Acabo de pasar unos días en Cancún por la boda de mi amigo Daniel Lubetzky. Ya había comentado sobre la corrupción en Cuba –en la que pedían el equivalente de $6 por dejarte filmar en el museo de los Cederistas–, pero la de México es ya mucho peor. La policía mexicana es directamente una gran industria del robo que parece recaudar miles de dólares diarios de los pobres turistas a quien desvalijan.

Resulta que el casamiento era entre Cancún y Playa del Carmen, lo que hacía que los invitados tenían que desplazarse en autos alquilados entre las dos ciudades que están a unos 50km de distancia una de la otra por una autopista. El último día estabamos reunidos en el brunch de despedida en el hotel Meridien, de Cancún, y muchos invitados contaron la misma historia. La policía de México, tanto la de Cancún como la Federal, tiene una estrategia para robar a los automovilistas a mano armada.

El sistema es así: en la autopista entre Cancún y Playa del Carmen ponen unas absurdas señales de “velocidad máxima de 40km” mezcladas entre las normales que son de “máxima 100km”. Estas señales no tienen ningún sentido y la gente sigue yendo a 100km. Pero la policía parece saber cuales son los coches de alquiler de los turistas y paran a los turistas con unos radares que muestran que iban, por ejemplo, a 90km por hora en esas misteriosas e inútiles zonas de “máxima 40km”, y les amenazan diciendo que tienen que pagar multas de cientos de dólares por ir a 50km por encima de la velocidad máxima. Además, les dicen que se los van a llevar presos y retener su carnet de conducir. Y cuando el turista está realmente aterrorizado le ponen una sonrisa y les dicen, en el único inglés que saben, el de los sobornos, “if you give me tip we can forget about all this” y juntan entre $20 y $70 dólares por víctima. Ssí desplumaron a muchos invitados de la boda.

En el caso de un amigo mío le hicieron esta trampa dos veces, estaba furioso, y juraba que no volvería a México. Otro, a la segunda vez, se escapó y no paró, pero con miedo a que le persiguieran. Lo que yo no entiendo es como un país democrático como México tolera un tipo de corrupción en en que la policía roba al turista de esa manera. Vivo en España hace 13 años y no me tocó un solo caso de corrupción policial. Es más, la única historia que escuché fue al revés, de unos mexicanos que vinieron aquí y les pararon y fallaron el test de alcolemia y trataron ellos de sobornar a los policías, lo que les hizo todo muchísimo peor. Choque de culturas.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Mecachisenlamar en Marzo 12, 2008  · 

_ULISES_ en Marzo 12, 2008  · 

Yared en Marzo 12, 2008  · 

Analfabetia en Marzo 12, 2008  · 

Fer en Marzo 12, 2008  · 

Ramo!! en Marzo 12, 2008  · 

ebrolibr en Marzo 12, 2008  · 

Fer en Marzo 12, 2008  · 

ana en Marzo 12, 2008  · 

Jorge Varela en Marzo 12, 2008  · 

nadie en Marzo 12, 2008  · 

igle en Marzo 12, 2008  · 

patitofe0 en Marzo 12, 2008  · 

Ernstws en Marzo 12, 2008  · 

Manuel en Marzo 12, 2008  · 

Eduardo Arcos en Marzo 12, 2008  · 

Otro tipo de robo en Marzo 12, 2008  · 

Iván Campos en Marzo 12, 2008  · 

Marc en Marzo 12, 2008  · 

Juan en Marzo 12, 2008  · 

nadie en Marzo 12, 2008  · 

Mariano en Marzo 12, 2008  · 

Ignacio en Marzo 12, 2008  · 

Jorge en Marzo 12, 2008  · 

Mariela en Marzo 12, 2008  · 

Mariela en Marzo 12, 2008  · 

Miguel Angel en Marzo 12, 2008  · 

mishagen en Marzo 12, 2008  · 

Norberto en Marzo 12, 2008  · 

Ignacio Rodés en Marzo 12, 2008  · 

Exequiel en Marzo 12, 2008  · 

Jose Benegas en Marzo 12, 2008  · 

Marcelo Levit en Marzo 12, 2008  · 

porttu en Marzo 12, 2008  · 

Pedro Stamati en Marzo 13, 2008  · 

Patricia Campbell en Marzo 13, 2008  · 

Dario en Marzo 13, 2008  · 

aXidente en Marzo 13, 2008  · 

gaston en Marzo 13, 2008  · 

El_Mexicano en Marzo 14, 2008  · 

Mariela en Marzo 14, 2008  · 

Enrique en Marzo 14, 2008  · 

Alejandro en Abril 1, 2008  · 

sobeksen en Julio 27, 2008  · 

Alberto Sanchez en Agosto 26, 2008  · 

ANTONIO SUALUA en Noviembre 1, 2008  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets