barrio limpiando cualquier recuerdo que hubiera podido dejar Coco…

Ron en marzo 8, 2009  · 

Cortarle los huevos a un perro para que no corra suena como hacerle un piercing en la oreja para que no cague… Probablemente se calme algo al carecer de testosterona pero… pobrecito, va mi solidaridad con el..

Tendrìas que haber intentado con cosas que le compliquen el proceso, algun tabique en una pata delantera o algun sensor de distancia, o algo para evitar esto que paso.

Go go gonads !!

pepe-1=JOSÉ LUIS LA (A) en marzo 8, 2009  · 

Martin-Nina

Lamento vuestra decisión de castrar al perro, la única alternativa, aunque tengais que prescindir de su compañía contínua es llevarlo a vivir a MENORCA, para que viva en libertad y en compañía de las gentes que viven en vuestra casa de allí, ésa era su alternativa, lo siento de veras.

Martin Varsavsky en marzo 8, 2009  · 

@ Verena,

Es que justamente! En el 95 cuando vine a España de USA este me parecia el paraiso de la gente educada y autogestionada sin necesidad de miles de policias y reglas absurdas. Pero eso se está acabando. Hasta con la marcha.

Martin Varsavsky en marzo 8, 2009  · 

@ Mariano,

Jope ahora me agarra la culpa de no haberlo llevado a Jose Ignacio!

Martin Varsavsky en marzo 8, 2009  · 

Pep,

Castrados no se van mas de casa. Pierden el deseo.

Anonimo en marzo 8, 2009  · 

“Enviado por: Juan – Marzo 8, 2009 12:34 am – #

Los perros tienen prohibido ir suelto básicamente porque se cagan , ensucian, muerden a las personas y molestan. Y como no les pueden poner la multa a ellos, se la ponen a sus dueños, que son los responsables. Asi de fácil.”

¿Juan y tu crees que nosotros no hacemos lo mismo?, y no por ello nos multan… Deberían prohibirnos andar sueltos tambien, la cagamos, ensuciamos, “mordemos” (bueno lo de morder es cuestionable… jejejeje) y molestamos… ahora bien estoy de acuerdo con el tema de las cacas sobre la acera y los parques donde juegan niños pequeños, pero si el perro como dice Martin hace sus necesidades en la casa y sale a sus encuentros romanticos no le veo nada de malo, quizá alguno de nosotros sea más dañino que lo que hace un perro y no por ello nos multan… :-/

Carlos Fabian Vega en marzo 8, 2009  · 

Martín, estoy contigo.. Como puede ser que se tenga que castrar a un perro porque a algún legislador se le ocurrio recaudar.
Si bien aqui todavia no se multa, ya tenemos ciertas normas para que se castigue a quienes dejan ensuciar las calle spor sus perros…
Aqui en Argentina hay multas irrisorias. Un ejemplo: donde no se podia estacionar porque influia en el tráfico, ahora se puede estacionar pero con parquimetro. Parece que recaudar no a fecta al tránsito.
Volviendo al pobre Coco… Nosotros tenemos un Labrador Americano. Negro como la noche. Se llama Moro. Le encanta salir a pasear. Juega con mis dos hijos Brono y Julia (3 años y 1 y medio año), los lametea y ellos le hacen de todo. Se pone recontento de salir, y cuando sale lo hace sin correa, yendo al lado nuestro en todo momento. La gente no comprende como nos hace tanto caso.
Bueno. Te mando un enorme abrazo para Coco, de parte de Moro.

Javier Guillén en marzo 8, 2009  · 

Tienes un problema y lo solucionas por la via rápida. No piensas en el perro, sólo en la comodidad. Hoy se piensa así, lo quiero, lo compro y si da algún problema, pues busco la via rápida. Pienso que hay que ser consecuente con los actos de uno. Sino está uno dispuesto a asumir las consecuencias de tener un perro, pues no lo tengas. Y peor aún siendo tú, que tienes dinero de sobra para tenerlo como un rey y si te ponen multas pues las pagas y ya está. Que para eso te lo puedes permitir. Creo que ves la vida sólo como un negocio, en el que si algo te da perdidas o te crea gastos incomodos, lo eliminas y a otra cosa mariposa.

Javier Guillén en marzo 8, 2009  · 

Por cierto, dices que os asustasteis porque te podían poner 15000 € de multa, lo cual para ti sería el 0,001% de tu fortuna, o equivale al coste del gasoil de un viaje con tu yate probablemente. Creo que has valorado poco los testiculos de Coco. Por una multa que ni siquiera te han puesto aún. Aún así 15.000€ es mucho para un trabajador normal y hasta lo entendería que lo hiciera ya que peligraría su economía familiar. Pero a ti no te supondría mucho. Menos que un viaje en tu jet privado.
Por cierto otra opción hubiera sido llamar a un buen arquitecto y que te hicierán un muro mejor en tu chalet. Un muro para el cual se hacen unos cimientos más profundos de hormigón y ya no se escaparía el perro. O ¿ nos quieres hacer creer que no es posible hacer un cerramiento a un chalet adecuado para que no se escape un perro ?
España no es lo que era, cada vez hay mas leyes y muchas injustas, pero en el caso que nos comentas, el problema no es de las leyes, sino tuyo, que no has sabido buscar la solucíon arquitectónica adecuada para que no se escape el perro, y soluciones las hay y no son tan difíciles.
No le eches ahora las culpas siemrpe a las leyes, porque si no fuera por esas leyes, habrían muchos perros sueltos y algunos son peligrosos, el tuyo no lo será, pero hay muchos que sí lo són.

Paco en marzo 8, 2009  · 

La cosa huviera tenido un arreglo mucho mas facil, sobre todo para Coco. Si en vez de en La Moraleja vivieses en las 3000 viviendas, no creo que te multasen por tener al perro suelto.

yomismito en marzo 8, 2009  · 

Hay millones de personas que viven en pisos y tienen perros como el de Martín y mayores sin ningún problema, pero claro, hay que ser responsables y cuidar de los animales, alimentarlos, sacarles a pasear, limpiarlos, llevarlos al veterinario, recoger sus “deposiciones” en la calle, responsabilizarse de los perjuicios que puedan causar a otros… Y sin embargo Martín, que tiene un montón de casas repartidas por todo el mundo, algunas de ellas en fincas gigantescas que son el paraíso para cualquier perro, recurre a la “vía rápida” de la castración, como si el animal fuese una “máquina” que hay que reparar para que funcione bien. Sinceramente, si yo llevase la vida de Martín no tendría perros, porque un perro es una responsabilidad bastante grande y hay que vivir con él. Pero tener un perro para que lo cuiden unos empleados en una de mis muchas “mansiones de verano”, lo justo para jugar con él cuando tenga vacaciones y hacerle unas fotos chulas que publicar en mi blog, pero luego desentenderme del animal y dejar que otros lo cuiden… Eso no es tener un perro, eso es pagar por una “atracción” más.

Y sé de lo que hablo, porque me encantan los perros: ahora mismo tengo tres (uno de ellos es un mastín leonés), en una finca que es una fracción de las que tiene Martín Varsavsky pero en la que paso el 85% del tiempo y en la que cuando no estoy por trabajo u otros siempre hay alguien de confianza (no un simple empleado) para cuidarlos. Y me ha pasado de todo: desde algún perro que se me ha escapado y le atropelló un coche (no sólo fue la pérdida del animal, tuve que correr con los gastos de reparación del vehículo), a problemas de ladridos con los vecinos, y por supuesto de vez en cuando que alguna perra tenga cachorros, o bien de las mías o bien porque alguno de los perros se haya escapado y haya hecho de las suyas con la perra de algún vecino. Y siempre me he hecho responsable de todos los problemas, regalando los cachorros a personas de confianza o vecinos o “adoptando” a los hijos que alguno de mis perros ha tenido con alguna vecina. Pero una persona que no sea capaz de (si se da el caso) atenerse a estas consecuencias, en mi opinión no debería tener un perro, y mucho menos alguien con tantos medios como Martín Varsavsky. Obviamente es más cómodo que un empleado cuide a los perros, castrarlos química o quirúrjicamente para evitar problemas y visitar a los animales en vacaciones y poco más. Pero claro, esto no es tener un perro, es tener un “peluche” vivo, que siente y sufre.

Y lo peor de todo, y el mayor motivo por el que alguien como Martín Varsavsky no debería tener un perro, es por algo que sabemos todos los que nos gustan estos animales: da igual las preocupaciones que puedan originar, porque siempre merece la pena, y es que de lejos los perros dan mucho más de lo que reciben.

Saludos.

Demian en marzo 8, 2009  · 

Una cosa más que se me había olvidado.
Mi madre se volvió a casar. Su nuevo marido había vivido en Alemania y nos contó que una vez yendo por la calle, un perro pequeño (que venía paseando con correa) lo mordió y le rompió el pantalón. Su dueña le pidió los datos y que le enviara el pantalón. No solo le hizo un arreglo y le devolvió el pantalón que el perro había estropeado, el seguro del perro le pagó un pantalón nuevo. Como verás por como se han criado los perros de mi familia, no estoy en desacuerdo que los perros vayan sueltos, pero al menos deberían tener un seguro por si le traen perjuicios a un tercero o a la comunidad. Y por supuesto, debes mentalizarte que siempre hay gente mala en el mundo que pueda quitarte el perro, o hacerle daño o intentar matarlo, que es una posibilidad muy real. O que el perro puede sufrir un accidente de tráfico que puede perjudicarle a él y a los ocupantes del coche.

Yo tampoco estoy de acuerdo con que la mejor manera de no provocar perjuicios a los demás sea coartar las libertades de todos para que no pase nada “malo”. Se puede ser razonable con las personas y darles libertades. Pero hay que tomar precauciones, porque siempre pueden pasar cosas no esperadas. Tú has tenido suerte con Golden, pero nadie te garantice que tengas la misma suerte con Coco. Mira mis casos. Siempre hemos tenido problemas.

Creo que obligar a los dueños a tener un seguro no es descabellado, y no habría que recurrir a multas astronómicas en caso de que pasara algo malo. Ya luego cada uno lidiaría con el seguro.

Lo del maltrato es otro tema. Creo que no se debería permitir el maltrato animal y eso sí que debería ser multado. Pero me resulta inverosímil que se pongan multas altas a quien maltrata un perro pero se den medallas al “arte” a los toreros. Es una incongruencia tragicómica, de una España que quiere ser moderna pero no puede desprenderse de su pasado.
Si no me equivoco, y entra en vigor la ley europea del maltrato animal, el transporte de ganado estará regulado de forma que los animales no sufran en el transporte, es decir, tendrán que transportar a los toro de forma humanitaria para luego torturarlos hasta la muerte en las plazas. Que curioso…

Por último, no llego a comprender porqué la castración de un animal puede afectar tanto a sus dueños. Curiosamente, muchas de estas personas tienen mascotas macho. Quienes tienen mascotas hembras no suelen quejarse de la castración (esterilización en este caso). He tenido animales castrados y animales que no y puedo decir que los que estaban castrados nunca han sufrido de una vida mala, por el contrario, han sido felices y han llevado una buena vida. Los que no han sido castrados la han pasado peor, desde perras y gatas con tumores mamarios o quistes en ovarios por no poder tener crías cuando su ciclo natural se los pedía (teniendo en cuenta que los animales domésticos no viven en un entorno “natural”) hasta un perro (un Rottweiler) con una infección en su preciado miembro porque convivía con una hembra Yorkshire a la que por diferencia de tamaño no podía montar o un gato con serias heridas por defender su territorio de otros gatos. Normalmente el problema surge porque el instinto en los animales es muy fuerte y generalmente no podemos cubrirles todas sus necesidades. Una castración o esterilización a tiempo les atempera un instinto que no pueden satisfacer en el entorno en el que solemos criarlos.

No os engañéis, por más que se los trate como personas y se les atribuya personalidad, los animales no son personas, son nada más que animales y hay que tratarlos como animales, es decir con cariño, pero teniendo en cuenta que tienen necesidades distintas a las de las personas y que el ambiente en el que los tenemos no siempre es el ideal para ellos.

Espero que os sirvan mis experiencias para tener un punto de vista diferente sobre el tema. Saludos.

pepe-1=JOSÉ LUIS LA (A) en marzo 8, 2009  · 

Está claro que tener un perro es una responsabilidad y tal vez por la forma de vida de Martín no es aconsejable para él, razón por la cuál era Nina quién paseaba y paseaba a Coco.

Pero una vez por la razón que sea, tienes un perro y tienes que asumir que no puedes mantenerlo y tienes que tomar una decisión, lo que pido es que sea la menos dolorosa, en el caso de Martín, yo antes de castrarlo lo llevaría a Menorca como dije antes, ya sé que la mayor parte del tiempo lo van a cuidar otros, la otra alternativa efectivamente es castrarlo y mantenerlo en casa, es una decisión que seguro en estas circunstancias hay que tomar. De todas formas para el pobre Coco, ya tomaron la decisión.

Martin Varsavsky en marzo 8, 2009  · 

@ Javier Guillén,

El tema de las multas tiene dos caras. Una que te la pongan y la pagues, pero otra que no quiero romper la ley. Aunque lo único que me pueda pasar es que me cobren la multa, no quiero romper la ley.

Lo que si creo es que se pusieron demasiados estrictos con las leyes en España últimamente y creo que lo hacen más para recaudar que para cuidarnos.

Martin Varsavsky en marzo 8, 2009  · 

@ yomismito,

Coco volverá a Madrid con nosotros.

no puedo en marzo 8, 2009  · 

las multas son otra cosa, tal vez sean exorbitantes, es cierto…eso está muy mal pero también es cierto q no es bueno q los perros anden solos por la calle porq asi como Coquito es un amor otros son malos y pueden morder..

pero decís q los perros no tienen deseos en el post y luego te contradecís cuando decis q .. “castrados no se van de casa, pierden el deseo..” .

las fotos no las he podido ver todavia, solo una vez cargó la pantalla pero muy chiquitas , no se q pasa si es mi maquina pero esas son las unicas q no se ven en flickr…. parece q Coco esta divino y bastante contento igual sin las pelotitas…. de todas formas hay q olvidarse del tema porq ahora no se pueda hacer nada….. 🙁

Javier Guillén en marzo 8, 2009  · 

@43 Martin, entiendo lo que dices de querer cumplir la ley. Opino también que hay muchas leyes injustas y otras sólo para recaudar, para mantener los altos gastos de las administraciones. Pero en el caso concreto de esta ley, pienso que si es justa. Esta ley surjió hace unos años tras la alarma social que se produjo con la proliferación de perros de razas más agresivas de perros. Debes entender que los perros sueltos por la calle son un peligro, y que yo como ciudadano no deseó que mi hija se encuentre por la calle con un perro, que para los dueños será muy bueno, pero para los demás igual no lo és, ademas mucha gente tiene miedo a los perros y no deben andar sueltos.
De todas formas, claro que eres libre de castrarlo. Lo que encuentro mal es que lo intentes justificar con el tema de leyes injustas o por que se escapa de casa. Sigo pensando que no es muy dificil hacer un muro mas seguro que impida escapar al perro, sólo hay que comenzar sus cimientos un poco más hundidos en el suelo y ya no podrá cabar ningún tunel.
Si consideras necesario castralo, pues bien, es una decisión personal, pero no creo adecuado poner la excusa de que el perro se escapa.
Saludos.

Alberto en marzo 8, 2009  · 

Hola, nadie os dijo que pasais demasiado tiempo fuera de casa (nunca se os ve con el perro en videos y fotos), y que no es aconsejable tener un perro con vuestro ritmo de vida?. El anterior se os escapaba, este se os escapaba e igual aun con la castracion lo siga intentando. Compraros (mejor aun adoptar) uno pequeño que os podais llevar con vosotros en vuestra ajetreada vida.

Un saludo.

Manuel en marzo 8, 2009  · 

Martin, precisamente si España ha cambiado y es menos libertaria, es porque algunos creyeron que esto era jauja y podían hacer cualquier cosa.

Las leyes sobre los animales surgen por las quejas de muchos vecinos hartos de pisar las cacas de los perros por las aceras, o de ver a algún perro peligroso paseando sin correa ni bozal, o por casos sonados de estos animales a humanos.
Igualmente habrá habido quejas porque venga el perro del vecino y monte a una perra para ‘desahogarse’, y luego el dueño del perro haya pasado de todas las responsabilidades.

Los abusos de unos pocos son los culpables de las leyes que luego nos ahogan a todos, es una putada,

En el 95 es cierto que no pasaba nada si te pasabas un poco en los límites, pero a raíz de haber muchos idiotas circulando muy por encima de los límites, y aún más por encima de lo aconsejable, que provocaban accidentes y muertos, las Autoridades tomaron cartas en el asunto.

Si todos hubiesen sido más cívicos, desde el dueño del perro al que presumía de que su Mercedes se ponía a 250km/h, hoy viviríamos con leyes menos restrictivas.

¿Que han aprovechado estos temas para recaudar?… pues sí, pero es que se lo hemos puesto a huevo.

César Izaguirre en marzo 8, 2009  · 

Martin,

Coco es un hermoso perro y sé que ésta raza es muy noble. He leído varios de los comentarios y coincido en varios puntos:

1. Todos somos iguales ante la ley, esto lo tengo bien grabado dado que mi madre es abogada y notaria.
2. Cualquier animal necesita cuidados y nuestra atención personal.
3. La ley se ha creado para una mejor convivencia entre los seres humanos y (seguramente hay mucho de verdad en que las multas estan sustituyendo ingresos para los ayuntamientos) las multas sirven para disuadir a la gente de ciertos comportamientos que afectaban negativamente a la sociedad y la autogestión deja cabos sueltos cuando una mayoría quiere sociedades “perfectas” (No me incluyo, coincido en la autogestión como medio eficiente y práctico)
4. La castración ayuda a que el animal lleve un mejor estilo de vida en la ciudad.
5. Si España ha decidido dar pasos en este sentido es porque la sociedad ha expresado su intención por que así sea, si el gobierno cambia de postura será un reflejo de la sociedad.
Enfin… verás como Coco pronto se recupera y la pasa mucho mejor de ahora en adelante.

manu en marzo 8, 2009  · 

Es lo que hay Martín, las leyes cambian y tenemos que adaptarnos. Yo he vivido algo similar con mi perro que ya tiene 15 años. Antes, se paseaba solo. Teníamos un bar y entraba y salía cuando quería. Era completamente libre, no había esa ley y disfrutaba de una gran vida.

El perro salió listo, y cuando dejamos el bar, nos lo llevamos al piso y para pasear-lo era tan fácil como abrirle la puerta y él se iba solo. Cuando volvía, si el portal estaba cerrado, se sentaba y esperaba que alguien entrase y al llegar a nuestra puerta era suficiente un pekeño ladrido para enterarnos que teníamos que abrirle la puerta.

Pero todo cambió ya hace 7 o 8 años, donde le tenemos que pasear atado. Ya me dieron bronca una vez. Es lo que hay, el perro se ha adaptado, que remedio le toca y también tuvimos que castrarle, no por el motivo que tu explicas para Coco, sino por salud. Pero olvídate que por haberle castrado ya no se escapará, encontrará otro motivo por el cual valga la pena escaparse. Mi perro está castrado y le siguen gustando las perritas… Y escaparse. Lo tenemos en la terraza y se fue por el tejado hasta la terraza de una vecina… Al final, atado incluso en la terraza… Es lo que hay. En la ciudad, mejor no tener perros, dudo que sean felices todo el día atados o encerrados.

Como te dicen más arriba, quizás hubiese sido interesante invertir en mejorar las vallas para evitar que se escape. Y una cosa, si que te vas lejos para castrar al perro, no? en Madrid también hay veterinarios. 🙂 Por mucho cariño que se le tenga, al final solo es un perro…

marta en marzo 8, 2009  · 

Pobre coco, espero que se recupere pronto y que todo el sufrimiento haya servido para algo …por ciero es precioso

Martin Varsavsky en marzo 8, 2009  · 

@marta:

Gracias Marta le envío tu mensaje a Coco que está aquí conmigo.

Ernesto Garcia en marzo 8, 2009  · 

Martin: Lo del perro me parece más bien anecdótico, en todo caso lo que puedo decirte es que si no reformaron la constitución española desde 1997 los ayuntamientos no pueden poner multas ya que la misma otorga la potestad sancionadora única y exclusivamente al poder judicial: averigua con tu abogado. Alguien dira: “si fuera así ya se le hubiera ocurrido a alguien” pues hay miles de cosas obvias que no se le ocurren a nadie por mucho tiempo.

Yo viví en Madrid entre 1989 y 1997 y tenía colección de multas por mal aparcamiento / estacionamiento (o aparcabas mal, o no aparcabas), recurrí todas por ese morivo y gané todos los recursos.

En aquellos tiempos España me parecía el país con mejor calidad de vida que había conocido, con la combinación ideal entre libertad y normas flexibles, pero sin llegar al descontrol y con un estado razonablemente eficiente (aunque ya empezaban a pasarse con el tema de las autonomías). Hasta hace poco he seguido yendo un par de veces al año cada vez encuentro nuevas prohiciones: lo que me sorprende es que la gente no las tome a mal.

sanchofatal en marzo 9, 2009  · 

Hola Martin, creo que este si que fue un muy buen post, lograste hacerme sentir tristeza añoranza y alegría realmente creo que tus entradas en general van mejorando con el tiempo, y creo también que influye mucho de lo que quieras hablar el empeño y carisma con que escribes, me da gusto leer tu blog y mas gusto me da que nos compartas este tipo de historias, un saludo desde Jalisco.

Martin Varsavsky en marzo 9, 2009  · 

@sanchofatal:

gracias!

parq en marzo 9, 2009  · 

Hilando un poco los pensamientos: el episodio de Coco, las multas, el exceso de control del estado, la autogestión.
Recuerdo cómo hace 15 años, en los 90, nos juntábamos con los chicos de la barra a comprar unas cervezas en al kiosco y las tomábamos en alguna esquina, donde pasábamos horas conversando de los temas importantes de la vida: mujeres, la próxima salida o el auto de nuestros sueños.
Ahí había autogestión. Entre los del mismo grupo cuidábamos de que nadie tome demasiado, porque te arruinaba la noche, porque nuestros viejos sabían que tomábamos pero si alguno se pasaba, nos castigaban a todos.
La ley seca llegó a Rosario (Argentina) a fines de los 90. La excusa fue que los jóvenes tomaban mucho y que había menores que tomaban mucho. Demasiado, tal vez.
Ahora no hay autogestión. Se organizan y compran cerveza y bebidas en el supermercado, con tiempo. Luego se juntan en la casa de alguno a tomar hasta ver quién queda en pie. Y luego salen a seguir tomando en algún boliche. Es lamentable.
El punto es que en vez de educar se multa. Y se crea un multa para cada ocasión, con lo que se complica saber qué está bien y qué está mal.
Me parece que el exceso de control hace que la gente olvide cómo autogestionarse y está a la espera de que ‘alguien’ (el estado) le diga si están bien o no.
Es como perder de a poco la libertad.
Como le pasó a Coco.

David en marzo 9, 2009  · 

Bienvenido a Europa. El futuro que espera a este continente es el de la cuota del 50% de mujeres en la empresa (incluído el consejo de administración… nada de recepcionistas y limpiadoras) por LEY, el circular por la M-30 a 75km/h (en Barcelona ya nos adelantan en ese tema), en el de callar mucho y pensar poco. País de acomplejados… y luego la juventud borracha y drogada por las calles cualquier fin de semana.

PJ en marzo 9, 2009  · 

Es una simple cuestión de respeto a los demás ¿que la multa es excesiva? pues si, ¿que sin multas todo el mundo llevaría el perro suelto? pues también. Las leyes son para la convivencia entre humanos ¿porque tienen que sufrir otros las incomodidades de tu perro?

-Si Coco va sin dueño nadie recoge sus cacas que luego pisamos los demás o se transmiten a juguetes de los niños, o, simplemente, apestan.

-Si Coco va suelto, con o sin dueño, se acercará a personas o niños que pueden tener miedo a los perros y no tienen porqué sufrir ese pánico porque a Coco le mole pasear suelto.

-Tu sabes que tu perro no ataca, no muerde… pero el resto del mundo no lo sabemos

Winga en marzo 9, 2009  · 

IRRESPONSABILIDAD TOTAL de dejar a tu perro pasear solo.
Irresponsabilidad para con la gente y para con el mismo perro.

Ighal en marzo 9, 2009  · 

Martin,

Creo que encontraras de interes esta nota en funcion de post anteriores que has hecho.

“Algunos nos ven aún como extranjeros
Entrevista a Jacobo Israel, Presidente Federación de Comunidades Judías de España”
http://www.congresojudio.org.ar/nota.php?np=503

Disculpa que lo postee aqui, pero donde correspondia el posting ya esta cerrado 🙁

Saludos,

Rafael en marzo 9, 2009  · 

¿Qué tiene que ver el enlace de la multa de los 15.000 euros con el resto del artículo? Lo digo porque por lo visto no sabes diferenciar entre el incoveniente de que un perro ande por ahí suelto (tu caso, el de la multa totalmente injustificada) con la aberración humana que es abandonar a un animal que lo daría todo por tí (el caso del enlace, el de la multa totalmente justificada). De los muchos despropósitos con los que nos has amenizado tus lecturas, este es el que más me ha sorprendido: el sensible Martín Varsavsky, el muy humano, el tierno y familiar… resulta que justifica la crueldad más aberrante de la que el ser humano es capaz: el maltrato animal. Y si no es así, deberías tener más cuidado a la hora de explicarte, porque podemos llegar a interpretar cosas que no son, ¿o si lo son?

PD1: Tengo perro, lo quiero con locura, como a todos los animales, y tengo el mismo problema que tú: las excursiones son inevitables…

PD2: Aunque entiendo tu caso y ya he dicho que estoy de acuerdo en que la multa está injustificada, también es verdad que hay gente que deja que se escapen perros que pueden hacer daño a las personas, a mí me ocurrió (y nunca he culpado al perro, sino a su dueño, por convertirlo en un mounstro y por dejarlo suelto).

Kiray en marzo 9, 2009  · 

Totalmente de acuerdo contigo. Este país se está volviendo tonto perdido y en vez de mirar hacia dentro y ver lo bueno que teníamos, solo cogemos lo malo del resto.

Encima estamos locos ya que las multas no guardan ninguna lógica. Los importes son disparatados respecto a la causa, si comparamos con otros. Es más barato pagar una multa por hurtar -llevarte algo que no es tuyo sin intimidación- que pagar una multa por pasar a 70 por una zona de 50. Y lo de las cacas de los perros ni te cuento.

Si además lo comparas con el salario medio, esto solo se puede explicar desde la lógica de la recaudación de todas las administraciones. Para entendernos, las garrapatas chupan menos que los ayuntamientos.

El que no quiera entender el espíritu de lo que dices, pues allá él.

Siento lo de haber castrado al perro y espero que vaya todo bien.

qwerty en marzo 9, 2009  · 

Vaya! Nosotros estuvimos a punto de cortarselos al nuestro, es un Golden y siempre le ha gustado enseñar a los otros perros para que sirven sus pelotas, vamos que le gusta hacer amigos 😉

Por suerte en el último minuto, cuando ya casi teniamos hora para castrarlo, hablamos con otro veterinario y nos recomendó la ompeopatia. Aunque yo era bastante esceptico, como que no perdiamos nada, lo probamos y funcinó bastante bien. Estaba más relajado y podias dejarlo jugando un rato con otros perros sin que hubieran problemas.

Ahora ya no le damos nada (Las pastillas fueron muy bien pero era un coñazo darselas, lo tenías que hinchar a jamon para poder colarselas), vuelve un poco a las andadas pero bueno, al menos le salvamos las pelotas!

gretel en marzo 10, 2009  · 

Tú estás muy colgado…. pero que muy colgado…

Fernando en marzo 10, 2009  · 

uff, te estaba por hacer el chiste tonto de porque es judío ¿esta circuncidado ?.. pero no, perdón… me dolió esta historia.

Tengo un perro y me ha pasado lo mismo, no he llegado a eso, pero me pidieron que lo castrase.

Martin Varsavsky en marzo 10, 2009  · 

@Fernando:

Golden era un perro judío no religioso y muy querido por toda la familia.

jordan en marzo 10, 2009  · 

Bienvenido a la España del nuevo milenio!!!

Donde los perros van atados, los adolescentes con casco en la moto y como muxo de 2 en 2(creo q aqui se salva andalucia…jeje), del NO-botellon, del horario para bañarte en las piscina, de las multas por tirar colillas,de los pubs ultrainsonorizados y vigilados por gorilas del este, del cierre de los bares a las 5 de la mañana(almenos en mi puebllo), de la desaparicion de los parques decentes no como las mierdas de madera q les ponen ahora a los niños, y un larguisimo etc….nos quieren amoldar al estilo europeo de irse a domir a las 9 y levantarse a las 7(casa-trabajo-casa) a base multas y prohibiciones, pero creeme conozco este pais y se necesita muchisimo mas para q nos “civilicemos”, que sinceramnete si lo q se entiende por civilizados es vivir como en la Europa del norte, me quedo con mi Europa mediterranea.

Saluttes

sapo en marzo 12, 2009  · 

La Charca

Secretaría de Disquisiciones Cervantinas, Protocolo y Papiroplexia.
.

Lo correcto del título sería escribir “Coco “il castrato” de la nueva España” y no “Coco “il castrato” de la Nueva España”. La Nueva España fue establecida en el actual México y gran parte de Centroamérica en 1535 como Virreinato, llegó en algunos momentos a California, Nevada, Colorado e incluso Filipinas. Cuando este país (al que nunca criticas 🙂 ) era un imperio. Asi que el titular se refiere a América y no a España al escribirlo en mayúsculas…

Anatoly en marzo 14, 2009  · 

Estimado Vente para Sudámerica, vas a ser feliz…

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets