Hay quienes dicen que Internet refleja el mundo real. Esto es en parte cierto. Pero también es verdad que, como todo medio de comunicación, la red puede dar mayor o menor espacio en línea a los actores del mundo offline. Esto sucede, por ejemplo, con los países. Internet transforma la geopolítica y hace que los países más exitosos no siempre sean los más famosos.   Noruega es un buen ejemplo, número uno en bienestar del mundo y muy pocos hablan de este país en la red.
Para hacer este pequeño experimento busqué en el Índice de Desarrollo 2006 de Naciones Unidas los países más desarrollados del mundo y la posición relativa de algunos países latinoamericanos y asiáticos. Luego Googleé sus nombres, tanto en inglés como en su idioma original. ¿Los resultados? Fama y fortuna no son sinónimos en Internet.  En muchos casos mejor tener un alto bienestar que ser famosos.

Articulo hecho con la colaboracion de Maria Frick y reconozco que la investigación es muy rudimentaria pero la conclusión es razonable.  Irak por ejemplo es un pais increiblemente famoso pero pobre y en guerra.

CuadroRankingRicos&Famosos.png

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets