El tema de los sistemas operativos puede ser algo complicado. La mayoría de la gente usa Windows, porque es el sistema operativo más conocido. Mac OSX también va ganando mucho público los últimos años gracias a la creciente popularidad de los productos de Apple. Sin embargo, mucha gente aún no conoce Linux, y menos aún los SO creados a partir de él, como Ubuntu (el más conocido) o Jolicloud.

Yo hoy les quiero hablar de Jolicloud, un SO para netbooks creado por mi amigo Tariq Krim, el también fundador de Netvibes. Jolicloud es gratis y está basado en Linux, por lo que no tiene virus ni antivirus:) Es especialmente bueno para netbooks que sufren con Windows pero vuelan con Jolicloud. Linux en general tiene la virtud de que los equipos viejos te funcionan más rápido que los buenos y mejores que usan Windows. Además, es un SO social que tiene más de 300 aplicaciones gratuitas de software libre, entre las que puedes encontrar las más populares: Firefox, Twitter, Facebook, Gmail, Spotify… Que sea un SO social significa que muchas de las aplicaciones son creadas y compartidas por la comunidad de usuarios de Jolicloud, que no deja de crecer. Además, Jolicloud facilita el uso de servicios com Dropbox, Box.net o Drop.io, que guardan toda nuestra información en la nube para que podamos acceder a ella desde cualquier ordenador conectado a Internet.

El entorno de Jolicloud es muy fácil de aprender a usar, mucho más intuitivo, versátil y sencillo que Windows. Es por eso que es un sistema operativo ideal para colegios. De hecho, el British IB School en La Costa del Sol compró 400 EEEpcs para sus alumnos de entre 11 y 18 años, y les enseñaron a instalar y a usar Jolicloud en sus nuevos netbooks. Aunque al principio les fue difícil porque ellos, como casi todo el mundo, sólo habían usado Windows, en seguida se acostumbraron, y les encantó la cantidad de aplicaciones disponibles de manera gratuita, y la facilidad para instalarlas (con un sólo click desde Windows!).

Desde aquí le quiero dar la enhorabuena a Tariq por su gran trabajo. Creo realmente que Jolicloud es una estupenda manera de incorporar las TIC a las escuelas, y por eso ¡espero que siga creciendo como hasta ahora!

Visitar un museo que muestra los horrores del Holocausto es en si conmovedor. En mi caso una sorpresa muy personal lo hizo aún más triste.

¿Es eso mucho? Comparándolo con compañías enormes, como T Mobile, que tiene alrededor de 70,000, o France Telecom, Telefónica, ATT o Verizon, que tienen aún menos, podemos afirmar que, en efecto, es mucho. A día de hoy, ¡crecemos un T Mobile por mes! Y estamos muy contentos, porque (y esto que quede entre nosotros), hace 2 años, las cosas pintaban muy mal en FON. Los ordenadores portátiles no generaban interés suficiente en el roaming WiFi. Pero entonces surgió el iPhone, el mayor acaparador de ancho de banda. Y con él los netbooks, Androids, iPods, iPads, videoconsolas y otros tantos artilugios con conexión WiFi.

Con toda esta demanda, la oferta de WiFi se estaba quedando pequeña, pero aquí, en FON, trabajamos, junto con nuestros socios (BT, SFR, ZON, etc.), para conseguir tener conexión en todas partes. Como nos gusta decir, compartes un poco de tu ancho de banda en casa, y navegas gratis en todo el mundo.

Entonces, ¿estamos contentos? Sí, estamos contentos, pero no satisfechos. Queremos más WiFi. ¡Queremos llegar a los 10 millones de hotspots!

Esta tarde tomé estas fotos de los managers de FON en nuestro “cuartel general” en Madrid. Necesitamos añadir más de los otros managers alrededor del mundo. Nuestros Foneros. ¡Viva Free WiFi!

Hace unas semanas leí que, sorprendentemente, la mayoría de los musulmanes piensan que los ataques del 11S en Nueva York fueron una conspiración de Estados Unidos para justificar la invasión a Irak y pensé “¿cómo puede estar tan equivocada tanta gente? Realmente es algo preocupante”. Pero pensando un poco en el tema se me ocurrió que, si Estados Unidos y UE sí han mentido sobre las razones para invadir a Irak, sobre las armas de destrucción masiva y la conexión de Saddam Hussein con los terroristas causantes del 11S, la verdad puede ser peor que la conspiración.

Está claro, por lo menos para mí, que el 11S no fue una conspiración estadounidense, y que Israel tampoco tuvo nada que ver con ello. En el informe de la comisión del 11S hay suficiente evidencia de que el responsable de este ataque fue Osama Bin Laden. Pero también es verdad que cuando comenzó la invasión a Irak, el gobierno de USA sabía que allí no íba a encontrar ni a los terroristas responsables del atentado ni las armas de destrucción masiva, y, sin embargo, la invasión se realizó igual por otros motivos, unos dicen directamente el petróleo, otros dicen que fue por el deseo de los neocons de crear un estado amigo y democrático en medio de la región y al lado de Irán. Así fue que los gobiernos de USA y Europa, incluyendo la España de Aznar, realizaron una invasión usando argumentos que resultaron ser mentira (más allá de que todos sabemos que Saddam Hussein era un dictador genocida, pero el mundo lamentablemente tiene otros Saddams como el de Sudán y ahí están).

Pensándolo fríamente me doy cuenta de que en parte es normal que los musulmanes crean que todo el 11S fue una conspiración. Dicho así, fuera de contexto, la acusación de que el gobierno de Bush organizó el asesinato de 3000 ciudadanos norteamericanos suena muy grave e increíble, y es falsa. Pero también hay que pensar en todas las atrocidades que hemos cometido nosotros, los europeos y los norteamericanos, y que son ciertas. Por ejemplo, elaboramos teorías conspiratorias sobre las armas de destrucción masiva, metimos a todos los musulmanes en el mismo saco (Saddam=Osama=Ahmadinejad), atacamos a Irak equivocadamente y destruimos el país, torturamos a sus ciudadanos en Abu Ghraib y mostramos las fotos, aceptamos las torturas de Guantánamo cuyos vuelos pasaron por España, también somos en parte culpables de muertes civiles inocentes en la guerra de Irak (25 veces más muertos que durante el ataque a las Torres Gemelas) y hemos usado fósforo blanco en los ataques a Fallujah. Entre otras muchas cosas. Visto así, ¿no es comprensible que la mayoría de los musulmanes piensen que nosotros causamos el 11S para poder invadir Irak y controlar así la 2ª fuente de petróleo del mundo? Es más, hoy en día, un tercio de los estadounidenses piensan igual que los musulmanes, piensan que su propio gobierno causó los ataques a las Torres Gemelas en 2001, y muchos en Europa que no son musulmanes piensan lo mismo.

Creo que es algo hipócrita la actitud que tenemos hacia el mundo musulman después de las barbaridades que hemos hecho nosotros. Hoy en día tenemos por un lado a extremistas musulmanes y gobiernos musulmanes cometiendo atrocidades y violaciones de los derechos humanos, pero también tenemos a nuestro lado cometiendo otro tanto. Al final nos vemos en una incómoda posición en el debate. “Sí, nosotros los occidentales hemos hecho cosas terribles, pero NO justo las que vosotros creeis, es decir, autoatacarnos para justificar las invasiones de Afganistán e Irak”. Sigo pensando que es absurdo y una pérdida de tiempo creer en todas las teorías conspiratorias sobre el 11S que circulan por Internet. Pero al mismo tiempo pienso, ¿para qué pensar en conspiraciones si la realidad en sí ya es tan terrible? En mi opinión, la invasión de Afganistán tendría que haber sido corta y puntual, suficiente para sacar a los talibanes y luego retirar las tropas. Si era necesario atacar de nuevo, que se hiciera sabiendo quién es el nuevo Mullah Omar. En el caso de Irak, a Saddam habría que haberlo “reformado” como a Qaddafi, que ahora es un dictador igual pero no tira aviones como el de Pan Am, ni comete las atrocidades que cometió, y ahí está en las fiestas con Berlusconi. Y ojo, no lo digo porque Qaddafi no sea otro asesino, sino porque los libios con Qaddafi están mejor que los Iraquíes sin Saddam, principalmente porque un porcentaje mucho mayor está vivo. En muchos casos nuestro rol simplemente tiene que ser defendernos y atacar con mucho cuidado. Por ejemplo, ahora mismo puede ser que tengamos que intervenir para que los sudaneses del norte no masacren a los del sur. Pero la misión tiene que ser claramente humanitaria y compartida por la ONU. Tenemos que darnos cuenta que el terrorismo es una industria, y como toda industria, tiene un insumo principal que en este caso es “jóvenes furiosos”. Lo que tenemos que hacer es ponernos en el lugar de un reclutador de Al Qaida y pensar, “¿le estoy haciendo el trabajo más fácil o más difícil?” Hace una década Al Qaida tenía que enfurecer a la juventud islámica hablando de temas esotéricos como “infieles en la Tierra Santa”. Ahora su tarea es mucho más sencilla, les hemos dado muchísimos argumentos después de invasiones y repetidas violaciones de derechos humanos.

Pero la culpa no es de los militares, ellos tienen su rol y se juegan la vida por nosotros. Es más, la OTAN ha hecho intervenciones militares justas y exitosas, el mejor ejemplo es la de los Balcanes, en las que Clinton jugó un gran papel. No estoy en contra de las intervenciones militares en sí, pero sí las veo como una quimioterapia: a veces funciona pero muchas es peor que la enfermedad. Para mi está claro que las invasiones de Irak y Afganistán incrementaron el problema del terrorismo en vez de solucionarlo.

Mi esperanza es que durante esta próxima década nos unamos todos contra el terrorismo y luchemos respetando los derechos humanos. En el año 2005 organicé junto al Club de Madrid una gran conferencia sobre el terrorismo en la que Kofi Annan anunció las reglas que los países deben seguir en la lucha contra el terrorismo. Se trata de la Agenda de Madrid.  Que no implique ataques y muertes por nuestra parte. No somos mejores que ellos cuando hacemos lo mismo, aunque no sea por los mismo motivos. Lo bueno sería una colaboración con el mundo musulmán moderado para lograr erradicar el terrorismo musulmán extremista sin violar derechos humanos. En última instancia, el terrorismo se aprovecha de los jóvenes enfadados con la sociedad. Son ellos los que terminan convirtiéndose en terroristas. Lo que tenemos que lograr es que cada vez sea más difícil para los terroristas encontrar a gente para que se una a su causa, porque cuando se hace un breve repaso de cómo nos hemos comportado nosotros con ellos, no resulta sorprendente que el terrorismo haya incrementado desde el 11S en vez de decrecer.

¿Que por qué llamé a Jazztel Jazztel? Porque me encanta la música y el Jazz es como el origen de toda la música contemporánea, blues, rock, house, hip hop, todo sale de ahí. Del Jazz también me gusta la improvisación, el tipo de instrumentos que aún se siguen usando e inclusive que la música electrónica imita. Un bajo o algo que suena como un bajo, una guitarra, unos teclados, una batería, un cantante, casi todos los estilos lo tienen. El Jazz es como el “indoeuropeo” de la música. ¿Soy músico? Sí y no. Si me dejan ser ciclista, sí soy músico. Es decir, si no tengo que ser Lance Armstrong o Indurain para poder ser ciclista y me vale con salir 6 horas por semana, entonces también soy músico, porque sé leer algo de música, tocar algo de teclados, algo de bajo, canto algo, toco algo de guitarra. Pero lo más importante es que disfruto de la música, disfruto de ser parte de un grupo aunque sea tocando unos acordes o unas simples notas en el bajo. Creo que tenemos que hacer que los expertos nos devuelvan la música y divertirnos todos, no sentirnos intimidados por los que claramente son mejores. Nunca entendí por ejemplo por qué si todos hacemos fotos sin ser fotógrafos por qué casi todos delegan la música a los músicos y no se ponen a cantar un rato.

Lo que se ve en este vídeo es a mi amigo de la infancia Raul Chevalier, bajista de grupos conocidos como Zas o Vargas Blues Band, y a mis hijos, a Nina y a mí y cómo nos divertimos con la música. Raúl es el único profesional. Pero Tom de 16 años hace dos meses que toca la guitarra y en el vídeo se ve que lo hace muy bien. Inclusive el bajo, que toca por primera vez en su vida en el vídeo. Y hasta Leo que tiene 3 años canta algo. ¿Que yo hago el payaso y no sé cantar? Lo sé. Pero solo yo sé lo bien que lo paso 🙂

En este vídeo se ve cómo armamos el cuarto de música y nos pusimos a tocar.

Armando el salón de música from Martin Varsavsky on Vimeo.

La verdad es que este año nos está yendo muy bien en Fon, y hace poco recibimos otra estupenda noticia: ¡Ya hay 20.000 hotspots de Fon en Moscú!

En Rusia, Fon tiene un acuerdo con una operadora llamada Comstar. Este acuerdo comenzó en el 2008 cuando vimos el gran potencial que tiene el mercado ruso, y decidimos que podría ser una gran oportunidad para Fon. De este acuerdo obtuvimos a nuestro jefe de Fon en Rusia, Eugin Koryagin, que en el momento de las negociaciones trabajaba en Comstar.

El acuerdo de Fon con Comstar en Rusia fue una gran idea que nos ha traído muchos beneficios. Actualmente tenemos la red WiFi más grande de todo Moscú, con 20.000 hotspots a fecha del 30 de Septiembre, el doble que hace un mes y cuatro veces más que a principios del 2010. Además, tenemos presencia en todos los productos de Comstar, y estamos pensando en expandirnos más allá de la ciudad, hacia zonas más rurales. Las previsiones dicen que a finales de 2010 podría haber 50.000 hotspots en Moscú, y con suerte seguiremos creciendo, así que los foneros podremos viajar a Rusia con la mente tranquila… ¡seguro que encuentras un hotspot de Fon al que conectarte!

Ahora, ya se, me vas a decir como es que tenemos tanto Fon en Japón, en Rusia, en Inglaterra, en Portugal, en Francia y otros paises y no en España ni latinoamérica. Lo único que puedo decir es que pido disculpas por no haber tenido aún éxito en los paises que hablan nuestro idioma y que seguiremos luchando hasta conseguirlo.

Soy usuario de Xmarks desde que era Foxmarks. Para mi, es una utilidad indispensable, ya que uso Safari, Chrome y Firefox en 6 ordenadores diferentes y Xmarks me mantiene sincronizada la información que necesito (bookmarks, contraseñas, etc.) en todos ellos. Además, tiene muchas otras funciones, como darte información sobre la página que estés visitando y cómo de útil les ha sido a otros usuarios. Sin embargo, hace unos días anunciaron en su blog que cerrarán su servicio el 10 de Enero de 2011, pues no han conseguido que “emerja un modelo de negocio que sostenga el servicio gratuito”.

Si bien es verdad que existen otros sincronizadores similares, no parece que haya ninguno lo suficientemente bueno. Firefox Sync, por ejemplo, también te sincroniza marcadores y contraseñas, pero mucha gente se queja de su lentitud y la falta de algunas funciones que sí están en Xmarks, como la autosincronización o los profiles, que te permiten tener diferentes marcadores en casa y en el trabajo. Otros servicios, como Transferr o Only2cliks, te configuran una página de inicio con tus páginas favoritas, pero esto solo sirve para guardar los marcadores y no te ofrecen las demás funciones del Xmarks. Lo mismo pasa con el Chrome Sync y el Windows Live Essentials, que solo sincronizan los marcadores y tan solo funciona con sus respectivos navegadores.

Por suerte, ante el interés de varias compañías por adquirir el servicio y las numerosas personas que se veían dispuestas a pagar una pequeña suma por utilizar Xmarks, es posible que el sincronizador no esté del todo acabado. La compañía ha abierto una página en la que puedes comprometerte a pagar entre 10 o 20 $ al año en el caso de que 100.000 personas hagan lo mismo. No necesitas pagar, tan solo poner tu nombre en la lista. Yo, por supuesto, ya me he comprometido. ¡Salvemos Xmarks!

Mahmoud Ahmadinejad es el actual presidente de Irán. Benjamín Netanyahu es el Primer Ministro de Israel. Estos dos líderes despiertan pasiones muy fuerte en su favor y en su contra en diferentes sectores. A mi me interesa en este blog saber quien de estos líderes despierta más simpatía o menos rechazo.

Por lo que has leido en la prensa, blogs, visto en televisión, en fin, por todo lo que sabes de cada uno de ellos, si tienes que elegir entre ellos, ¿cual te genera más simpatía o menos rechazo?

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets