300px-Luis_Moreno_Ocampo

Luis Moreno Ocampo en el 1985 Juicio a las Juntas (Foto: Wikipedia)

El ex general Videla, responsable del exilio forzado de Argentina de mi familia cuando tenía 16 años y responsable de la muerte de mi primo David Horacio Varsavsky con tan sólo 17 años, ha fallecido hoy en Argentina. Como familia exiliada en EEUU y luego en España logramos prosperar, y gracias a hombres valientes como el fiscal adjunto Luis Moreno Ocampo, el ex general Videla pasó gran parte de su vida entre rejas.

Pero a él y a sus compañeros militares, también criminales, paradójicamente les debo parte de mis logros. Videla y otros asesinos, miembros de la dictadura militar argentina nos persiguieron, nos obligaron a marchar al exilio en EEUU donde por suerte, un hombre de buena fe, el senador Patrick Moynahan, nos consiguió visados para toda la familia y nos dio una segunda oportunidad en la vida. Sin embargo, como causa de este trauma, me quedé con un enorme deseo de demostrar a esos terribles dictadores que yo valía mucho más de lo que me hicieron sentir. Que no merecía morir, desaparecer, tirado de un avión en el mar como mi primo David, que no merecía ser expulsado de mi país.

Y estoy convencido de que debo una parte de mi ambición al exgeneral Videla y a su banda de militares asesinos. Era sólo un adolescente que quería demostrar su valía cuando todo esto me ocurrió. Y lo hice y lo sigo haciendo cada día cuando doy clases en la universidad en España y en Estados Unidos, cuando creo empresas en diversos paises, cuando doy charlas intentando inspirar a veinteañeros a ser emprendedores, cuando hago Educ.ar para que la historia argentina no se volviera a repetir, o cuando ejerzo de padre de cada uno de mis seis hijos. Y es este deseo imparable de probarme a mi mismo que me ayudó tanto a salir adelante en la vida. Una ambición bien canalizada que me dio mucha felicidad.

No fuimos unos inútiles exgeneral Videla. Y sin duda no éramos unos criminales. Merecíamos vivir y prosperar, y gracias al Senador Moynahan, en el caso de mi familia, la vida nos dio otra oportunidad.

Siempre te recordaré, David Horacio Varsavsky, especialmente ahora que nuestro hijo más joven, de solo dos meses, lleva tu nombre. Y le envío un enorme abrazo en este día a todos los que tengan familiares asesinados o desaparecidos.

Aqui dejo un enlace a mi historia de ese año, del año del exilio, mi autobiografía de cuando tenía 17 años.

Enhanced by Zemanta

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets