España está arruinada.  No hay manera que este año España sola puede generar los fondos que necesita para pagar su deuda.  No solo España no tiene actualmente suficientes fondos para pagar los intereses de su deuda sino que ni siquiera puede pagar su economía diaria antes de devolver la deuda o pagar los intereses de su deuda.  El desajuste de lo que gasta el gobierno español y lo que cobra en impuestos es muy grande.  Hasta octubre de este año, España gastó 75.000 millones de euros en deuda pública, la mayor partida de todo el presupuesto. Y esto es después de enormes subidas de impuestos. Aun ni siquiera ha alcanzado el superávit primario que hace falta para pagar los intereses de su deuda.  Además tiene un sistema de pensiones destinado a la ruina como explica este artículo de Sintetia que recomiendo leer en detalle.

Si España no está en bancarrota declarada es porque Alemania, actuando a través de la UE y del Banco Central Europeo, ha decidido que España puede llegar a salvarse, que su problema es de liquidez y que puede pagar toda su deuda y no hacer un default (no pagar deuda) y por eso por ahora está salvando a España.   Pero al hacer esto Alemania tiene un enorme problema político y es el tema de financiar en España prestaciones sociales que no tiene en la misma Alemania.  Concretamente el sistema sanitario. El sistema sanitario alemán es con médicos privados, con seguros, con copagos, no es el de medicina gratis para todos de la sanidad española. Entonces es lógico que los votantes le pidan a Merkel y Merkel le pida a Rajoy que si quiere que Alemania rescate a España, que España por lo menos haga pagar a su población lo que Alemania le pide pagar a la suya por la medicina.  El sistema alemán no es el norteamericano que es carísimo.  Pero es barato, pero no gratis.  Este artículo lo explica bien. Aquí va la parte más importante.

En los seguros públicos el copago consiste en la obligación del paciente de pagar 10 euros la primera vez que acude a una consulta médica en un trimestre, sea cual sea… En los seguros privados, el sistema utilizado es el de la franquicia, es decir, se acuerda pagar una cantidad anual a partir de la cual la aseguradora médica se hace cargo de todos los gastos que se produzcan. Dependiendo de dicha cantidad pagada por el asegurado, las cuotas mensuales son mayores o menores.

Mientras tanto tenemos a España que se embarcó en una locura de construcción de hospitales innecesarios que sobredimensionó el gasto en sanidad, que contrató a mucha más gente de la que necesita y que ahora tiene que reducir gastos sanitarios y cobrar. Una sanidad que se ha endeudado de una manera penosa desde Andalucía a Cataluña pasando por Madrid. España ha doblado el gasto en sanidad desde que se transfirieron las competencias a las Comunidades Autónomas: ahora el Estado central gasta al año 3.000 millones de euros y las comunidades 60.000, mientras que en el año 2002 era la mitad.

Si me preguntas qué es mejor te lo digo claramente.  El sistema español es mejor para el paciente que el alemán.  Es mejor sanidad gratis, para todos, hospitales nuevos y con poca gente. Es más yo teniendo sanidad privada he usado la pública muchas veces y fui siempre bien tratado.   Pero si me preguntas que es mejor dada la bancarrota de España te respondo, cobrar algo como cobran los alemanes y bajar gastos.  No hay otra.  Es triste pero es así.  No digo cambiar la sanidad pública radicalmente, digo que hay que cobrar algo y gastar menos.  Y no solo en sanidad. España tiene cuatro enormes agujeros, el del paro y sus prestaciones, el del inmobiliario, el de las pensiones y el de la sanidad.  España no tiene otra opción que desmantelar una parte de su estado de bienestar.  Si, puede aumentar mucho los impuestos a la gente más rica y quizás recaudar algo como 5000 millones de euros más por año.  Esto suena como una enormidad pero solo alcanzaría para que los funcionarios volvieran a tener la paga extra.  Todo lo demás quedaría igual. Aquí puedes estudiar las cuentas públicas españolas.  Te lo recomiendo.  En España se venden menos de 3000 coches de lujo al año.  Como España es un país en que la envidia es especialmente grande la gente tiende a exagerar la cantidad de ricos que hay y creen que si se le cobra más impuestos a los ricos el problema se solucionaría.  Pero aunque España quiera seguir subiendo los impuestos a los ricos que ya pagan mas del 50%, España no tiene suficientes ricos para solucionar los enormes problemas que tiene.  A España no le queda otra que vivir algo peor, recortar prestaciones y tener unos años algo más duros por delante.

Ahora, habiendo dicho todo esto España no tiene que perder su personalidad, ni su manera de vivir, ni su cultura generosa y de corte socialista que ha resultado en una expectancia de vida más alta que la de Estados Unidos.   No es que España no se puede permitir pensiones, ni sanidad, ni prestaciones.  Lo que no puede es permitirse el mismo nivel de prestaciones.  Tiene que gastar menos pero algo menos.  Lo que puede elegir es qué recorta y cómo recorta, tratando de proteger a los más débiles, eliminando el despilfarro, la corrupción, la ineficacia, pero siempre recortando.  Y mientras no lo hace el riesgo de bancarrota aumenta.  Si lo hace el crédito regresa y el país comienza a reconstruirse.

Modo borrador: aún no terminé de investigar y escribir este artículo, acepto comentarios para mejorarlo o datos que falten gracias.

El viernes pasado fue “Black Friday”, el día que en EEUU marca el inicio de las compras navideñas y que algunas tiendas españolas también replicaron. Esta mañana leí en Twitter varios artículos que intentaban arrojar luz sobre por qué los usuarios de Apple compraron más que los de Android en ese día. Hablaban de la funcionalidad de los diferentes navegadores y plataformas, de la interfaz de usuario, del comportamiento general de los usuarios de Apple y los de Android, etc, etc.

Sorprendentemente ninguno de ellos mencionó el simple hecho de que para hacer funcionar un iPhone necesitas, para empezar, una tarjeta de crédito. Además, los iPhones y iPads son más caros que sus equivalentes en Android, en algunos casos hasta duplicando el precio. El resultado no es que el ecosistema de Apple hace más propicia la compra sino que la gente que tiene sus productos tiene más dinero tanto para comprar los propios dispositivos como para iniciar cualquier proceso de compra en general.

Según un estudio elaborado por el Reynolds Journalism Institute, el 61,5% de los usuarios de iPhone tiene ingresos familiares superiores a los 75.000 dólares, frente al 36,1% de los de Android o el 58,7% de los de Blackberry. La consultora sobre estrategias de mercado iGR publicaba también hace unos días un estudio en el que afirmaba que consumidores con ingresos superiores a los 50.000 dólares al año prefieren Apple a Android.

Con estos datos se puede deducir que el usuario medio de iOS tiene mayores ingresos y por lo tanto compra más online que el usuario medio de Android. Es así de simple y no tiene nada que ver con las propias plataformas; tiene más que ver con el poder adquisitivo de cada usuario, que en el caso de los que usan Apple es mayor. Esto también explica por qué iOS representa el 80% del valor de las acciones de Apple, que valen el doble que las de Google, donde Android representa sólo el 5% del total.

(Foto: Panduka Senaka, Flickr)

Supongo que en otras épocas irías al Hola para ver nuestra casa en Madrid pero ahora, en el mundo de Internet ni siquiera eso hace falta :). El exterior fue diseñado por Acebo y Alonso y el interior y la decoración por Chiara Fabiani.  Mi esposa Nina Varsavsky y yo también contribuimos, por supuesto. Estas son fotos que hice yo con una Sony NEX7 y una lente Leica Elmarit 21mm f2.8.

Durante décadas en tecnología sólo había dos lenguas: la de la manzana y la de la ventana. O eras de Windows o eras de Mac. Como en todo, siempre había otras lenguas minoritarias que luchaban por encontrar su sitio (Linux) pero el pastel se cortaba básicamente en esas dos porciones.

Ahora este bilingüismo ha cambiado. La batalla en estos días es móvil y los contrincantes son iOS y Android. Los típicos “Mac es mejor porque me deja hacer esto” o “Yo prefiero Windows porque es mejor para esto otro”  se han transformado en “¿Con tu iPhone puedes hacer esto?” y “¿Android te deja hacer esto otro?”

Como CEO de Fon quiero ser neutral, tenemos ahora la red WiFi más grande del mundo y nos hemos beneficiado enormemente de estos dos sistemas operativos.  Es parte de mi trabajo conocer a fondo ambos sistemas por lo que mis bolsillos están llenos siempre: en un lado llevo un iPhone y en el otro un Android.  La Blackberry la abandoné cuando finalmente aprendí a escribir en teclados/pantalla. A este punto lo único realmente bueno de la Blackberry es que es el dispositivo más económico si viajas mucho, el del roaming celular más barato. En los otros o usas WiFi o te matan con el roaming.

Android por su parte, me gusta mucho por los teclados Swiftkey, que te dejan escribir en muchos idiomas y te detecta el que estás usando y que en iOS no están permitidos. iOS tiene un globito para cambiar idiomas que consideo torpe y no se da cuenta en qué idioma estás escribiendo. Solo SwiftKey es una de las principales razones por las que prefiero Android.  También los administradores de conexión WiFI como el de Fon, que permiten autoconectarse a redes WiFi y que en el iPhone tampoco pueden instalarse. Es terrible como los productos Apple no recuerdan redes WiFi via cookies como la de Fon y tienes que meter una y otra vez la contraseña.  Además Android es más “libre” y tiene más aplicaciones gratis.

Pero iOS es mejor para la fotografía. Snapseed es mi app preferida para fotografía pero hay muchas.  El hardware y el software en cada versión del iPhone mejora con creces. El video también es otro punto fuerte del iOS, la variedad de juegos es claramente superior a Android. La pantalla retina es una pasada. Apple siguió con una buena regla que tenía con la Mac y es hacer pocos modelos y lograr que sean geniales.  Pero ahora Samsung les copió con el SIII y le ha ido bastante bien.  Ahora mismo uso un iPhone 5 y un SIII y son los dos brillantes. En términos de tamaño me quedo con el SIII, me parece muy finito el iPhone 5, hay que tener dedos bastante chicos para escribir con esa anchura de pantalla.

La batalla Windows vs. Mac la ganó Mac en mi opinión de usuario, pero esta sigue todavía abierta en el mercado donde gana Microsoft. Para mi pasarse de Windows a Mac es 2 semanas de dolor y una vida de gloria.  Pero curiosamente aunque Apple perdió contra Apple en el formato PC, creo que al final Apple ganará pero no tratando de pelear en las laptops, netbooks y desktops, terreno hostil para el gigante de Cupertino, sino con iPads, iPad Minis y con la ayuda de Android que hace que todos se pasen a las tabletas.  Microsoft como empresa la veo en una decadencia inexorable.

Primero voy a comentar el problema de los palestinos pertenecientes a Hamas y su conflicto con Israel. Después el mío, el de haber sido un judío en España durante 17 años y el de la difícil situación de los judíos en España cuando Israel entra en guerra con Hamas.

Empiezo con el de Hamas.

Hamas es un ejército financiado por Irán como arma contra Israel cuyo objetivo es la destrucción del estado de Israel. Muchos palestinos están en contra de Hamas, es más ha habido guerras civiles entre palestinos por el tema de Hamas así que ser palestino no quiere decir ser de Hamas. Pero Hamas ganó las elecciones de Gaza y tira cohetes a Israel con el objetivo de matar civiles israelíes. Y es por eso que Israel bombardea Gaza y no bombardea Cisjordania por ejemplo donde gobierna Al Fatah y hay muchos más palestinos. También es por eso que yo mismo he participado en ONGs que ayudan a palestinos y he donado a causas palestinas porque la mayoría de los palestinos son moderados y no son como Hamas. Pero estos días el conflicto es con Hamas.

Hamas vino al poder en parte gracias a que Israel decidió darle autonomía a Gaza y retirar a los colonos de Gaza bajo el liderazgo de Ariel Sharon que cayó en coma y nunca vio los pésimos resultados de su estrategia. La esperanza de Sharon era que Gaza se ocupara de tratar de prosperar, se ocupara de los suyos viviera en paz con Israel algo curioso por cierto teniendo en cuenta que Sharon había sido un guerrero toda su vida. Así, la esperanza de muchos israelíes era que los Palestinos de Hamas quisieran más a sus hijos de lo que odian a ellos y construyeran su país. Pero la realidad es otra muy diferente. Hamas es un enemigo terrible de Israel que desea no la solución de los dos estados propuesta en Oslo que muchos apoyamos sino la desaparición de Israel.

Los israelíes quieren vivir en paz.  De eso no tengo duda aunque muchos en España si la tienen.  Los israelíes quieren vivir en paz más que nada porque su sociedad es un gran éxito, en pocos años Israel ha alcanzado un nivel de vida como el existente en Europa, todo con un paro bajísimo. Lo mejor para Israel es que nazca un estado Palestino próspero que sea un buen vecino y quiera vivir en paz. Israel es un Silicon Valley en el medio oriente, próspero, una cuna de innovación. Es conocido como el “start up nation” por la cantidad de nuevas empresas innovadoras que se crean ahí.  Mucha de la creatividad empresarial de Israel nos vendría muy bien en España para bajar el paro.

En su historia Israel ha entregado el Sinaí a cambio de paz a Egipto, ha entregado territorios a Jordania a cambio de paz, pero esta tendencia se acabó cuando entregó Gaza a cambio de paz y consiguió guerra. Se puede discutir si Israel realmente está haciendo todo lo posible para lograr la paz con los palestinos en general, yo creo que no, me parece especialmente terrible la insistencia de los israelíes de construir colonias en territorios palestinos y esta es mi crítica más fuerte al gobierno israelí.  Pero curiosamente estas colonias se construyen en Cisjordania, no en Gaza de donde Israel sacó a la fuerza a todos los judíos que había. Sin embargo los cohetes vienen de Gaza y han matado y herido a israelies. Los palestinos de Cisjordania son mucho mas razonables y los conflictos con ellos son menores.  El 25% de los habitantes del estado de Israel también son palestinos, estos nunca atacan a Israel, ni los cisjordanos lo hacen de la manera que lo hace Hamas.

Ahora un paréntesis en este artículo para  comentar mi realidad la de ser un empresario judío en España y como dejé este país que tanto quiero luego de vivir 17 años aquí y me fui a vivir a Estados Unidos.  Esto es para entender este artículo en su contexto. Para que lo apoyes o critiques sabiendo que es una visión muy personal del conflicto pero no por eso menos válida.

Viví de pequeño en Argentina, luego me fui a Estados Unidos donde viví 18 años, después a España donde viví 17 años y hace dos meses regresé a Estados Unidos. Mi vivencia, y la de los poquísimos judíos que viven en España (unos 30 mil en todo el país) es que la pasé mal por el tema de ser judío en España y una de las razones por las que me fui de España es esa.  No la más importante por cierto.  Otras razones de más peso son el desagrado y envidia con la que miran muchos españoles a los empresarios, no como creadores de empleo (como hice yo con Jazztel, Ya.com y ahora Fon que sigue creciendo en España) sino frecuentemente como ladrones. Y la tercera razón y la más importante por la que vine a Estados unidos es porque considero el gobierno español especialmente incapaz para sacar a el país adelante y ahí tengo muchas más oportunidades.  Como dije públicamente en vez de abaratar el empleo el PP abarató el despido, heredó un desastre del PSOE y lo hizo peor.  Yo soy empresario, necesito un entorno mínimo para realizar mi labor y eso lo tengo en USA. Si puedo hacer crecer Fon en España pero gracias a que la financiación la recibo de Estados Unidos y el Reino Unido.  En España el poco crédito que hay está metido en el agujero negro de la construcción y los bancos malos. Para emplear a más gente en España, y la hay buenísima, tengo que estar en Estados Unidos desde donde se financia Fon.

Fin de paréntesis.

Volviendo a Israel y Hamas, en estos momentos que Israel ha decidido bombardear Gaza para terminar con la lluvia de cohetes que cae sobre su población civil, me alegro de  no estar en España. Porque claramente es una tragedia, mueren civiles aunque Israel no esté tratando de matar civiles y Hamas si. Es más, si Hamas dijera “aquí hay niños” y los niños palestinos estuvieran en zonas delimitadas durante el conflicto Israel nunca bombardearía esos refugios ni mataría niños.  Pero no puede por el tema de los escudos humanos, un concepto que a muchos españoles, por amar a la vida y no conocer a un enemigo como Hamas, les resulta imposible de entender.  Pero mucha prensa española opina lo contrario.  Creen que Israel quiere exterminar a los palestinos.  Y los 800 cohetes que cayeron hasta ahora en Israel son en general ignorados por la prensa española así como las víctimas israelíes, que parecen insignificantes porque son menos en cantidad.  Como si Israel no tuviera el derecho de defender a todos sus ciudadanos.  Los artículos que leo en Estados Unidos sobre el conflicto en cambio, son equilibrados, los de España son como éste, en el que El Pais acusa a Israel de crímenes de guerra.

España es un país que quiero mucho, quizás más que a mi Argentina natal y a Estados Unidos, un país en el que salvo por estos temas desagradables como los prejuicios entre españoles, el tribalismo español (catalanes, vascos, madrileños, andaluces, nacionalismos varios entre ellos) he vivido muy bien y forjado fuertes amistades. Un país en muchas cosas maravilloso, su historia, su geografía, y nadie y digo nadie, es mejor amigo que un español. Pero ser judío en España cuando Israel pelea con Hamas es como ser del Barça en medio de los Ultra Sur. Mejor irse.

Ahora para que me entiendas algo más, te pregunto lo siguiente. Si los marroquíes empezaran a tirar cohetes que cayeran en Ceuta argumentando que estos territorios eran árabes y tienen que volver a ser árabes y obligando a la población española a meterse en bunkers como el millón de israelíes que ha dormido en refugios estos días, ¿qué haría España? Pues está claro lo que haría, pondría una valla como lo hizo ya hace años y cuando la gente trata de cruzarla, usaría violencia, como hizo en 2005  donde 5 murieron y 100 resultaron heridos al tratar de entrar a España. Pero si Israel hace lo mismo, bueno, ¡no quiero ni pensar la reacción de la prensa española!

Te hago otra pregunta más sencilla. Tú, lector que criticas a Israel ¿me puedes decir con la mano en el corazón que crees que si Hamas no atacara a Israel, Israel igual bombardearía Gaza? ¿Y si es así por qué?   Compara la historia que tantos critican de Israel, las “masacres” por ejemplo las campañas militares en las participó la misma España, las de Irak y Afganistán en la que murieron cientos de miles de civiles inocentes. El ejército israelí que hasta el momento lleva 100 víctimas civiles en Gaza y es probable que la tregua aguante.  Si vamos a hablar de masacres podemos empezar por otros sitios. Líbano por ejemplo en cuya guerra civil murió el 7% de la población, la guerra entre Irak e Iran, las guerras de Afganistán e Irak, ahí si que han muerto cientos de miles sino millones de árabes.  Si Israel quisiera exterminar palestinos lo podría hacer, pero no lo hace porque quiere la paz y respeta el derecho de los palestinos a tener su país.  Mientras tanto, ahora mismo, en la frontera norte de Israel tenemos a  Siria, a Bashar Al Assad masacrando a decenas de miles de personas.  ¿Dónde están las manifestaciones españolas sobre el tema? ¿Estás enterado del horror que es eso?

Te digo, viví en España, quiero a España, pero si un judío hace algo malo, y matar a un civil aunque no sea tu objetivo, es siempre terrible, el español medio está mucho más listo a denunciarlo que si los españoles, europeos en general, los árabes o los mismos norteamericanos lo hacen.  Si Israel tiene un muro resulta que los judíos somos apartheid, pero si España tiene un muro en Ceuta en el que se matan a los que tratan de cruzar, es razonable.  Y a los miles de africanos que murieron tratando de llegar a España en búsqueda de trabajo, ¿por qué les dejamos morir y no los rescatamos en barcos de la marina? Si se que rescatamos y ayudamos a bastantes a algunos, y hay gente maravillosa en España dedicada a ellos, pero igual miles han muerto tratando de venir a nuestro país.  Ahora eso sí, si Israel trata de parar un barco con gente armada que va a Gaza, España explota, literalmente explota en furia, y los judíos mejor nos escondamos. Cuando ocurrió el episodio del barco turco la reacción en España fue totalmente sobre dimensionada a la realidad del acontecimiento.

Cuando Hamas tira cohetes a la población civil israelí su objetivo es matar civiles inocentes. Cuando Israel bombardea hace todo lo posible, como se vio en el ataque en el que murió el jefe militar de Hamas, para matar combatientes de Hamas. Y esto vino luego de una lluvia de cohetes de Hamas a Israel.  Para Israel matar un niño palestino, un civil palestino, es un fracaso, es un horror. Para los palestinos de Hamas matar a un civil israelí lamentablemente es una fiesta como se ve en este video.

Mira este otro video de como un comentarista de televisión de Hamas relata el atentado en un autobus público de Tel Aviv y dice “roguemos a Allah dentro de poco tiempo veremos bolsas llevando a muertos” Dice que las mezquitas de Gaza están celebrando. En fin dice horrores y los dice por televión.

Y para muchos españoles lamentablemente, insultar a un judío, que por cierto muchos como yo, poco tenemos que ver con Israel, es algo frecuente. Es más, solo la palabra judío es un insulto en España. Trata de pararte en una universidad española para defender el derecho de Israel de defenderse de Hamas y me cuenta como te fue.  Di que eres judío y que apoyas a Israel y me cuentas como te fue. A los judíos les va bien en España mientras no levantan la cabeza cuando Israel entra en conflicto con Hamas. Por supuesto está la minoría española que ha visitado Israel y sus paises vecinos y con quien siempre me relacioné muy bien. O simplemente la gente que en España pese a ser bombardeada por una prensa parcial se tomó el tiempo de estudiar las fuentes originales. Pero no son el público general.

Termino comentando que el problema judío en España es un problema más, una tribu mas del problema tribal que tiene este país que tiene una tendencia muy fuerte al separatismo, al desmembramiento, a los odios internos. No es que el español medio es antisemita y punto, en general tiene muchos otros prejuicios que también dificultaron mi vida en España. El gobierno sabe esto y acaba de sacar una fantástica medida en la que le da la nacionalidad española a los descendientes de los judíos sefaradíes expulsados de España en 1492 (Sefarad quiere decir España en hebreo). Pero mira este artículo que divulga el tema y lee los comentarios, estos comentarios te darán una buena idea de que piensan muchos españoles sobre los judíos.   Pero este es un mal generalizado en este país.  Escuchar a mis amigos catalanes hablar mal de los madrileños, escuchar a los madrileños hacer lo mismo de ellos cuando estas dos partes de España tienen mucho más en común que tienen de diferente. El tribalismo en España es un problema serio que puede terminar con España como la conocemos. Y en estos momentos, que el país se hunde, que la unión es indispensable para salir a flote. Creo que es hora que todo los españoles, religiones, etnias, culturas, estemos unidos para salir de la crisis, respetemos más a los demás, acusemos menos, adoptemos nuestras culpas y salgamos adelante.

Viví de pequeño en Argentina, después en Estados Unidos durante 18 años, más tarde otros 17 años en España y ahora acabo de regresar a Estados Unidos. Este artículo va a tocar un solo tema. El aguante a la crítica. A la crítica, que es el primer paso para el cambio, para resolver la crisis, para evolucionar, para mejorar, para crecer. Y digo esto después de vivir en un país como España, que tiene una tolerancia que yo considero mínima hacia la crítica. Como dije una vez sobre España en Twitter “cuando digo que España es maravillosa me dicen que es una mierda pero cuando digo que es una mierda me dicen que me vaya”.

Así es que recién llegado a Estados Unidos me invitaron a ser Lider Intelectual en LinkedIn, lo que supone una plataforma más además de mi blog para poder divulgar mis ideas. Y como muchos ya descubrieron hoy son pocas las ideas que se transmiten a través de una revista o inclusive un libro. Si uno quiere llegar a la gente de una manera rápida y eficaz nada mejor que las redes sociales, especialmente LinkedIn una red en la cual el nivel intelectual es alto y la gente se comporta “como en el trabajo”. Y porque tengo una mentalidad crítica vaya donde vaya, uno de los primeros artículos que escribí se llama “Lo que está mal en Estados Unidos“. En este artículo, que fue publicado a posta el día de las elecciones, se podría decir que le doy a palos a este país. Critico la sanidad pública, la baja esperanza de vida, la mala distribución de los ingresos, el peligroso amor por las armas de fuego, el altísimo e innecesario gasto militar, en definitiva toco todos los temas más duros de la realidad norteamericana. Es lo que en España se podría considerar una crítica feroz. Algo que si lo escribiera en España, especialmente siendo extranjero, me costaría la enemistad de muchos y el comentario que recibí tantas veces, aún siempre criticando desde el amor, que es “vete a tu casa”.

Pero en Estados Unidos, donde la gente tiene una óptica diferente, donde considera la crítica un paso indispensable al cambio y a la mejoría, es increíble lo que pasó con este artículo. Primero que tuvo una enorme divulgación, lo vieron 96 mil personas. Luego tuvo más de 1000 likes en Facebook, más de 200 retweets, más de 300 comentarios que recomiendo que si tienes tiempo, sabes inglés o usas un traductor en tu navegador, los leas porque son buenísimos (¡y nadie me mandó a vivir de vuelta a la Argentina!). Es más, aquí tienes un programa de televisión en el que se habló del artículo. Lo comparto para que entiendas por qué Estados Unidos es la economía número uno del planeta: por la capacidad de rescatar lo bueno de la crítica, el amor de la crítica, el deseo de mejora de la crítica.

Viví en NYC de los 80 a los 90 y hace dos meses regresamos. Nueva York cambió. Digamos que ya no todo es Manhattan sino que Brooklyn se ha transformado en un potente competidor. Nuestra ubicación, Park y la 57, antes deseada, ahora me parece aburrida. Pero como me encanta salir en bici y cuando era estudiante fui mensajero en bicicleta y se moverme bien por la ciudad, en media hora de pedaleo llego a Williamsburg, o DUMBO. Hoy llevé la cámara, una Sony NEX 7 con un hack, una lente Leica Elmarit 21mm 2.8. Y con esa cámara y la ayuda de Lightroom hice estas fotos. Comparto mi paseo. Aquí puedes verlo en detalle. Y aquí van las fotos.

Enhanced by Zemanta

La mayoría de las start ups no compiten con otras start ups, compiten contra la indiferencia de los consumidores: a muchos no les importa un bledo esa innovación. Y esto es así incluso cuando tú, el fundador, crees que lo que has inventado es algo totalmente revolucionario y va a ser súper útil para la gente. Mira nuestro caso con Fon. Fon es un gran éxito en países como Reino Unido, Bélgica o Japón entre otros y con 7,5 millones de puntos de conexión, somos ahora mismo la red WiFi más grande del mundo.

Ahora bien, ¿cuál es la paradoja de nuestra tecnología que convierte el WiFi de cada uno en WiFi público? Pues resulta que Fon es un proyecto innovador que todo el mundo quiere si se le ofrece, pero que sólo unos cuantos harán algo para conseguirlo. Así al principio Fon era una compañía de consumo que vendía o regalaba routers WiFi para compartir la conexión y casi fracasó con este modelo. Cuando pedimos a los usuarios compartir un poco de WiFi en casa para navegar gratis con otros Foneros o con miembros que compartían también su WiFi sólo conseguimos 300.000 personas en todo el mundo que lo hicieran. Pero cuando decidimos dar un giro y empezar a trabajar con otros operadores como BT, Belgacom, SFR, Zon, etc., estas compañías hicieron de Fon una característica estándar para sus opciones de ADSL y cable, consiguiendo así que mucha gente se hiciera Fonero por defecto. Si no querían serlo podían desactivarlo pero casi nadie lo hizo. Y de esta manera las operadoras empezaron a trabajar con nosotros porque vieron que conseguimos reducir el gasto de capital, el porcentaje de gente que se cambiaba de compañía, el coste de adquisición de clientes y a la vez aumentaba la media de beneficio por usuario (ARPU). Y así los acuerdos siguen creciendo en todo el mundo. Los usuarios se benefician, nosotros nos beneficiamos, las operadoras se benefician.

La paradoja del “WiFi en todas partes” es que si le piden a la gente que haga algo para conseguir un gran beneficio como este, conectarse gratis en todo el mundo, no lo harán. Pero si se lo regalan sin preguntar y luego se pregunta lo contrario, si no quieren ser parte de una gran comunidad WiFi que le ofrece roaming gratis, casi todo el mundo quiere quedarse. Esta paradoja del “opt-in vs. opt-out” (un fenómeno que ha demostrado ser muy relevante dentro del mercado de la donación de órganos) simboliza las dificultades que atraviesan las start ups, incluso las que tienen productos muy innovadores y ofrecen grandes ventajas como Fon.

Por muy innovadoras que parezcan las ideas, sólo hay un pequeño grupo de nosotros, los “geeks”, que disfrutan probando y utilizando cualquier cosa nueva. Para conseguir el éxito, la indiferencia es el mayor enemigo de las start ups, y tu papel como CEO es luchar contra esta indiferencia, evangelizar, atraer a la gente de la mejor manera posible para que al final puedan verse usando tu “innovación” y les acabe gustando. Tu rol más importante es luchar contra la indiferencia a través del canal que mejor funcione para promocionar tu producto innovador.

Este artículo ha sido publicado también en LinkedIn. Puedes seguir Martín aquí

Ahora, luego del huracán, luego de la inundación, es cuando mucha gente se enteró lo expuesta que estaba Manhattan al huracán.  Pero como se ve en este foto reportaje el daño a la costa no ha sido muy importante.  La belleza de esta isla aún está intacta.

Y aquí tenemos el otro lado de Manhattan, Brooklyn, concretamente mi barrio favorito, Williamsburg.

Llevo una hora probando el Google Chromebook de Samsung.

Costando sólo 249 dólares no hay mucho de lo que quejarse. Es una pieza de hardware bastante decente por un precio súper barato. Si la competencia es, digamos, un MacBook Air de 1.000 dólares, cuyo hadware es muy parecido, el precio no tiene comparación. Pero ¿es un MacBook air? Ese es el problema. No lo es ni de lejos. El Chromebook es una solución para los que están enganchados a los productos de Google y sin un duro. De lo contrario es mucho mejor comprar un MacBook Air, un Windows OC, un Ubuntu PC, un tablet Android o un iPad mini.

Ahora si tú, como yo, ves los teclados de vidrio sólo como una solución temporal en tu vida, el precio a pagar por el poco peso de un iPad o un tablet Android pero una manera muy incómoda de escribir un post como éste, necesitarás un teclado de verdad. Y si necesitas un teclado de verdad hasta ahora tus opciones eran un PC, un Mac o un Linux (Ubuntu) en un PC. A partir de esta semana puedes añadir el Chromebook a la lista, especialmente si miras por el precio. Porque el Chromebook tiene un teclado de verdad, es sencillo, ligero y rápido, abre y cierra como el MacBook o incluso mejor. Pero mientras que el MacBook Air es una máquina que funciona de manera autónoma y también online, el Chromebook es prácticamente inútil cuando no está conectado al red. El Chromebook es todo lo que puedes hacer con el navegador de Chrome en un PC más un conjunto de funcionalidades muy limitadas que no requieren que estés online. El Chromebook es un dispositivo basado en la nube, donde la nube es Google.

Mirándolo desde el lado positivo, al ser un dispositivo en la nube, el Chromebook viene con un Google Drive de 100GB lo cual es como el Dropbox más grande que hayas visto nunca y tiene además un lector de tarjetas SD que te permite subir cualquier tipo de archivo a tu Google Drive, como fotos o videos. También cuenta con un procesador ARM, el tipo de procesador que utilizan tablets y móviles y que multiples empresas adquieren de ARM. Este procesador consume mucha menos energía y permite al Chromebook funcionar sin ventilador y estar frio, que es estupendo para los que están hartos de quemarse las piernas con los Macs.

En resumen, si ya eres fan de los productos de Google y estás mirando algo que no sea muy caro, adelante. Si no, cómprate un PC con Intel si te gusta Microsoft o un Mac, o instala Ubuntu en tu Windows. Todas estas opciones te darán muchas más funcionalidades que no están disponibles en el Chromebook como iTunes, programas de retoque fotográfico, programas de edición de video, etc.

Ahora la pregunta es: ¿por qué no se construye un Chromebook con Android? A mi me encantaría tener acceso al ecosistema de las apps de Android y poder teclear y también tocar la pantalla. Me gustaría ver el mismo hardware con Android. A lo mejor hay un hack para eso. Yo no lo he encontrado. Lo que sí encontré fue un hack para instalar Ubuntu en un Chromebook. Lo intentaré después.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets