“American Made” es un interesantísimo estudio realizado por la National Foundation for American Policy que evalúa el impacto de los inmigrantes en la economía americana. Ya me he referido a la capacidad y mentalidad de los inmigrantes en ocasiones anteriores, pero quiero contarles sobre este estudio porque refleja muy claramente mis impresiones: los inmigrantes se distinguen por su espíritu emprendedor y contribuyen positivamente a las economías de los países que les abren sus puertas.

Según este estudio, los inmigrantes tienen un profundo impacto en la economía de Estados Unidos: en los últimos 15 años, el 25% de las sociedades que cotizan en bolsa y el 47% de las empresas privadas americanas fue fundado o tuvo el apoyo financiero de al menos un inmigrante. En total, estas empresas representan una capitalización de mercado superior a los 500 mil millones de dólares y dan empleo a más de 400 mil personas alrededor del mundo. Se encuentran, además, entre las empresas más innovadoras del mercado: el 87% (en el caso de las sociedades cotizantes) y el 62% (en el caso de las empresas privadas) opera en sectores tales como la manufactura de alta tecnología, tecnología de la información y biotecnología. Claros ejemplos de esta capacidad de innovación son Intel, Google, Yahoo!, Sun Microsystems e eBay.

Como el estudio sugiere, una lección clave que surge de estos datos refiere a la importancia que tiene para Estados Unidos el mantener leyes de inmigración abiertas que promuevan la llegada y el desarrollo de personas brillantes y emprendedoras. Casi la mitad de los inmigrantes emprendedores llegaron a este país como estudiantes o profesionales jóvenes, y más de la mitad de los que fundaron empresas lo hicieron dentro de los 12 años después de su arribo. Es decir, que el sistema americano los ayudó a llevar adelante sus emprendimientos tanto como ellos contribuyeron a su economía. El caso de Jerry Yang, fundador de Yahoo! es en este sentido ejemplificador. Jerry llegó a Estados Unidos con su familia cuando tenía 10 años. En la escuela Jerry obtuvo excelentes calificaciones y luego una beca para estudiar en la Universidad de Stanford. Allí conoció a David Filo, su socio fundador. Yahoo! no sería entonces una compañía americana su Estados Unidos no hubiera abierto sus puertas a la familia Yang y les hubiera permitido progresar y hacer realidad sus ideas. Sergey de Google también es inmigrante. Andy Grove de Intel. Es más hay tantos inmigrantes en Silicon Valley que son la mayoría de los trabajadores calificados. Según Red Herring el 57% la mayoría entran con el tipo de visa que en España no existen o si existen no funcionan que son las visas para trabajadores muy calificados. En España los inmigrantes son hoy el 8% de la población. Otro dato interesante es que el salario medio en Silicon Valley para los trabajadores calificados es de 90,000 dólares por año y que paradójicamente Europa recibe trabajadores no calificados pero pierde muchos de sus mejores cerebros que van a Estados Unidos.

Descargar Estudio

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

pepecristiano en Abril 21, 2007  · 

JJ en Abril 21, 2007  · 

Retroferran en Abril 21, 2007  · 

zahorin en Abril 21, 2007  · 

JJ en Abril 21, 2007  · 

Galleguayo en Abril 21, 2007  · 

jovialiste en Abril 21, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets