¿Viste cuando la guia Michelin decía que vale la pena desviarse para conocer algo? Me estoy refiriendo a la época en la cual aún se utilizaban guías turísticas.  Bueno, no se si decía que la Fundación NMAC bien vale un desvío cuando vas a Cadiz o Tarifa pero te lo recomiendo yo.  Es un sitio tan especial como insólito.  En este video muestro a Jimena Blasquez, la directora y fundadora de NMAC enseñándolos la maravillosa obra de James Turell en medio del bosque.  Es un sitio mágico.

Así describe la obra Hoyesarte.com:

Second Wind 2005 es una obra arquitectónica ubicada bajo el nivel de la tierra en la que el espectador accede al interior de una pirámide a través de un túnel. Una vez dentro se encuentra una stupa de piedra rodeada de una piscina. Las stupas son cúpulas redondas dentro de la arquitectura budista que por su forma y posición producen el efecto de acercar el cosmos al espectador. El acceso, a través de un pasadizo, desemboca en un cuarto en cuyo techo hay una abertura circular al cielo. Es aquí donde los visitantes pueden sentarse a contemplar los cambios de la luz “esculpidos” por el artista.

Y unas fotos

Y un recorrido con caballos

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

josehevia en Mayo 17, 2011  · 

santipereiro en Mayo 18, 2011  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets