Hoy leo que Telefónica se hizo fonera 😉 Vamos a ver si son linus o bills…o si se trata de una broma del día de los inocentes. No me imagino a Movistar vendiendo el wifi a tarifas que canibalizarían de una manera significativa su oferta GSM/3G. Igual, me parece genial que Telefónica se lance por el wifi, ya que efectivamente es muchísimo mejor que el 3G salvo por la cobertura. Todo lo que aumente la cobertura wifi es bueno para los usuarios, siempre que esté ofrecida a un precio razonable o, como en el caso de FON, gratuito si contribuyes wifi en algún sitio en el que pagas tu subscripción.

No me pude resistir al ver mi nombre escrito así en un idioma que no conozco.

En España les gusta llamar castellano al español, porque dicen que el catalán, el vasco y el gallego también son españoles. En Uruguay, donde estoy pasando las fiestas, creo que sería muy sorprendente pensar que el catalán, por ejemplo, es español. Pero lo curioso de José Ignacio -un pueblito cerca de Punta del Este-, es escuchar mucha gente tratando de hablar el idioma que todos, menos sus autores, llaman español. Cuando compré mi parcela en José Ignacio, allá por 1985, este era un pueblo de pescadores de unas 100 casas. Ahora, 20 años más tarde, debe haber unas 700, pero como el crecimiento fue protegido nos salvamos de las dos cosas que han arruinado mucho a España: los edificios y las urbanizaciónes. El plan en José Ignacio sigue siendo que cada uno se construye la casa de sus sueños con su arquitecto. Quizás por esto, por la belleza del lugar, las amplias playas, la calidad de los restaurantes y por el buen ambiente, se enteró la gente en Europa y Estados Unidos de que había algo mágico en José Ignacio que compensaba las 12 horas de avión. Así es que este año los no hispanos parecen constituir más de la mitad de los habitantes del pueblo. Sin embargo, estos visitantes son gente muy especial, muy bien elegida de todo el mundo, respetuosa del lugar y con interés de no parecer tan guiris (gringos) y exigir que todos les hablen inglés. Aquí los visitantes, casi diría los invitados, tratan de hablar español les salga como les salga. Personalmente, me encanta este esfuerzo. Creo que el éxito de un idioma, o de una cultura en este caso, puede ser medido por la cantidad de extranjeros que tratan de hablarlo. Aunque el español parece ser un fracaso en muchas partes de la península ibérica, sin duda ha sido un éxito en latinoamérica y es el segundo idioma más estudiado en USA y el tercero más aprendido en Europa. Inclusive en Brasil el español es el segundo idioma obligatorio de los colegios y los brasileros que están por aquí parecen hablar mucho más español que los portugueses que he conocido en Lisboa. Si, ya sabemos que la cultura que más irradia es la norteamericana y el segundo idioma es el inglés, pero al escuchar a tantos extranjeros balbuceando nuestro idioma siento un placer de pertenecer a una cultura a la que tantos extranjeros deciden dedicarle una parte importante de su educación.

El 25 de enero, en la O´Reilly Emerging Telecom Conference, lanzamos FON en Estados Unidos. Es fascinante el interés que despertó FON en ese país. Tenemos un equipo de primera que incluye a Joichi Ito, Andrew Rasiej, Wendy Meltzer, David Weinberger, Rebecca MacKinnon, Ethan Zuckerman, Ejovi Nuwere, Dan Gillmor y David Isenberg. Todos blogueros con enormes plataformas de difusión. Además, ya tenemos el primer ISP norteamericano fonero: Speakeasy. Con ellos las cosas fueron muy fáciles, les presentamos FON y el CEO nos dijo inmediatamente que si, que los clientes de Speakeasy podían ser foneros. En enero también tenemos reuniones con Time Warner, un cablero con 4 millones de abonados. En Estados Unidos gustó mucho la idea de pertenecer a una red global de hotspots, de que uno pueda contribuir wifi en San Francisco y recibir en París. Los norteamericanos se enganchan rápido con los conceptos globales y casi todas sus empresas de internet tienen objetivos globales.

Estaba pensando que para los que vivimos en la red la idea de volver a usar las tecnología de los 80 es penosa. Sin embargo, estando de visita en Argentina conocí a bastante gente que está usando Internet para volver a entregar productos que, personalmente, ya no utilizo. Uno de ellos es el CD. En Buenos Aires existe una empresa llamada Delivery Digital que produce CDs por encargo. Los precios de estos CDs son de alrededor de medio euro (si uno sólo quiere el CD) y de un euro si lo quiere con la tapa “original” del CD. ¿Recuerdas ese disco de Caetano Veloso que escuchabas en vinilo y hace mucho que perdiste? Ningún problema, llamas a Delivery Digital y ellos se lo bajan de la red, le imprimen una tapa que también encuentran en la red y te lo entregan en tu casa. De ahí el tema de delivery. Básicamente, lo que Delivery Digital hace es volver atrás 15 años en el calendario para la gente que prefiere el mundo de los CDs.

Otra idea similar es la nuestra del WIFIFON. FON tiene el dominio wififon.com para lanzar la telefonía por wifi. Hablando con amigos que viven en el mundo analógico, la única manera que encuentro para explicar la utilidad de FON es comentar que FON tiene unos móviles que son gratis y que se llaman WIFIFON, pero que la pega es que para usarlos hay que tener WIFI y que para eso es importante tener WIFI en todos lados. Así lo entienden: pensando en FON como la empresa que les trae el teléfono móvil gratuito o a tarifas Skype.

Este artículo en el Economist argumenta que de los 10 países más ricos del mundo sólo uno, Estados Unidos, tiene más de 7 millones de habitantes. De todos los argumentos que he escuchado para promover la independencia de algunas autonomías españolas este me parece el más convincente. Escribo este comentario desde Uruguay, un país que ha tenido muchos problemas pero, pese a ellos, su inestabilidad es menor y la seguridad mayor que la de sus vecinos Brasil y Argentina, en parte por su tamaño.

Estaba leyendo este artículo en Transparency International, en el que se comenta un acuerdo hecho por las empresas proveedoras de agua de la Argentina para no sobornar. Mientras lo leí pensaba en cómo se puede hacer un acuerdo para no cometer crímenes sin reconocer de cierta manera que antes del acuerdo uno si los cometía.

El trabajo que está haciendo Alejandro Piscitelli en Educ.ar es especialmente productivo. Gracias a Alejandro, Daniel Filmus y los 40 empleados de Educ.ar, las visitas al portal educativo subieron un 400% durante el 2005, alcanzando las 900.000 en noviembre. Además, durante el 2005 se distribuyeron más de 300.000 CD´s educativos y más de 50.000 computadoras a los colegios.

Me alegra muchísimo terminar el año viendo este proyecto, que casi muere durante la presidencia de Duhalde, volver a resurgir con tanta fuerza. Además quería agradecer especialmente a Microsoft por su generosa colaboración con Educ.ar. Personalmente, decidí donar 90.000 pesos más para Educ.ar para el programa de distribución de CDs educativos.

Esta foto significa mucho para nosotros. Es la primera biblioteca universitaria Fonera en la sede de la Universidad de Extremadura de Mérida. Le queremos dar las gracias a Miguel Angel Martín Tardío, Subdirector de Nuevas Tecnologías de la Universidad de Extremadura en Mérida. Su entusiasmo por FON se ha traducido en menos de dos semanas en una charla fonera, varios puntos de acceso operativos y la semilla de la primera universidad FON. Ellos ya tienen wifi y estamos organizando cómo fonearlo para que sus estudiantes puedan conectarse en cualquier punto del planeta. También nos está ayudando mucho José Luis González Sánchez, de la Politécnica de Cáceres. Nos ha facilitado un acuerdo con la Asociación de Ingenieros de Informática de Extremadura (AIIEX) para subvencionarles el FON READY y extender FON por la región; si sois de la zona, en enero algunos miembros de FON van a dar una charla en la sede de la UEX en Cáceres invitados por Jose Luis, donde anunciaremos la fecha. Nos gustaría hacer lo mismo con todas las Asociaciones que quieran hacerse FON y apostar por el país wifi. Entre todos esto se va animando…

Muchas veces se dice que Estados Unidos domina al mundo en internet, pero la verdad es que desde sólo dos sitios, Seattle (y alrededores)y San Francisco (y alrededores) salen Microsoft, Amazon, Google, Ebay y Yahoo. Así es como la costa oeste domina al mundo en internet. La pregunta obvia es por qué. Luego de estar una semana aquí, creo que la razón principal es en esta región se encuentra la mezcla justa de creatividad y pasión, que hace falta para tener éxito en internet. Para un internauta apasionado esta parte del mundo es la Meca de internet. Desde que estoy aquí no hago otra cosa que tener charlas fascinantes con gente también fascinante sobre el estado actual y el futuro de la red y de las tecnologías de acceso. Ayer, Sergey de Google y David de Technorati. Hoy, Mike Volpi de Cisco, los “fontaneros” de la red, como les llaman. En el “Valley” la gente cuando sueña en hacer algo se lo imagina para todo el planeta. En España para todo el mundo hispano…a veces.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets