Nací en Argentina, me formé en Estados Unidos y vine a España con muchas ganas de emprender en 1995. Desde entonces hice JazztelYa.com y Fon, la empresa que dirijo hoy en día, que es la red WiFi más grande del mundo y se gestiona entre Londres y Madrid.

Tengo 5 hijos criados en España. La mayor con 21 años está a 4 meses de graduarse en Columbia University y ya tiene muy buenas ofertas de trabajo en Nueva York, además está creando su primera empresa. La segunda está en medio de su licenciatura en Biología en New York University. El tercero, el año que viene estudiará Física en USA o Inglaterra. Ya tengo bastante claro que mis hijos mayores pasarán por lo menos una década en el extranjero. El cuarto y la quinta aún tienen 5 años y 5 meses.

Espero que cuando a Leo y a Mia les toque estudiar en la universidad y trabajar, las cosas sean como eran aquí en el 2007 (8% de paro), pero con una verdadera economía detrás. Una economía creativa y diversificada basada en la excelencia y no en pedir prestado, endeudar futuras generaciones y construir elefantes blancos, como fueron las últimas décadas.

Espero que para el año 2025 el español medio haya aprendido a crear, contribuir y competir en un mundo globalizado, algo que aún salvo por algunas empresas brillantes, no es la norma. Espero que gracias a esto tenga a mis hijos, e inclusive mis futuros nietos, sentados en la mesa los domingos con nuestro asado argentino, que seguimos haciendo en Madrid. Espero que España no estalle por el camino.

También espero que yo no haya tirado la toalla para entonces y haya emigrado a USA, Reino Unido, Alemania o Israel, países en los cuales los emprendedores somos mejor tratados. Países que entienden la importancia del trabajo de los emprendedores como motores de la economía. Espero quedarme porque no me parece que los competidores de España en lo laboral tengan la calidad de vida que aún se encuentra aquí, si eres uno de los afortunados que tiene un trabajo que te gusta y está razonablemente remunerado.

Es triste criar hijos y verlos emigrar. Yo me fui a la fuerza de la Argentina por la dictadura militar. Ahora hay otro tipo de emigración, mucho menos trágica pero no menos triste, que separa a la familia y a los amigos.

Gráfica de desempleo juvenil en Europa

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

damozu en febrero 1, 2012  · 

davidvinuales en febrero 2, 2012  · 

jose miguellozano en febrero 2, 2012  · 

sc_824d8200f27c97fb9c8c91a02485d2c0 en febrero 2, 2012  · 

gonzalomurillo en febrero 17, 2012  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets