Estoy en Francia y luego del tema del mileurismo español me dediqué a investigar el tema de la situación laboral de los franceses. El tema me interesa porque ellos ganan bastante más que los españoles trabajando menos horas.

Pero en vez de comparar a Francia con España decidí compararla con Estados Unidos. Aclaro que no estoy a favor del sistema francés en el sentido de que lo considero que se entromete demasiado en la vida de la gente y parece partir de la base de que trabajar es un castigo y que mejor que dure lo menos posible una idea que no comparto. Pero más allá de esos defectos es interesante ver lo increiblemente productivo que son los franceses ya que son de las personas que menos horas trabajan del mundo pero que mejores resultado por hora obtienen.

El PBI de Estados Unidos es de 12.310 millones de dólares, y el PBI per cápita de 41.600. En Francia, el PBI es de 1.794 millones de dólares, y el per cápita de 29.600. Los trabajadores norteamericanos parecen ser, desde este punto de vista, más ricos. Sin embargo, existe una importante diferencia: los franceses trabajan menos horas que los americanos. Y ganan más por cada hora que trabajan.

Tras el establecimiento oficial de la semana de 35 horas por el gobierno de Jospin a finales de los noventa (“ley de las 35 horas” o “ley AUBRY I”), Francia disminuyó notoriamente la cantidad de horas trabajadas. Según el Código del Trabajo francés , la jornada laboral máxima es de 8 horas diarias, con un tope semanal de 35 horas, por encima del cual se pueden realizar horas extraordinarias con ciertos límites.

En Francia está prohibido el trabajo dominical salvo autorización especial o sectores específicos – hostelerías, alimentación, bienes culturales, zonas turísticas, etc. Los asalariados tienen derecho, como mínimo, a 2,5 días de vacaciones pagadas por mes entero trabajado. Y, en general, se toman 3 o 4 semanas de vacaciones pagadas durante los meses de julio y agosto, y una semana al final del año.

Este sistema determina importantes diferencias con otros trabajadores, especialmente con los de Estados Unidos, cuya cantidad de horas trabajadas es una variable fundamental para el crecimiento económico del país. En 2002, por ejemplo, un trabajador de USA trabajaba un promedio de 1.815 horas al año; mientras que los trabajadores de las principales economías europeas la cifra oscilaba entre 1.300 y 1.800 siendo Francia la que menos se trabaja. En ese mismo año Estados Unidos mostró, además, un aumento de la producción por persona empleada de un 2,8% con respecto a los niveles de 2001, siendo la tasa media de crecimiento de los últimos siete años del 2,2% (este porcentaje duplica la tasa de crecimiento del 1,2% registrada en la Unión Europea del mismo período).

Desde este punto de vista, la riqueza de los trabajadores norteamericanos pueden perder su atractivo: en Estados Unidos es posible ganar más, pero hay que trabajar más horas. Aun más: dependiendo del tipo de trabajo, este esfuerzo extra puede incluso no ser bien compensado.

En 2004, por ejemplo, el salario promedio anual de Estados Unidos era de 30.355 dólares, mientras que en Francia promediaba los 29.549. Si usamos el programa para comparar salarios que desarrolló el Economic Research Institute, podemos ver, por ejemplo, que un cajero puede tener un mejor salario en Francia (21.024 USD) que en Estados Unidos (19.147USD). Lo mismo sucede con un taxista (26.986 versus 25.458 USD). Aunque esto se revierte en algún tipo de profesiones. Un químico, por ejemplo, será mejor compensado por su trabajo en Estados Unidos (61.838 contra 42.890 USD).

Ahora, antes de elegir dónde nos conviene trabajar, es necesario saber que el menor número de horas por empleado puede enmascarar los niveles de productividad hora. El hecho es que, a pesar de su sistema laboral, Francia tiene mayores niveles de productividad por hora que Estados Unidos. Las cifras sitúan a Francia por delante de los Estados Unidos desde mediados de 1990. En 2002, Francia obtenía una producción por hora trabajada de cerca de 35 dólares y los Estados Unidos de 32 (cifras redondeadas). La ecuación francesa parece ser: trabajar mucho durante pocas horas y dedicar al ocio el resto del día.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Juan Carlos en Marzo 24, 2007  · 

Fran en Marzo 24, 2007  · 

Luis en Marzo 24, 2007  · 

Ron en Marzo 24, 2007  · 

Raul en Marzo 24, 2007  · 

Manwell en Marzo 24, 2007  · 

jovialiste en Marzo 24, 2007  · 

mendinho en Marzo 24, 2007  · 

nux en Marzo 25, 2007  · 

Alberto en Marzo 25, 2007  · 

marco en Marzo 25, 2007  · 

Pablo en Marzo 25, 2007  · 

Anónimo en Marzo 25, 2007  · 

cosme en Marzo 25, 2007  · 

Federico en Marzo 25, 2007  · 

hoblap en Marzo 25, 2007  · 

Manuel Matos en Marzo 25, 2007  · 

Erika en Marzo 25, 2007  · 

elder en Marzo 25, 2007  · 

AP en Marzo 26, 2007  · 

David en Marzo 27, 2007  · 

JA en Marzo 27, 2007  · 

Mariano en Marzo 30, 2007  · 

ancalu en Abril 1, 2007  · 

Salome en Abril 16, 2007  · 

RENE en Mayo 15, 2007  · 

Mariano en Junio 27, 2007  · 

Aspid en Julio 5, 2007  · 

Miguel en Octubre 5, 2007  · 

fernando en Noviembre 4, 2007  · 

victor en Diciembre 18, 2007  · 

John en Diciembre 28, 2007  · 

oflodor en Enero 29, 2008  · 

jose isolano en Febrero 11, 2008  · 

Starsky en Junio 25, 2008  · 

Carlos en Julio 14, 2008  · 

Eva en Julio 31, 2008  · 

raul en Agosto 12, 2008  · 

Claudio Ponce en Agosto 29, 2008  · 

meremornin en Febrero 2, 2009  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets