Cada día recibo más documentos en Adobe y me molesta, principalmente, porque no soy un lector pasivo. Cuando releo mis libros viejos no encuentro uno que no esté lleno de comentarios. Antes de internet ya había encontrado una manera interactiva de leer: escribir sobre mis libros. Pero Adobe es como un libro… en el que no se puede hacer comentarios.

Entiendo el uso de Adobe para documentos comerciales, pero cualquier persona que escribe algo creativo tiene que aceptar que sus textos van a ser comentados. Al final, cuando recibo algo en Adobe que me interesa, lo que hago es que copio el contenido en un mensaje de correo normal y lo comento a mi gusto. Pero es pesado hacer esto.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Iñigo Gonzalez en noviembre 17, 2005  · 

daniel cialdella en noviembre 17, 2005  · 

falc0n en noviembre 17, 2005  · 

Rafa Alcántara en noviembre 17, 2005  · 

Joan Fisbein en noviembre 17, 2005  · 

Mariano en noviembre 17, 2005  · 

Pedro Arconada en noviembre 17, 2005  · 

Eugenio Serrano en noviembre 18, 2005  · 

Sendoa en noviembre 18, 2005  · 

Rubén en noviembre 18, 2005  · 

Pedro Arconada en noviembre 19, 2005  · 

Toni Lirio en noviembre 19, 2005  · 

Juan Carlos Alvarez en noviembre 19, 2005  · 

jfito2 en enero 4, 2006  · 

epic en enero 18, 2006  · 

GABY en febrero 4, 2006  · 

Sendoa en febrero 7, 2006  · 

sasso en marzo 16, 2006  · 

Andrea en mayo 13, 2007  · 

Joubert en enero 23, 2008  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets