Hoy leí un artículo que contaba el enorme esfuerzo que tiene que hacer la Iglesia para sumar sacerdotes. Básicamente mostraba que la cantidad de sacerdotes ha bajado enormemente en los últimos años. Un experto decía que si el Papa nuevo decidiera que el celibato ya no fuera una condición indispensable para ser sacerdote, en poco tiempo la Iglesia tendría cuatro veces más interesados para ser sacerdotes. El cálculo parece razonable.

Esto me hizo pensar en otra institución que tiene enormes problemas para conseguir adeptos: el ejército. Supongo que si la muerte personal o la de otros no fuera parte del empleo, también conseguirían, al menos, cuatro veces más de interesados para ser militares. En la España de hoy pocos quieren ser sacerdotes o militares. Me pregunto cómo sería el mundo si a nadie se le pagara por matar o por no hacer el amor. Los protestantes, musulmanes y evangélistas se dieron cuenta de esto último y sus religiones crecen mucho más rápido que el catolicismo.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Diego en mayo 12, 2005  · 

erik en diciembre 30, 2005  · 

ANA en enero 14, 2008  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets