Antes de leer mi artículo deben leer el siguiente artículo de The Economist (en inglés).

Listos? Ahora entienden lo terrible que se vislumbra el futuro, no sólo para la periferia de Europa, sino para Alemania también. Claramente dónde estamos parados nos dirigimos hacia la tormenta perfecta. Ok, veamos hacia donde yo creo que Europa debería ir para salir de la crisis, que es básicamente iniciar los Estados Unidos de Europa.

Teniendo en cuenta los enormes costos a Alemania y toda Europa de un enorme default y la salida del euro de España e Italia, creo que es hora de que Europa se una y asuma el riesgo de inflación, al igual que EE.UU. lo hizo. Si tuvieras que resumir la reacción de la FED al default trillonario en 2008, es que la FED corrió el riesgo de inflación y ganó. La FED se quedó ofreciendo crédito ilimitado, y también lo hizo el Tesoro. Eso fue gracias a la gigantesca intervención estatal del sistema bancario de los EE.UU., la industria automovilística y muchas otras industrias, y la economía en su conjunto se salvó. Y no hubo inflación. Europa necesita hacer lo mismo pero para eso tiene que ser ya sea de los Estados Unidos de Europa desde el punto de vista normativo. La otra opción es el final de Europa, incumplimientos masivos y las devaluaciones y, posiblemente, un choque tremendo para la economía global.

Cómo la Unión Europea se convierte en Los Estados Unidos De Europa ?

1) Europa desarolla el Tesoro Europeo. Una agencia que regula cómo se distribuyen todas las recaudaciones de impuestos y puede dar o negar el gasto público de los países miembros de la UE en función de las recaudaciones. A falta de eso no veo cómo se puede prevenir, por ejemplo, que un país como Grecia cumpla con sus objetivos de déficit. El Tesoro Europeo tiene que setear 5 Objetivos anuales para todas las naciones europeas para entrar en superávit fiscal para comenzar a pagar la deuda europea.

2) Este Tesoro Europeo debe consolidar todas las deudas en un pool de deuda europea, independientemente del origen de la misma, para eliminar los márgenes de riesgo y con un paquete de medidas creibles de reducción del déficit, reduciendo las tasas de interés del euro, que serían ligeramente más altas que las de Alemania hoy en día.

3) El Banco Central Europeo debe convertirse en el regulador de todos los bancos europeos ofreciendo depósitos y garantías para todos los bancos europeos, para detener la masiva fuga de capitales del Sur al Norte, que está sucediendo actualmente. Todos los bancos europeos sometidos a las mismas normas, reguladores y garantías de los depósitos bancarios.

Como veo el futuro en Europa, Unidos Venceremos, Divididos Caeremos.

¿Quieren los países perder soberanía? Creo que dada la alternativa, deberían. Actualmente Europa es un continente en que cada país, está casado, pero puede “divertirse” con el resto. Este régimen no funciona. Es o Europa o el divorcio. Europa necesita unificarse mucho más. Un control de tráfico Europeo, un ejército Europeo, un “todo” Europeo que es administrado a nivel Federal, como en EE.UU.. EE.UU. encontró el equilibrio entre las ciudades, los estados y el país que Europa necesita copiar. De lo contrario el euro no se sostendrá.

¿El enemigo? Los intereses locales. Si pudiéramos eliminar muchas de las personas que trabajaban en las fronteras europeas, las agencias europeas de cambio, podriamos terminar con las oficinas nacionales de patentes, los controladores de tráfico locales, los ejércitos locales, entre otros 100 organismos locales, imagínense que eficiente que seríamos. Cuánto mejor. Cuánto mejor preparados para competir a nivel mundial.

PS: Primer borrador, estaré modificando/mejorando este artículo a medida que avance en la investigación y reciba comentarios.

Mi esposa Nina y yo estuvimos el jueves pasado en el Estadio Olímpico invitados por BT, partner de Fon. La experiencia de ver los juegos en el Estadio es muy diferente a  como uno los ve en la TV. Cuando estás allí  te das cuenta de que hay muchas pruebas realizándose simultáneamente. La gente en las gradas llega a confundirse y anima a  un equipo cuando otra competición está en marcha a la vez, incluso ceremonías de entrega de medallas.

El jueves vimos a Caster Semenya la controvertida corredora Sudafricana a la que acusaron de ser geneticamente un hombre. Consiguió la medalla de plata cuando era obvio para la mayoría, que podría haber ido a por el oro. Siento lástima por ella pero puedo llegar a entender el por qué de los argumentos que sus rivales tienen en su contra. También vimos correr a Bolt adelantando a todos, incluidos a sus compatriotas jamaicanos que se llevaron la plata y el bronce. Una celebración para Jamaica, un pequeño país que se lo merece.

Podéis ver las imágenes de este día en la siguiente galería de fotos.

El desastre del euro es que el Banco Central Europeo (BCE), al contrario que la Reserva Federal (FED), no es un verdadero prestamista de ultima instancia (lender of last resort). En 2008, en medio del colapso financiero, la Reserva Federal dijo que proporcionaría la liquidez que fuese necesaria, sin límite, y esto evitó el colapso total del sistema financiero. Esto salvó a Estados Unidos tal como lo conocemos. Tal como están las cosas, la semana que viene, el BCE debería decir exactamente lo mismo, tendría que salir a respaldar toda la deuda soberana europea y todo el sistema bancario europeo con liquidez ilimitada como hizo el FED. Tendría que parar este fuego que empezó en la perifería de Europa, con Grecia, Irlanda y Portugal, que avanzó a España e Italia y que ahora está llegando a Francia. Pero nuestra tragedia es que legalmente no puede.

Si se concediese todo el crédito que se necesita en esta recesión, no habría inflación y nos permitiría salir de la crisis. La idea de no “imprimir” o dar crédito ilimitado es frenar la inflación. Pero en momentos de pánico el peligro no es la inflación. El despilfarro europeo, que lo hay, el estado de bienestar pasado de vueltas, que existe, no se soluciona de un día para otro. Hay que transformar “despilfarro” en inversión pero manteniendo en nivel de gasto público. Recortar a lo bestia nos va a hundir. Hay que generar empleo, no abaratar el despido como se hizo en España sin dar incentivos claros para emplear.

La austeridad es necesaria, muy necesaria, también es indispensable que haya menos participación gubernamental y más privada en Europa. Democracia social si, pero para distribuir hay que ganar. Necesitamos un modelo más alemán que francés. Alemania nos enseña el camino. Pero la misma Alemania está cometiendo un grave error al pretender que otros hagan en un año los ajustes que Alemania hizo en una década. Y nos está llevando al desastre.

Publiqué en Google+ un gráfico referente a la cantidad de victimas de conflictos armados, donde se muestra que los tiempos que estamos viviendo son sorprendentemente de los más pacíficos de la historia reciente. Una maravillosa noticia. Sin embargo, al leer los más de 120 comentarios del post, uno se da cuenta del escepticismo generalizado que existe hacia las buenas noticias. La gente no puede creer que actualmente estemos viviendo mayormente en paz porque cuando ve las noticias solo ve conflictos. Pero lo que no hacen las noticias en la tele, medios impresos e internet es poner las noticias en contexto. Siguen habiendo conflictos, el último la guerra civil en Siria, pero cada vez menos gente muere en proporción en guerras o conflictos armados.

La mayoría de la gente parece estar programada para creer solo en las malas noticias. Un titular como “La enorme mayoría de la humanidad se fue a dormir sana y salva” pasaría totalmente desapercibido. Pero es lo que pasa todos los días. Por supuesto que, por ejemplo, las familias de los chicos judíos asesinados en Francia esta semana tuvieron la peor semana de su vida. Un horror. Y todas las muertes violentas son inaceptables. Pero la tendencia en baja de la mortalidad por conflictos armados es clara. Y eso y muchas otras noticias a la gente le cuesta aceptarlo.

Aquí hay una charla en TED de Peter Diamanidis que vi sobre el tema de la alergia a las buenas noticias que me inspiró a escribir este artículo.

Sin lugar a duda, este 2012 está teniendo un gran inicio para Fon. La semana pasada anunciamos los 5 millones de hotspots y esta semana anunciamos nuestro primer acuerdo del año con la mayor telco de Polonia: Netia. Juntos, crearemos la comunidad de WiFi más grande de Polonia. Esta es una importante alianza para Fon porque Netia es la telco polaca más innovadora, y compartimos una misma visión: facilitar la accesibilidad sin importar la localización.
El objetivo es tener 100.000 hotspots por todo el país disponibles en primavera. Como siempre, los nuevos hotspots junto con los demás 5 millones de hotspots estarán abiertos para la comunidad Fon y por supuesto los clientes de Netia. Siempre es bueno ver a la comunidad Fon crecer tanto de golpe. Polonia es un país grande, con más de 25 millones de usuarios conectados a Internet tiene un gran potencial.
Parece que 2012 será un gran año para Fon. Este es el primer acuerdo de muchos otros que estan por venir durante este 2012.

Me pregunto lo mismo que muchos se preguntan: si la insistencia de Angela Merkel sobre la austeridad es una medida sabia. Yo creo que lo que necesitan los países del sur de Europa no es reducir el nivel de gasto. Haciendo esto, la economía corre el riesgo de hundirse y el déficit presupuestario aumentaría sin parar.  Lo que debemos hacer en cambio, es mantener el nivel de gasto y de inversión pero cambiando su composición. Tenemos que ajustar la economía, no acabar con ella. Concentrarse en lo que va bien y eliminar lo que nos frena. No reducir todo a lo bestia.

Estoy de acuerdo con los alemanes en que el sur de Europa tuvo una falta de reformas y mucho gasto. Grecia, Italia, España, Portugal, muchos de los privilegios se entregaron a quienes no se los merecían, el crecimiento se hizo sobre el crédito y el resultado fue el colapso de la economía.  Hubo y habrá corrupción en la mayoría del sur de Europa – más que en los países de norte – y se construyeron muchísimas obras faraónicas, aeropuertos a los que nadie vuela o infraestructuras para trenes de alta velocidad que nadie necesita.

Pero una reducción drástica de la actividad económica sin otras medidas razonables para generar crecimiento, sólo agravarían el problema. Esto es lo que sucede en España ahora mismo. Estamos recortando el gasto, pero no nos estamos centrando en crear crédito inteligente a los sectores en crecimiento. Al hacer esto estamos consiguiendo que muchos negocios rentables sufran e incluso mueran por no recibir un crédito a tiempo. Necesitamos crear inmediatamente líneas de crédito para las empresas que están generando empleo. Tenemos que saber encontrar los nichos de crecimiento y apoyarlos. Tenemos que re ubicar a los trabajadores de las empresas que están muriendo en sectores en crecimiento, tenemos que re educar a la población para la economía globalizada en la que vivimos. El reto de pasar de una economía basada en la industria a una economía basada en los servicios no es nuevo, ahora el reto es pasar de esta economía de servicios a una economía digital. Ninguno de estos problemas es financiero o monetario, son problemas reales que necesitan una intervención real. El ajuste fiscal como una quimioterapia, no podemos matar a todas las células porque algunas sean malas. Tenemos que hacer un diagnóstico puntual a la hora de intervenir la economía. Alemania está cometiendo los mismos errores que los miembros más influyentes del FMI cometieron en Latinoamérica en los 90.  Se establecieron para sí mismos unas políticas de crecimiento mucho más  elaboradas y detalladas que funcionaron, y pidieron a Latinoamérica implementar una  práctica mucho más simplista, políticas del tipo “quimio”. Los resultados fueron desastrosos para Latinoamérica y buenos para USA y EU que no se auto aplicaron las medicinas del FMI.

Alemania está haciendo al sur de Europa lo que el FMI hizo con Latinoamérica durante décadas y esto puede ser peligroso para ambos. En Latinoamérica predicando la austeridad el FMI desarrolló políticas que fracasaron y causaron una década de estancamiento. Además, como su fracaso se hizo evidente el FMI terminó siendo odiado por la mayoría de los latinoamericanos del mundo.  Alemania podría terminar de la misma manera. Esto sería muy triste, porque Alemania si tiene buenas intenciones, únicamente está aplicando un modelo político equivocado. Los Estados Unidos vieron su imagen caer en picado en Latinoamérica al estar tan asociados con las políticas estrangulatorias del FMI. Es triste ver ahora como muchos latinoamericanos piensan que China es mejor país que Estados Unidos, implantando regímenes como el de Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia.  Lo mismo podría suceder con Alemania si su modelo insiste en aplicar políticas erróneas.  La Unión Europa podría desmoronarse y el sur de Europa podría terminar adoptando regímenes políticos populistas que sólo convierten en mucho peor la situación de Europa. El riesgo existe.

Se ha abierto un debate muy interesante en Google+ en referencia a este post. Puedes seguirlo aquí.

Belgacom (powered by Fon) creó una campaña genial para publicitar sus Fonspots. Se trata de un perro – Fifi – cuyo talento innato es ser buscador de WiFi.  A mediados de 2011, anunciamos el acuerdo entre Fon y Belgacom y hace apenas dos meses llegábamos a los 100.000 hotspots. Hoy día ya cuenta con 300.000,.

Aquí dejo el video. Y si, Fon va a llegar a España y latinoamérica, ya estamos en Brasil y seguiremos luchando para conseguirlo en los demás paises.

La traducción sería la siguiente: Jean tiene una perra llamada Fifi que ladra cuando encuentra un acceso wifi, pero “por culpa” de Fon y su acuerdo con Belgacom, esa virtud se ha convertido en su peor pesadilla ya que nunca deja de ladrar.

Además, Belgacom también creó un juego que consiste en encontrar a Fifi escondido entre alguno de los 300.000 hotspots Fon del país, a través de Google Streetview.

Fifi busca Wifi

Acabo de estar reunido con Cristobal Montoro en la sede del PP en Madrid.  Durante la reunión  le presenté este plan para hacer del 2012 el año del empleo en España.  El plan es sencillo y consiste en que durante el año 2012 y sólo durante el 2012, las empresas que aumenten plantilla y sobre el número que tenían en diciembre del 2011, van a poder contratar empleados y no tener que contribuir con las cargas sociales de los mismos.  En el año 2013 contribuirán con el 25% de las mismas, en el año 2014 con el 50%, 2015 con el 75% y en el año 2016 esa cohorte de empleados del 2012 serán igual que todos los demás empleados.  Lo mismo con las indemnizaciones. Para los nuevos  empleados contratados durante el 2012 la empresa no pagará indemnización el primer año, pagará el 25% el segundo, el 50% el tercero, el 75% el cuarto y en el 2016 los empleados del 2012 serán iguales a los demás en términos de indemnizaciones.  La idea es que como tenemos 5 millones de personas en el paro, este aumento de plantilla vendrá en gran parte de esta gente que cobra el paro, en vez de que se produzca un beneficio inmediato cuando una persona que sale del paro se emplea, ese beneficio para el gobierno se producirá de forma escalonada.  Este es un plan que no le costaría nada al gobierno porque primero se beneficiaría de dejar de pagar el paro, más el efecto multiplicador de estos empleados y luego de las cargas sociales que le llegarían en los años siguientes.  Y los empleados serían iguales a todos los otros empleados salvo en el tema de las indemnizaciones en las que igualarían a los demás empleados en 4 años.

Montoro

Image by PPCYL – Partido Popular de Castilla y León via Flickr

Al comentar el plan también hablamos de detalles para que las empresas no hagan trampas, es decir no despidan para contratar.  En esto lo importante  es que las empresas que quieran poder emplear con este plan establezcan el piso del 2011 como el número de empleados sobre el que tienen que aumentar su plantilla y a partir de ahí crecer.  Desde mi punto de vista expliqué que para que un empleado gaste 1200 euros por mes, la empresa gasta 2500 en esta persona (sumando cargas sociales, IRPF, IVA y todos los impuestos con los que se encuentra un español normal en su vida) y aunque estos gastos son en parte fundamentales para que el gobierno se pueda mantener, ahora mismo quitándose del medio por un año, puede ser el estímulo que el empleador necesita para arriesgarse a crecer. Además si se produce una migración del paro al empleo el país se beneficia, así también si se produce una migración de empresas enfermas a empresas sanas.  Hoy en día hay muchas empresas que necesitan poder despedir, con este sistema va a ocurrir incluso que algunos empleados se vayan voluntariamente a empresas en crecimiento.

En mi reunión le dije a Cristobal Montoro que en mi opinión el único parámetro que el español medio y los organismos internacionales de cuya merced ahora dependemos (si el BCE no comprara nuestra deuda ahora seríamos insolventes) es la evolución del paro.  Que si en su primer año de gobierno  del PP logra sacar a un millón de personas del paro, la tendencia será muy positiva y España entraría en el ansiado proceso de recuperación.  Pero los únicos que podemos fichar somos los emprendedores y empresarios, las empresas.  El gobierno tiene un deficit tan grande que no puede crear empleo.  Es más, ahora mismo la desconfianza de España y del mundo está en el gobierno español, no en las empresas españolas, especialmente las más grandes que pueden endeudarse ahora mismo a tipos más bajos que el mismo gobierno, algo que nunca ocurrió.

También en mi reunión comenté a Cristobal Montoro que creo que hay que cambiar la ley de hipotecas para que la gente pueda devolverle a los bancos las casas en las que su deuda es mayor que el valor de la casa, como ocurre en USA.  La gran irresponsabilidad de los bancos españoles fue prestar demasiado por viviendas a sabiendas de que tendrían al hipotecado endeudado de por vida.  Esto no es justo para el ciudadano medio y en el caso de las empresas no solo tenemos bancos que no nos prestan nada sino que además tienen esclavizados a nuestros posibles empleados.  A veces cuando hacemos ofertas de trabajo a gente que está en otras ciudades nos dicen que no pueden mudarse por su hipoteca.  Por último, también comenté el rol nefasto de la banca española que no presta a las empresas y como hacer para obligar a los bancos, a los que el gobierno ayuda, a prestar a empresas a tipos altos, digamos al 12% o más pero prestar porque ahora las empresas están ahogadas por la falta de crédito.

Era la primera vez que me reunía con Cristobal Montoro.  Una de las cosas que me contó que me ayudó a poner el panorama en perspectiva es que en el 96, cuando el PP asumió el gobierno, las cosas estaban mucho peor que ahora, según él.  Lo que argumenta es que la renta española media era la mitad que la actual y que aunque hay ahora más personas en términos absolutos en el paro, en términos de porcentaje de ocupados y desempleados en el 96 las cosas estaban aún peor.  Y por último, los tipos de interés eran más altos en el 1996 que ahora.  Me gustó su tranquilidad.  Puede ser que en medio de esta crisis nos estemos olvidando que antes estábamos peor y mejoramos.  Mi crítica es que mucha de esta mejoría era falsa, era endeudamiento.  Ahora vamos a tener que encontrar una manera de reinventarnos para desapalancarnos y crecer al mismo tiempo.

Enhanced by Zemanta

Voy a dar un escenario triste a corto plazo pero optimista a largo plazo para el futuro de Europa y de España. Aquí hay dos temas, uno el descalabro del euro y otro el descalabro de España y los dos requieren una reinvención del sistema, ahora como verás, creo que reinventar el euro va a ser mucho más fácil que reinventar España.

En el caso del descalabro del euro creo que hay dos posibilidades, el abismo, la vuelta atrás con una Europa fragmentada y vuelta a las monedas antiguas y otra, una nueva Europa más unida y ordenada, con reglas claras. Creo que la segunda es más probable simplemente porque estos días Alemania empezó a pagar tipos más altos que el Reino Unido, finalmente los alemanes se están dando cuenta que no son inmunes a la crisis porque la gente no quiere su deuda tampoco. No la quiere, no porque sean malos deudores, sino porque la emiten en una moneda de un futuro incierto llamado el euro. Y en el momento que los políticos alemanes empiecen a pagar más por financiar su país y den menos servicios sociales por cada punto de interés que sube van a cambiar totalmente de opinión y abrazar al euro. Como sabemos, los políticos que dejan de prestar servicios y generar empleo pierden sus trabajos. Pero al mismo tiempo, y esto es bueno, los alemanes van a insistir que la nueva Europa sea más alemana, que no haya un descontrol, y eso a la larga va a estar bien. También van a crear un verdadero Banco Central Europeo, un “lender of last resort” que va a dar liquidez como el FED en USA, pero dentro de un sistema de reglas para controlar el nivel de endeudamiento público y privado de los países de la UE.

Así es que creo saldremos del descalabro del euro y España volverá a pagar el 2% por su deuda en 6 meses. Por eso creo que comprar deuda española ahora mismo, es una arriesgada pero probablemente fructífera inversión. También opino que es absurdo que hoy en día la gente prefiera cobrar un  bajísimo interés de su banco a quien ha salvado el gobierno español y no compre bonos del gobierno que lo salva que pagan el 6% o más.  Esto no puede durar y creo que se solucionará.

Pero solucionado el tema de Europa como entidad y de las finanzas del euro, hay un tema mucho más complicado que es el descalabro de España. Un país que tiene características únicas como un nivel de paro muchísimo más alto que inclusive sus problemáticos colegas del sur. Muchos españoles no se dan cuenta de lo poco competitivos que son la mayoría de los empleados, políticos y empresarios españoles. No se dan cuenta porque en su gran mayoría nunca han vivido fuera de España, y no tienen otro punto de referencia. Se enfocan en las estrellas, que las hay, y no en la media, que es bajísima e incapaz de generar el empleo que este país necesita.

Yo, que paso un tercio del año en España y dos tercios entre el resto de Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia, veo que hay problemas españoles que son muy españoles, de cultura digamos, de educación o falta de la misma. También aclaro que hay virtudes españolas que son muy españolas y que nos van a ayudar a salir de la crisis como el tema que los españoles son menos dados a creer en utopías y saben ajustarse el cinturón cuando hace falta. Son más realistas como votantes y ciudadanos. Zapatero era malo, Rajoy es mediocre, pero por lo menos no tuvimos a Berlusconi un criminal como presidente.

Pero uno de los defectos más grandes de la cultura española es su dificultad para producir excelencia y solo produciendo excelencia se puede salir adelante a largo plazo. Podría dar muchos ejemplos, el más obvio es el de las universidades españolas que son increíblemente malas a nivel internacional, no aparecen en los rankings.   Somos la 12 economía del mundo y no tenemos nada que destacar salvo algunas universidades privadas como IE y IESE.  En las últimas décadas, no tenemos premios Nobeles de ciencia, descubrimientos importantes en ciencia comparados con Francia, Italia y Alemania. Tampoco tenemos casi tecnología ni vivimos de nuestra innovación. La falta de excelencia es un cáncer de toda la cultura hispana. Imagínate cómo serían nuestras vidas si desde mañana quisiéramos vivir solo con lo que se haya inventado en castellano.  ¿Duele no? Pero es verdad, no tendríamos nada, viviríamos en las cavernas. Hispanoamérica es parasitaria del resto del mundo en lo que a ciencia se refiere, especialmente del mundo anglosajón. Somos 500 millones de personas que vivimos de la excelencia producida por otras culturas y esto va a costar cambiarlo.

En España tenemos un pueblo que no está bien educado para competir en la globalización.  Nos econtramos con un porcentaje enorme de la población  preparado para dos industrias: la construcción y el turismo. Una de ellas, la construcción, ya se acabó. La otra genera empleos estacionales y mal pagados. Creo que si uno estudia el paro en España puede concluir que casi todo el paro viene de una parte enorme de la población que fue educada para hacer algo relacionado con la construcción, una industria que ya no existe y que no volverá a existir nunca en la dimensión que existió. Y para el turismo es una vergüenza realmente el mal nivel de inglés del pueblo español, que va desde el camarero hasta el mismo Rajoy que al no hablarlo no se entera de cómo es el mundo. En España hay como una soberbia de la ignorancia, es difícil de explicarlo a menos que no vivas en España o conozcas bien las culturas de la excelencia como la norteamericana, la inglesa, la francesa, la alemana, la escandinava y la japonesa.  Es como que querer ser muy bueno está mal visto, querer ser mejor que los demás, destacarse te hace un paria en este país.  Mejor no ser particular, como el patio de mi casa.

Cuando uno estudia los problemas de España, ve que solo una parte pequeña de la crisis tiene que ver con la crisis internacional, digamos un tercio del paro tiene que ver con eso. El resto, el que nos lleva al 21%, tiene que ver con la falta de capacitación del español medio para saber hacer algo realmente útil y la falta de incentivos para que las empresas compensen los carencias educativas del estado ofreciendo una formación que realmente sea útil. También el altísimo paro juvenil tiene que ver con el sistema de indemnizaciones que provoca que los jóvenes no tengan entrada ni al trabajo. Tampoco tienen acceso a la vivienda que aún con la crisis sigue desbocada de precio, y no existen muchos incentivos para que baje más porque tantos ciudadanos están atrapados por sus hipotecas. Ser joven en España es triste, el poco empleo que hay lo tienen los viejos y no lo sueltan aunque lo hagan peor. Por eso los mejores se están yendo.

El problema de fondo en España, es decir la desconexión entre lo que su fuerza laboral sabe hacer y lo que el mercado global necesita, es un problema que va a durar una década por lo menos resolver, y es un problema que si alguien va a resolver es la empresa. Pero para que lo resuelva la empresa el gobierno se tiene que quitar del medio. Hoy en día la gente padece del mileurismo en España, pero un mileurista es un dos mileurista expoliado por el gobierno que le quita más o menos la mitad de lo que este empleado le cuesta a la empresa entre cargas sociales, IRPF, IVA, impuesto a la gasolina, coches, etc. Por supuesto el mileurista también recibe muchos servicios del gobierno, como salud y educación pero el gobierno ya tiene colmada su capacidad de cobrar impuestos y crear empleo. El déficit es enorme y hoy en día es más fácil para una empresa conseguir crédito que para el mismo gobierno en el que ya nadie confía.

En esta coyuntura no es que las empresas necesitan ayudas, lo que necesitan es que no las obliguen a ser creadores de empleo y agentes del estado de bienestar al mismo tiempo. Que no tengan que pagar enormes cargas sociales por cada empleo que crean, que no les obliguen a pagar indemnización si las cosas van mal. Lo que las empresas necesitan es un gobierno que no las ahogue de cargas y obligaciones. Un gobierno que se quite del medio, por lo menos en los casos de las empresas que aumentan su plantilla. En España es terrible ser emprendedor, ya he escrito sobre el tema, puedes quedar arruinado de por vida, tu responsabilidad es ilimitada. Lo único que se le compara es ser un hipotecado en España bajo las increíbles reglas pro banco que imperan aquí, bajos las cuales una persona no puede devolver su casa como única garantía de la hipoteca como en USA, sino que es esclava del banco toda la vida. Algo que habría que cambiar ya mismo para darle movilidad al español hacia donde haya trabajo. Porque otro tema del paro en España es que es regional, bajo en el norte, altísimo en el sur.

Y sí, ya sé que en otros países también piden a la empresa ser agentes sociales, esto es el caso en los países escandinavos, pero ahí el gobierno les ofrece un pueblo más educado y ético y al mismo tiempo. Los mismos empresarios son mucho más educados y éticos que los españoles.  En España el problema de la mala educación y falta de ética es bastante generalizado: empresarios, políticos y trabajadores lo sufren. Es por eso que este país necesita reinventarse, cambiar y puede que con esta crisis empiece a lograrlo. España vivió décadas de falso crecimiento, en parte porque el mismo sistema que se usa para medir el crecimiento del PIB cae en la falacia de considerar endeudamiento como crecimiento, pero esto se acabó y ante la crisis la gente se replantea el sistema y quiere mejorar.

Lo que hace falta en España es que el gobierno no penalice el empleo para dejar que las empresas contraten más y se arriesguen más. Porque el que está metido en un lío enorme ahora no es tanto la empresa española como el gobierno español, y la que puede sacar al gobierno del desastre en el que se encuentra es la empresa, que hoy en día paga menos por sus deudas que el mismo estado soberano español. El estado español hoy dia sobrevive de la caridad del Banco Central Europeo. Si no fuera por esta institución que compra la deuda española, España ahora mismo no tendría crédito ya que sus ciudadanos han perdido la confianza en su gobierno y no le dan sus ahorros.

Lo que yo espero es que el PP pueda liberar las fuerzas que saquen a este país de la ruina.  Fuerzas creativas, fuerzas que ayuden a construir un nuevo país. Esto lo podría haber hecho el PSOE  pero el problema más grande del PSOE es que representa al status quo, representa a los que son más parte del problema que de la solución. Representa a la gran empresa, a los grandes bancos, a los funcionarios, a los sindicatos. El PSOE tendría que representar a los que no tienen trabajo y quieren tenerlo, o a los que no tienen vivienda y quieren tenerla, pero en cambio representa a los que tienen trabajo y vivienda y quieren mantener sus privilegios y cerrarle las puertas a los demás. Representa más a los que no quieren que el precio de la vivienda baje o que la productividad aumente y que seamos más competitivos y que más gente tenga casa y trabajo. Representa a funcionarios que hagan lo que hagan no pueden ser despedidos, representa a trabajadores incompetentes que se escudan bajo el “despido improcedente” que siempre culpa al empresario.  En España un comercial que no cierra ningún contrato al mes en una fuerza comercial que cierra 10 contratos al mes no puede ser despedido por inútil.  Lo viví yo en Jazztel, esta persona, incapaz de vender igual cuando se la despide la culpa es del empresario. Esto no puede ser así. Tiene que haber una manera de suspender, como había en el colegio.  Tiene que haber una manera de promover al bueno y prescindir del que trabaja mal.  Tiene que haber una manera de cultivar la excelencia, competir en la globalización y ganar.  En España hay empleados increiblemente buenos. Lo vivo yo en Fon donde desde este país hemos creado la red WiFi más grande del mundo con un equipo admirable.  Pero construir una empresa en España es una lucha contra una sociedad y un gobierno que no entienden al emprendedor y no debería serlo.

Ahora mi caso.

Tengo 5 hijos que van desde pocos meses a 21 años. Mi hija mayor, que estudia en Columbia University y se recibe en unos meses, ya tiene varias ofertas de trabajo en Estados Unidos. Pero está pensando en emprender. Pero lamentablemente ni se le ocurre emprender en España. ¿Para qué? Si puede emprender en USA o el Reino Unido, sus países favoritos para emprender, donde todo es más fácil y el reconocimiento mayor. Y ese es el desafío del gobierno español, que la gente más educada de este país es la gente con más recursos apreciados en otros países, la que puede emigrar, que esa gente quiera construir, emprender y trabajar en España.

Yo vine a España e hice Jazztel, Ya.com y Fon aquí, pero mis días en España también parece que están contados. Los gobiernos de Irlanda y del Reino Unido se han puesto en campaña para ficharme y convencerme que me mude a sus países y lo están logrando. Ellos tienen claro que la nueva carrera armamentista la gana no el que tiene más bombas atómicas, sino el que tiene más “emprendedores atómicos”, emprendedores con ideas que crean empleo. Que todo depende de una economía dinámica, creativa y fuerte. Pero aquí, en este país que tanto quiero y donde crié a mis hijos mayores y ahora crío a los menores, recibo palos por ser exitoso, recibo demasiados “rico de mierda” para sentirme cómodo y por parte del gobierno no veo ningún esfuerzo, ninguna iniciativa para que me quede y haga crecer Fon y las nuevas empresas aquí.

En Irlanda y el Reino Unido los primer ministros se ocupan de recibir y escuchar a los emprendedores. A mi me convocaron tanto David Cameron como las autoridades irlandesas. Aquí Zapatero nos ignoró profundamente a todos los emprendedores. Pero no es tanto su culpa. Zapatero veía que el español medio no entiende el rol de los emprendedores y empresarios. Que no los ve como lo que son, creadores de empleo, sino como ricos ladrones. Resultado que Amancio Ortega, un héroe nacional, vive “prófugo”. Vive prófugo en su propio país. No aparece en ningún lado porque ser el hombre más rico de España no es un honor, es una vergüenza, aunque Zara sea una enorme fábrica de empleos. Si Amancio fuera inglés sería Sir Amancio Ortega, sería querido y reconocido como lo son los empresarios ingleses o los norteamericanos. Lo que Zapatero hace al maltratar a los que crean riqueza es responder a un público que no se da cuenta que el paro bajaría y el mileurismo bajaría si España tuviera muchísimos emprendedores compitiendo por sus habilidades. Si estuviera llena de “ricos de mierda”. Mientras seamos una sociedad que muerde  la mano que nos da de comer, pasaremos hambre. Mientras seamos una sociedad en que los futuros Amancio Ortegas viven escondidos o emigran seremos los campeones del paro, que es lo que somos. Espero que el PP se de cuenta de esto y lo cambie. El PSOE no lo vió y así estamos. Pero soy optimista porque soy un emprendedor y al final creo que no hay nada que esté tan mal en España que no se pueda arreglar con lo que está bien. Y es que el pueblo español quiere y se merece algo mejor. Yo seguiré teniendo a España como referente para construir empresas y dependiendo de cómo vea evolucionar la situación estaré más o menos por esta parte del mundo a la que tanto quiero y a la que espero que finalmente se de cuenta de sus problemas y unida, se reinvente.

Mariano Rajoy en Barcelona

Image via Wikipedia

El Partido Popular consiguió ayer una victoria histórica en nuestro país. En las pasadas elecciones hace cuatro años, apoyé de mala gana a los socialistas y a Zapatero, pero tras su desastroso gobierno durante el cual se triplicó la tasa de desempleo, decidí en esta ocasión apoyar de mala gana a los populares. A pesar de mi tibio apoyo, considero que Mariano Rajoy es un hombre que no entiende el conjunto de la economía global. Una de las principales razones es que no habla inglés. Tenemos un Presidente que sabe que gran parte de la solución al problema de este país no está en manos de quienes hablan español pero el sólo vive su vida en traducción, una pobre condición para gente de poca cultura.  Hoy en día ni un camarero consigue un trabajo sin hablar inglés pero resulta que el Presidente sí.

España necesita una mejor integración con el resto de la UE y con otros países del mundo, pero no va a poder ser él quien esté al frente de estas relaciones con el resto de los líderes globales, quien lidere las negociaciones en nombre de España, porque en los momentos claves, cuando haya que entablar amistades con otros líderes, cuando haya que convencer a los demás de sus ideas, no va a poder argumentarlas salvo que sea con un traductor. Todos los que tenemos algo que ver con España, una economía importante en tamaño, sólo algo menor que la de California, esperamos al menos que Rajoy se rodee de un equipo que sí sepa entender a las economías mundiales y que pueda conseguir lo mejor para el país.  Un grupo de gente que sepan detectar qué es lo que las economías más exitosas del mundo están haciendo y sepan adaptar sus mejores políticas a España. Además, este cambio también sucede en un momento donde los principales mercados financieros han perdido la fe en la capacidad de España para autofinanciarse y desde que compartimos el problema con Italia, con una deuda de alrededor de 2 billones de euros, aún tenemos menos espacio para actuar. Rajoy comienza su mandato en unas condiciones muy difíciles. Personalmente, me gustaría que Rodrigo Rato, ex director del FMI, estuviese al frente en estos momentos. Él hubiese sido el mejor candidato del PP para representar a España y negociar con Alemania y los demás países de la UE en esta situación de crisis.  Creo que una de las desgracias de España es que el español medio no entiende lo que necesitamos de un presidente.

Enhanced by Zemanta
Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets