Supongo que en otras épocas irías al Hola para ver nuestra casa en Madrid pero ahora, en el mundo de Internet ni siquiera eso hace falta :). El exterior fue diseñado por Acebo y Alonso y el interior y la decoración por Chiara Fabiani.  Mi esposa Nina Varsavsky y yo también contribuimos, por supuesto. Estas son fotos que hice yo con una Sony NEX7 y una lente Leica Elmarit 21mm f2.8.

Lo que me gusta de tener muchos seguidores en Twitter es que puedo hacerles preguntas tipo encuestas y aprender mucho de ellos. Es como hacer una búsqueda en Google, pero con resultados que Google no podría dar. Hoy pregunté: ¿cuánto gasta una familia al mes en la lista de la compra? Recibí muchas respuestas. Hay respuestas muy variadas, desde un mínimo de 150€ por familia de cuatro miembros en Filipinas, a 1000€ para una familia de cuatro en Sao Paulo-Brasil, incluso más en Francia. Curiosamente Argentina y Brasil, grandes exportadores de alimentos no parece que sean los lugares más económicos para comer. La lista de la compra incluye muchos productos que son necesarios en los hogares, no sólo arroz o ensaladas, sino también pañales, detergente, pasta de dientes… Además, muchas familias comen fuera de casa con diferente frecuencia. Mi familia gasta unos 400 euros por miembro al mes, cuando estamos en Madrid, pero nos encanta la cocina y muchos de los ingredientes que empleamos son caros. Somos afortunados por poder permitírnoslo.

Aquí dejo algunas de las respuestas:

@martinvars 120€ traditional market + 280€ supermarket, 3 people in Poland
HI! @martinvars 1300 USD. 5 people in Chile
@martinvars En Valencia, dos personas comiendo relativamente sano y equilibrado 250-300€
@martinvars San Luis, Argentina, 500 € (assume 4 people)
@martinvars 650e. 4. España.
@martinvars 500€, 2adult+2niños, españa
@martinvars Approximatively 1k€ per month for a 5-person family in Paris, France (and 3 cats)
@martinvars £300 a month, 2 of us, in the UK
@martinvars Sao paulo 800/1000 €
@martinvars In the Philippines, I would say we spend 150-200 euros on groceries a month.
@martinvars comparación precios super Irlanda/Argentina Abril 2011 (lo hice yo) goo.gl/pFP7G
@martinvars Aprox €350 en Uruguay
@martinvars por aca Peru €300
@martinvars en Chicago aprox 500/600€
@martinvars €400-€600 mes en promedio #Venezuela
@martinvars En Ecuador son como 500 a 600 USD
@martinvars €300 en Mexico
@martinvars Martin una flia tipo gasta al rededor de 1000 euros por mes en Buenos Aires Sldos!
@martinvars en Ushuaia Argentina, llegamos a los €1000 al mes con facilidad.
@martinvars France, 3 people, 500-750 Euro. But add 400-600 per month at market
@martinvars Germany. 2 people. 500 €. But we buy mostly biological grown food. And Stuttgart is expensive town.
@martinvars $6000 pesos argentinos, we are 2 adults and 2 babies.
@martinvars Dos personas… administrando muy bien los costes del supermercado, 180-200 eur mensuales. Los mido con la app iXpenseIt 😉
@martinvars in Switzerland I would say btw 600-800 EUR per month
@martinvars just me, Slovakia, around 500 € p/m according my toshl.com
@martinvars por Cáceres, España, unos 350€ al mes, 2 personas. Intentando gastar poco
@martinvars A family of 4 here in Paraguay spend like 260 euros /mo by not buying fancy stuff

Una de las preguntas que más me hacen los periodistas cuando me entrevistan es “ ¿De dónde sacas el tiempo para hacer todo lo que haces? Diriges Fon, eres un angel investor en muchos países, das clases en el IE, participas en conferencias, diriges la Fundación que lleva tu nombre y además, tienes mujer y 5 hijos, tienes tiempo para salir en bicicleta, navegar y muchas cosas más, ¿cómo lo consigues?”

Mi respuesta por lo general es que Fon tiene un gran equipo de directivos, muy  cualificados y de confianza, y que es una compañía llena de talento de tal manera que puedo delegar fácilmente. Y esto es cierto y les estoy muy pero muy agradecidos. Considero mi rol como emprendedor generar ideas, tener una visión, ser el vendedor número uno de Fon, pero no estar en todas las reuniones ni micro gestionar la empresa. Pero esta no explica de dónde saco tanto tiempo para hacer tantas cosas. Aquí van una serie de secretos que decidí compartir sobre el asunto. Algunos te van a parecer elitistas o fuera de tu alcance pero la mayoría cualquiera puede implementarlos y no son solo para emprendedores de internet.

– Casi nunca veo la TV, hay estudios que dicen que como media por persona, se consumen unas 20 horas a la semana. Si veo algo es en Netflix o Youtube, ahí es donde obtengo mis películas y los contenidos que me interesan. Casi nunca voy al cine y veo todas las películas con la familia, en la sala de cine de mi casa. Ya con no ver tele, que si se fija uno lo que ve la gente es casi todo telebasura, tengo 14 años de mi vida para hacer otras cosas.

– No me interesan ver deportes profesionales en la tele ni comentarlos, ni leer sobre ellos en internet, o en periódicos, esta es otra actividad que parece  consumir horas y horas de la vida de la gente, incluyendo algunos de mis amigos. Lo que si hago es dedicarle el mismo tiempo que otros pasan viendo deportes en la tele a practicar deportes, unas 8 horas por semana que dedico principalmente a la bici de montaña.

– Leo pocos libros porque no tengo 30 horas para dedicar exclusivamente a cada uno de ellos. Sin embargo, leo mucho en internet y algunas revistas e historias cortas. Pero mucho de mi producción escrita que se ve en este blog, en artículos que publico para medios o en redes sociales es tiempo que tomo de leer, es decir en vez de leer escribo. No me daría el tiempo para leer muchos libros y escribir. Reservo para la lectura momentos especiales, como cuando navego. Me paso unos 40 dias al año navegando y ahí si que disfruto de novelas, o en la última navegada, la biografía de Steve Jobs.

– Acicalamiento personal: mucha gente de negocios dedica una parte importante de su tiempo a elegir su vestuario, ir a la peluquería, manicuras, pedicuras… y todo tipo de cuidados personales que son grandes consumidores de tiempo. En cambio, yo en ocasiones me corto el pelo a mi mismo, visto de una manera simple, vaqueros y zapatillas, nunca llevo corbata o traje. Tampoco dedico mucho tiempo a ir de compras, compro casi todo online. Mi esposa Nina me compra la ropa. Con esto me ahorro en promedio una hora por día que puedo dedicar a mi familia, amigos, trabajo.

– Logística y viajes: en ocasiones conduzco, pero tengo un chófer que me permite ir trabajando mientras me traslado de un sitio a otro. Es por supuesto un lujo, pero es un lujo que me ahorra tiempo. También tengo mi casa a 10 minutos de mi oficina,  a 20 minutos del aeropuerto y cerca de los colegios de mis hijos. Cuento  con otro lujo bastante especial, un pequeño jet privado que me ayuda a no pasar demasiado tiempo en los aeropuertos. Sé que los aviones tienen un importante coste medioambiental, pero he construido unos cuantos parques eólicos para compensar mi pecado.  🙂

– Aunque mi compañía se llama Fon, rara vez hago llamadas telefónicas. Me comunico por casi todas las plataformas imaginables: BBM, Whatsapp, Skype, Google Talk, etc. pero las llamadas por teléfono las dejo principalmente para la familia y los amigos, aunque rara vez. Prefiero la comunicación por medios electrónicos o las reuniones en persona. Esto también me ahorra una hora al día en comparación con otros, o más.

– No bebo. Puede ser sorprendente pero rara vez bebo, si acaso un vaso de vino en la comida. No me gusta la cerveza ni los licores. Beber es algo que consume una increíble cantidad de tiempo en la vida de alguna gente y les hace inútiles para un montón de otras actividades durante  un importante porcentaje de tiempo de sus vidas. No ser bebedor, me ha puesto en situaciones difíciles a la hora de hacer negocios,  especialmente en Japón, pero no es que yo esté en contra, sino que me da  náuseas. Lo mismo me ocurre con las drogas, probé algunas, pero no me gustaron. Ni cigarrillos o puros, no fumé ni uno entero en mi vida, sólo un par de porros, pero tampoco tuvieron éxito. Ser abstemio durante las noches, los fines de semana, ¡ya eso me hace ser más productivo que la mayoría! Piensa en las horas que se pasan medio borrachos tus amigos en su vida. Yo voy de marcha igual, y me la paso genial bebiendo zumos de naranja.

– En rara ocasión celebro comidas o cenas de negocios. Estas horas  las comparto con la familia y los amigos. La mayoría de las reuniones las tengo en la oficina y durante las mañana. Trabajo de 9 a 2. Las tardes son para la familia y para el deporte. Las reuniones de trabajo son invariablemente cortas. Luego sin embargo, siempre estoy online y trabajo online. Pero no me gusta estar en la oficina, únicamente por estar en la oficina. Ahora, siempre que estoy en Fon, mi puerta está abierto y las personas del equipo pueden entrar para reuniones cortas. Los trabajadores de Fon saben que valoro mucho mi tiempo, pero saben también que estoy allí siempre que sea realmente necesario.

– Soy puntual y poco paciente con los que no lo son. No hago que nadie me espere y no espero a nadie. Supongo que la gente ya lo debe saber porque todos solemos llegar a la hora.

– Hago que las redes sociales trabajen para mi. La gente me suele decir que en qué momento trabajo, si gasto muchísimo tiempo conectado a las redes. Pero es que utilizo las redes para tomar notas, como cuando tengo una  idea para un negocio y escribo un post, para compartirlas, para  trabajar con gente en red… Las redes sociales pueden parecer una pérdida de tiempo para muchos, pero para mi son una forma de ahorrar tiempo: recluto gente en twitter y hago brainstorming en Google+ o en mi blog. Trabajo desde dentro de las redes sociales, se me ocurren ideas, es una prueba de sensatez muchas veces, el crowdsourcing me ahorra tiempo. Cuando tuiteo uso Tweetdeck para que mis tweets se repitan en distintos momentos en los que hago otras cosas. Esto me permite tuitear en distintas zonas horarias aunque a veces la gente se enfada porque no respondo y realmente estoy durmiendo. También he desarrollado una app para Android que me permite escuchar lo que pasa en mis redes sociales mientras voy en bici. Se llama Radiome y lee los mensajes de las redes sociales mientras escuchas música, es perfecto para conducir o en mi caso ir en bici.

– Aunque muchos creen que no duermo, duermo bien, 8 horas más o menos. Dormir es una parte importante del día. Duermo mucho mejor con mi mujer que cuando viajo solo sin ella. Últimamente duermo con nuestro bebé de 5 meses y aun así,  consigo dormir razonablemente bien. Tenemos la suerte de tener un bebé que duerme 11 horas casi cada noche,  mucho mejor que  mis hijos mayores y creo que es porque hemos decidido dormir con ella y adoptar la práctica del co-sleeping.

– Voy a un par de conferencias al mes. Lo que me gusta de las conferencias suele ser el contenido, como en TED, pero lo mejor es que veo a mucha gente a la vez. Mucha gente cree que las conferencias son una pérdida de tiempo, yo creo que son una forma muy eficiente de reunirte con mucha gente en persona en un mismo lugar.

– Finalmente, digo que no a muchas invitaciones, eventos, cenas y encuentros de negocios. Veo el tiempo como un marinero ve el viento o un fotógrafo ve la luz, como algo que se debe utilizar, gestionar y moldear, no como algo de lo que se deba ser una víctima o se deba ver pasar. Soy puntual.

Y sí, tengo a un gran equipo de personas que trabajan para mi y me ayudan y les estoy muy, muy agradecido por ello.

P.D.  Hay una versión más corta de este artículo y el debate sigue también en Google+

Artículo original publicado en el Huffington Post

Post  traducido por Lorena G. Montes, PA to Martin Varsavsky del original On managing my time.

Yoko Ono fue una de las participantes en la conferencia DLD en Munich a la que asistí el pasado fin de semana.  Tenía interés en escucharla y  busqué un hueco en mi agenda para verla, ya que he oído hablar de Yoko toda mi vida. Pero como sucede en muchas ocasiones,  habría sido mejor no ir a verla porque me causó una mala impresión . Lo resumiré en funcion a tres comentarios que hizo.

El primero fue que los bebés nacidos por cesárea sufren un trauma por no haber sido abrazados y por no haber podido decir un “adiós” a su madre.

El siguiente fue que los bebés concebidos por fecundación in vitro nunca llegan a querer a sus padres. No hizo ningún comentario sobre los bebés concebidos  in vitro y además, nacidos por cesárea, pero puedo suponer la pena que siente por ellos.

Haste este momento ya había herido sin razón en torno al 20% de los bebés del planeta, pero no era suficiente. Siguió insultando al resto del planeta diciendo que no necesitamos esperar a una guerra nuclear para que sólo sobrevivan las cucarachas ya que nosotros, los humanos, somos las cucarachas. Y prosiguió dando sus razones.

Al final cambió su tono y dijo un montón de cosas positivas sobre la humanidad, incluso dijo “all you need is love“. Pero supongo que para un niño concebido por fecundación in vitro el amor no es suficiente, ya que nunca va a querer a sus padres.

Solíamos venir a Uruguay para escapar de la gente que conocíamos. Pero ahora, todos los que conocemos vienen a Uruguay y no únicamente las personas que conocemos de Argentina, que siempre venían. Me refiero a gente de Europa y de USA. Y cada vez son más los que vienen. Ellos, como nosotros, aún se preguntan porque les gusta tanto. He de aclarar, que la mayoría vienen a Jose Ignacio o sus alrededores, encuentran Punta del Este bastante feo. A mi también me lo parece. Sin embargo, la zona de la costa entre La Barra y Laguna Garzón es preciosa. Las fincas (chacras), las casas de la playa, los restaurantes, el paisaje en general. Pero de todas formas es triste que la mayoría de los que vienen a esta zona no visiten el interior, el campo. Yo lo hago cada día cuando salgo de ruta con mi bici de montaña. En mi última escapada, hice estas fotografías. Son imágenes que no muestran nada en concreto, sin embargo, el encanto de esta parte de Uruguay es que es especial sin que haya nada especial.Aquí dejo unas fotografías, a ver si estás de acuerdo conmigo.

Mia Varsavsky nació esta mañana.  Todos estamos bien y muy felices. Aquí os dejo esta foto a las dos horas de su nacimiento. Nina estuvo fantástica, fue valiente, segura de sí misma y mantuvo la sonrisa en todo momento. Mia  también tuvo su parte de lucha durante el parto, pero le hemos asegurado que la vida mejorará con el tiempo. El nacimiento tuvo lugar en la Clínica Ruber Internacional en Madrid a manos del Dr. Luis Recasens,  un destacado obstreta que le practicó la cesárea. No hay lugar a duda,  yo tuve la parte más fácil 🙂

La semana pasada salvé la vida a un hombre. Todo ocurrió en Ciutadella, Menorca. Estaba en Casa Manolo, un restaurante del puerto, con mi esposa Nina y con nuestros amigos David y Anna Lena. De repente, se oyeron los gritos de una mujer que decía: ¡ayuden a mi marido por favor! Me di la vuelta y vi al marido desmayado en frente de su plato de comida.  Lo vi desde la parte de atrás, por lo que no pude distinguir bien qué pasó. Primero miré alrededor por si había algún médico en el restaurante. Nadie se ofreció, por lo que 5 segundos después decidí que era yo o nadie. Cogí al hombre y abrazándolo le presioné por el abdomen con todas mis fuerzas, el hombre estaba desvanecido y parecía que no reaccionaría. Pero cuando le apreté por sexta vez, tan fuerte como podía, escupió la comida y comenzó a moverse. El hombre fue recuperando poco a poco la fuerza hasta que pudo sentarse por sí mismo. Entonces dejé de aplicarle la maniobra de Heimlich.

¿Por qué sabía cómo realizarla? Porque viví durante 18 años en USA y en todos los restaurantes hay un cartel que explica qué hacer si alguien se ahoga. No entiendo por qué nadie hizo nada para ayudar a este hombre. En alguna ocasión alguien me dijo que esto se llama el “efecto espectador”: la multitud se queda mirando en estado de shock, pero nadie es capaz de reaccionar y hacer algo. Cuando el hombre se recobró todo el mundo estaba muy feliz. Aquello no era un evento deportivo, sino lo más cerca que cualquiera de nosotros iba a estar en la vida real de ver morir a una persona.

La mujer tenía lágrimas en los ojos, estaba temblando. Pero la pareja, un señor de aspecto amable y su mujer, ambos de unos 60 años, se quedaron en el restaurante. El hombre recuperó la conciencia y se sentó, parecía pegado a la silla, tratando de hacer frente a lo que sucedió. No quiso más ayuda ni tampoco que llamasen a una ambulancia. Después de recobrar la respiración, se sentía mucho mejor. Alrededor de 10 minutos más tarde, el hombre ya se sintió más animado, se dio la vuelta y me dio las gracias efusivamente, ordenando cava para todos los de nuestra mesa. Su esposa me miraba como si hubiera sido enviado por Dios para salvar a su marido. Yo no soy creyente pero de todas formas, me alegro mucho de que estuve allí.

Mi padre murió en un vuelo internacional cuando yo tenía 22 años. Nadie lo salvó. Este hombre de 60 años me hizo sentir un poco más cerca de mi padre.

Roger Schultz me envió estas fotos del Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado que hay en Buenos Aires. Él fue a presentar sus respetos ante un familiar desaparecido y cerca de su nombre encontró el de mi primo, David Horacio Varsavsky. Mi primo David solamente tenía 18 años cuando desapareció. Vinieron a buscarlo por la noche y a su mamá le dijeron que lo tendría de vuelta al día siguiente. A día de hoy, no podemos saber con absoluta certeza si está vivo o está muerto. Nunca más tuvimos noticias de él. Asumimos que está muerto.

Los dejo con las fotos de Roger

Mi padre, Carlos Manuel Varsavsky, falleció el pimero de marzo de 1983 cuando solo tenía 49 años. Murió en un avión, volando de Nueva York a Buenos Aires. Fué una tragedia. Mi hermana Paula, relata parte de lo terrible que fue ir a buscarlo a Ezeiza, el aeropuerto internacional de Buenos Aires y que le digan que había fallecido. Lo cuenta en su libro “Nadie Alzaba la Voz” que recomiendo leer. Su cadaver fue transportado de vuelta a Estados Unidos y lo enterramos en el cementerio de Cedar Lawn en una ceremonia judía en East Hampton, en el estado de Nueva York. Fue el momento más triste de mi vida. Tenía 22 años.

La muerte temprana de mi padre me dejó bastante marcado. Todos queremos a nuestros padres, cada uno a su manera. La mía era de gran admiración por ese señor “Google antes que Google” que todo lo sabía. Doctorado en astrofísica en la universidad de Harvard pero también apasionado de la historia y la industria. Mi padre era para mi una gran fuente de amor y educación. Era mi Sarmiento (gran educador argentino).

Pero aunque en 1983 ya se sabía algo de lo malo que era el colesterol para el corazón lo que mi padre no tenía claro que su sobrepeso, su mala dieta, su estilo de vida sedentario y de mucho estrés iban a resultar en la tormenta perfecta. Y así fue.

Desde la muerte de mi padre que yo me propuse dos cosas: una era recordar todo lo que había aprendido de el, y eso lo he conseguido y logrado transmitir a mis hijos, pero la segunda y también muy importante es vivir una vida sana.

Fue así que desde 1983 cambié mi dieta argentina (en Argentina las enfermedades cardiovasculares son tristemente muy comunes) y controlé las grasas animales pasándome a la dieta mediterranea/asiática, sin manteca (mantequilla), crema (nata), quesos, huevos, de bajo colesterol. Mis comidas alternan entre la comida española pero sin huevos ni frituras, la italiana del sur y la asiática en general. Salvo en el norte de Europa no tengo problemas en encontrar comida buena para mi. En Francia a veces la paso mal porque con el tiempo perdí la capacidad de digerir los quesos franceses, huevos, comida con mucha mantequilla y en especial comida cocinada con nata. No soy talibán del tema, me puedo comer un postre, un asado alguna vez, pero en general como muy bien y sano.

También me hice chequeos médicos cada dos años desde los 30 que me siguen dando muy bien. El doctor Ben Lewis del Columbia Presbiterian me dice que debo tener los genes de mi madre pero aunque los análisis den muy bien que me cuide. Desde que vine a España me entusiasmé con el ciclismo que además de apasionarme me ayuda a estar en forma. Me recorrí mucho de este país en bicicleta. También en Argentina crucé los Andes dos veces en bici y me fui de Tucuman a Salta.

No fumo y evito los sitios con humo, algo muy fácil afuera de España pero que lamentablemente aún es muy común aquí y lo sufro. Espero que de una vez por todas pasen la ley para que proteja la salud de los que no fumamos. El tema del tabaco es difícil porque a mi no me importa que otros coman muchos grasas pero si me afecta que fumen pura exclusivamente por el humo que me llega a mi. Por lo demás por mi que cada uno haga lo que quiera. Tampoco estoy contra las drogas salvo si estas hacen que el drogadicto pueda poner en peligro a los demás. Solo bebo vino. No me gustan las otras bebidas alcoholicas.

Ahora ¿por qué cuento todo esto hoy? Porque hoy, o exactamente anoche, fue la noche que sobreviví a mi padre. De ahora en más mi vida es más larga que la de el. No fue a propósito pero anoche yo también pasé la noche en un avión volando de Miami a Madrid. Pero dormí bien, de la mano de mi esposa Nina. Con Nina siempre duermo bien 🙂 Además en Madrid me esperaban mis hijos, Isa y Tom, que sabían que hoy era un día especial para mi.

Reconozco estar un poco sentimental. En familia vimos Invictus, la película sobre la vida de Mandela y se me cayeron unas lágrimas en algunos momentos claves de la película. Me pareció emocionante como Mandela logró superar el odio por sus enemigos y los transformó en compatriotas. También me dio pena que el podía ser todo menos padre. Que su relación con su propia familia quedó truncada. Sus hijos resultaron ser los 43 millones de sudáfricanos.

¿Cual es mi plan? Seguir viviendo mi vida tal como la vivo ahora. Disfrutando de mis 4 hijos divinos, de mi hermosa relación con Nina, de mi trabajo, de mis amigos, de mi capacidad de crear empresas y venderlas y tomarme sabáticos cada 5 años (ya me tomé cuatro).

Pero habiendo dicho esto recuerdo nítidamente el último día de la vida de mi padre porque lo pasamos juntos. Ese 28 de febrero de 1983 en el que mi padre me ayudó a completar la solicitud para entrar a hacer un doctorado en epistemología en la universidad de Oxford. Nunca se enteró que me aceptaron. Nunca se enteró que no tenía dinero para ir y me pasé a un MBA en Columbia. Nunca se enteró de que aunque me hice empresario también me hice profesor ocasional en el Instituto de Empresa como homenaje a el. No se enteró de cómo fue el resto de mi vida. Pero como decía mi abuela Ora Waisman, “solo mueren los que son olvidados”. Y en ese sentido, Carlos Manuel Varsavsky está conmigo todos los días.

A mediados del 2007, cuando todo tenía valor estratégico y no de múltiplo de beneficios, yo dije que Facebook iba a valer $10 mil millones de dólares. Muchos me criticaron, pero resultó que valió $15 mil millones en la transacción en la que Microsoft compró el 3%. Pero ahora, en medio de la crisis y con la misma Microsoft valiendo la mitad que antes, el crecimiento imparable de Facebook, más que un activo, parece un pasivo. En especial porque aún no encuentra cómo cobrarle a los clientes y, ademas (según Techcrunch) está quemando $20 millones de dólares por mes.

En mis charlas con “Zuck” en el Facebook Garage que le hicimos en Madrid, el fundador y CEO de Facebook me aclaró que el veía a Facebook no como una red social, sino como un sistema operativo de las relaciones interpersonales. Como el Windows de la amistad. Y digo amistad porque el tema de noviazgos también lo ponía nervioso. “We are not a dating site”. No entiendo que tiene de malo eso, pero bueno, la verdad es que como Windows de la amistad es buenísimo. Yo uso muchísimo Facebook.

Pero todo tiene un precio. Ser buenísimo significa guardar fotos, videos, y todo tipo de información en forma gratuita a todos los usuarios. Y si todo es gratis, ¿cómo se recuperan los cientos de millones invertidos en este sistema operativo de las relaciones interpersonales que está usando 20 millones de dólares de sus inversores por mes?

Ya sabemos lo que hace Microsoft, el socio de Facebook: cobra una fortuna por su sistema operativo y se forran. Pero Facebook no cobra nada. ¿Y la publicidad? Queriendo estudiar el sistema me puse a ver qué anuncios me ponía Facebook y me tiré unos 15 minutos contándole a Facebook en qué se equivocaba cuando me proponía anuncios. Ya que finalmente tenía la oportunidad de criticar a un anunciante, me entregué con gusto a la tarea (los anuncios de Facebook te ofrecen que los evalúes).

Al principio, reconozco que por haber crecido mirando anuncios de señoras que tenían la camisa más blanca, me gustó el tema de decirles a los anunciantes cómo es que se equivocaban ¿Quiéres conocer chicas guapas en Meetic? Me preguntaba Facebook, y yo decía, ¡no! ya tengo a Nina, la más guapa del mundo, no quiero otra. Coño, pensaba yo (si, pienso en español y no en argentino a veces), si me la pasé contando en Facebook que me había comprometido en Marruecos, ¿cómo es que aún me ofrece chicas guapas?

¿Y lo del iPod? Dale que dale con ofrecerme un iPod. Pero ahí aprendió por que cuando le conté que ya tenía uno no me dió más el coñazo con el tema y se lanzó con los veleros. Debo haber dicho en algún sitio en Facebook que me gustaba navegar, porque desde hace meses que me machacan con el mismo anuncio de veleros. Le dije que tenía un velero, pero nada. Velero, velero, velero. Finalmente la cortan con los veleros y ¿a dónde vuelven? Una publicidad de Zoosk, otro sitio para conocer tías. Pero no entiendo, no leen que mi status es ¿¿ENGAGED TO NINA WIEGAND?? Tanto problema con el tema del secretismo y la privacidad. Pero yo paso de la privacidad. Yo le cuento a Facebook que estoy engaged to Nina Wiegand, ¿Por qué Facebook insiste con querer hacerme propuestas irrelevantes? Le digo que no a Zoosk y ¿qué hacen? Me preguntan si busco pareja y me ofrecen encontrarla con Friendscout24. No me lo podía creer.

¡Ey Zuck! ¿No era que esto no quería parecer un dating site? Finalmente, y digo que finalmente porque ya estaba por llamar a mis amigos de Facebook y decirles que aprendan de Google y saquen adelante el tema de la publicidad antes de seguir creciendo, se lanzan con un anuncio que sí me sirve. O por lo menos digamos que está en tema. Porque me ofrecen alianzas. Anillos de matrimonio. Estaba tan contento que casi los compro. Pero luego pensé que a Nina no le entusiasmaría saber que compré los anillos probando como funcionaba la publicidad de Facebook, así que abandoné la compra y me dediqué a otro tema que es ver cómo es el proceso desde el punto de vista del anunciante.

Así fue que decidí hacer una prueba para poner un anuncio curioso, el de alquilar mi avión a 2000 euros la hora. Un precio oferta, porque normalmente se alquila por 2400 (es boino y barato, esto es en argentino). Sí, se que me van a poner a parir los lectores por chulearme con el avión, pero me la suda (jaja, puedo escribir en español) y vi como era el sistema de crear un anuncio. Eso si me resultó muy fácil. Subí una foto del avión, conté que lo alquilaba por horas, pero de vuelta falló el targeting. Lo único que me ofrece Facebook es si quiero alquilarle el avión a gente soltera o casada, la edad y donde viven. Vale, eso puede ser interesante (dije vale, eso también es en español), pero dónde está el tema de la gente con pasta. La verdad que si son casados o solteros a mi me la suda (me importa un rábano traducción para lectores argentinos que las cosas no le sudan y yo repito la expresión).

¿No tiene algún tipo de segmentación para que no gaste en el anuncio cuando la gente haga click por curiosidad, pero ni de coña pueda alquilar el avión por falta de frick? Nada, no tienen. Aunque a mi dale que dale con los veleros, así que por algún lado se dieron cuenta que estaba en el tema náutico. En fin, no me quedó nada claro. ¿Qué le contaron a los anunciantes de los veleros que no me contaron a mi con el avión?

Pero lo que yo me pregunto es esto. Nadie sabe más de mi y de los que lo usamos sobre nosotros que Facebook, ¿no pueden afinar la puntería? ¿Les llevó tantos anuncios equivocados para salir con el anillo? Para mi el desafío de Facebook ya no es crecer, es apuntar bien. Si la pegan con eso se forran (forrarse en España quiere decir enriquecerse, cosa que en España está mal vista y más si se enriquecen rápido porque entonces sería un pelotazo, algo terrible para el público local).

Aquí muestro en un video el tema que explico en este post.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets