Es común usar el sistema impositivo para tratar de cambiar el comportamiento de las personas. En España tenemos una oportunidad y es la de aumentar los impuestos a los combustibles que se usan en el transporte privado y bajar los impuestos al mileurista. La idea es poner impuestos adicionales a la gasolina y el diesel y llevarlos a niveles alemanes de €1.6 el litro y usar el dinero que se recauda para bajarle los impuestos a los mileuristas.

En toda Europa se grava demasiado al trabajo pero en España aún más en proporción a los bajos sueldos. Para que una persona pueda gastar unos 1000 euros su empresa tiene que gastar 2000 en este empleado. Están las cargas sociales, IRPF, IVA y muchos otros impuestos que hacen que entre lo que gasta la empresa y el trabajador un mileurista sea un dosmileurista espoliado por el gobierno. Es decir los mileuristas tienen demasiada carga fiscal, reciben muy poco de lo que cuestan a las empresas y pagan impuestos como IVA que son regresivos. Si la gasolina pasara a costar como en Alemania, digamos €1,60 el gobierno español recaudaria unos 8000 millones de euros mas. En España se consumen unas 28 mil toneladas de combustible por año. Esto se traduciría en unos 200 euros para devolverle al ciudadano promedio. Pero yo no se los daría al ciudadano promedio sino a los más necesitados. En este caso serían 400 euros más anuales por mileurista. De esta manera se ayuda a los que menos tienen y se gasta menos en combustible en general, menos importaciones, menos polución, más uso de transporte público, más salud para los ciudadanos.

Un aumento de la gasolina ayuda a la sostenibilidad porque la gente piensa más en cómo ahorrar, inclusive si solo pueden usar coche comparten viajes. Por otro lado este pais necesita hacer mas para que la carga fiscal de los mileuristas sea menor.

Por ahora esto es solo una idea. De hecho, es un sueño que tuve este fin de semana con una buena dosis de realidad añadida al despertarme. Así que el concepto es aún bastante abstracto. Al proyecto lo llamo Fon Bikes y al producto, las bicicletas, Bikera (que rima con Fonera). Obviamente, está inspirado en Fon, la compañía de la que soy fundador, en la que los usuarios comparten su WiFi en casa, comprando un router llamado Fonera, y navegan gratis en todo el mundo. Hoy en día, con cerca de 3 millones de hotspots, es claramente la comunidad WiFi más grande del mundo.

Fon Bikes sería un proyecto destinado primero a las ciudades pequeñas. Por ejemplo, Lleida en España, Ginebra en Suiza o las ciudades más pequeñas de Japón, el país en el que Fon tiene mayor crecimiento, con más de 100.000 nuevos foneros al mes. Fon Bikes es algo similar a Velolib en París, pero más simple y mejor.

La idea es que Fon vaya a estas ciudades y compre unas 1000 bicicletas. Las bicicletas, que por supuesto serían naranjas (el color de Fon), tendrían un identificador y un candado que se activa a través de una tarjeta SIM. Algo parecido a esta bicicleta, que tan solo cuesta 99 libras, o esta otra, por el equivalente de 45€. Así que por solo 50.000 € se pueden distribuir 1000 bicicletas nuevas en una ciudad entera. Sumemos a eso unos 20.000 € por cada candado activado con una tarjeta SIM de 20 € y se tendrán 1000 bicicletas con estos candados. ¡1000 BIKERAS! Algunos comentarios de los lectores del blog en inglés sugerían además que las bicis tuvieran publicidad, convirtiéndose por ejemplo en bicis de Starbucks, y que entonces Starbucks quisiera invertir el dinero inicial.

Y así comienza la diversión. Le dices a todo el mundo que podrán usar estas bicis pagando con su smartphone, digamos que 1€ por trayecto, o que también podrán comprar las bicis por unos 70€ y no pagar más, pues todas las bicis son gratis para aquellos que donan. Es más, puedes decirles que podrán amortizar su compra tras haber compartido la bici 70 veces, ya que Fon les daría primero todo el dinero que recolecten, y tan solo una vez lleguen a amortizarla, se compartirán la mitad de los beneficios con Fon por crear la red y el sistema. Esto significa que puedes entrar en la red Fon Bike, no pagar nunca más y ganar dinero con una simple inversión de 70€. Otra idea es que las personas sin hogar o sin trabajo pudieran recibir formación simple de cómo arreglar estas bicis: engrasarlas, ajustar los frenos, etc. Probablemente, las bicis no tendrían marchas, así que no sería una tarea difícil, y esas personas podrían recibir algo de dinero.

Pero la pregunta que ahora se nos plantea es por qué querría alguien entrar en este sistema pudiendo simplemente comprarse una bicicleta para sí mismo. Se me ocurren varias respuestas. Una es que, comprando un modelo en grandes cantidades, podemos ofrecer un mejor producto por menos precio. Otra es que muchas veces no necesitamos una bicicleta personal. Si la bicicleta es solo tuya, no puedes hacer viajes de un solo trayecto. Si vas al trabajo en bici durante el día, tienes que traerla de vuelta por la noche. Así, si de repente empieza a llover, no puedes cambiar al transporte público, por ejemplo. Por esto este sistema es idóneo para este tipo de viajes, a lo que se añade la facilidad con la que se “aparca” la bici. En el sistema Velolib de París, el principal problema es encontrar una estación en la que aparcar la bici, y el tiempo que esto conlleva aumenta la factura. Pero nosotros no tendríamos este problema. Además, se acabaría el esfuerzo de guardar la bici en casa (hacer sitio para ella, cargarla por las escaleras, etc.), pues se aparca en la calle. También está la idea que otros dos lectores han estado discutiendo: como tenemos candados con SIMs, necesitamos electricidad, así que, ¿por qué no poner un conversor de 3G a Wifi, cargado con una dinamo al pedalear, y que así las bicis se conviertan también en Foneras? ¡Me encanta esta creatividad!

De todas formas, repito que se me ocurrió nada más despertarme, y un sueño tampoco es la mejor manera de empezar. Sigo preguntándome quién distribuiría las bicis o qué pasaría si la gente se dedicara a robarlas. Veo que existe una start up con una idea similar, SoBi. Viví 18 años en NYC y no creo que sea la ciudad apropiada para hacer esto. Además, cobrar $500 por las bicis es una cantidad desorbitada. Por eso pienso en bicis de unos 50€ con candados de 20€, para que, al haber tantas, nadie se moleste en robarlas. Pero, más que nada, pienso en lugares en los que la gente sea educada y honesta sin necesidad de estar constantemente pendiente de la seguridad. Lugares como Japón, Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania u Holanda. Curiosamente, en India, el país con mayor número de pobres del mundo, el vandalismo no es común. Esta actitud no se basa en la pobreza, sino en la cultura. El equipo de SoBi tiene que gastarse $500 para asegurar una bici de $50. Por eso creo que teniendo suficientes bicis en una ciudad, robarlas sería contraproducente. Aunque aún si las robasen, tendrían que aparcarlas en algún sitio y entonces otra persona la “robaría” sin saberlo, pues de alguna manera es una propiedad pública.

Y volviendo al tema de Nueva York, no veo a Estados Unidos como el país correcto para implantar un sistema de estas características. Las personas están demasiado separadas como para utilizar la bici (NYC es la excepción, no la regla). Tampoco lo es mi Argentina por una falta general de civismo, ni lo es España por el mismo motivo, excepto quizás ciudades pequeñas como Zaragoza.

Otro tema es ver quién puede hacer los candados o el conversor de 3G a WiFi. Me gusta también otra idea de un lector de que los propios usuarios se ocupen de la electrónica. Así, si una bici solo tiene un candado con una combinación, y tiene un único identificador, la persona manda un email/sms al identificador y obtiene la combinación. Los candados podrían ser cambiados ocasionalmente.

Debería añadir que soy un fanático ciclista desde que trabajaba como mensajero mientras estudiaba en Nueva York. Justamente, tras tener la idea, me fui a montar en bici a la Sierra de Madrid.

Así que en vez de nuestro lema en Fon, “comparte tu WiFi en casa y navega gratis en el resto del mundo”, sería “comparte tu bicicleta y cualquier otra será tuya cuando la necesites”. Sí, sé que este proyecto suena un poco como cooperativismo anarquista de los años 20, pero que Fon sea la red WiFi más grande del mundo lo hace menos utópico. Te hace pensar que existen otras formas de hacer que la gente sea más activa y más sana y de reducir la contaminación y la cantidad de coches privados.

Varias veces he criticado en este blog la forma de hacer negocios en Europa. Sin embargo, sigo desarrollando FON en España. Hemos considerado la idea de mudar la empresa a USA a pedido de Google, pero decidimos quedarnos en España. Voy a elaborar un poco este tema. Fon: ¿Por qué en Europa?

Primero veamos las razones obvias por las que FON, una empresa de tecnología, debería estar en Silicon Valley. Silicon Valley es el epicentro mundial donde se establecen tendencias, y como FON se ha convertido en la mayor comunidad WiFi del mundo, basado principalmente en el boca a boca, sería mucho más fácil para nosotros crear una tendencia positiva o buenas críticas desde allí.  En efecto, todas las veces en las que he logrado sobreponerme a las 9 horas de jetlag para ir a Silicon Valley por algunos días, hemos terminado teniendo una excelente cobertura por parte de la prensa especializada de USA que repercute globalmente. Cuando alguien en España escribe algo, se lee en España. Cuando alguien escribe en Techcrunch, por ejemplo, se lee en todo el mundo. Y así de triste como suena, los europeos terminan “comprando” lo que los blogs de Silicon Valley promueven y los blogueros locales traducen. La comunicación global es una ruta que va en una sola dirección y Fon tiene que luchar contra eso.  La segunda razón es porque un buen porcentaje de las mentes más brillantes del mundo están concentradas en Silicon Valley. El 53% de los trabajadores de Silicon Valley no nacieron en USA. Si bien existe una competencia feroz entre las empresas, también es cierto que hay mucha colaboración entre las mismas. Y FON, estando en España, se está quedando fuera de ese circuito creativo.

Pero aún conociendo estos factores positivos, estimé los costos de mudar la empresa a USA y finalmente decidí no hacerlo porque, aunque parezca sorprendente, España es para nosotros más competitiva que Estados Unidos. Aunque aquí las cargas sociales son más altas que en USA, las indemnizaciones también. Si uno logra elegir muy bien al personal, como hemos hecho en Fon, operando en España tenemos dos gastos que son muchísimo más bajos que en USA: los gastos médicos y legales y, en general, como España gasta una mínima proporción de lo que gasta USA en el ejército, ese ahorro se traduce en muchos más servicios sociales que hacen que al empleado el sueldo le rinda más.

Calvin Coolidge dijo en los 20’s que “el negocio de USA son los negocios” (the business of America is business). Luego de haber hecho empresas en USA por 20 años, yo diría que “el negocio de USA son los negocios…siempre y cuando los abogados digan que es posible”. Y a pesar de que digan que sí, estamos hablando de un ambiente muy inestable y muy costoso en términos legales para hacer negocios. He creado star-ups en USA y en Europa y tengo la experiencia y datos suficientes como para hacer una comparación.

En la vida de una start-up europea, los costes legales son aproximadamente un 75% más bajos que en USA. En Europa continental el sistema legal está basado en el sistema Napoleónico que establece claramente qué es legal y qué es ilegal. Cuando hago negocios en USA, tengo que pagar $600 la hora a unos abogados que pasan muchas horas buscando una solución y que nunca me dan una respuesta clara. No los culpo. La jurisprudencia es muy costosa de estudiar y sus resultados son inciertos. Pero en Europa el mismo abogado puede costarme $200 la hora por no tener que ser tan experto y pasar un máximo de unas 3 horas antes de darme una respuesta por si o por no. Entonces, mientras que en Viatel recibía facturas de abogados por $600.000 por año, en FON las mismas no superan lo $90.000 por año. Y no solo los abogados son más baratos, sino que cualquier tipo de demanda en España cuesta muchísimo menos comparado a lo que costaría en USA. Cuando vivía y hacía negocios en USA, siempre tenía la sensación de tener una espada de Damocles “legal” sobre mi cabeza. Aquí, en España, si alguien se vuelca un poco de café encima no demandan a McDonald’s y cobran millones.

Pero no solo el sistema legal representa una enorme carga para hacer negocios en USA. También hay otro gran “impuesto”, que es el sistema de salud. En España, por ejemplo, los empleados de FON van a hospitales públicos y son atendido gratis. FON no tiene costes de salud como empresa. Como muestra este reporte, el coste de salud promedio por empleado para una empresa es cercano a los $10.000. Hagamos el cálculo, en España las cargas sociales son mucho más altas que en USA, pero si calculamos los seguros médicos privados como cargas sociales, al final los costes sociales USA son más altos.

Finalmente, hay una tercera carga que es muy difícil de cuantificar, pero que está ahí, y es el hecho que USA gasta la mitad de lo que gasta todo el mundo en temas militares. ¿Qué significa esto para los emprendedores europeos? En términos bastante simples, que no pagamos un impuesto carísimo a la defensa cada vez que hacemos negocios. En USA, el 21% del presupuesto nacional es destinado a los militares y hay un adicional de cerca del 8% del resto del presupuesto que se destina a otras áreas relacionadas (los veteranos de guerra reciben una parte importante). En Alemania, España y Holanda los militares reciben menos del 7% del presupuesto nacional. ¿Quién paga entonces este enorme gasto en USA? Se puede decir que todos los norteamericanos con sus impuestos, pero para un emprendedor representa un impuesto muy pesado a la hora de hacer negocios.

Las empresas norteamericanas pagan sueldos más altos, pero como el gobierno no da los beneficios que dan los gobiernos europeos, el empleado termina peor. En Europa hay mucha burocracia y quizás el 10% de los empleados públicos sobran, pero el ahorro de gasto militar comparado con USA es tan grande que el gobierno puede dar educación gratis, transporte subsidiado y muchas otras ventajas que hacen la vida del norteamericano muy cara en el día a día, un coste que al final repercute en las empresas.

¿Debería sorprendernos entonces que el PIB europeo sea un 30% superior al de USA o $18 billones en Europa contra $14 billones en USA? ¿Cómo es que este continente (al que los norteamericanos consideran tan del siglo XX) se siga manteniendo a flote sin un lengua común y con tantas barreras a los negocios que no existen en USA? Desde mi punto de vista son los 3 factores que expliqué: costes legales, costes médicos y costes militares. Estas cargas son muy pesadas para la economía y la vida diaria de un emprendedor y explican en gran medida el por qué todavía tenemos cierta ventaja en Europa pese a ser menos creativos y menos trabajadores.

Hasta que la administración Obama no tome conciencia de estos factores y tome medidas concretas para bajar los costes médicos, los costes legales y destine menos dinero a los gastos militares, USA tendrá que seguir luchando mucho para salir de la crisis en vez de seguir desarrollando su increíble habilidad para innovar.

US accounts for almost half of global military spending

US accounts for almost half of global military spending

Es inaceptable que sigamos enviando aviones en vuelos transoceánicos sin seguimiento, sin información meteorológica satelital, sin apoyo desde tierra y sin teléfonos satelitales para comunicarse en caso de emergencia. No puede ser que en situaciones de emergencia los pilotos solo puedan comunicarse, por ejemplo, con el control de tráfico aéreo de Cabo Verde y no con centros de inteligencia de Boeing, Airbus y de sus propias aerolíneas. Lo que sigue son sugerencias sobre cómo se podría aumentar la seguridad en vuelo en pocos meses. Estas soluciones son unas de varias que pueden hacer que los vuelos sean más seguros.

Los aviones comerciales en vuelos transoceánicos deben poder enviar su posición, dirección, velocidad y otros datos relevantes por satélite de modo automático cada pocos segundos. Deben ser capaces de descargar información meteorológica en tiempo real para mejorar la eficiencia y la seguridad de los vuelos y la autonomía de los pilotos. Tiene que haber también un sistema secundario de comunicación por voz via satélite. Económicamente estas mejoras también tiene sentido, ya que supondría un ahorro el mejorar la eficiencia de las rutas gracias a una mayor capacidad de previsión por parte de los pilotos. En esta entrada de blog presento unas posibles soluciones.

Comunicación por voz satelital y transmisión de información importante del vuelo

El Guardian Skytrax 3Xi es un dispositivo que transmite datos de posición GPS, altitud, dirección, posición del tren de aterrizaje, tiempo y velocidad a través de la web. Esta información es accesible por una conexión segura con Internet Explorer o Firefox. Un avión de vuelos transoceánicos requiere el modelo 3Xi que funciona con una antena externa y cuesta $2395. Puede ser configurado para mandar los mensajes con la frecuencia que desees (por ejemplo, un mensaje cada minuto). Cada mensaje cuesta $0.06 y el alta son $110.

Maptrac (Click para agrandar)

Maptrac (Click para agrandar)

Este equipo viene con Maptrac para seguimiento e informes, que cuesta $39.95 por mes. Maptrac es una herramienta web de mapas que no requiere servidor, software, compra de datos o equipos informáticos. Permite al cliente ver todos sus aviones simultáneamente, ya sean seguimientos activos o históricos (trayectorias que han trazado los aviones en el vuelos pasados). Abajo hay una captura de pantalla de Maptrac. Guardian Mobility, los fabricantes de Skytrax, también tiene un sistema de mapas basado en Google Maps que se llama Rimtax y que puede ser usado en teléfonos iPhone o Blackberry.

El Skytrax se vende solo o en combinación con el equipo para teléfono satelital. El paquete con los dos productos cuesta alrededor de $4000 sin contar la instalación.

El coste de instalación y certificación de este equipo en un avión como el A330 es de unos $8000. El certificado necesario se llama “Supplemental Type Certificate” (STC) y solo necesita ser hecho una vez para cada modelo de avión. Después el coste de instalación baja a unos $2000.

También es posible enviar información de seguimiento, velocidad, etc. por mensajes de Aircraft Communications Addressing and Reporting System (ACARS). ACARS es un protocolo de comunicación para la transmisión de mensajes cortos entre aviones y bases en tierra por medio de radio VHF o SatCom (Satellite Communications, comunicación por satélite). Esto se puede hacer a aproximadamente $0.15 por mensaje. A una actualización por minuto durante un vuelo de doce horas gastaría unos $108.

La mayoría de los aviones que hacen rutas transoceánicas están equipados para transmitir ACARS via satélite. Por lo tanto, esta opción no conlleva gastos de certificación e instalación. Aun así ACARS es más caro. Asumiendo que se hacen dos vuelos al día, se envía un mensaje por minuto y teniendo en cuenta los precios ya mencionados, usar Skytrax supondría un ahorro de unos $3900 al mes. Según estos datos, Skytrax es la mejor opción.

Recibir datos meteorológicos en tiempo real

Para recibir datos meteorológicos a tiempo real hacen falta unos 512kbit/s. El equipo de SatCom que suelen tener estos aviones usa una banda del espectro electromagnético que se llama “Banda L“. El ancho de banda con estas conexiones es demasiado bajo y caro para este tipo de aplicación.

La “Banda Ku” es una porción del espectro electromagnético que ha sido usada para proveer a los pasajeros conexión a internet abordo de aviones comerciales. Este tipo de conexiones no están certificadas para sistemas críticos de vuelo pero son diez veces más baratas que las de Banda L, costando en torno a $0.5/mbit de datos transmitidos. La intención no es sustituir sistemas primarios de seguridad, sino complementar los que ya están presentes en el avión. Las conexiones de Banda Ku pueden ser aptas para descargar datos meteorológicos de tiempo real.

El problema con esto es que aunque la mayoría de los aviones que vuelan sobre el océano van equipados con aviónica para Banda L, muy pocos van equipados con los sistemas requeridos para conectar a señales de banda Ku. Además, el equipo es caro: Cerca de $250 000 por avión. Aun así, hay varias maneras de recuperar este gasto. Se puede vender acceso a internet a los pasajeros y vender publicidad para luego mostrarla a dichos pasajeros. Mejores previsiones y autonomía por parte de los pilotos podrían ahorrar combustible, y la reducción significativa del riesgo de estos vuelos se tendría que ver reflejada en un gasto menor en seguros.

Image representing YouTube as depicted in Crun...
Image via CrunchBase

Hoy tuvimos una muy buena sesión de brainstorming en Fon, en la que a David Garcia, de atención al cliente, tuvo una idea que probablemente vayamos a implementar para la Fonera 2.0 y que, en teoría, también podría aplicarse a muchos otros gadgets.  Se trata del concepto de los gadgets que twitean.

¿Por qué querrías recibir twits de un gadget? Se que a primera vista suena absurdo, pero la Fonera 2.0 tiene muchas cosas para twitear. La Fonera 2.0 es un router social que maneja tu interacción con la Web 2.0. Y si ésta se trata de contenidos generados por el usuario, y la Fonera 2.0 es el medio para transferir todo ese contenido.

La Fonera 2.0 sube tus fotos a Facebook, Picasa y/o Flickr, baja tus archivos de Rapidshare y Megaupload, sube y baja tus torrents, sube tus videos a Youtube, ofrece el ancho de banda que te sobra a tus vecinos o personas que pasan por tu casa gratis o haciéndote ganar dinero, convierte tu señal 3G en WiFi. Y puede hacer todo esto mientras estás durmiendo, o tu ordenador está apagado, o mientras no estás en casa con simplemente entrar al panel de control y programar las opciones.

Así que para un gadget que hace tantas cosas por si misma, pero no tiene un teclado o una pantalla, twitear tiene mucho más sentido. Algunos twits que se nos ocurrieron son “acabo de compartir mi ancho de banda con otro fonero”, “subiendo fotos a Flickr”, “bajando torrents”, “envio de video HD a youtube completado”,”convirtiendo señal 3G a WiFi”, etc, etc, etc.

En el caso de la Fonera 2.0, Twitter nos ahorra tener que ponerle una tarjeta de gráficos, una pantalla, un teclado o muchas lucecitas raras que significan muchas cosas distintas. Pero si eso es lo que Twitter puede hacer por la Fonera 2.0, imaginaros lo que puede hacer por muchos otros gadgets: “el pollo está listo”, “tu jardín ya fue regado”, “tu piscina necesita cloro”, “te estás quedando sin combustible”…

Luego de las masacres simultáneas de Alemania y Alabama, pedí ayuda en mi fundación para desarrollar un índice de peligrosidad de los países más importantes del mundo.

Abajo están la tabla y el gráfico, resultados del análisis. En ellos se ve que realmente hay una correlación inversa entre la tasa de suicidios y asesinatos. El único país del mundo que parece tener muchos suicidas y asesinos es Rusia, en muchos de los demás o predominan los suicidas o los asesinos.

Y luego estan paises como España que tienen pocos suicidas y pocos asesinos. En general este análisis va en contra de muchos mitos populares o la imagen de ciertos paises sobre cuan violentos son (considero el suicidio un acto violento).

Más datos curiosos.

Los paises islámicos, conocidos por el tema de los terroristas suicidas curiosamente son los paises de indice de peligrosidad más bajos del mundo. En cantidad los terroristas suicidas son un porcentaje ínfimo y el indice de peligrosidad de Irán y Arabia Saudita los hacen paises muy seguros.

Es más seguro vivir en Mexico o Argentina con su gran cantidad de asesinatos que en Suiza donde hay tantos suicidios que el indice de peligrosidad es más alto que en paises famosos por su inseguridad.

Mismo dentro de latinoamérica se da la correlación inversa entre suicidios y asesinatos siendo Chile el país de menos asesinatos pero más suicidios.

USA que es tan conocida por las historias de asesinatos también demuestra que es mucho más probable morir autoasesinado que asesinado por otro.

España es uno de los paises no islámicos más seguros del mundo. Pocos asesinatos y pocos suicidios.

Italia famoso por su mafia y su criminalidad es tiene una de las tasas de asesinatos más bajas del mundo.

Israel también tiene un indice de peligrosidad muy bajo aunque Israel es un pais de inmigrantes y los paises de donde vienen estos inmigrantes, como Rusia, son paises de muchos asesinatos y suicidios.

es

gfx_es1

Una de las ventajas de internet es que es todo gratis. Una de las desventajas es que siendo todo gratis o está lleno de publicidad o es bastante mediocre comparado con medios de pago ya que el amateurismo tiene un límite. El panadero no le regala el pan a los diseñadores de la red. Para llegar a tener su chapata, lo que muchos hacen es, o cobrar de otra manera y dedicarse a desarrollar software libre (creo que una de las razones por las cual el software libre es más común en Europa es por la enorme cantidad de funcionarios que cobran sueldos y les queda tiempo libre), o pedir donaciones. El problema de esto es que cuando uno quiere un software no quiere perder el tiempo en donaciones aunque quizás si querría donar. Pero no darles nada da culpa y últimamente reconozco que me bajé bastante software sin hacer donaciones y no creo que sea el único. En base a esta “culpa” se me ocurrió la siguiente idea (los emprendedores tenemos eso de transformar “sentimientos” en empresas). Crear un sitio que con tu expresa autorización, examine tu ordenador y vea que software tienes y que contenido ves y que automáticamente tu le metas por ejemplo 10 euros por mes (o lo que sea que puedes gastar en donaciones por mes o cualquier período) y que este software/servicio se ocupe de distribuir este dinero a través de PayPal o algo así entre los que hicieron el software que tu usas y/o prepararon los contenidos que ves sin pagar. De esta manera todos los que hacen posible la red, desde programadores a diseñadores a blogueros recibirían algo proporcional al éxito que tienen pero uno no tendría que estar donando sitio por sitio, programa por programa.

No se si existe algo así, un sitio que te estudia y distribuye el dinero de tu donación, pero si existiera yo lo usaría. La clave es que el sitio estudie automáticamente lo que tienes y usas, una plataforma para donar en general no contenería el elemento de justicia de pagar realmente por lo que usas. Y digo todo esto sin quitarle el mérito a la gente que subsidiada de otra manera dona su tiempo para que otros tengan software gratuito.

Luego de leer los comentarios aclaro que si escribí esta idea y no la pensé desarrollar como empresa es porque me parece que este proyecto tendría que ser una ONG en si que distribuya el dinero que se merece todos los que hacen posible la red.

Sigo leyendo comentarios y veo que aunque algunos me entienden muchos no. Lo que propongo es una herramienta que la gente que quiere donar se instala, no algo que la gente tenga que usar si o si. Claramente la información que junta esta herramienta no sería utilizada nada más que para encontrar la manera más justa de donar un euro por mes, o 10 euros por mes o lo que sea que el donante quiere donar y distribuirlo entre los que hicieron los programas gratuitos y sitios gratuitos que visita.

No teníamos idea de que tanta gente visitaría Webhotornot, así que decidimos tomarnos esto –que empezó como algo entre amigos–, más en serio y vamos a convertirla en una mejor herramienta. Durante las primeras horas después de bloguear sobre Webhotornot, recibimos más de 1000 sitios para ser sometidos a votación y más de 40 mil votos de usuarios. Así que esto es lo que haremos, sin consultar a David Sifry, mi socio en esta aventura y que todavía está durmiedo debido a la diferencia de horario con USA.

-Recibimos tantas websites en tan poco tiempo, que no tuvimos el tiempo necesario para publicar cada una de ellas con su respectiva imagen de la página de inicio. Ahora hemos cambiado esto y si no tenemos imágenes de las websites, no son publicadas y sometidas a votación.

-Vamos a hacer que sea más fácil para los usuarios votar no solo aleatoriamente, sino que también les daremos la posibilidad, al menos una vez, de hacerlo por los sitios que aman u odian.

-Organizaremos “batallas” entre, por ejemplo, Techcrunch vs GigaOm para que la gente se divierta (gracias Eduardo Arcos por la idea).

-Vamos a introducir un ranking de los 50 websites más hot y luego dejaremos también que la gente arme sus propios rankings. El problema con los rankings es que influencian los resultados y vamos a terminar con una aristocracia al estilo Google, por el cual algunos sitios siempre ganan sobre los otros.

-Explicaremos a las personas de qué se trata el sitio y les pediremos que voten por aquellas webs que conocen y han probado, y no solo por si les gusta su imagen y diseño.

Y ahora a comer una paella…

Hace dias estoy dándole vuelta a una aplicación que tiene algo que ver con Trillian en el sentido de que sería un cliente que combina todas las plataformas de messenging pero que

– tendría una visualización tipo la de Second Life y

– que uniría no solo tus contactos en todas las comunidades de mensajería sino que uno le pondría además los datos de todas las comunidades a las que uno pertenecte tipo Xing, Facebook, Bebo, MySpace, etc, etc, etc y la gente aparecería en barrios según las comunidades a las que pertenecen.

Anoche estuve cenando con C.J. Cherng, el CEO de Seednet, un ISP taiwanés que es socio de FON. Durante gran parte de la cena hablamos sobre la paradoja de lo global que se ha convertido Internet y, sin embargo, de lo distintas que siguen siendo las leyes locales para los distintos ISPs del mundo. Por un lado está USA, que inventó la liberalización y, luego de ser exitosamente copiado el modelo por el resto del mundo, retrocedió hacia una situación en el que un duopolio lastima seriamente al consumidor. Por el otro tenemos a Europa, que implementó la libre competencia a tal extremo que hoy en día los ISP europeos son los más competitivos del mundo.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets