Durante mi secundario en el colegio Nicolás Avellaneda en Buenos Aires debo haber estado muy despierto el día que nos enseñaron en detalle la guerra del Peloponeso o concretamente como los atenienses perdieron contra los espartanos. Esta terrible derrota para la humanidad me dejó marcado, porque desde que me enteré de ella que me preocupan los atenienses donde sea que estén. Comento para los que no lo saben que yo fui al colegio durante un gobierno militar (espartano) que solo luego de la humillante derrota de las Malvinas fue reemplazado por uno democrático (ateniense). La presidencia del muy maltratado pero ahora justamente querido Raul Alfonsín.

Pero no solo vi claramente en mi Argentina natal, en la Noche de los Bastones largos, como los espartanos le rompían la cabeza a los atenienses incluyendo uno muy querido que era mi papá (yo tenía 5 años y es uno de mis primeros recuerdos, mi padre regresando de la facultad de Física….sangrando) sino que desde entonces que veo este conflicto repetirse una y otra vez. En general se repite porque la gente muy guerrera parece ser de por si poco democrática pero especialmente orientada a obtener el poder. Y los demócratas son de por si desordenados y muchas veces con dificultad para pelear. Pero no siempre pierde Atenas, la segunda guerra mundial fue claramente la derrota de Esparta. Pero ahora me preocupa que Corea del Sur (Atenas) sea mejor en todo menos luchando una guerra contra Corea del Norte (Esparta). Corea del Norte está armada hasta los dientes. Muchos sufrimos la presidencia de Bush (espartano) y ahora celebramos la nueva presidencia de Obama y sus discursos tan atenienses como el de la universidad de Cairo pero sabemos que actualmente con Corea del Norte los atenienses están sufriendo y pueden llegar a tener que usar la fuerza.

Y hoy, me encuentro observando otra lucha entre Atenas y Esparta. Esta vez en Irán, y Atenas pierde…por lo menos por ahora. Pero aún no está todo dicho. Esto es lo que dice el New York Times sacado del Huffington Post para el cual escribo.

Hundreds of thousands of people marched in silence through central Tehran Monday to protest Iran’s disputed presidential election, in an extraordinary but peaceful show of defiance that appeared to be the largest demonstration in Iran since the 1979 revolution. A broad river of people — young and old, dressed in traditional Islamic gowns and the latest Western fashions — marched slowly from Revolution Square to Freedom Square for more than three hours, many of them wearing the signature bright green ribbons of Mr. Moussavi’s campaign, and holding up their hands in victory signs. When the occasional shout or chant went up, the crowd quickly hushed them, and some held up signs bearing the word “silence.”

Y termino con este video que me pareció apropiado porque describe un mundo de protesta pacíficia y da una gran imagen de Irán al mundo, bastante parecida a la que tenía yo luego de convivir con un año con mi novia iraní de cuando iba a Columbia University. En ese entonces conocí un grupo de chicos y chicas iraníes maravillosos que se habían refugiado en Estados Unidos como yo. Ellos de los ayatolas, yo de los militares.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Ramiro en junio 15, 2009  · 

Ernesto en junio 15, 2009  · 

virkoff en junio 15, 2009  · 

Jorge en junio 16, 2009  · 

manuel en junio 16, 2009  · 

Margarito Regado en junio 16, 2009  · 

La romana en junio 16, 2009  · 

Salvador en junio 16, 2009  · 

Tristan en junio 16, 2009  · 

uno en junio 16, 2009  · 

Miguelcp en junio 16, 2009  · 

RD en junio 16, 2009  · 

Felipe en junio 16, 2009  · 

jose en junio 16, 2009  · 

chukki en junio 19, 2009  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets