blogmartinHoy es un día muy especial para mi y para todos nosotros en Fon. Es un placer poder anunciar el acuerdo entre Vodafone y Fon para expandir nuestra red de puntos WiFi en España e Italia.

Cuando fundé esta empresa, mi motivación era solucionar un problema que encontré viajando. Necesitaba conectarme a Internet por WiFi pero no podía encontrar redes accesibles. Fundé Fon en España con una misión clara: llenar el mundo de puntos WiFi que fueran accesibles.

Desde entonces Fon ha crecido mucho, pasando de ser una simple idea a posicionarse como la red de WiFi más grande del mundo. La hemos construido junto a las operadoras líderes de cada país. Hoy es posible encontrar gran cobertura de puntos WiFi de Fon en la mayoría de países europeos, también en Brasil, en Japón y recientemente anunciamos la expansión de la red a Australia.

Pero España se nos resistía. Los más fieles seguidores de Fon, los primeros Foneros, eran precisamente españoles. Siempre impulsamos proyectos nacionales como Chueca WiFi y trabajamos con Beta Testers que probaban los avances tecnológicos de las nuevas Foneras. Recibimos mucho apoyo y a cambio, a nuestro pesar, pudimos ofrecer pocos puntos en España. Eso está a punto de cambiar.

En estos años Fon ha demostrado que, a pesar de no ser profeta en su tierra, éramos capaces de vender una tecnología “Made in Spain” fuera de nuestras fronteras. A partir de ahora dejamos atrás los refranes y traemos el WiFi de Fon a la puerta de casa. Y además de la mano de Vodafone, uno de los líderes del mercado y la segunda operadora a nivel mundial en número de clientes.

Vodafone ha liderado la innovación en el campo de las telecomunicaciones durante décadas, tradicionalmente centrado en la conectividad móvil. El paso que ha dado para trabajar con Fon en una estrategia de WiFi demuestra la validez de nuestra visión de integrar esta tecnología y el 4G.

De la misma forma estoy muy contento de que Fon llegue a Italia, un país que me encanta y con el que tengo lazos muy fuertes desde mi juventud.

Los clientes de Vodafone también pueden alegrarse por ello. Estar conectados en casa o en la calle es cada vez más imprescindible, y con el creciente consumo de datos por parte de móviles y tablets, el WiFi se convierte en el complemento perfecto para el 3G y el 4G.

Me gustaría agradecer al equipo de Fon su gran esfuerzo y enorme trabajo, haciendo que esto sea posible. Ya no tendrán que viajar fuera para probar una densa cobertura de red.

Fon tiene alrededor de 15 millones de puntos WiFi en el mundo. Con Vodafone Italia y Vodafone España añadiremos más de 2 millones antes de final de año. Con estos acuerdos y los que tenemos ya en marcha, estoy convencido de que llegaremos a los 50 millones en los próximos años.

Nuestra misión continúa. El acuerdo con Vodafone es un gran paso adelante hacia la meta de llenar el mundo de un WiFi que sea accesible.

¡Gracias a todos por vuestro apoyo!

He usado a la vez y durante muchos años un iPhone y un Android. Dos bolsillos para dos teléfonos en dos compañías diferentes: Verizon para Android y T-Mobile para iPhone en Estados Unidos y Tuenti para Android y Vodafone para iPhone en Europa. Pero durante mucho tiempo mis favoritos han sido los Android. Hasta este mismo mes los Android podían hacer muchas más cosas que los iPhone. Había diferentes tamaños de pantallas para elegir y mi favorita siempre ha sido la de 5 pulgadas, mayor que la de cualquier iPhone. A la hora de compartir, Android era mucho mejor: podías compartir cualquier cosa desde cualquier servicio. Mientras, iPhone sólo elegía los más populares. Android permitía aplicaciones para controlar el WiFi, como la nuestra de Fon; iPhone no. Algunos teléfonos como los Samsung traían baterías reemplazables, en cambio el iPhone no y no hay ningún modelo que me durara encendido más allá de 5 de la tarde. Últimamente los Samsung, como el S5, eran también resistentes al agua lo que los hacía muy útiles en verano. Y luego estaba SwiftKey, el teclado multi-idioma que es capaz de leer mi mente (porque lee mi Gmail) y adivinar cuál es la siguiente palabra que quiero poner. Un teclado que me hizo olvidar esa horrible forma de cambiar de idioma en iPhone, pulsando un globo, un sistema claramente diseñado para usar sólo un idioma. Pero sigo usando iPhones. Los uso por otros motivos: uno importante es el diseño. Siempre son los teléfonos con mejor apariencia. Me gustan como objetos. En cuanto a video o fotos, no importa lo que lo Android hiciera que siempre el iPhone tenía mejores apps para fotos y cámaras. Lo mismo con los juegos: más y mejores para niños. En general casi cualquier aplicación tenía mejor diseño y funcionaba mejor en iPhone. ¿Pero de qué servía todo esto si el iPhone era muy pequeño para escribir bien, sólo funcionaba con un idioma a la vez y su batería no duraba más allá de las 5 de la tarde?

Bien, pues escribo esto ahora para decir que mi nuevo iPhone 6 es el primer teléfono, desde que Android se hizo competitivo, que supera a cualquier Android de los que tengo. He estado usando un HTC M8, un S5, un Moto G y un OnePlus One. Sí, todavía tengo mis dudas sobre la batería, no reemplazable del iPhone. Tendré que probar si dura al menos un día. Pero el iPhone 6 con 4,7 pulgadas tiene el tamaño perfecto, es muy, muy bonito, delgado y ligero, han dejado de lado el teclado único y acepta SwiftKey, permite perfiles WiFi que son casi tan buenos como las apps de WiFi como la de Fon, viene con 128GB de memoria que permite almacenar una gran cantidad de canciones en alta calidad de Spotify y los juegos que les gustan a mis hijos. Antes solía hacer “dieta de apps” con las aplicaciones de Leo, de 7 años, y Mia, de 3. La mayoría de juegos ocupaban cerca de 1 GB cada uno. Ahora nos podemos dar un atracón de apps y que sean ellos los que estén a “dieta de juegos”, pero teniendo donde elegir. También el iPhone 6 es mucho mejor en video y fotografía. El auténtico iPhone es el iPhone 6. Seguiré usando Android junto con mi iPhone pero el tiempo que le dedicaré a iOS subirá muchísimo. Dicho esto, no quiero acabar sin hablar de uno de los factores clave: el coste. El iPhone cuesta 700€. Sí, 700€ sin tener en cuenta falsos descuentos con contratos y permanencias. Eso es lo que realmente vale, lo que se lleva Apple. Mientras por 100€ puedes tener un Moto E sin contratos y libre. Un Moto E no es ni el 15% de lo que es un iPhone 6. Si eres, como la mayoría de la población, una persona que controla sus gastos, un Moto E es un 80% de lo que el iPhone 6 es, por un 15% de lo que cuesta éste. La principal habilidad de Android que Apple nunca tendrá es la capacidad de llevar Internet al 84% de la humanidad y eso es lo que debemos agradecer a Google. Incluso un iPhone de los antiguos cuesta todavía cuatro veces más que un Moto E. De ahí que el iOS sólo esté en un 11% de todos los smartphones que se venden hoy día en el mundo. Sin olvidar que los Android siguen siendo los mejores a la hora de compartir: ofrecen su sistema operativo a otros fabricantes a coste cero haciéndose así mucho más competitivo y además permiten compartir cualquier cosa desde cualquier app. Me parece mal que Apple elija sus ganadores y perdedores limitando el envío de archivos sólo desde sus servicios preferidos.

Incluso Google, a través de sus trends, te dice que con sólo un 11% de la cuota de mercado en total, iPhone siempre consigue más titulares que Android. 

Para crecer, Twitter se sirvió de “clientes”: plataformas como  Echofon y Twitterific, que permitieron a los usuarios gestionar la actividad de Twitter en sus cuentas en la red/móviles. Después combinó las innovaciones y el tráfico generado por esos clientes con el suyo propio y acabó limitando las APIs y desechándolos. No fue correcto, pero sí legal. Yo mismo invertí en uno, Seesmic, perdiendo lo invertido.

google_ap_imgGoogle utilizó Internet en su conjunto para crecer y ahora está pasando de ser un buscador a un proveedor de respuestas. El tiempo, los vuelos, información tipo Wikipedia… muchas búsquedas que no tienen relación con Google, pero que Google ahora no solo enlaza sino que responde. Y por esto muchos sitios web que ayudaron a construir lo que Google es ahora, empiezan a perder tráfico. La gente ya empieza en Google, ahora parte y acaba en Google. Google ya no quiere organizar la información mundial sino ofrecerla directamente. Las autoridades antimonopolio de EEUU están de acuerdo con esto, pero las de la UE no tanto y están estudiando si es un caso de abuso de poder. En el diario The Economist de esta semana hay un artículo precisamente sobre este asunto en el que varias empresas alemanas dan su punto de vista. Una de ellas es Axel Springer, de cuyo consejo de administración soy miembro. Pero resulta que Google está también presente en el consejo de Fon. Es por ello que estoy en medio y conozco muy bien ambas partes del conflicto.

Personalmente, no tengo muy claro que debería hacer la Unión Europea al respecto, “es complicado”. Por una parte, Google ha construido un monopolio de facto en el terreno de la búsqueda por Internet enlazando a todo el mundo de una manera más precisa que el resto. Google lo hizo genial, sus competidores cerraron o perdieron cuota de mercado simplemente porque Google es mejor. Pero ¿es justo crecer, por ejemplo, gracias a Kayak o Expedia, y luego reemplazarlos por tu propio buscador de vuelos, que además se muestra arriba del todo cuando ni siquiera es lo más buscado? El tema es que este cambio aunque daña a Kayak y a Expedia no perjudica a los consumidores, es más les simplifica la vida, menos clicks.  Luchamos contra los monopolios porque son perjudiciales para los consumidores. Es difícil defender el argumento de que Google está perjudicando a los consumidores al responder directamente él y conseguir la información de los mismos proveedores que Kayak o Expedia. Y más cuando los usuarios prefieren obtener respuesta directa en lugar de tener que hacer clic en un segundo enlace. Pero sea justo o no, hay una cosa clara: si has construido un negocio mediante tráfico de Google, deberías replantear tu estrategia o acabarás muerto como los clientes de Twitter. Consciente de esta situación, hay una empresa que dió un giro radical y hasta ahora ha sido capaz de amortizarlo: Facebook. Hizo que Google dejara de mostrarla como resultado, cerró su contenido a Google. Pero por desgracia, Facebook aún no ha desarrollado una buena herramienta de búsqueda propia buena y encontrar cualquier cosa que alguna vez escribiste en Facebook es casi imposible. Por eso, como consumidor, me gustaría poder buscar en Facebook con la misma facilidad que puedo hacerlo en Gmail o en Internet en su conjunto pero Facebook no le deja entrar en mi contenido a Google ni aunque yo le diera permiso.

En mi opinión, monopolio es el de Time Warner Cable.  Si vives en Nueva York y quieres televisión por cable, no hay otra opción que esa. ¿Motores de búsqueda? Hay otros: Yahoo, Bing… Google está donde está, no porque alguien les convirtió en franquicia, sino por lo buenos que son. ¿Estudiaría yo el caso de Google si fuera regulador? Por supuesto. ¿Los pararía? Sólo si encontrara perjuicio a los consumidores.

(Foto: The Nation)

Después de dos décadas de tímidos inicios, creo que el reconocimiento de voz, o traducción voz a texto, finalmente ha llegado a su madurez. Últimamente tanto en inglés como en español por fin parece que al hablar, mis smartphones pueden transcribir la mayor parte de lo que digo. Pasa tanto en Apple como en Google pero como uso un Android y un iPhone a diario he querido comprobar cuál tiene la mejor tecnología para el reconocimiento de voz. ¿Apple o Google?

Lo que hice fue hablar simultáneamente en la aplicación para email del iPhone 5S y en la aplicación de Gmail para mi Android Samsung 5, ambos conectados a la misma señal WiFi de Fon con fibra óptica de Movistar, en Alcobendas, Madrid. Después me envié estos emails a mí mismo y aquí están los resultados:

Apple:

These is a test to determine which system works better if the voice recognition off the iPhone or the voice recognition of android so what I am doing is I am dictating two emails simultaneously door and iPhone and android on I’m checking which operating system understands me better

Google

This is a test to determine which system works better if the voice recognition of the iPhone or the voice recognition of Android so what I am doing is I am dictating to emails simultaneously 21 iPhone and Android on I’m checking which operating system understands me better

A pesar de que ambos sistemas operativos cometieron fallos, Google tuvo unos cuantos menos así que es el que gana esta prueba. Además en Android puedes ver cada palabra que pronuncias mientras que en iOS tienes que esperar hasta que acabas y pulsar “hecho” para ver lo bien que tus palabras han sido transcritas.

Este es el test en español:

Google

Esto es una prueba en la que quiero comprobar la calidad del sistema de reconocimiento de voz de los dos sistemas operativos el de Google y el día todo lo que quiero ver es cuál de los dos sistemas entiende mejor mi castellano

Apple

Esto es una prueba en la que quiero comprobar la calidad del sistema de reconocimiento de voz de los dos sistemas operativos el de google y el de apoyo lo que quiero ver es cuál de los dos sistemas entiende mejor a mi castellano

En español, ambos sistemas operativos lo hicieron igual de bien. Entendieron todo excepto la palabra Apple pero de nuevo me quedo con Google por el feedback inmediato que te da al hablar. También Google lo hizo mejor a la hora de entender mi nombre en mi dirección de email. A Apple le costó más, no sé porqué.

Aunque hablo con fluidez en inglés, el español es mi lengua materna así que no me sorprende que hubiera menos fallos en español que en inglés.

Mi conclusión después de este test es que tanto Google como Apple están ofreciendo al fin una buena tecnología de voz a texto pero Google va con un poco de ventaja sobre Apple.

bitcoin2Para mi, el Bitcoin es una moneda que si la tiras al aire en 2020, tendrás una cara valorada en 100.000 dólares y una cruz que valga cero. Si sale cara, Bitcoin para entonces se habrá convertido en un serio competidor para el oro y una auténtica moneda de cambio. Si vale cero, será porque o bien la gente habrá perdido el interés en la moneda digital o porque una mejor será más útil. El primer caso sería algo parecido a lo que pasó al comprar terrenos en Second Life, que en su momento se pensó que sería una buena forma de hacer dinero. El segundo como invertir en MySpace en vez de en Facebook.

(Foto:  antanacoins/Flickr)

portfolio_google_friendPiensa en las funcionalidades que hicieron del iPhone algo revolucionario cuando se lanzó. Haz una lista de todas ellas. Ahora piensa en todas las funcionalidades que trajo Android además de esas. Puede que necesite ayuda con mi lista porque además del código libre no se me ocurre ninguna otra. Las más importantes, como el teclado en la pantalla, la opción de hacer zoom con los dedos o el propio concepto de una “app” llegaron todas de la mano del iPhone. De hecho, es bastante probable que la mayor innovación de Android sea el haber conseguido hacer un iPhone a precio asequible.

Ahora hagamos otro ejercicio: ¿se te ocurre algún producto que pudiera nacer ahora y fuera tan diferente al iPhone como lo era la Blackberry o los Nokia en 2008? Lo único que me imagino es un ordenador con una interfaz basada solamente en voz hablada. Un ordenador al que le puedas hablar y que te responda. Ni pantalla ni nada. Un ordenador que sea como otra persona.

Cuando charlas con un amigo, no hay ninguna pantalla, sólo diálogo. Puede haber un cambio en el tono de la voz o algunas expresiones faciales mientras escuchas y ves a la otra persona pero si él o ella, por ejemplo, quiere describirte algo que nunca hayas visto, pongamos un animal, lo único de lo que dispone para que te lo imagines es su voz, es la elección que hace de las palabras. Así sería este ordenador.

Me pregunto si podríamos construir algo así. Sería como las Google Glass pero sin “glass”, sin gafas. Sólo voz que se emite y que se oye. Algo más barato y pequeño que un iPhone, sin pantalla y con una batería de menor tamaño. Un dispositivo que pudieras llevar puesto como si fuera una pulsera o un collar. Como un compañero virtual que pudieras llevar puesto. Y no te preocupes por poder parecer tonto hablando contigo mismo, la gente pensará que estás hablando por teléfono. ¡Ni siquiera te harían falta unas gafas de friki!

(Foto: Tom Chitty)

google-nestLos 3.200 millones de dólares (2.500 millones de euros) por los que Google va a adquirir Nest, la empresa responsable de los termostatos inteligentes que están ya en cientos de miles de casas, nos anima a continuar construyendo la red WiFi de Fon, que está ya en 12,4 millones de hogares y no para de crecer (y de la cual Google es inversor, por cierto). El WiFi es parte indispensable de la automatización de hogares, tiendas y oficinas. Cada vez más aparatos están equipados con WiFi: desde cámaras, bombillas, cerraduras, enchufes o termómetros hasta sensores de humedad, vigilabebés y por supuesto termostatos y alarmas de incendios. Todos estos objetos, así como los nuevos routers de Fon, se controlan desde apps instaladas en smartphones. Mientras la mayoría de emprendedores deciden trabajar en apps, útiles por sí mismas, yo prefiero hacerlo en apps que controlan objetos, que hacen de objetos desconectados objetos que están en red. Me alegro mucho de esta adquisición, especialmente por los fundadores de Nest y por Alex Hawkinson y SmartThings, donde soy inversor. El último movimiento de Google anima no tanto a hacer productos que sirvan para automatizar individualmente los hogares sino a crear la plataforma que integre a todas y las ponga al alcance de la mano a través de un smartphone.

(Foto: TechCrunch)

365941-siri-icon

Con la llegada de Siri en el iPhone 4S, hace ya dos años, los asistentes virtuales irrumpieron en el mundo de los smartphones. Estas aplicaciones, que procesan el lenguaje natural para responder preguntas, hacer recomendaciones o realizar tareas, se han convertido es uno de los atractivos principales de los teléfonos de última generación.

No solo Siri en iOS ha tenido relevancia. Precisamente un bilbaíno fue el que, en 2012, creó Sherpa, el asistente virtual con más éxito en Android y desde mi punto de vista, incluso mejor que el de Apple. Llevo varios días probando los dos, Siri desde mi iPhone 5 y Sherpa desde mi HTC One y hasta ahora el resultado es satisfactorio. Ambas aplicaciones suelen responder lo mismo a mis preguntas. Son productos muy similares, pero usándolos, me he encontrado con varias diferencias y “peros” destacables:

–       Si se te ocurre algo que quieres compartir en redes sociales, Sherpa te ayudará, Siri no tanto: A Sherpa puedes pedirle que publique por ti lo que quieras tanto en Facebook, como en LinkedIn o en Twitter. Siri sólo se entiende con Facebook. Ninguno de los dos aun con Tumblr.

–       Si como yo, trabajas en entornos en diferentes idiomas, cambiar la lengua en la que dirigirte al asistente virtual dentro del propio asistente es una funcionalidad muy útil. A Sherpa puedes decirle “cambio a ingles” o “change to Spanish”, y te entenderá en el idioma elegido. Siri, al decirle eso, igual te manda a Google porque no entiende lo que le pides.

–       Si quieres ir de compras por Internet, ya te aviso que aún no hay asistencia virtual ninguna para ello. Ni Siri ni Sherpa están integrados con Amazon o eBay. El único que te puede ayudar en algo es Sherpa, que te permite introducir tu cuenta de PayPal y pagar.

Por otra parte, y en general, creo que los dos asistentes virtuales deberían evolucionar hacia dos modos diferentes de funcionamiento, uno “ciego” y otro “visual”. Me explico:

Sherpa–       En el modo “ciego”, el usuario sólo tendría que usar la voz para comunicarse con el asistente virtual. Todos los resultados y la interacción se oirían y no haría falta mirarlos, como si el usuario fuera ciego de verdad. Esto sería muy útil a la hora de conducir, por ejemplo, ya que mirar a la pantalla es peligroso y a veces incluso está prohibido. De hecho, un dispositivo con esta tecnología, altavoz y micrófono podría ser de gran utilidad para personas ciegas en sus vidas diarias.

–       En el modo “visual”, en cambio, el usuario usaría la voz y el dispositivo móvil mostraría todos los resultados en pantalla además de responder.

Por último, también echo de menos en Siri y en Sherpa la posibilidad de interactuar con el teléfono sin necesidad de dar órdenes explícitas al asistente virtual. Es decir, me gustaría poder decir “me gustaría publicar esto en Tumblr” y que el asistente entendiera qué quiero hacer exactamente. O decir algo como “voy a dictar”, y que Siri o Sherpa supieran que deben tomar nota de lo que voy a decir, a continuación que hubiera la posibilidad de revisar lo dictado y posteriormente que preguntaran qué deseo hacer con ese texto, si enviarlo por correo, publicarlo en Facebook o hacer una entrada para mi blog. Los smartphones son dispositivos multitarea, hechos para interactuar con varias aplicaciones a la vez. Sherpa o Siri deberían ayudarnos a automatizar estas tareas múltiples y esto aún no está resuelto en ninguna de las plataformas.

table_music_servicesHace ya tiempo que dejé de descargar música. Bajar un mp3 es lento, aburrido y caro. Lento porque se tarda mucho tiempo en encontrar , descargar y sincronizar las canciones con el reproductor de música. Aburrido porque el proceso de descarga es muy tedioso y no siempre eficaz. Y caro porque aunque no pagues por la descarga, por discos duros o por otros soportes para almacenar los archivos, sale más caro al final que cualquiera de las opciones que describo en la tabla de música en la nube.

Oír música en la nube es la tendencia que más adeptos está ganando últimamente. Y precisamente porque es rápido, divertido y barato. No tardas nada en oír lo que quieres, ya sea online o descargado en tu dispositivo con el modo offline. Divertido porque puedes ver qué oyen tus amigos, acceder a recomendaciones, leer letras a la vez que escuchas música y mucho más. Y barato porque los precios, por el gran número de competidores, es cada vez más bajo, y a la larga mucho más barato que cualquier disco duro para almacenar mp3.

La opción con más usuarios es Pandora, con 70 millones. Le sigue iHeartRadio (48), TuneIn (40) y Deezer (30). Pero hay que destacar la fuerza Premium en Spotify: sus 6 millones de suscriptores representan un 30% del total, lo que la hace destacar del resto.

Todas las plataformas analizadas tienen una versión gratuita.  Las restricciones son muy parecidas: anuncios, limitaciones para saltar de canción en canción, bajada de calidad o tiempo de escucha limitado.

En las versiones de pago es donde empiezan a notarse diferencias importantes: el nuevo iTunes Radio será la opción más atractiva para el bolsillo. Por sólo 25 dólares al año, música sin limitaciones ni anuncios. Lo mismo lo ofrece Pandora por 36 dólares al año. Cuando el pago es mensual, los precios son parecidos. El más barato: Pandora, que por 4 dólares da mejor calidad de audio sin anuncios. Le sigue Spotify que por 5 dólares te da música sin anuncios pero sin opción móvil. Las tarifas planas ilimitadas mensuales, para todos los dispositivos y sin anuncios, no bajan de los 10 dólares en todas las plataformas.

A la espera de conocer el tamaño del catálogo musical de iTunes Radio, las 30 millones de pistas disponibles en Xbox Music hacen que sea el más atractivo en cuanto a variedad. Pandora, con tan sólo 1 millón, tiene el catálogo más pobre.

La calidad de sonido, otro de los factores que importan mucho a los usuarios, es bastante irregular. Mientras algunas plataformas tienen calidad variable o se niegan a dar sus datos, Google, Spoitfy y Deezer aseguran una calidad máxima de hasta 320kbps.

Otro aspecto a destacar es la disponibilidad. La gran mayoría de las analizadas permiten el acceso en países de todo el mundo mientras Pandora, Slacker e iHeartRadio sólo están disponibles en EEUU, Canadá, Nueva Zelanda o Australia. Los países de habla hispana también son ignorados en muchas de estas plataformas: Spotify por ejemplo no funciona en Argentina, Perú ni Colombia.

Por último, me fijo en las apps. La mayoría de gente oye música sólo desde su teléfono móvil y por ello creo que la situación ideal sería que todas estas plataformas estuvieran disponibles en todos los sistemas operativos. En cambio iTunes Radio sólo estará disponible para iPhone, Xbox Music sólo se puede obtener en Windows Phone y Google Play sólo en Android. Pandora, Spotify, Slacker e iHeartRadio, en cambio, están disponibles para todos los sistemas operativos.

Yo personalmente, de todas, me quedo con Spotify por su calidad de sonido, variedad en su biblioteca musical y aplicaciones que mejoran significativamente la experiencia de usuario. Para música libre de derechos o remezclas de DJs me inclino más por SoundCloud.

Este año, Nina y yo estamos encantados de anunciar que nos hemos asociado con Founders Forum para realizar la primera edición de Founders Forum MenorcaTechTalk, que tendrá lugar en nuestra finca en la isla. Vamos a invitar a emprendedores excepcionales de todo el mundo para disfrutar juntos de un fin de semana de intercambio de opiniones, análisis y relax en un entorno increible.

La edición 2013 se llevará a cabo desde el día 28 de Junio hasta el 30 de junio.TT logo pic 13

El sábado 29 de junio, los invitados darán una serie de ponencias improvisadas sobre tecnología e innovación. Como en ediciones anteriores, invitamos al público a asistir al TechTalk Open Doors y unirse a nosotros para disfrutar de una tarde de diálogo e interacción con las grandes mentes del mundo tech. El evento tendrá lugar por la tarde del sábado desde las 16h30 hasta las 19h30. Los que estén interesados en asistir, por favor deben contactar con menorcatechtalk@ff.co para asegurarse una plaza (capacidad limitada a 80 plazas).

Esperamos contar con tu presencia en nuestra finca para compartir una tarde inspiradora!

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets