Mi esposa Nina y yo estuvimos el jueves pasado en el Estadio Olímpico invitados por BT, partner de Fon. La experiencia de ver los juegos en el Estadio es muy diferente a  como uno los ve en la TV. Cuando estás allí  te das cuenta de que hay muchas pruebas realizándose simultáneamente. La gente en las gradas llega a confundirse y anima a  un equipo cuando otra competición está en marcha a la vez, incluso ceremonías de entrega de medallas.

El jueves vimos a Caster Semenya la controvertida corredora Sudafricana a la que acusaron de ser geneticamente un hombre. Consiguió la medalla de plata cuando era obvio para la mayoría, que podría haber ido a por el oro. Siento lástima por ella pero puedo llegar a entender el por qué de los argumentos que sus rivales tienen en su contra. También vimos correr a Bolt adelantando a todos, incluidos a sus compatriotas jamaicanos que se llevaron la plata y el bronce. Una celebración para Jamaica, un pequeño país que se lo merece.

Podéis ver las imágenes de este día en la siguiente galería de fotos.

Debo reconocer que antes Miami me parecía de mal gusto. Alguien decía que había estado en Miami y yo sentía que no sabían elegir a donde ir de vacaciones. Pero últimamente venimos mucho a esta ciudad y mi imagen de ella ha cambiado mucho. Con esta colección de fotos trato de comunicar lo que siento cuando paseo por South Beach. No se si me vas a entender.

Las fotos están hechas con una Leica M9 y una nueva lente que compré que me gusta mucho, se llama Leitz Wetzlar Elmar f4 135mm y solo me costó 200 libras en Londres.

España tiene un impuesto a la matriculación de los yates del 12%. Este impuesto se aplica al valor de la embarcación y su equipamiento, además del IVA del 18%. O sea que si un español se compra un barco, después de pagar todos los impuestos que tuvo que pagar cuando ganaba el dinero y ahorraba para comprarlo, además de eso tiene que pagar un 30% por encima del coste. El mismo barco costaría 12% menos en Francia u otros paises que cobran IVA pero no matriculación. Pero el problema no es con que los españoles ricos paguen más por tener un barco que los franceses ricos, esto si en España se quiere que sea así pues que lo sea. El problema es con los extranjeros, con los visitantes, con los dueños de barcos que no viven en España que antes gastaban enormes cantidades en tener, arreglar sus barcos y emplear españoles y ahora no. Porque España no sólo le cobra este impuesto a los españoles que compran un barco, sino a cualquier barco extranjero que está, aunque sea un día, charteando por España o a cualquier extranjero que deja su barco en España pero no vive en España. El resultado de esta ley es que los barcos de charter abandonaron España casi en su totalidad y muchos otros barcos de recreo también se fueron a Francia u otros paises. Empresas como Astilleros de Mallorca, constructoras y operadoras de marinas o reparaciones en general han tenido que despedir a muchos empleados y el paro en la industria aumentó. En Baleares tratar de cobrarle la matriculación a extranjeros produjo enormes pérdidas y sólo 1,5 millones de euros de recaudación.

Ahora los italianos que se ven en la misma crisis económica que España han introducido un nuevo impuesto duro pero que es más fácil de cobrar. Es decir, en vez de decirle a un señor inglés que quiere navegar por el Mediterráneo y tocar España, que  tocar España le va a costar el 12% de su barco, digamos 240 mil euros para un barco de 2 millones de euros por estar un mes, los italianos le cobrarán por día de estar en Italia o en aguas italianas. Según la nueva ley italiana le puede costar a un barco grande entre 100 y 200 euros por día estar en Italia. La idea es buena porque día a día al final en Italia van a recaudar más que en España. Además ahora con la crisis que hay casi no se venden barcos nuevos y el fisco español con su tasa de matriculación no cobra nada. Pero el fisco italiano encontró una manera de cobrar por todos los barcos viejos día a día, año tras año. Algo más inteligente, cobrarle al parque náutico existente y no solo a los nuevos barcos como en España. El impuesto italiano asume que todo Italia es como una marina por la que hay que pagar para estar ahí. Luego por razones medioambientales cobran menos a los veleros que a los barcos a motor que está bien y menos a los barcos viejos que a los nuevos porque valen menos.

En mi opinión España tendría que hacer lo mismo y además que se pague por internet y obligar a todos los barcos a llevar el AIS encendido así es fácil controlar toda esta nueva recolección. Con tarjeta de crédito, por internet, por día como se pagan los peajes en Inglaterra o Florida, esa es la manera. Así cobrarle a los extranjeros lo mismo que a los españoles tiene sentido porque los extranjeros pueden decidir venir a España por unos días e irse e igual pagan. Y los españoles pagarían más que es lo lógico ya que disfrutan de lo que se hace con esos impuestos. También los italianos estuvieron listos en cobrar el impuesto solo si el barco está en el agua. Así protegen el negocio de los astilleros y las guarderías. En España también habría que cobrar por día y solo estando en el agua, así los extranjeros traen sus barcos a arreglar a España generando nuevos puestos de trabajo para una industria ahora destrozada.

En general creo que en España los impuestos muchas veces se piensan mal, como que en vez de ser inteligentes y hechos para recaudar lo más posible parecen hechos con fines políticos y al final dañan la economía con tal de que los ricos sufran. Pero los ricos extranjeros no sufren yendo a Francia, y esto al votante español medio enamorado de su país no lo entiende. Creen que por España pagarán lo que sea, y no ocurre así. Se van, y hay que traerlos de vuelta.

Solíamos venir a Uruguay para escapar de la gente que conocíamos. Pero ahora, todos los que conocemos vienen a Uruguay y no únicamente las personas que conocemos de Argentina, que siempre venían. Me refiero a gente de Europa y de USA. Y cada vez son más los que vienen. Ellos, como nosotros, aún se preguntan porque les gusta tanto. He de aclarar, que la mayoría vienen a Jose Ignacio o sus alrededores, encuentran Punta del Este bastante feo. A mi también me lo parece. Sin embargo, la zona de la costa entre La Barra y Laguna Garzón es preciosa. Las fincas (chacras), las casas de la playa, los restaurantes, el paisaje en general. Pero de todas formas es triste que la mayoría de los que vienen a esta zona no visiten el interior, el campo. Yo lo hago cada día cuando salgo de ruta con mi bici de montaña. En mi última escapada, hice estas fotografías. Son imágenes que no muestran nada en concreto, sin embargo, el encanto de esta parte de Uruguay es que es especial sin que haya nada especial.Aquí dejo unas fotografías, a ver si estás de acuerdo conmigo.

Estas fotos las tomé el último día de las vacaciones de verano. Lo pasamos navegando en Aphrodite, el barco de la familia.  Llevamos navegando en él 11 años. De este a oeste, hemos navegado desde Beirut hasta México. Aphrodite es un velero de 92 pies diseñado por Andre Hoek y construído por Vitters. Y no me preguntéis porqué todavía sigo trabajando y apostando por convertir mis ideas en negocios como Fon, y no paso el resto de mis días navegando 🙂

Aphrodite es un velero de largas distancias que ha cruzado el Atlántico 10 veces. Lo que dicen sobre los barcos es cierto: son increiblemente complejos y muy caros de mantener, pero la experiencia de navegar es alucinante.

En este vídeo, podéis ver al Aphrodite navegando.

Ahora mismo estoy viendo TV3 en Menorca y entiendo casi todo.  Estoy viendo las noticias.  Digamos entiendo como para verlo y enterarme de lo que pasa y no querer cambiar el canal.   Y nunca estudié catalán.

Una de las cosas que sorprende a los argentinos cuando venimos a vivir a España es la hostilidad idiomática.  Porque entre brasileros y argentinos por ejemplo, hay un interés fuerte entre los mutuos idiomas.  Todos hacemos un esfuerzo y nos encontramos a mitad de camino en algo que llamamos “portuñol”.  Nos divertimos y nos entendemos.  En mi caso y el de mis amigos del colegio el objetivo para aprender portugués de adolescente era ir a Brasil a ligar. Terminabamos el colegio y si uno quería tener su primera experiencia sexual era mejor aprender portuñol e irse de vacaciones a Florianópolis. Como te imaginarás eso era ya de por si un gran incentivo para adquirir un idioma que por cierto en una semana se entendía sin problema, especialmente enseñado por una garota.  Y las chicas argentinas también soñaban con su garoto 🙂 La atracción sexual ayudaba a los idiomas.

Pero cuando vine de grande a España me encontré con una situación totalmente diferente.  Digamos que no había ningún apetito “sexual” o cultural entre catalanes, castellanos, gallegos, y otros de aprender sus idiomas, más bien todo lo contrario.  Aquí existe una agresividad latente entre idiomas.  Es como si el español cree que en el cerebro solo entra un idioma, con suerte dos.  Y esto no es así.  En mi caso además del inglés y castellano que son dos idiomas nativos para mi, hablo francés e italiano, entiendo portugues, gallego y catalán y estoy aprendiendo alemán.  Mi interés ha sido siempre el mismo, entender, comunicarme y si, también enamorarme porque es solo el amor a mi querida esposa que me hace embarcarme en algo tan difícil como aprender alemán.  Pero nuestra hija está por nacer y no me quiero perder nada de lo que ella le diga.

Pero lo ocurre aquí es que como todos los que hablan gallego o catalán también hablan castellano, solo ellos saben lo que el resto de los españoles no saben, y es que la distancia linguística entre todos los idiomas españoles y peninsulares (excepto el euskera) es mínima.  No hay comparación entre lo que puede ser aprender alemán y catalán.  En un mes, se pueden aprender 1000 palabras claves y entender algo como las noticias en catalán.  Lo que se aprende en un mes aquí llevaría un año entre digamos el castellano y el inglés.  Voy a dar ejemplos de lo que estoy viendo.

Dol per les victimes, dolor o duelo por las víctimas (no se cual pero viene del latin porque en italiano, portugués también hay palabras similares)

Marxa indignada a Madrid, marcha indignada en Madrid. En catalán la x es como la ch

L Uruguai regna a sudamerica, Uruguay reina en sudamerica. lo de la gn como ñ es igual en italiano

¿Fácil no?

Ahora, llegar a hablar bien catalán, o bien portugués, o bien gallego es otra cosa y salvo mucho interés no lo recomiendo.  Pero entre argentinos y brasileros no se trata de hablar bien, se trata de entendernos y lo mismo debería ocurrir entre españoles. Y si en muchas partes de España se hablan otros idiomas (de vuelta euskera excluido) que son tan parecidos al castellano, por qué no hacer un pequeño esfuerzo para entenderlo? Un mes? Quizás hasta se liga más 🙂 Es hora de dejar el idioma como división y de empezar a usarlo como acercamiento.

Por eso creo  a los 14 años todos los españoles tendrían que estudiar un año de idiomas peninsulares (los que no saben) habría más entendimiento y menos disputas, especialmente si es algo casual, a tiempo parcial y acompañado de un buen viaje a las ciudades más bonitas de Galicia, y Cataluña.  Aquí se puede ver lo que estudian los españoles en el secundario.

Por supuesto también todos tendrían que estudiar muchísimo más inglés que ahora. Pero el problema es que en este país es que muchos profesores de inglés no saben inglés.  No entiendo como no toman extranjeros para enseñar inglés.  Cuando me hice piloto en España vi la vergüenza que era el examen de inglés para pilotos.  Ni el examinador ni el examinado sabía inglés. En los cielos alemanes se habla inglés, por encima nuestro se habla en castellano por la radio lo que hace la aviación aquí mucho más peligrosa.  Y ni hablar de los presidentes de gobiernos angloanalfabetos que tenemos o de la clase empresarial muchos que hablan como Emilio Botín (que habla así).  Pero a diferencia de los que dicen que para que perder el tiempo con el catalán, creo que justamente los chicos españoles, al encontrar fácil aprender un idioma peninsular, podrían entusiasmarse y aprender mejor inglés que es sin duda indispensable hoy en día para ser una persona educada.  Y si por mi fuera terminaría con los doblajes ya.

Conclusión, seamos todos más cultos, hagamos un esfuerzo, aprendamos el idioma de nuestros compatriotas.  Por lo menos para entendernos.

Esta mañana me hice un recorrido de 34km en bici por Paris. El problema es que me falló el Endomondo. Como ves en el enlace solo sale el principio del paseo y no lo que está en el video.

Durante el paseo escuché RadioMe la app que estoy desarrollando para Android que te permite escuchar música y tus noticias (tu twitter, tu Facebook, tu Sms, tu Gmail).

También hice unas fotos.

El video está hecho con una Canon S95 y las fotos con una Leica M9

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets