Estamos en Sagaponack, NY.  Nina, Leo y Mia fueron a ver el desfile del 4 de julio de Southampton. No pude ir porque tengo una gripe de verano que me mantiene en cama. Estoy haciendo una maratón de Juego de Tronos . Ya voy por la segunda temporada, capítulo 4. Casi nunca veo la TV, pero sí me gustan las series. Aprovecho los vuelos para verlas en el iPad. Y ahora, porque estoy enfermo (no puedo parar de toser) pues las veo en la cama. Durante los tres últimos días, vi unas 10 horas de Juego de Tronos.

Juego de Tronos tiene una gran cantidad de escenas de sexo, que atraen la mayoría de los comentarios, pero eso no es nada en comparación con la cantidad de escenas violentas que se representan. Una violencia que está al límite de lo que puedo soportar, como cuando asesinan a un bebé en los brazos de una mujer. Pero la historia es buena y me enganché. A estas alturas, cualquier cosa que me haga olvidarme de la gripe es bienvenida, aunque sufro cuando veo la mayoría de las escenas violentas. Cuando veo este tipo de horrores, recuerdo como cuando era un niño me decía a mi mismo que era sólo una película,  que era ficción. Pero durante un descanso, leo las noticias, las noticias del mundo real. Y veo esto. Un Juego de Tronos que está ocurriendo ahora mismo en Siria, en tanto que Bashar Al Assad intenta aferrarse a su trono y genera una oleada de asesinatos – según informa Reuters.

Video clips showed rotting corpses lying in dried pools of blood in dark hallways, their faces covered with flies. One showed a woman and her child prone in a living room. The activist narrating the video said they had been stabbed. (Los vídeos muestran cuerpos en descomposición sobre charcos de sangre en pasillos oscuros, con las caras cubiertas de moscas. Uno mostraba a una mujer y su hijo boca abajo en una sala de estar. El activista que narra el vídeo dice que fueron apuñalados)

A third video displayed pieces of charred flesh which activists said were severed genitals. (Un tercer vídeo muestra trozos de carne calcinados que el activista dice eran genitales amputados)

“There was more here yesterday,” said a man wearing plastic gloves.” “But the dogs were taking them.” (“Había más ayer”, dice una mujer que lleva guantes de plástico. “Pero los perros se lo han llevado”)

Tras esto, mis defensas dejaron de funcionar. Pienso en lo que está pasando en Siria, un país que visité en el año 2003 y que me pareció muy atractivo. Aquí están las fotos de mi viaje. No puedo ni imaginar qué estarán haciendo y cómo lo estarán pasando las personas que aparecen en estas fotos mientras está sucediendo esta horrible gerra civil. ¿Por qué Bashar al Assad, un hombre que estudió para ser oftalmólogo en Londres, y su mujer Asma al-Assad, que nació y se crió en Reino Unido y se graduó en Informática, apoyarían esta masacre por mantenerse en el poder?

Todavía existe mucho de Juego de Tronos a nuestro alrededor. La Edad Media aún está aquí.

El desastre del euro es que el Banco Central Europeo (BCE), al contrario que la Reserva Federal (FED), no es un verdadero prestamista de ultima instancia (lender of last resort). En 2008, en medio del colapso financiero, la Reserva Federal dijo que proporcionaría la liquidez que fuese necesaria, sin límite, y esto evitó el colapso total del sistema financiero. Esto salvó a Estados Unidos tal como lo conocemos. Tal como están las cosas, la semana que viene, el BCE debería decir exactamente lo mismo, tendría que salir a respaldar toda la deuda soberana europea y todo el sistema bancario europeo con liquidez ilimitada como hizo el FED. Tendría que parar este fuego que empezó en la perifería de Europa, con Grecia, Irlanda y Portugal, que avanzó a España e Italia y que ahora está llegando a Francia. Pero nuestra tragedia es que legalmente no puede.

Si se concediese todo el crédito que se necesita en esta recesión, no habría inflación y nos permitiría salir de la crisis. La idea de no “imprimir” o dar crédito ilimitado es frenar la inflación. Pero en momentos de pánico el peligro no es la inflación. El despilfarro europeo, que lo hay, el estado de bienestar pasado de vueltas, que existe, no se soluciona de un día para otro. Hay que transformar “despilfarro” en inversión pero manteniendo en nivel de gasto público. Recortar a lo bestia nos va a hundir. Hay que generar empleo, no abaratar el despido como se hizo en España sin dar incentivos claros para emplear.

La austeridad es necesaria, muy necesaria, también es indispensable que haya menos participación gubernamental y más privada en Europa. Democracia social si, pero para distribuir hay que ganar. Necesitamos un modelo más alemán que francés. Alemania nos enseña el camino. Pero la misma Alemania está cometiendo un grave error al pretender que otros hagan en un año los ajustes que Alemania hizo en una década. Y nos está llevando al desastre.

Publiqué en Google+ un gráfico referente a la cantidad de victimas de conflictos armados, donde se muestra que los tiempos que estamos viviendo son sorprendentemente de los más pacíficos de la historia reciente. Una maravillosa noticia. Sin embargo, al leer los más de 120 comentarios del post, uno se da cuenta del escepticismo generalizado que existe hacia las buenas noticias. La gente no puede creer que actualmente estemos viviendo mayormente en paz porque cuando ve las noticias solo ve conflictos. Pero lo que no hacen las noticias en la tele, medios impresos e internet es poner las noticias en contexto. Siguen habiendo conflictos, el último la guerra civil en Siria, pero cada vez menos gente muere en proporción en guerras o conflictos armados.

La mayoría de la gente parece estar programada para creer solo en las malas noticias. Un titular como “La enorme mayoría de la humanidad se fue a dormir sana y salva” pasaría totalmente desapercibido. Pero es lo que pasa todos los días. Por supuesto que, por ejemplo, las familias de los chicos judíos asesinados en Francia esta semana tuvieron la peor semana de su vida. Un horror. Y todas las muertes violentas son inaceptables. Pero la tendencia en baja de la mortalidad por conflictos armados es clara. Y eso y muchas otras noticias a la gente le cuesta aceptarlo.

Aquí hay una charla en TED de Peter Diamanidis que vi sobre el tema de la alergia a las buenas noticias que me inspiró a escribir este artículo.

Antes que nada quiero aclarar que soy judío.  Lo cuento no porque sea tan relevante en este artículo pero porque prefiero sacar el tema de la mesa anunciándolo.  Pero aunque fuera o no judío pensaría igual yes que no creo que sea buena idea para Israel atacar a Irán por la posible amenaza de una guerra nuclear en el futuro si Irán consigue tener bombas atómicas. No es que crea lo que dice Irán cuando miente que su desarrollo es con fines pacíficos, por supuesto que quieren desarrollar armas nucleares, pero también Pakistán las tiene y es para mi un mayor peligro. Pakistán es un país muy inestable, pero convivimos con él y con sus armas nucleares.  India, un país al que la mayoría de nosotros consideramos de fácil convivencia, ha tenido que vivir con Pakistán, sus armas y sus terrorristas. Y no estamos por invadir ni atacar Pakistán pese a su efecto desestabilizador en la región.

Pakistán es un país gobernado por personas a la que les gustamos pero con una población que mayoritariamente nos odia, y no me refiero al odio a los judíos, sino al mundo de Occidente. Leí una encuesta del Pew que decía que a mediados de la pasada década a la mayoría de los Pakistaníes les gustaba como líder Bin Laden. Que lo hubieran votado. A algunos les gustaba tanto como para darle cobijo durante años. Y este es un país que cuenta con armas nucleares y lo toleramos. Israel y quizás también la UE y USA, están pensando en atacar a Irán porque puede que tenga armas nucleares. Declarar la guerra a un país que podría tener armas nucleares es una medida poco convincente para incrementar la seguridad mundial. ¿Por qué no fue USA a la guerra con la URSS cuando desarrollaron su programa nuclear? ¿Por qué no declaramos la guerra a Corea del Norte cuyo gobierno está bastante más loco que el de los iraníes? En ambas circunstancias, se estimó que el coste de la guerra sería mayor que el coste de prevenir la proliferación nuclear. Corea del Norte, por ejemplo, podría terminar con un tercio de Corea del Sur con artillería convencional,  y ante tal amenaza, les dejamos tener armas nucleares.  Y ahora las tienen un poco cambió.  Sabemos que por más locos que están no las usarán. Estoy seguro de que los sur coreanos preferirían a otros vecinos, pero hacen lo que pueden bajo estas circunstancias. Incluso si Irán se arma, la situación de Israel no sería tan mala como la de Corea del Sur ahora.  Además, Irán con sus ejércitos aliados Hezbollah y Hamas ya son una gran amenaza para Israel pero Israel los mantiene bajo control. Siria bajo el liderazgo de Bashar Al Assad  y aliada de Irán, era otra grave amenaza. Pero mira ahora donde está, exterminando a su propio pueblo, odiando a su propia gente. Gadaffi dijo que habría un Oriente Medio sin Israel y terminamos teniendo una Libya sin Gadaffi. Creo que hay evidencias suficientes para pensar que Irán va en la misma dirección.  La guerra preventiva es un error: para evitar una posible guerra en el futuro, debe irse a la guerra ahora. Se despilfarraron miles de millones de dólares de USA y la UE, bajo esta doctrina y preciosas vidas humanas, para llegar a nada. ¿Alguien duda aún de que Saddam Hussein habría sobrevivido a la Primavera Árabe? Si se interviene, debería hacerse para inclinar la balanza, no como una fuerza invasora tratando de conquistar el país y reconstruirlo durante una década, eso no es bueno y tampoco nos lo podemos permitir.

Las armas nucleares tienen de manera extraña, un aspecto positivo y es que su utilización sería tan devastadora, tan dañina, que todos los que las han tenido no se han atrevido a usarlas.  La única excepción en la historia, fue por supuesto USA, que nos guste o no, fue la única nación suficientemente cruel para superar esas barreras y utilizarlas. Quizás fue porque nadie lo había hecho antes y no existían en la memoria de nadie las imágenes de Hiroshima y Nagasaki.

Pienso que deberíamos tener más esperanza en el pueblo de Irán. Irán es opuesta a Pakistán, un país dirigido por personas que nos odian, pero un pueblo que está harto de esto y al que les gusta Occidente y nuestro estilo de vida. Las protestas de Irán parece que sean llevadas a cabo por quienes quieren ser libres y es el gobierno quien les reprime.  Así que no debemos dar a estas personas que buscan la libertad y que casi derrotan a Ahmadinejad, una razón real para odiarnos. Y tenemos que recordar que bajo una situación de ataque casi todos se vuelven nacionalistas  y se alían con quien quiera que sea el dictador en el poder. Desde un punto de vista judío, ahora que el mundo musulmán está centrado en su problemática de ataque a Irán, sería el peor momento para ir a buscar ser el centro de atención. Además Hezbolá y Hamás brazos armados del gobierno iraní, están listas para atacar a civiles en Israel con armas convencionales. Por ahora lo han hecho con cohetes poco sofisticados pero en caso de conflicto Hamas y Hezbolá recibirían muchas mejores armas.

Debemos reconocer que la situación es fea, confusa, difícil de manejar y no hay respuestas fáciles. Sabemos que un Irán nuclear sería un desastre y no solo para Israel.  El conflicto humo de la región es musulmanes contra judíos, el verdadero conflicto, el que ha matado no miles sino millones es el conflicto Sunita, Chiita.  Si Irán tiene la bomba muchos sunitas la van a querer.  Pero no es el trabajo de Israel prevenir que los sunitas y los chiitas no se maten entre ellos.  Son estos paises que tienen que aprender a lidiar con su instinto fraticida.  Vale la pena estudiar cuanta gente ha muero en medio oriente en los conflictos de los últimos 30 años para entender que los israelíes y palestinos muertos son una minoría comparados con los sunitas y chiitas.  Además para el ataque de Israel a Irán, un país con 80 millones de personas – dos veces mayor que Francia – sería una tarea de grandes proporciones, nada comparado con la Operación Babilonia de 1981. Expertos militares la consideran un probable fracaso que solo atrasaría el programa nuclear iraní en pocos años si va bien.

Israel, USA y la UE, deberían continuar con operaciones encubiertas y otro tipo de tácticas y presiones para frenar el desarrollo nuclear iraní, que si es un gran peligro para todos.  Pero no ir a una guerra que al final fortalecería el regimen actual.  Tenemos que aprender a vivir con nuestros miedos, aceptar que Irán puede convertirse en una potencia nuclear  y centrarnos en la promoción de un cambio en el poder que está más en línea con el pueblo iraní y con sus intereses y los nuestros en occidente.

Me pregunto lo mismo que muchos se preguntan: si la insistencia de Angela Merkel sobre la austeridad es una medida sabia. Yo creo que lo que necesitan los países del sur de Europa no es reducir el nivel de gasto. Haciendo esto, la economía corre el riesgo de hundirse y el déficit presupuestario aumentaría sin parar.  Lo que debemos hacer en cambio, es mantener el nivel de gasto y de inversión pero cambiando su composición. Tenemos que ajustar la economía, no acabar con ella. Concentrarse en lo que va bien y eliminar lo que nos frena. No reducir todo a lo bestia.

Estoy de acuerdo con los alemanes en que el sur de Europa tuvo una falta de reformas y mucho gasto. Grecia, Italia, España, Portugal, muchos de los privilegios se entregaron a quienes no se los merecían, el crecimiento se hizo sobre el crédito y el resultado fue el colapso de la economía.  Hubo y habrá corrupción en la mayoría del sur de Europa – más que en los países de norte – y se construyeron muchísimas obras faraónicas, aeropuertos a los que nadie vuela o infraestructuras para trenes de alta velocidad que nadie necesita.

Pero una reducción drástica de la actividad económica sin otras medidas razonables para generar crecimiento, sólo agravarían el problema. Esto es lo que sucede en España ahora mismo. Estamos recortando el gasto, pero no nos estamos centrando en crear crédito inteligente a los sectores en crecimiento. Al hacer esto estamos consiguiendo que muchos negocios rentables sufran e incluso mueran por no recibir un crédito a tiempo. Necesitamos crear inmediatamente líneas de crédito para las empresas que están generando empleo. Tenemos que saber encontrar los nichos de crecimiento y apoyarlos. Tenemos que re ubicar a los trabajadores de las empresas que están muriendo en sectores en crecimiento, tenemos que re educar a la población para la economía globalizada en la que vivimos. El reto de pasar de una economía basada en la industria a una economía basada en los servicios no es nuevo, ahora el reto es pasar de esta economía de servicios a una economía digital. Ninguno de estos problemas es financiero o monetario, son problemas reales que necesitan una intervención real. El ajuste fiscal como una quimioterapia, no podemos matar a todas las células porque algunas sean malas. Tenemos que hacer un diagnóstico puntual a la hora de intervenir la economía. Alemania está cometiendo los mismos errores que los miembros más influyentes del FMI cometieron en Latinoamérica en los 90.  Se establecieron para sí mismos unas políticas de crecimiento mucho más  elaboradas y detalladas que funcionaron, y pidieron a Latinoamérica implementar una  práctica mucho más simplista, políticas del tipo “quimio”. Los resultados fueron desastrosos para Latinoamérica y buenos para USA y EU que no se auto aplicaron las medicinas del FMI.

Alemania está haciendo al sur de Europa lo que el FMI hizo con Latinoamérica durante décadas y esto puede ser peligroso para ambos. En Latinoamérica predicando la austeridad el FMI desarrolló políticas que fracasaron y causaron una década de estancamiento. Además, como su fracaso se hizo evidente el FMI terminó siendo odiado por la mayoría de los latinoamericanos del mundo.  Alemania podría terminar de la misma manera. Esto sería muy triste, porque Alemania si tiene buenas intenciones, únicamente está aplicando un modelo político equivocado. Los Estados Unidos vieron su imagen caer en picado en Latinoamérica al estar tan asociados con las políticas estrangulatorias del FMI. Es triste ver ahora como muchos latinoamericanos piensan que China es mejor país que Estados Unidos, implantando regímenes como el de Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia.  Lo mismo podría suceder con Alemania si su modelo insiste en aplicar políticas erróneas.  La Unión Europa podría desmoronarse y el sur de Europa podría terminar adoptando regímenes políticos populistas que sólo convierten en mucho peor la situación de Europa. El riesgo existe.

Se ha abierto un debate muy interesante en Google+ en referencia a este post. Puedes seguirlo aquí.

Mariano Rajoy en Barcelona

Image via Wikipedia

El Partido Popular consiguió ayer una victoria histórica en nuestro país. En las pasadas elecciones hace cuatro años, apoyé de mala gana a los socialistas y a Zapatero, pero tras su desastroso gobierno durante el cual se triplicó la tasa de desempleo, decidí en esta ocasión apoyar de mala gana a los populares. A pesar de mi tibio apoyo, considero que Mariano Rajoy es un hombre que no entiende el conjunto de la economía global. Una de las principales razones es que no habla inglés. Tenemos un Presidente que sabe que gran parte de la solución al problema de este país no está en manos de quienes hablan español pero el sólo vive su vida en traducción, una pobre condición para gente de poca cultura.  Hoy en día ni un camarero consigue un trabajo sin hablar inglés pero resulta que el Presidente sí.

España necesita una mejor integración con el resto de la UE y con otros países del mundo, pero no va a poder ser él quien esté al frente de estas relaciones con el resto de los líderes globales, quien lidere las negociaciones en nombre de España, porque en los momentos claves, cuando haya que entablar amistades con otros líderes, cuando haya que convencer a los demás de sus ideas, no va a poder argumentarlas salvo que sea con un traductor. Todos los que tenemos algo que ver con España, una economía importante en tamaño, sólo algo menor que la de California, esperamos al menos que Rajoy se rodee de un equipo que sí sepa entender a las economías mundiales y que pueda conseguir lo mejor para el país.  Un grupo de gente que sepan detectar qué es lo que las economías más exitosas del mundo están haciendo y sepan adaptar sus mejores políticas a España. Además, este cambio también sucede en un momento donde los principales mercados financieros han perdido la fe en la capacidad de España para autofinanciarse y desde que compartimos el problema con Italia, con una deuda de alrededor de 2 billones de euros, aún tenemos menos espacio para actuar. Rajoy comienza su mandato en unas condiciones muy difíciles. Personalmente, me gustaría que Rodrigo Rato, ex director del FMI, estuviese al frente en estos momentos. Él hubiese sido el mejor candidato del PP para representar a España y negociar con Alemania y los demás países de la UE en esta situación de crisis.  Creo que una de las desgracias de España es que el español medio no entiende lo que necesitamos de un presidente.

Enhanced by Zemanta

Hace un par de días Nina estuvo hablando con Sophie, una amiga  nuestra que vive con su marido Gilles y sus hijos en  Punta del Este la zona de Punta Piedras, Uruguay.  Nos quedamos aterrados al escuchar que en una semana habían intentando en seis ocasiones entrar en su casa durante la noche, incluso en una misma noche dos veces . Sophie estaba sola en casa con los niños ya que Gilles estaba de viaje por trabajo y menores drogados intentaron asaltar la vivienda.  Tuvo suerte de que se despertó en cada una de las ocasiones y llamó a la alarma para que acudiera la policia.

Sophie y su familia tuvieron que contratar seguridad privada para que vigile su casa  durante la noche y decidieron por ello que van a regresar a Francia  durante un tiempo. Este terrible problema de seguridad no es un caso aislado. Y así se reconoce en un estudio del Ministerio de Interior de Uruguay realizado este mismo año, donde el 51% de los ciudadanos señala la inseguridad como el principal o el segundo problema del país.  Un dato curioso que se extrae de este mismo informe es que el 44% de la población cree que es muy probable que sea víctima de un delito.

Esto es una gran pena porque una de las grandes exportaciones de Uruguay era la seguridad.  Termino recalcando que la criminalidad poco tiene que ver con la pobreza y mucho con la educación.  Es admirable que en España el desempleo subió del 8% al 21% y la criminalidad se ha mantenido al mismo nivel.  Veo que Uruguay se está lamentablemente acercando a Argentina en este sentido.

Breivik mató a 92 personas. Y esto es horrible. Pero lo que ocurrirá ahora podría ser incluso peor. Breivik está a punto de disponer de una plataforma global para promover su odio: su juicio. Y lo que sabemos sobre el terrorismo es que los terroristas no necesitan ganar las elecciones para causar un enorme daño. No necesitan formar un gobierno de coalición u obtener una mayoría de votos. Los terroristas ganan cuando reclutan personas con mentalidades afines dispuestas a cometer atrocidades similares y con reclutar muy pero muy pocos, pueden cambiar una sociedad.  Piensa en qué pocas personas se necesitaron para  llevar a cabo los asesinatos en masa del 9 / 11, del 11 de marzo en Madrid o  del 7 de julio en Londres y cómo lograron masacrar inocentes y aterrorizar al resto de la sociedad.  Especialmente en Estados Unidos.

Breivik vía elmundo.es

Breivik vía elmundo.es

Así que, mientras que la gran mayoría de la población de Europa se horroriza por Breivik, Breivik tiene un objetivo claro: reclutar aliados. Breivik sabe que se está dirigiendo a la pequeña minoría que piensa como él, que piensa que los gobiernos socialistas de Europa están destruyendo la pureza étnica de Europa. Si ponemos a su disposición la plataforma global que suponen los medios de comunicación, Breivik podrá llegar a reclutar más de esos potenciales terroristas.  De ahí que creo que USA aunque tuvo la oportunidad de enjuiciar a Bin Laden prefirió asesinarlo, y aunque no comparto esa estrategia, sí creo que los medios y gobiernos deben ser responsables y darse cuenta que sin querer pueden estar ayudándole.

Breivik merece un juicio justo, pero lo que no se merece es una plataforma de comunicación mundial para el reclutamiento de mentes afines a la suya.  Espero que su juicio ocurra a puertas cerradas, con su abogado defensor, con un fiscal, juez, testigos, periodistas serios, pero sin entrevistas a él ni cámaras de televisión.

Al contrario que mucha gente, yo no creo que en Japón este aún lo peor por llegar. Basándome en todo lo que he leído estos últimos días sobre el tema, creo que ya hemos visto lo peor que podía salir de la combinación de terremoto/tsunami/accidente nuclear, que por supuesto no es poco. Unas 15.000 personas muertas, medio millón de personas sin hogar, 200 mil millones de dólares de daños…con tanto por contar no entiendo por qué los medios se centran tanto en la posibilidad de un accidente nuclear aún mayor y las consecuencias que esto tendría en Tokyo. Ya hay suficientes tragedias como para especular con este tema.  Lo único que consiguen es sembrar el pánico entre la gente hasta el  punto de que en USA se agotaron las pastillas de iodo.

Como emprendedor, evaluar riesgos es parte de mi día a día. Después de obsesionarme con lo que ha pasado en Japón (en Japón tengo grandes amigos, empleados de Fon y además es nuestro segundo mercado más grande) mi impresión es que tenemos alrededor de un 20% de posibilidades de que la central de Fukushima termine replicando lo ocurrido en Chernobyl. No es un porcentaje nada despreciable, pero tampoco es excesivamente alto. E incluso si ocurre lo peor y pasa como en Chernobyl, no creo que la situación fuera tan grave, porque la central de Fukushima está de cara al océano, los vientos vienen casi siempre del oeste y además está rodeada de montañas. No creo que Tokyo ni ninguna gran ciudad se viera afectada por el accidente nuclear. Un ejemplo de esto es Kiev, una gran ciudad que está a la mitad de distancia de Chernobyl, que Tokyo lo está de Fukushima. Después de la explosión de Chernobyl, en Kiev se siguió la vida de manera normal.

Otra cosa que quiero destacar es el pánico anti-nuclear que he visto estos días. Mucha gente de muchas partes del mundo está preocupada por la situación en Japón, por la energía nuclear y lo que podría pasar. Psicológicamente, la explicación es que la gente tiene miedo a lo que tiene miedo, no a lo que les puede matar. Por ejemplo, la gente teme a los tiburones, pero al año muere más gente por que les caen cocos encima que por ataques de tiburón. Sin embargo, nadie teme a los cocos. Con los aviones y los coches pasa algo similar, y es que la gente piensa que es más seguro viajar en coche que en avión, pero es todo lo contrario.

Volviendo al tema de la posible catástrofe nuclear, no se puede negar que Fukushima es el ejemplo perfecto de una central nuclear actual. Fue construída en los años 60, de hecho es tan vieja que debería haber cerrado el mes pasado, pero finalmente extendieron su tiempo de uso. Seguro que el que autorizó esto se está sintiendo tremendamente culpable. Pero si hay algo que Fukushima debería enseñarnos es que, aunque no tenemos que evitar al completo la energía nuclear, si que hay que tener más cuidado. La energía nuclear es peligrosa, pero no tanto como conducir un coche, por ejemplo, y nadie clama por el fin de la industria automovilística. Conducimos porque es cómodo y tratamos de minimizar los riesgos. Con la energía nuclear deberíamos hacer lo mismo. La energía nuclear es barata y no afecta al clima pero es arriesgada, y más aún si se construye sobre fallas como se hace en Japón y en California. El caso de la central de Fukushima demuestra que las precauciones que se tomaron no fueron suficientes y que hay que tener aún más cuidado.

Lo que espero que salga bien de este accidente nuclear es: que no haya grandes escapes radioactivos, una revisión a conciencia de la industria nuclear y un rediseño de las plantas para hacerlas más seguras. Espero que esto también provoque un aumento de la inversión en la energía solar y la eólica, que aunque son menos eficientes, son más seguras. Mientras tanto, mi corazón está con los héroes que luchan contra el accidente nuclear en este momento, poniendo sus propias vidas en riesgo.

Nigeria tiene una estimación de población de 150 millones de personas. De esos, 70 millones son pobres. El 20% de todos los africanos está compuesto por nigerianos.
Los MDG (objetivos de desarrollo del milenio) son 8 metas de desarrollo internacional que los 192 estados miembros de la ONU y al menos 23 organizaciones internacionales se han propuesto cumplir para el 2015. Son los siguientes:

  1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre
  2. Educación universal
  3. Igualdad entre los géneros
  4. Reducir la mortalidad de los niños
  5. Mejorar la salud materna
  6. Combatir el VIH/SIDA
  7. Sostenibilidad del medio ambiente
  8. Fomentar una asociación mundial

En el año 2000, un 20% de niños murieron en Nigeria antes de cumplir los 5 años, casi todos por culpa de la malaria. Los colegios a veces superan los 100 niños por clase, la mitad de los nigerianos no tienen acceso a agua limpia y además hay muchísima corrupción.
En medio de todo esto, el presidente Obasanjo consiguió ayuda con la deuda, y empezó a ahorrar mil millones al año, que apartó para los objetivos de desarrollo del milenio. Puso a Amina Az Zubair a cargo y ella usó ese dinero para conseguir los resultados que necesitaban a través de socios. En general, ésto funcionó a pesar de la cantidad de corrupción que hay en Nigeria, y casi todo el dinero fue a aquellos que más lo necesitaban.
Amina dio muchas estadísticas de cómo la mortalidad infantil ha bajado, y repasó todos los objetivos de desarrollo del milenio uno por uno, explicando cómo se intentará solucionar cada uno en Nigeria. Aunque su visión es bastante positiva, reconoce que aún hay mucho que hacer. Sin embargo, aseguró que la corrupción está disminuyendo, que la democracia es cada vez más fuerte y que Nigeria va por buen camino para cumplir sus objetivos de desarrollo de milenio antes de 2015.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets