Estoy en Tel Aviv. Al llegar al Hilton me estaba esperando Avi Schechter, el fundador de Fring, mi software favorito para que no te timen en los móviles. Fring es tan bueno que lo prefiero aún al teléfono que vendemos con Skype ya que Fring no solo tiene Skype sino que además tiene su propia comunidad Fring más, Google Talk, MSN y a partir de mañana entiendo que con cualquier sistema SIP tipo el de Gizmo Project.

Y a todo esto se le suma la integración con todos los contactos de tu propio teléfono a los que puedes llamar por Skype Out o SIP. Ahora, lo malo es que el software de Fring solo funciona en los modelos más caros de Nokia que cuestan 350 euros o más (el teléfono que vendemos con Skype más la fonera cuestan 139 euros). Pero luego si encuentras WiFi abierto o de Fon (y eres fonero) es todo gratis y sino el tema es tener tarifa plana de datos o usar Yoigo que te cobra 1,20 euros por dia, más caro que ser Linus pero más barato que ser Alien. Fring tiene 30 empleados, principalmente ingenieros de sistemas, un perfil muy parecido al de Fon.

Ahora lo curioso del tema de Israel es que Fring pese a parecer tan orginial es una de las tantas empresas de tecnología. Ya escribí sobre la increíble cantidad de empresas de tecnología que hay en Israel, muchas de las cuales están participadas por mi amigo Yossi Vardi. Yossi es el organizador de la conferencia a la que vine, Kinnernet. que empieza mañana y es a dos horas de Tel Aviv (en dos horas se cruza Israel de punta a punta).

Luego del encuentro con Avi fuí a una cena en una discoteca llamada Whisky a Go Go, organizada por Jeff Pulver el norteamericano que impulsó enormemente la voz en internet y estuve charlando con el CEO de www.fixya.com una empresa que me pareció super interesante. La idea de Fixya es muy parecida a lo que mis lectores me hicieron ver que ya ocurría con Apple, una comunidad de usuarios tan potente que actuan de customer care para la empresa. También estaba Yossi que curiosamente me dijo que tenía la gran idea para Fon que era ponerle un puerto USB a la fonera y crear aplicaciones que hagan interactuar a la fonera con los sitios de la red 2.0. Fue gracioso porque le dije que justamente eso es lo que estábamos haciendo y caimos en el “great minds think alike”.

Pero volviendo al tema de Israel, es sorprendente ver como un país que tiene la mitad de la gente que la ciudad de Buenos Aires, tiene un pueblo increiblemente creativo a la hora de hacer empresas innovadoras. Curiosamente ninguna es grande. Finlandia que es un país con un nivel de población similar, no tiene tantos start ups, pero tiene Nokia. A Israel le falta su Nokia. Pero aún sin su Nokia igual la economía está creciendo mucho y la guerra del verano pasado o el conflicto permanente con los palestinos no parece mermar la creatividad de los israelíes para transformar ideas en empresas. No quiero pensar lo que sería este mini país si lograra vivir en paz con sus vecinos y bajar el gasto militar.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

María Teresa en Marzo 15, 2007  · 

grapa en Marzo 15, 2007  · 

martin en Marzo 15, 2007  · 

Retroferran en Marzo 15, 2007  · 

debow en Marzo 15, 2007  · 

Sheryl. en Marzo 15, 2007  · 

Mario Berman en Marzo 15, 2007  · 

Marcelo Levit en Marzo 15, 2007  · 

JA en Marzo 15, 2007  · 

Raymond en Marzo 18, 2007  · 

mmm en Abril 28, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets